Entrevista| La Ley de Etiqueta Frontal de Alimentos ayudaría a disminuir los altos índices de obesidad infantil

Una reciente investigación de UNICEF sobre la vinculación entre la exposición de niños, niñas y adolescentes con el marketing digital de alimentos y bebidas en la Argentina dio cuenta de que uno de cada dos chicos y chicas reconoce haber comprado un alimento poco saludable porque lo vio en un aviso en los últimos 3 meses.

En otro contundente dato, nuestro país ostenta ser el primero de la región con sobrepeso en menores de 5 años: un 13,6% de los niños menores de 5 años tiene exceso de peso y la cifra se extiende al 41,1% en la población de 5 a 17 años.

Según el estudio, «la obesidad creció de manera tan alarmante en América Latina, que hoy es considerada una epidemia. La prevención en la infancia es crucial porque es la etapa en la que se construyen los hábitos que continúan en la edad adulta y cuando los chicos y las chicas son más vulnerables a la influencia de los mensajes del entorno».

Al respecto en NCN dialogamos con la Licenciada en Nutrición, Cecilia Di Croce (M.N. 8744) quien se explaya sobre el tema y explica que “este crecimiento en los niveles de obesidad se debe principalmente a cambios en el patrón alimentario de la población”.

“Se pasó de ingerir alimentos naturales y comidas caseras a optar por productos procesados y los cuales ya están envasados listos para consumir, y bebidas azucaradas” añade.

La profesional sostiene que esto se debe, entre otros factores, “a la influencia de estímulos que alientan el consumo de productos que tienen exceso de azúcar, grasas y sal añadidos, con escaso valor nutricional”.

En este sentido el informe de Unicef determina que “En promedio, los niños adquieren su primer dispositivo con acceso a internet a los 9 años. De acuerdo al informe 8 de cada 10 dicen ver publicidades con frecuencia cuando navegan en redes sociales como YouTube, Instagram o TikTok”.

“Los chicos se convierten a corta edad en consumidores” detalla Di Croce y argumenta “desde las redes sociales son “bombardeados” todo el tiempo con marketing de publicidades de alimentos y bebidas. El chico ve eso e inmediatamente le pide a los padres “quiero esto””.

Consultada sobre cuáles serían los parámetros que debería adoptarse a efectos de cambiar esta tendencia resalta la importancia “de generar hábitos saludables de consumo desde la niñez”.

“Que exista la posibilidad de que en los Colegios tengan materias relacionadas, como Educación Alimentaria sería muy importante» advierte la Licenciada.

  • En otro orden destaca que, por parte del Estado, una medida que ayudaría a revertir estos datos sería la sanción de la “Ley de Etiquetado Frontal”.

“Es muy importante este Proyecto, porque el consumidor tendrá la posibilidad de apreciar que contiene esos productos a simple vista,  además lo verá sin necesidad de girar, porque estarán en la parte frontal” explica.

“En sólo dos palabras (“Contiene Sodio”, “Exceso Azúcar”, etc.) el consumidos tendrá una idea de lo que contiene esa mercadería y podrá elegir si lo lleva o no” sentencia Di Croce.

Vale recordar que el mencionado Proyecto de Ley, que cuenta con sanción del Senado, busca advertir a los consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de dar información clara, oportuna y veraz.

Además, procura promover la prevención de la malnutrición en la población y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

Tras su paso por el Senado, la iniciativa comenzó a debatirse el año pasado en varias reuniones informativas aunque no se logró avanzar en el dictamen.

De aprobarse el proyecto, los productos que sobrepasen los límites fijados por el organismo deberán tener en el frente de sus envases una etiqueta octogonal negra, con borde y letras de color blanco, que advierta sobre el exceso del nutriente crítico que corresponda en cada caso.

Deja una respuesta