Entrevistas| Juan Carlos Neves: «Voy a ser el líder de la Centroderecha Argentina. Voy a ser un tábano en el cuello de los corruptos»

“Quiero constituirme en el líder de la Centroderecha de Argentina” así arranca el diálogo de NCN con Juan Carlos Neves, pre candidato a Diputado Bonaerense por Nueva Unión Ciudadana (NUC), espacio que competirá en las internas con Juan José Centurión, en el frente Unión por el Futuro.

“Somos una punta de lanza que quiere que la Centroderecha llegue al Congreso, porque creemos que merecemos ser una alternativa en la Argentina” sentencia.

Neves tiene 73 años y también (como Centurión) es veterano de Malvinas. En la guerra, fue jefe de Armamento del Destructor ARA Seguí, además es contraalmirante, con retiro efectivo en el año 2002. Recibió medallas de reconocimiento como excombatiente de parte del Congreso Nacional y de la Armada.

En política tiene un largo recorrido, fue candidato a diputado en las elecciones de 2005, 2007, 2009 y 2013. En 2007, incluso fue parte de la alianza Vamos, que tenía como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires a Juan Carlos Blumberg.

Si algo tiene en claro, Neves, es que no le huye al término “derecha” y argumenta: “se ha demonizado la expresión, pero nosotros no somos una Centroderecha vergonzante, al contrario somos racionales, democráticos y jugamos por dentro del Sistema”.

“Nuestro espacio se identifica con el Derecho a las Dos Vidas, pero también con la  seguridad, la dignidad, el trabajo, el desarrollo, la salud, la educación, la justicia”.

NUC es un frente que aglomera grupos católicos y evangélicos, como también militares y  profesionales independientes que “pretenden nuevas alternativas políticas, justicialistas ortodoxos que reniegan de la corrupción y los desvíos ideológicos del justicialismo de izquierda y seguidores de Juntos por el Cambio hartos de la tibieza y la falta de decisión que los llevó al fracaso durante su gobierno” sentencia Neves.

Con aspiraciones que sobrepasan las Elecciones Legislativas próximas y pensando en el 2023, se presenta como una “interesante alternativa para salir de una grieta histórica, dominada y eternizada por el miedo de que lleguen o los malos o los menos malos, según lo que dicen de un lado o del otro.  Queremos ofrecerle a la gente una opción, una tercera alternativa, que nos permita salir de la mediocridad y el fracaso en el que estamos viviendo” confiesa.

“Si vamos a cambiar tenemos que cambiar fuerte, es la hora de la Centroderecha, es momento de algo distinto” asevera entusiasmado.

En redes sociales, Neves, invita a apostar por el “futuro” y encaminar a la Argentina a ser un “país como Dios manda”, justamente en este último punto se detiene, narra y argumenta el slogan de la campaña: “ser un país como Dios manda es respetar lo que nuestros padres fundadores, nuestros próceres establecieron en el preámbulo de la Constitución y más tarde ratificaron los Constituyentes de 1994, es decir invocar la protección de Dios como fuente de toda razón y justicia. Por eso traemos a Dios a la política, no podemos dejarlo de lado. Ese país se basará en valores, en honestidad, en lealtad, en amor al prójimo donde no descartamos a nadie, ni hablamos de generación perdida. Apuntamos a un progreso, que no solo intenta levantar a los más pobres, sino que permite que los empresarios trabajen, se desarrollen. Queremos que, como dice Dios, cada uno se gane el pan con el sudor de su frente, por tanto no aceptamos vivir de la dadiva. Tenemos que cambiar la cultura del asistencialismo por la cultura del trabajo”.

Para poder emigrar de aquellas esas frases a hechos concretos, Neves, trabaja en una serie de Proyectos que aspiran a esa trasformación. Así entonces enumera uno que apunta al Ejército como formador para jóvenes que no trabajan y no estudian. “La idea es que reciban instrucción no solo militar y de actitud, sino además de formación de algún oficio como puede ser peluquería, mecánica, cocineros. La idea es acordar con los Ministerios de Trabajo y Educación, para poder darle a la oportunidad, no solo de tener un oficio sino ayudarlos a terminar sus estudios”.

Erradicar la “dependencia a Planes Sociales” implica, para el líder de NUC, una trasformación profunda: “nuestra propuesta económica se basa en la generación de trabajo genuino para terminar con las políticas de planes y subsidios, el apoyo a la producción con valor agregado, el desarrollo científico y tecnológico para la producción de patentes nacionales y el fin de la especulación financiera. Solo el crecimiento sólido y sostenido nos permitirá superar la trampa en que nos ha encerrado el endeudamiento asfixiante que estamos sufriendo”.

“Estamos convencidos que tenemos los recursos humanos y los programas para activar la verdadera “economía del Desarrollo”, que no es solo el software, sino el producto de la investigación y el desarrollo, que genera las patentes que son las verdaderas riquezas del futuro” refleja.

Tal como su competidor directo en la interna, Neves aborda el tema de la última Dictadura Militar y cuestiona el número de los desaparecidos: “si vamos a construir una nueva realidad no podemos dejar sembradas de injusticias en el camino”.

Decir que fueron 30 mil es realmente falso,  todos los elementos objetivos que tenemos de los diferentes organismos de DDHH hablan de entre 5.000 y 7.000 personas, que si bien no es un número menor no tiene nada que ver con lo que se inventó del Sr. Labraña (NR: refiere a Luis Labraña, Licenciado en Lingüística y reconocido dirigente del FAP y de Montoneros en los años 70) para cobrar subsidios internacionales. Pero lo más grave, es que se pretenda obligar a que los funcionarios públicos, a través de un DNU, a reconocer que fueron 30 mil los desaparecidos, o incluso ahora pretenden sancionar a quien piense o diga lo contrario” determina.

Malvinas. La Causa. El reclamo.

Como veterano de Malvinas, Neves, no puede dejar en la charla un vacío sobre éste tema. “Lo que sucedió con Sabrina Ajmechet (NR: Refiere a los tuits de la séptima precandidata en la lista principal de Juntos por el Cambio en la Ciudad, en los que aludía directamente a no reclamar la soberanía sobre los archipiélagos argentinos), es la demostración de lo que origina las «Listas Sábanas». Ponen a cualquier en una gran estructura y llega cualquier cosa” denuncia.

“La Malvinas no son sólo dos lejanas islas, son también intereses pesqueros que implican millones de dólares en licencia de pescas. Pero además está todo lo que implica en la geopolítica del atlántico sur. Basta mirar ese “triangulito” que apunta a la Antártida, comienza en Calafate y termina en las últimas de las islas que son Sándwich del Sur, para darse cuenta que si no entraran las Islas, nuestra proyección sobre el continente antártico seria mínima” argumenta.

“Gran Bretaña se burla de las disposiciones de la ONU, lo hace desde su “superioridad” diciendo que no le importa el negociar la soberanía, sino que incluso no lo hace basado en su fuerza. Por eso me parece extraordinario que cuando se habla del conflicto bélico de Malvinas, que fue el único del siglo XX que Argentina peleó por sus propios intereses, que se diga que fue una aventura, una equivocación”.

La “agenda” social vs la “agenda” política vs la “agenda” mediática

“Hay una agenda social que le preocupa a la gente, otra mediática que los medios, a través de pautas o exigencias de grandes estructuras, ponen delante de los ojos de la gente y otra política que se discute en el parlamento que no tiene nada que ver con las otras dos. Ahora ¿Cómo se hace para no entrar en esa vorágine de intereses y conflictos creados? El problema empieza antes y es cuando, por caso, a mi me ofrecen dinero para financiar mi campaña a contraprestación de ciertas obligaciones. Si yo quiero llegar con las “banderas en alto” y la manos limpias, no puedo aceptarlo. Por eso cuando me preguntan quienes está detrás mío yo respondo: “atrás mío sólo esta Dios”.

“Si consigo llegar con mi grupo al Congreso, con las manos limpias, sin estar ligado a ningún interés y sin deberle nada a nadie, va a ser terrible. Porque una sola persona que pueda denunciar desde adentro la corrupción puede hacer desastre. Seremos un tábano en la cabeza y en el cuello de los corruptos. Sabemos que es difícil llegar así, pero si la gente de verdad está harta y nos ayuda con el voto, entonces tendremos una oportunidad” sentencia.

Qué pasa si llega al Congreso

“La gente va a encontrar un hombre que no le va a fallar, un equipo que va a trabajar desinteresadamente. Vamos a trabajar por la Defensa de la Vida, para generar trabajo y en seguridad. Vamos a atacar la corrupción en todas sus formas, la gente se va a divertir realmente, porque van a ver unos cuantos señores que van a estar señalando esas cosas que el ciudadano quiere decir y no tiene voz. Queremos ser la voz de los jubilados, de los que están aterrorizados por la falta de seguridad, de esos sectores que no tiene voz porque los que llegan lo hacen con las “manos atadas”, por las obligaciones o porque están en estructuras partidarias que les imponen una obediencia ciega, o porque han recibido fondos de sectores que después se los cobran. Nosotros vamos a llegar con las “manos libres” y nuestras banderas levantadas. Si la gente quiere eso que nos vote».

 

Para NCN por Juan José Postararo

Deja una respuesta