Escudero “el registro de ADN de violadores duerme hace 2 años en Diputados”

El proyecto, presentado por la senadora Sonia Escudero, fue aprobado por la Cámara alta en agosto de 2011. “Les pido que lo aprueben en forma urgente para evitar casos como el Ángeles Rawson o como el de la nena de 9 años de Joaquín V. González en Salta”, sentenció.

Hace unas pocas semanas los argentinos se conmovían por la violación y asesinato de Claudia Judith Palma, de 9 años, en J.V. González (Salta). “Hoy la realidad nos golpea con un nuevo caso, el de Ángeles Rawson, la chica de 16 años de Colegiales, que fue encontrada asesinada en un basural de la provincia de Buenos Aires. ¿Cuántas muertes más tienen que pasar para que los Diputados aprueben el proyecto que presenté para crear el registro nacional de datos genéticos de abusadores y violadores, que está durmiendo desde mediados de 2011”?, reclamó la senadora por Salta, Sonia Escudero (bloque 8 de octubre).

“Es un tema que ya fue suficientemente debatido y discutido en el Congreso desde hace años. Es una herramienta que ya utilizan muchos países en el mundo para este tipo de delitos que tienen un altísimo nivel de reincidencia. El oficialismo tiene amplia mayoría en Diputados. Sólo hace falta voluntad política para que el proyecto se convierta en ley. Es un tema que la sociedad está reclamando”, advirtió Escudero.

La parlamentaria salteña explicó que el proyecto busca “que el país cuente con un registro para poder hacer el seguimiento de estos abusadores, para que estos delitos puedan esclarecerse rápidamente y no queden impunes”, resaltó.

La iniciativa fue aprobada en el 31 de agosto de 2011 en el Senado –por segunda vez, la primera vez la aprobó en 2008 y perdió estado parlamentario en la cámara baja-. “Sabemos que tiene dictamen en una de las comisiones a las que fue girada en Diputados, sin embargo desde noviembre del año pasado está parada en la comisión de familia, mujer, niñez y adolescencia”.

Como si hubiera sido una visión, la senadora por Salta pidió en la sesión del 22 de mayo pasado, al presidente del Senado, Amado Boudou y a los presidentes de todos los bloques parlamentarios “que hicieran gestiones y pidieran a los diputados nacionales que conviertan en ley, en forma urgente, el proyecto en cuestión”. El pedido fue respaldado por el presidente de la bancada oficialista del Senado, el rionegrino Miguel Ángel Pichetto, quien reconoció que se trata de un proyecto “por el que vienen bregando, desde hace tiempo, las Madres del Dolor”.

El proyecto

El proyecto propone crear un registro de datos genéticos para facilitar el esclarecimiento de delitos sexuales, “ya que en estos casos las pruebas genéticas son definitorias”, explicó Escudero. Funcionará en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y almacenará datos provenientes de dos fuentes: “contará con datos genéticos de personas condenadas con sentencia firme y también con información biológica recogida en la escena del crimen o de la víctima del delito”, aclaró la senadora por Salta, Sonia Escudero.
Su acceso será restringido a miembros del Ministerio Público Fiscal, a jueces y a tribunales de todo el país en el marco de una causa judicial por delitos contra la integridad sexual.

Los datos de los condenados que constarán en el registro serán los siguientes: nombre y apellido; apodos, seudónimos o sobrenombres; foto actualizada; fecha y lugar de nacimiento; nacionalidad; documento de identidad; domicilio actual -para lo cual el condenado, una vez en libertad, deberá informar los cambios de domicilio-; y la información genética.

La información será almacenada durante 100 años, contados desde el inicio de la causa judicial.

Deja una respuesta