Fuerte interna en el radicalismo por la designación de Alfonsín como embajador: «No nos consultó»

En las filas de la Unión Cívica Radical (UCR) la turbulencia viene sintiéndose seguido. En un principio, hubo -y hay- internas por quienes apoyan y quienes no al macrismo. Luego, hace pocos días, el radicalismo se dividió por el refugio que le dio Argentina al expresidente boliviano Evo Morales, y ahora, una nueva interna floreció en ese partido con la designación de Ricardo Alfonsín como embajador de España del Gobierno de Alberto Fernández. Un sector amenaza con «echarlo» de las filas, mientras que el diputado nacional Mario Negri, asegura que «no nos consultó».

Dentro de la Unión Cívica Radical (UCR) no cayó nada bien el nombramiento del Gobierno de Alberto Fernández, que designó a Ricardo Alfonsín como embajador de España. Y es que dirigentes de todos los sectores del radicalismo, incluso desde el propio alfonsinismo, cuestionaron con dureza al exdiputado nacional Ricardo Alfonsín por haber aceptado el cargo.

Sin embargo, es una decisión que no sorprende, ya que Ricardo Alfonsín fue uno de los radicales más críticos de la gestión de Mauricio Macri. Aunque nunca se alejó del partido, el hijo del expresidente siempre sostuvo que el anterior gobierno nacional fue liderado por el PRO y que nunca escuchó al radicalismo.

El primero que trató de despegar al partido radical de la decisión de Alfonsín fue el titular de la UCR nacional, el diputado nacional Alfredo Cornejo.

“El cargo de Ricardo Alfonsín como embajador en España es una decisión personal y nada tiene que ver el radicalismo en ello”, advirtió Cornejo.

Y es que sin dudas, la noticia fue un balde de agua fría para muchos radicales, que incluso, hay un sector que amenaza con echar a Alfonsín del partido.

Por ejemplo, el titular de la UCR de Buenos Aires, Martín Borrazas, fue uno de los más duros con Ricardo Alfonsín, quien disparó: “Ricardo, fuera de la UCR”, pidiendo así echar al exdiputado nacional del partido.

“El tiempo termina justificando todas tus posiciones políticas. Como presidente de la Juventud Radical de Buenos Aires voy a pedir formalmente su expulsión del partido a nivel nacional. Basta de tergiversar con un apellido las posiciones de la UCR”, sentenció.

Por su parte, el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, sostuvo que el dirigente Ricardo Alfonsín «no consultó» al radicalismo para aceptar el cargo de embajador en España que le propuso el presidente Alberto Fernández.

«No consultó al partido. El radicalismo no integra el gobierno actual. El radicalismo es parte de Juntos por el Cambio. Su decisión es absolutamente personal», aclaró.

No obstante, dijo que «no está de acuerdo con las expulsiones», como plantea un sector de la UCR, porque, subrayó, «las resoluciones en política no son formales».

 

El oficialismo contestó:

Por supuesto, algunos dirigentes del Frente de Todos no dudaron en responder a quienes cuestionaron a Alfonsín.

Uno de los casos fue la dura respuesta a la declaración de Cornejo por parte de la diputada alfonsinista Cecilia Moreau, integrada al Frente de Todos por su pertenencia al Frente Renovador, quien dijo que «está claro que el macrismo te conduce, hace rato lo decimos, Alfredo. Estoy segura de que Ricardo Alfonsín sí va a representar muy bien a la Argentina en España».

Por otro lado, quien también decidió responderle a los críticos de Alfonsín fue el diputado nacional kirchnerista Leopoldo Moreau, que formó parte de la dirigencia tradicional del alfonsinismo, quien manifestó:

«Me congratula la designación y la aceptación de Ricardo Alfonsín como embajador argentino en España. Es una decisión que no solo habla de la amplitud del gobierno sino del aporte constructivo de los dirigentes que entienden la grave coyuntura que atravesamos por la herencia recibida», puntualizó.

Deja una respuesta