Gratis en Buenos Aires

El avance del proyecto para reformar el sistema de estacionamiento medido, los cepos y acarreos en la Ciudad de Buenos Aires amplía las zonas tarifadas a todos los barrios y las dudas no tardaron en llegar: ¿si dejo el auto estacionado en la puerta de mi casa tendré que pagar estacionamiento?

La respuesta es no. El proyecto, que será discutido el próximo jueves en la Legislatura, establece excepciones tarifarias para “Residentes”, quienes tendrán un radio de 200 metros a la redonda de su vivienda para estacionar gratis.

Cada persona podrá acceder a un beneficio de exención tarifaria, que será aplicable a un único vehículo y que deberá renovarse anualmente. Solo se podrá tramitar un beneficio por domicilio, es decir que si una familia posee dos vehículos, aún con diferentes titulares, deberá elegir entre uno de sus autos para acceder al beneficio.

Vale aclarar que los vecinos que puedan tramitar esta exención –para la que habrá que tener el Impuesto de Radicación de Vehículos e Infracciones de Tránsito al día- y estacionar sus autos gratis son sólo lo sque viven en las zonas de Tarifa Sencilla (de 5 a 6 pesos por hora, según anticipara la Vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal) o la Tarifa Especial (prevista para espectáculos u ocasiones especiales en dicha zona).

Sin embargo, en los sectores en los que se definiera un abono de Tarifa Progresiva –que aumenta su valor a medida que aumenta el tiempo de permanencia-, aún los residentes inscriptos deberán pagar.

En esos casos, se prevén dos modalidades diferentes: si viven en zonas de Tarifa Progresiva 1, tendrán un descuento del 50%, mientras que aquellos que residen en calles fijadas con Tarifa Progresiva 2, tendrán una cantidad de ocho horas gratis diarias, y el resto del tiempo se pagará al 50%.

La modalidad estipula que cada ciudadano que llega a su lugar de residencia acredite su habilitación de estacionamiento de residente. Para ello, deberá ingresar su patente en la máquina tickeadora o parquímetro, o –una vez que existiera el servicio- enviarlo por mensaje de texto u online, con su teléfono celular. También deberá desactivarlo cuando retire su auto.

El proyecto, que lleva todo el proceso al máximo detalle, dice que aquellos a los que las máquinas o el sistema operativo central no reconocieran como residentes paguen el valor a riesgo de ser acarreados.

Además, solo podrán pedir la exención los que tengan el vehículo a su nombre, ya que no serán pasibles de los descuentos los coches que figuren a nombre de empresas u organizaciones.

Por otro lado, también habrá reservas especiales para sitios de trabajo para personas con discapacidad pero únicamente por el horario laboral acreditado y en un único sitio. Solo estarán exentos de pago en forma absoluta los vehículos de emergencia, de servicios públicos o del sistema de estacionamiento medido y control vehicular.

Deja una respuesta