HOMENAJE A FRANCIA EN LA LEGISLATURA PORTEÑA

Con Estela de Carlotto, y ante el Embajador de Francia, Jean – Michel Casa, la diputada Rinaldi recordó que Francia fue un refugio para los artistas exiliados durante la última dictadura militar en Argentina, y resaltó la cooperación en el financiamiento de programas científicos, a la vez que destacó: “Argentina y Francia apuntan a una acción conjunta en ámbitos internacionales como el G20, como respuesta a las crisis del mundo”.

“Es un amor profundo el que une mi vida para siempre – en lo humano y profesional – con Francia, país que me brindó todo sin pedirme nada. Me siento una hija adoptiva de París. Mi orgullo se agiganta en el agradecimiento hacia esa patria. Argentina y Francia están unidas por una profunda y definitiva amistad que debemos preservar.”

Al recibir la placa y un mate (reconocimiento a la tradición argentina), el embajador de Francia, Jean- Michel Casa agradeció y resaltó la fecha simbólica, ya que “el 4 de agosto de 1789 la Asamblea Constituyente abolía los derechos y privilegios de la nobleza, poniendo fin al corazón mismo del antiguo régimen, y comenzando la era de la libertad. La tradición francesa del asilo tiene sus raíces ahí, cuando el país abrió las puertas a los extranjeros amantes de la libertad. Es un deber y derecho la protección de toda persona perseguida”.

El acto tuvo la presencia de diplomáticos, como el Embajador de la República Checa, Petr Kopřiva, el de Finlandia, Sr. Jukka Siukosaari; además de representantes de las embajadas de Líbano, México, Paraguay y Portugal; y los legisladores porteños Aníbal Ibarra, Gabriela Alegre, Lía Rueda y Carmen Polledo.

El homenaje musical estuvo a cargo de las voces de Jacqueline Sigaut, quien entonó “Toda mi vida” y “Garúa”, y Marikena Monti, interpretando a las francesas Barbara y Edith Piaf.

Deja una respuesta