Juntos por el Cambio reafirmó su rechazo a la reforma judicial por el costo fiscal que tendrá

En un comunicado difundido, Juntos por el Cambio volvió a mostrarse en desacuerdo con el proyecto de reforma judicial presentada por Alberto Fernández. La oposición aseguró que este proyecto representa un gran costo fiscal, y entre otras cosas, detallaron que la idea del Presidente costará anualmente, solo en cargos, al menos $ 4.000 millones.

Juntos por el Cambio emitió un comunicado en el que volvió a hacer énfasis sobre la posición que tiene frente al proyecto de reforma judicial que impulsa el Ejecutivo: la rechazan contundentemente, y en ese sentido, emitieron un comunicado titulado «la reforma judicial: una reedición de la propuesta de los 90».

En el comunicado, que fue un documento firmado por el expresidente Mauricio Macri, el diputado nacional Alfredo Cornejo, la líder el PRO, Patricia Bullrich, los diputados nacionales Maximiliano Ferraro, Mario Negri, el senador Luis Naidenoff, el diputado Martín Lousteau, Humberto Schiavonni, Juan Manuel López, Cristian Ritondo, el jefe de gabinete Horacio Rodríguez Larreta y el ex senador y auditor general por la oposición, Miguel Ángel Pichetto, aseguraron que según sus cálculos, la reforma tendría un costo fiscal altísimo:

«El proyecto de reforma judicial que impulsa el gobierno kirchnerista implica la creación de una desmesurada e injustificada cantidad de cargos, cuyo costo fiscal estimamos en unos $ 4.000 millones anuales», explicaron en el comunicado.

«En un contexto en el cual la economía se derrumba en una escala sin precedentes, crecen el desempleo, la desigualdad y la pobreza, los esfuerzos de los tres poderes del Estado y de las fuerzas políticas deben estar puestos en trabajar en una mejora sustancial del Estado, para hacerlo más productivo y en la eliminación de los privilegios», reza el texto.

Y agrega: «Semejante desconexión respecto de lo que deberían ser las prioridades del gobierno en el actual escenario, no tiene otra explicación que la puesta en marcha de un plan de impunidad para las causas de corrupción que afectan a integrantes del oficialismo».

Asimismo, los líderes de Juntos por el Cambio consideraron que el proyecto enviado al Senado «es contradictorio con la reforma de fondo del sistema de enjuiciamiento penal, concebida por el nuevo Código Procesal Penal Federal. El sistema acusatorio demanda más fiscales y no más jueces».

«La cantidad de órganos proyectada es arbitraria y no responde a ningún estudio serio respecto de la carga de trabajo», añadieron.

«Se trata de una reedición agravada de las reformas de la década de los noventa, cuándo se amplió la Corte Suprema de cinco a nueve miembros para crear la “mayoría automática”; apareció el per saltum para facilitar privatizaciones irregulares; se duplicaron los cargos del fuero en lo criminal federal de la Capital para designar jueces propios, y se integró la Cámara de Casación con magistrados sin la capacitación y la decencia que demanda el cargo», añade el comunicado de la oposición.

En otro fragmento del comunicado oficial, los referentes de Juntos por el Cambio añadieron: «No se superan los problemas originados por el desempeño degradado de algunos magistrados creando más cargos, sino haciendo responder a los malos jueces por sus actos».

Por otra parte, agregan que desde Juntos por el Cambio «no podemos desconocer que la reforma se impulsa en un contexto donde funcionarios del gobierno promovieron la libertad de presos comunes y corruptos confesos».

  • «Juntos por el Cambio se opone a la propuesta del Poder Ejecutivo y propone la agenda de la gente, de los miles que están perdiendo su trabajo, de los ciudadanos que sufren la inseguridad y que tienen Jueces que solo se les ocurre liberar delincuentes», sentenciaron desde la oposición.

Deja una respuesta