En una nueva reunión de la comisión bicameral permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público de la Nación los legisladores escucharon al doctor Máximo Fonrouge, de la ONG Será Justicia; al doctor Héctor Vidal Albarracín, del Colegio de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, y a Agustín Bruera, del Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU). Sigue sin fecha la visita de Alejandra Gils Carbó.

La reunión de la Bicameral, presidida por la diputada Graciela Camaño, arrancó con la exposición de Héctor Vidal Albarracín, director titular del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, quien se refirió a la creación de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) y a la designación, por parte de la procuradora Alejandra Gils Carbó, de Carlos Gonella como titular de dicho organismo. Afirmó que dicho nombramiento “fue ilegítimo” y dijo que “hubo un claro plan desestabilizador, no puede limitarse a una irregularidad”.

El representante de los abogados sostuvo que “antes existían distintos organismos que fueron absorbidos por la creación de la PROCELAC, una súper fiscalía paralela quedando en manos de un ´súper fiscal´, con variedad de facultades. En contra de la ley, se le permite actuar como fiscal principal, y eso implica accionar en forma paralela a los fiscales de las causas”.

En ese sentido afirmó que hubo una “clara violación de la ley en dicha designación, específicamente del artículo 11 del procedimiento del Ministerio Público Fiscal, ya que dicho funcionario no reunía las condiciones para ser titular de la PROCELAC, dejando de lado otros candidatos más idóneos”.

Albarracín culminó su presentación con una fuerte acusación: “Es evidente que acá se nombraron funcionarios que no eran fiscales, que no podían ser aprobados por el Senado. Se crearon áreas operativas con fiscales ad hoc, y se lo hizo en apartamiento de la Ley, sin el consentimiento del Congreso. Esta maniobra muestra claramente un proceder para cambiar la estructura del Ministerio, para designar a fiscales de su precedencia en lugares clave. Entendemos que hubo un accionar deliberado y sistemático en desprecio a la Constitución y a las leyes que debía aplicar”.

De la reunión participan los diputados Silvia Lospennato, Lucas Incicco y Luis Cigogna, y los senadores Laura Rodríguez Machado y Silvia Elías de Pérez. También intervienen la diputada Karina Banfi, María Paula Lopardo, Josefina González, y los diputados Marcos Cleri, Rodolfo Tailhade y Marcelo Wechsler, quienes no forman parte de la Bicameral.

Desde el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU), Agustín Bruera, secretario general, sostuvo que “tenemos que pensar en un Ministerio fuerte, federal. No sólo tener el criterio capitalino”.

Por su parte, el doctor Máximo Fonrouge, de la ONG Será Justicia, se refirió al régimen de designaciones en la Procuración: “La mecánica en la designación muestra que hay un patrón en la actuación de la Procuradora, que a nuestro juicio no se realizó de manera legal, fue de forma irregular”.

En referencia a la designación de Gonella en PROCELAC, Fonrouge afirmó que “debemos ver cómo interpretó Gils Carbó el carácter de subrogante. Tendría que haber convocado a un concurso, pero utilizó un sistema casi a dedo”.

“Me parece una burla a los abogados y a la voluntad del Senado, porque manipulan una designación en un lugar específico y luego se lo traslada a otra fiscalía. Es una enorme irregularidad”, afirmó el represente de Será Justicia.

Para finalizar, Fonrouge manifestó que “la intención fue crear una fiscalía paralela». «Lo cuestionable es disponer de un sistema discrecional. Me parece grave querer cubrir puestos recientemente creados por subrogantes. Cuestioné el fundamento y el régimen empobrecido que usó la Procuradora, no en particular a tal o cual fiscal”, concluyó el integrante de la ONG Será Justicia.

Compartinos: