El fiscal de la causa pide intimar de manera «urgente» a las autoridades de Barrick Gold

Después de que trascendiera que el 13 de septiembre se produjo un derrame de cianuro en la provincia de San Juan, de responsabilidad de la empresa explotadora de recursos Barrick Gold, y que fuera parte de la agenda opositora en el Congreso de la Nación, la Justicia tomó cartas en el asunto.El fiscal federal Federico Delgado impulsó una investigación penal por el derrame de cianuro en Jáchal contra la firma canadiense. El funcionario del Ministerio Público Fiscal subrayó que la investigación judicial debe «dilucidar si los responsables de los poderes ejecutivos (tanto nacional como provincial) y los directivos de la empresa Barrick Gold cometieron los delitos de envenenamiento de aguas, propagación de enfermedades peligrosas e incumplimiento de deberes de funcionario público».

En ese sentido, el fiscal solicitó al juez Marcelo Martínez de Giorgi, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº8, que de manera «urgente» se intime al director ejecutivo de la firma, Guillermo Caló, para que “brinde las explicaciones pertinentes”, en particular «qué ocurrió el domingo 13 de septiembre pasado en la mina “El veladero” de San Juan y, específicamente, cuál es el material derramado y sus riesgos», pues «han pasado diez días y el pueblo de Jáchal aún no sabe si puede beber el agua que alimenta a la comunidad».

Deja una respuesta