La Justicia rechazó la reincorporación de empleados al Senado que habían sido despedidos por Cristina Kirchner

A través de un fallo, la justicia federal rechazó una medida cautelar solicitada por un grupo de empleados de la  planta temporaria del Senado Nacional que habían sido cesanteados en enero pasado y que pedían ser reincorporados al plantel.

Al respecto, la jueza Rita Ailán no dio a lugar al pedido al considerar que primero hay que definir la cuestión de fondo.

En enero, la vicepresidente y titular del Senado, Cristina Kirchner, había dispuesto echar a unos 40 empleados de planta temporaria del Senado que figuraban como asesores del bloque UCR. Los argumentos manifestaos fueron que en dos años “no se habrían conectado a trabajar por zoom en ninguna dependencia y por lo tanto fueron considerados ñoquis”. 

En este sentido, la secretaria administrativa de la Cámara, María Luz Alonso, ya había advertido al inicio de la gestión que la planta de la oposición era muy alta. Apenas ocurrió la decisión, desde Juntos por el Cambio hablaron de un “ajuste de cuentas” por parte del oficialismo.

Seis de esos involucrados fueron a la Justicia. Se trata de Diego Fernández Gutiérrez, Natalia Perino Cintas, Isidro Leguiza, Leticia Soledad Gutiérrez, Carlos Werfil Ibañez y Oscar Alberto Roldán.

La demanda es una acción de amparo, que incluía el pedido de una medida cautelar, contra el Senado de la Nación para que se declarara “la ilegalidad, ilegitimidad, nulidad absoluta e inconstitucionalidad de la resolución de la Secretaría Administrativa no RSA 0028/22 de fecha 3 de enero de 2022 y de su Anexo I, en cuanto dispone su baja, según manifiestan, en abierta y flagrante vulneración a la legislación vigente Art. 49, 51 y 54 del Estatuto y Escalafón Para el Personal del Congreso de la Nación”.

Los demandantes sostuvieron que se afectaba “el derecho al trabajo, al salario, su carácter alimentario, y el derecho de propiedad”. Según explicaron, el grupo desempeñaban funciones en el Bloque UCR, y la Ley 24.600 Art. 51 les otorga el derecho a la conservación del empleo hasta tanto no se den las situaciones expresa y taxativamente regladas, y que cada una de las nulidades ostensibles denunciadas, en tanto que ellas surgen de la mera confrontación del instrumento legal cuestionado. Por eso se solicitó la medida cautelar para ser reincorporados inmediatamente.

Como respuesta al trámite, el Senado rechazó el planteo. Según se desprende de la presentación, el Senado subrayó “la inexistencia del deber jurídico de mantener en servicio a un grupo de agentes de planta transitoria que ingresaron por expreso pedido de un legislador, cuya continuidad ya no se corresponde con necesidades actuales, debido a que el legislador finalizó su mandato”, subrayó el carácter temporario de esos empleados y rechazó “la mera declamación de que hay una cuestión alimentaria en juego y se encuentran en tela de juicio una o más garantías constitucional”.