La reunión del jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio con gobernadores y dirigentes del radicalismo fue «muy buena» y sirvió para coordinar la campaña y delinear la estrategia en el interior del país, entre los socios del Juntos por el Cambio, aseguraron fuentes gubernamentales y de la UCR.

«Se analizó la situación y la estrategia a seguir distrito por distrito», dijo una fuente del radicalismo.

La reunión, durante la cual compartieron un almuerzo, en el despacho de Peña en la Casa de Gobierno, se repasó la situación de todo el país, e incluso se analizó que en algunos distritos el resultado de las PASO del último 11 de agosto se podría llegar a revertir, como Chaco y Mendoza, dijeron fuentes partidarias.

Participaron el gobernador radical Gerardo Morales (Jujuy) pero se ausentaron Gustavo Valdés (Corrientes), quien regresó a su provincia, mientras que el tercer mandatario radical, Alfredo Cornejo (Mendoza) está de viaje.

Participaron también los jefes de los interbloques de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, y en el Senado, Luis Naidenoff, junto al senador Angel Rozas y el diputado José Cano, ambos en su calidad de dirigentes del Comité Nacional de la UCR, informaron las fuentes.

Uno de los invitados al encuentro explicó que la idea del partido es continuar encargándose del proselitismo «donde el PRO no hace pie y la UCR gobierna o tiene fuerte arraigo».

En la reunión, acordaron que de ahora en más Peña y Frigerio se reunirán con los dirigentes radicales todos los lunes para evaluar cómo sigue la campaña en el interior del país, donde la UCR es una pata fundamental de la alianza gobernante.

También se llegó a un compromiso para que los funcionarios nacionales estén más cerca de los candidatos en la campaña electoral, en especial en las provincias.

Ayer los mismos dirigentes que estuvieron hoy en la Casa Rosada por casi una hora y media, participaron de una reunión partidaria en la que se reclamó una campaña «más cercana a la gente y menos digital».

Además, allí definieron estrategias nacionales de campaña como hacer eje en las medidas económicas tomadas por el Gobierno nacional, entre ellas el congelamiento del precio de los combustibles y la suspensión del cobro de IVA para la canasta básica de alimentos.

«Son medidas que van a significar un alivio en la población, en especial para los sectores que más han sufrido en estos años y que son en los que se han perdido más votos», argumentaron fuentes de la UCR.

Fuentes propias y Telam

Compartinos: