Los «Halcones y Palomas» de JxC firmaron «la paz» en Costanera: ¿Cuánto durará?

Los popes de Juntos por el Cambio se juntaron hoy martes en un almuerzo que intentaba zanjar diferencias y mostrar unidad en lo que se supone la víspera de un año electoral.

Si bien la jornada arrancó con algunas declaraciones fuertes de la titular del PRO, Patricia Bullrich, hacía al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, reclamando que se haga cargo y «mantenga» las decisiones que adopta en la Ciudad, el ágape culminó al parecer “en paz”.

Claro está que todo esto es con el “casette” puesto y ante las cámaras. Bastará dejar que el río corra para ver si las asperezas quedaron junto a los platos vacíos o alguno “guardó” algo en el regazo para más tarde.

Lo cierto es que, tras la comida en la zona capitalina de Costanera Norte, la propia Bullrich enfatizó que «Damos por cerrado este hecho y hemos decidido que cuando el Gobierno de la Ciudad toma medidas, previas consultas a todos nosotros respecto al apoyo que necesita, debe mantener la decisión tomada; en caso contrario, lo que tiene que hacer el Gobierno de la Ciudad es no preguntar y de esa manera podrá tener la decisión de hacerse cargo de las decisiones que toma”.

Incluso, subrayó que, de esa forma, cuando Rodríguez Larreta adopte una medida en el marco de su gestión será «su decisión y no la decisión de todos».

Así, aunque la mayoría de los dirigentes del PRO garantizó en las puertas del restaurante Happening que había quedado «saldado» el debate interno en las dos horas de charla frente a las aguas del Río de la Plata, Bullrich dedicó al jefe comunal conceptos similares a los que ya había utilizado el último fin de semana, cuando Rodríguez Larreta retiró el polémico vallado con el que había ordenado cercar el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández.

Del almuerzo, además de Bullrich y Rodríguez Larreta, participó también el expresidente Mauricio Macri, quien sólo hizo comentarios al ingresar al lugar y, fiel a su estilo, cuando la prensa le preguntó sobre las expectativas del encuentro, respondió: «Comer rico».

También estuvieron el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri; la diputada nacional y exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el exsecretario general de la Presidencia Fernando de Andreis, el diputado nacional Cristian Ritondo y el senador nacional Humberto Schiavoni.

«Hemos mantenido una posición y la hemos sostenido en el sentido de que la sociedad debe ser protegida y no se puede vivir en la anomia y en un país sin ley; mantuvimos esta posición de que la ley sea la centralidad de JxC», expresó Bullrich. Luego, le recomendó a Rodríguez Larreta que se haga responsable de las decisiones que adopta, por ejemplo, en cuanto a mantener o no el vallado en las inmediaciones de la casa de la expresidenta.

Vidal consideró, tras el almuerzo, que las diferencias internas son «un tema terminado» y relativizó el volumen de los enfrentamientos puertas adentro de la alianza.

«Ella ya dio su opinión, para nosotros es un tema terminado; ya discutimos todo dentro del partido; las discusiones internas no son de interés publico», manifestó Vidal a los periodistas en la puerta del restaurante.

Además, planteó que la «responsabilidad» de JxC es «gobernar la Ciudad de Buenos Aires y tener el mejor plan de Gobierno para 2023».

Vidal agregó además su mirada sobre el rol de la Policía de la Ciudad: «Tiene la responsabilidad de garantizar la paz y la tranquilidad para los vecinos y que las manifestaciones no vayan en desmedro de la convivencia en el barrio».

Por su parte, Ritondo, exministro de Vidal, reivindicó la potestad de Rodríguez Larreta con relación al operativo policial: «El que resuelve es la Ciudad de Buenos Aires, junto a su equipo».

De igual manera, el legislador y exvicejefe porteño Diego Santilli manifestó que «el episodio fue dialogado y charlado» y, en cuanto a las diferencias internas, respondió: «Esas cosas las hablamos entre nosotros».

En las puertas del restaurante de Costanera, Ritondo esquivó también la pregunta sobre una denuncia formulada días atrás en los medios por la fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien aseguró que fue víctima de espionaje por decisión de Bullrich durante el Gobierno de Cambiemos.

«Patricia ha hecho un excelente trabajo como ministro de Seguridad y no hizo nada fuera de la ley», garantizó el también exministro de esa área en territorio bonaerense.

«Durante el gobierno de (Mauricio) Macri yo también sufrí amenazas, entonces pedí custodia. Era ministra Patricia Bullrich. Ella me mandó la Federal y la Federal se puso a 30 metros para espiarme», alertó Carrió, y contó que pidió el relevo esos policías.