Los nombramientos de la Corte generaron divisiones dentro de la UCR

El senador nacional por Mendoza Julio Cobos (UCR) dijo hoy que está “sorprendido” por la designación por decreto de dos jueces para la Corte Suprema de Justicia de parte del presidente Mauricio Macri.

“Estamos sorprendidos. Conozco, sobre todo, los antecedentes de uno, estudiaré el del otro y formaré parte de la Comisión de Acuerdos, pero me ha sorprendido, y creo que es innecesario este decreto”, manifestó Cobos en radio Vorterix en referencia a las designaciones de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.

En cambio, el exsenador Ernesto Sanz, uno de los referentes de Cambiemos, dijo que el presidente “hizo lo que tenía que hacer” y que la maniobra tiene “un argumento político”.

“Respaldo absolutamente lo que ha hecho el presidente. Me llama la atención los reproches que incluso toman cierto tono fundamentalista”, sostuvo Sanz en diálogo con radio Mitre, según publica La Nación.

Según el extitular de la UCR, la decisión del jefe del Estado de nombrar en forma provisoria a Rosatti y Rosenkrantz hasta que el Senado trate sus pliegos cuando se inicien las sesiones ordinarias es un “atributo de la gobernabilidad legal, legítimo y constitucional”.

Cobos dijo que no encuentra “razones” para que sea por un decreto y no mediante el procedimiento de enviar los pliegos al Senado. “En todo caso, si había tanta urgencia, tendría que haber habido una convocatoria a extraordinarias. Si a mí me hubiera consultado, lo habría recomendado en otro sentido”, apuntó el exvicepresidente.

Macri designó a Rosatti y a Rosenkrantz por decreto, de acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, inciso 19, que prevé el nombramiento por parte del jefe de Estado en el caso de que el Congreso no se encuentre en período de sesiones.

“A mí no me consultaron y por lo que averigüé, [el senador chaqueño] Ángel Rozas fue prácticamente informado de la decisión”, relató Cobos, que insistió en que “la forma no es la adecuada, porque esto podría haber sido tratado adecuadamente por el Senado. En el Senado puede ser que se llegue a un consenso y me parece que si es rechazado, cesarán en sus funciones. Me parece que es de lógica y sentido común que eso suceda”, explicó.

El constitucionalista Ricardo Gil Lavedra también cuestionó con dureza la decisión de Macri de designar por decreto a los reemplazantes de Raúl Zaffaroni y Carlos Fayt. “Me sorprendió. Entiendo la decisión en términos políticos, pero en lo que toca al Estado de Derecho es insostenible”, indicó el exdiputado radical en diálogo con Radio Uno.

Para Gil Lavedra, la maniobra del presidente es “un precedente funesto” y advirtió que más allá de los “buenos antecedentes” que tienen Rosatti y Rosenkrantz, “no serán jueces independientes”.

“Acaba de nombrar a dos jueces provisorios, que no son independientes porque están a tiro por decreto. Me parece que, aunque el presidente no lo diga, son jueces de Macri, tanto su designación y remoción dependen de su exclusiva voluntad”, resaltó. Y agregó: “Esto le hace un daño notable a la independencia judicial y a los principios republicanos”.

Deja una respuesta