Lubertino organizó una jornada para combatir la violencia de género contra las mujeres

La diputada porteña María José Lubertino (FPV) realizó esta tarde una campaña contra la violencia de género bajo la consigna “amor más violencia no es amor”. Destacó la importancia de que distintos tipos de organizaciones (ONG, gremiales, de la sociedad civil) estén “en la calle no solamente para poner las propuestas” para ganar votos de cara a una elección.

La ex presidenta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, en diálogo exclusivo con NCN, señaló que “necesitamos más políticas públicas, más acciones y un cambio cultural donde todo el mundo se involucre contra la violencia contra las mujeres en los hechos cotidianos, para señalar cuando hay violencia y discriminación”. También subrayó que es igual de importante “generar un clima de conciencia donde este tema sea mal visto si hay algún tipo de discriminación o violencia contra las mujeres”.

Hoy lo hacemos desde esta banca como diputada de la Ciudad, lo hicimos dese el INADI en las 24 provincias y vamos a seguir en la calle más allá de que ocupemos un rol como diputadas o como funcionarias. No lo hacemos solo cuando hay campaña electoral”, destacó.

En referencia al proxenetismo y a la trata de personas, dos cuestiones muy ligadas a la violencia de género, Lubertino recalcó que “hay convivencia dolosa entre funcionarios policiales, judiciales y políticos”. Además explicó que en la Ciudad de Buenos Aires, “la Agencia Gubernamental de Control es la que ahora, en esta hora, en este minuto, en este momento está sacando incluso a los inspectores y los está pasando de la Secretaría de Trabajo a la secretaría de la AGF”.

Al respecto, la legisladora indicó que “es muy grave que la Agencia Gubernamental de Control tenga habilitados un montón de locales (de prostitución) que se vienen denunciando desde hace tiempo y encubren acciones de proxenetas”.

Concluyó aseverando que “los municipios, en este caso el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, tienen un rol fundamental porque no ignorar los inspectores que en esos lugares hay explotación sexual de mujeres y por eso encubrir situaciones de trata”.

Deja una respuesta