22 de abril de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Máximo Kirchner apuntó contra el Gobierno por el acuerdo con el FMI

El Gobierno junto al Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciaron una flexibilización en las metas del acuerdo firmado el año pasado que incluye una exigencia menor de acumulación de reservas en el Banco Central y un nuevo desembolso para la Argentina. Frente a esta novedad, La Cámpora salió al cruce e indicó que “el comunicado de prensa del FMI deja en claro que, voten lo que voten los argentinos y las argentinas, la economía del país la decide el Fondo. ¿La democracia? Bien, gracias”.

A través de un comunicado, La Cámpora fustigó el acuerdo anunciado entre el Gobierno y el organismo multilateral de crédito.

La agrupación que lidera Máximo Kirchner emitió un comunicado a través de las redes sociales, en el que sostienen que “llama la atención y podría ser hasta cómico, si no existieran consecuencias negativas” sobre la ciudadanía, “las ideas que a fuerza de extorsión y carentes de razones se imponen en nuestro país a partir del beneplácito dado por el Congreso argentino. Es claro que nada de lo que anunciaran el Fondo Monetario Internacional y Alberto Fernández en enero del 2022, con apoyo de Mauricio Macri, quien felicito al Congreso argentino tras la votación del acuerdo con la Guerra ya iniciada, sucede y sucederá. Dijo el presidente que teníamos la soga al cuello y que se había encontrado un camino ¿Este es el camino?”.

La Cámpora consideró que “queda claro que el acuerdo es inflacionario”. Y se preguntó si “la morfina para que el pueblo soporte inicialmente el acuerdo” es el aumento de los precios. “Tan caros como ineficientes, los técnicos del FMI hablan ahora de ‘una situación imprevista’. Sería bueno que nos explique Kristalina Georgieva, qué entiende el organismo que preside por imprevisto, porque a nuestro modesto entender ‘lo imprevisto’ tiene que ver con los tiempos”.

Asimismo, la agrupación kirchnerista recordó que pasaron 73 días entre “el inicio de las conversaciones” entre Mauricio Macri y los representantes del FMI, y la concreción del préstamo de 50 mil millones de dólares, “una suma extravagante para la propia historia del organismo que representaba más de la mitad de su cartera de préstamos. Resulta que ahora el mismo organismo que decidió dar el préstamo más grande de su historia en tan corto tiempo habla de una ley de moratoria ‘imprevista’ de pensiones para asegurar los objetivos fiscales. Pues bien, ¿qué significa ’imprevisto’ para la titular del Fondo y sus caros técnicos?”.

Desde la presentación del proyecto a su sanción como ley pasan aproximadamente 300 días. Leíste bien, 300 días. O sea, darle a Mauricio Macri ¡50 mil millones de dólares en 73 días!, es algo planificado. Pero una ley que beneficia a 800 mil argentinas y argentinos -por un monto bastantes veces menor- que trabajaron y cuya aprobación llevó más de 300 días, es algo imprevisto que requiere, en castellano básico: aplicar un ajuste, según indica el propio comunicado del organismo”, completaron.

Según La Cámpora, a los representantes del Fondo “nunca les interesó la devolución del préstamo (o que se invirtiera en Gasoductos o Plantas de GNL, en escuelas o en Hospitales, o en los famosos 3000 jardines que prometió el macrismo), solo querían tomar el comando de la economía del país de la soja, el trigo, el maíz, el litio, de Vaca Muerta y las vacas vivas, el oro, y las grandes reservas de agua. Que los argentinos y las argentinas voten lo que quieran, pero la economía del país la decide el FMI: eso es lo que deja en claro el Comunicado de hoy. ¿La democracia? Bien, gracias”.

Además, consideran que, en el caso de que en las próximas elecciones los ciudadanos voten “a alguien que se les anime”, las autoridades del FMI “no se hacen mucho problema” porque “cuentan con el partido judicial, con los grandes medios de comunicación y con la cobardía de una parte de la dirigencia argentina que genera las condiciones para que la desobediencia al poder real se pague cara. Ya sucedió en Argentina: con el Golpe de ‘la fusiladora’ en el ‘55, el exilio de Perón, la proscripción durante 18 años del peronismo, el genocidio de la Dictadura Cívico Militar iniciada el 24 de marzo de 1976. Ahora vuelven a intentar suprimir al peronismo en democracia”.

Vamos a seguir hablando de este tema -como lo hemos hecho desde el primer día- porque cada revisión servirá para dejar más en claro cuál es el mensaje: Vienen por nuestros recursos y por el futuro de nuestra gente. La historia del Fondo Monetario Internacional siempre es la misma en nuestro país, con deflación -como le pasó a de la Rúa- o con inflación: garantizar la pérdida de soberanía”, concluyeron.