29 de mayo de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Máximo Kirchner se metió de lleno en la campaña pero advirtió «no confundir la esperanza con la fantasía»

El diputado nacional del Frente de Todos, Máximo Kirchner, protagonizó un encuentro con la militancia en Avellaneda, con vistas de continuar reforzando la campaña de ahora Unión por la Patria en la provincia de Buenos Aires, el distrito más populoso del país.

«Estoy convencido de que la militancia tiene un rol fundamental, tenemos que brindarle toda la información necesaria a nuestra sociedad para que no se confunda esperanza con fantasía, porque finalmente el discurso de la antipolítica no hace que se vayan los políticos, sino que genera que la gente se aleje de la política», sostuvo el diputado nacional.

Además, pidió «no confundir la esperanza con la fantasía» y consideró que «tenemos por delante una gran responsabilidad: la de hablar con cada argentino y cada argentina para que tenga la mayor cantidad de información, hablar con nuestra sociedad y que después voten habiendo cotejado todo, con el menú completo sobre la mesa».

Finalmente, sostuvo: «El candidato es el candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, y con el esfuerzo y compromiso de todos y todas vamos a ganar la provincia con Axel Kicillof, vamos a ganar la Argentina y vamos a ganar Avellaneda».

Cabe recordar que el pasado 13 de septiembre, junto a dirigentes y funcionarios de Unión por la Patria en la provincia de Buenos Aires, tuvo lugar una reunión del Partido Justicialista bonaerense presidida por Máximo Kirchner.

En ese sentido, el diputado nacional, que busca renovar su banca en las próximas elecciones, analizó que «Axel Kicillof hace un gran trabajo y en la provincia de Buenos Aires el gobernador ha hecho una buena elección». Luego consideró que a nivel nacional «el candidato a presidente también ha hecho una buena elección. Con mucho trabajo, ahinco, esfuerzo y paciencia podemos hablar con los vecinos y vecinas, además de los afiliados del Partido Justicialista».

Además de hacer hincapié en recuperar las voluntades de los afiliados al Partido Justicialista que no pudieron asistir a votar, pidió «más que convencer a la gente, hay que escucharla. Hay una distancia que, por responsabilidades o por maneras de ser de cada persona, puede agrandarse en lugar de achicarse».