Tras la victoria de Rodolfo Suarez, Alfredo Cornejo analizó junto a Emilio Monzó las posibilidades del oficialismo. El gobernador saliente de Mendoza estuvo en la Cámara de Diputados de la Nación, donde compartió un breve encuentro con el titular de la Cámara baja para evaluar los alcances del triunfo Suarez en Mendoza. Las especulaciones hablan de una futura alianza entre el legislador nacional y el mendocino junto a otros referentes porteños.

El gobernador Alfredo Cornejo estuvo en el Congreso para analizar junto al titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, la elección presidencial que se avecina, como así también para evaluar la influencia que podría tener en la contienda electoral el contundente triunfo del oficialismo en Mendoza el domingo pasado.

Voceros parlamentarios deslizaron que fue una reunión de rutina entre dos dirigentes de peso de Cambiemos, pero trascendió que el foco estuvo puesto en las expectativas que generó en el oficialismo lo ocurrido en Mendoza el domingo pasado. Y, sobre todo, cómo aprovechar esa «buena energía» para canalizarla en las elecciones nacionales del 27 de octubre y lograr que Juntos por el Cambio revierta la derrota de las PASO.

En el encuentro, en el emblemático despacho de la presidencia que no superó la media hora, Monzó y Cornejo compartieron un café en el 1º piso del Palacio de la Cámara de Diputados.

Sin embargo, especulaciones de la política indican que Monzó ya piensa en el día D, donde visualiza una alianza que incluya tanto a Cornejo como al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y al diputado y candidato a senador Martín Lousteau.

Por su parte, el mandatario mendocino prevé desembarcar el 10 de diciembre en la Cámara de Diputados, donde todo indica que dará pelea para presidir el bloque radical, espacio hoy ocupado por el cordobés Mario Negri.

Compartinos: