15 de junio de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Nuevo año legislativo: JxC y el FdT seducirán a los «bloques del medio» para sesionar

Las sesiones extraordinarias finalizaron con dos proyectos aprobados y con una única sesión en Diputados. Luego de que el presidente Alberto Fernández abriera ayer miércoles el período de sesiones ordinarias en el Congreso, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se preparan ahora para salir a seducir a los “bloques del medio” para poder sesionar.

Tanto en Diputados como en el Senado, luego del quiebre, hay fuerte paridad de fuerzas entre el oficialismo y la oposición.

Cabe mencionar que, durante las sesiones extraordinarias, el Congreso solo puede tratar proyectos que sean incluidos por el Poder Ejecutivo en un temario. Alberto Fernández propuso el tratamiento de 27 iniciativas, a las que luego sumó la Ley Lucio. Y solo fueron aprobadas en la Cámara Baja la moratoria previsional y la digitalización de las historias clínicas, el último día del período. Ahora, en el período de ordinarias, los diputados pueden impulsar y solicitar el tratamiento de proyectos.

Si bien desde comienzo de enero, Juntos por el Cambio anunció que no acompañaría ninguna sesión que propusiera el oficialismo en ninguna de las dos cámaras, ahora los bloques que integran la coalición opositora, como el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, empezaron a charlar sobre la posibilidad de comenzar a flexibilizar la decisión. Lógicamente, la oposición seguirá sin dar quórum en sesiones que incluyan proyectos contra la Justicia o aumentos impositivos.

En Diputados, el Frente de Todos está integrado por 118 diputados y Juntos por el Cambio tiene 116. Ambos están lejos de los 129 necesarios para alcanzar el quorum e iniciar una sesión en el recinto. En el medio juegan los 4 de Provincias Unidas (rionegrinos y misioneros); 1 del Movimiento Popular Neuquino (MPN); 2 del bloque Ser (uno más cercano al Gobierno y otro larretista); otros 4 del Frente de Izquierda; 4 diputados liberales repartidos en dos bloques que comandan Javier Milei y José Luis Espert, y finalmente el Interbloque Federal, integrado por 8 diputados: tres peronistas de Córdoba, tres de Buenos Aires y dos socialistas de Santa Fe.

El Frente de Todos logró el quórum el martes en la última sesión de extraordinarias gracias al acompañamiento de Provincias Unidas, la Izquierda y la mitad del Interbloque Federal. En la bancada oficialista, anticipaban la posibilidad de armar desde ahora sesiones cortas, de pocos temas, sin proyectos conflictivos. En el PRO y la CC eran más escépticos que en la UCR sobre las posibilidades de lograr una sesión opositora en la Cámara Baja.

La semana pasada, el Frente de Todos se partió en la Cámara Alta. Los senadores Guillermo Snopek (Jujuy), Carlos Espínola (Corrientes), María Eugenia Catalfamo (San Luis), y Edgardo Kueider (Entre Ríos) anunciaron, junto a la cordobesa del PJ disidente Alejandra Vigo, la conformación de una nueva bancada, Unida Federal. En el Senado, la primera minoría, el interbloque con mayor número de senadores, pasó a ser JxC, con 33. El Frente de Todos quedó con 31 legisladores. Para alcanzar el quorum y abrir una sesión se necesitan en la Cámara Alta 37 senadores.