El senador nacional y presidente del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto (Rio Negro), dialogó con NCN en el marco de la previa a la discusión del Presupuesto 2019 que debería llegar al Congreso la próxima semana, ponderó a los gobernadores en el dialogo con el presidente Mauricio Macri y reclamó un “construcción política y certeza en el camino institucional”. Además, abogó por un “peronismo de capitalismo moderno” diferenciándose del actual presidente y de la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner.

-¿Qué espera del debate del Presupuesto 2019?

En primer lugar, las negociaciones externas son muy importantes para poder anclar el tipo de cambio. La Argentina tiene que tener previsibilidad de cara al futuro. Un Presupuesto nacional como el que se viene tiene tres componentes: valor del dolar, pauta salarial que regulará la relación empresas y trabajadores y la tercera es la inflación. Ninguna de estas tres tiene hoy algún contenido de firmeza, esta todo con una dinámica muy complicada. El gobierno tiene que anclar el dolar y encontrar algún espacio de estabilidad para poder elaborar un presupuesto con consistencia.

-¿Cómo ve la posibilidad de que haya un encuentro entre gobernadores y el presidente?

Me parece fundamental que se reúna el presidente con los gobernadores, siempre dije que este presupuesto era distinto, requiere el compromiso federal. La necesidad de re-analizar el acuerdo fiscal del año pasado. Ver cuales son los recursos que las provincias van a tener para poder llevar adelante su gestión. Hay un conjunto de interrogantes que necesitan el dialogo político. La Argentina necesita construcción política y certeza en el camino institucional

-¿Qué rol cumple el peronismo en medio de esta crisis?

El rol del peronismo es de absoluta prudencia. No vi ningún dirigente del peronismo hacer ningún discurso apocalíptico ni ningún mensaje dirigido al caos o la reacción. Siempre aporte a la racionalidad en las reflexiones y en las propuestas. Siempre en la necesidad de reconstruir el dialogo.

-¿Y cómo es el proceso interno del peronismo?

Yo creo que el peronismo debe producir recambio. Debe trabajar una propuesta con ideas, hay que discutir un eje político-ideológico, hay que tener una visión del mundo, una propuesta económica previsible, un capitalismo moderno. No creo en modelos de corte intervencionistas como fue la última experiencia de la última presidenta, que no es propia del mundo moderno.

-¿Y las políticas actuales?

Tampoco creo en una estructura de apertura de libre cambio como sostuvo Macri este tiempo, creo que es ingenua. El mundo cambio, protege a las empresas nacionales. Los países protegen a sus empresas y a su trabajo. Me parece que hay un debate y una discusión para dar que otorgue a los argentinos la posibilidad de votar una opción diferenciada. También, sostenemos que los últimos cuatro años de Cristina fueron malos. No se generó empleo, no creció el empleo privado. Y la gestión actual ha fracasado, esperemos que enderece el rumbo, nadie quiere nada malo ni nada raro ni que se complique más la vida de los argentinos.

-¿Lo preocupa el conflicto social?

Si claro, es uno de los factores que estamos mirando con mayor atención. Mucha gente que pierde su valor adquisitivo, que le cuesta mucho llegar a fin de mes. El cóctel de devaluación, tarifas y salarios a la baja es muy complicado para la gente que trabaja.

 

Compartinos: