Pietragalla: Gustavo Posse utiliza “el aparato de seguridad vecinal para hostigar compañeros”

El diputado nacional Horacio Pietragalla (Frente para la Victoria – Buenos Aires), respecto a la agresión que sufrieron militantes de La Cámpora por parte de la Policía Bonaerense, puso el foco en la gestión del intendente de San Isidro Gustavo Posse (Frente Renovador Peronista) por utilizar “el aparato de seguridad vecinal para hostigar compañeros”.

El legislador oficialista indicó que el sábado un grupo de militantes organizó un festival de cine al aire libre para un grupo de unos “veinte chicos en un campito ubicado frente a la estación de trenes de Villa Adelina”, partido de San Isidro.

Relató que “de pronto, se empezaron a acercar empleados municipales que hacen el `cuidado ciudadano`, que es el lema que llevan escrito en los móviles y las remeras, junto con policías bonaerenses”. Y agregó que los municipales les exigieron “autorización” para llevar adelante la actividad, a lo que los militantes kirchneristas contestaron, según el diputado, que “no necesitaban autorización para hacer una actividad en un espacio público porque no se estaba cortando una calle”.

“Los compañeros empezaron a pasar los cortos mientras cada vez llegaban más móviles municipales y de la policía Bonaerense y, cuando se hizo de noche, los agentes se abalanzaron sobre la actividad, en la que había más de veinte chicos mirando los dibujitos, y empezaron a pegar en una represión terrible”, manifestó el legislador nacional.

El resultado de la disputa fue tres militantes detenidos y más de ocho heridos, uno de ellos con una costilla rota.

En ese sentido, recordó que “el año pasado estuvimos haciendo campaña en zona norte (del conurbano) y no nos llama la atención que haya pasado esto porque todo el aparato de seguridad se usó para hostigar a los militantes kirchneristas que hacían pintadas o ponían un afiche”.

Asimismo, destacó que las cámaras de seguridad de partidos como “San Fernando, Vicente López, Tigre, San Isidro y Malvinas Argentinas eran usadas para hostigar a los compañeros y apretarlos para que dejen de hacer ciertas actividades”.

El referente kirchnerista remarcó que «esto es parte de un accionar que responde al intendente Gustavo Posse, pero pasa lo mismo en otros municipios de la zona norte» y aseveró que «hostigan y provocan el temor en los compañeros militantes para que dejen de hacer actividades políticas».

Finalmente, el legislador nacional sostuvo que «es sorprendente que a 30 años de la recuperación de la democracia, una actividad cultural con niños sea reprimida de esa manera”.

Deja una respuesta