Santa Fe| El Pastor Ghione buscará la gobernación en 2023

El Pastor y Diputado Provincial,Walter Ghione, no descarta la posibilidad de ser candidato a Gobernador de Santa Fe. Así lo plamó en el  marco del encuentro, de cara a las próximas elecciones, se llevó a cabo el pasado fin de semana en el salón Metropolitano de la ciudad de Rosario y reunió a más de cinco mil personas, entre fieles y pastores de toda la provincia que, durante una convención de varios días, participaron de diversos talleres y plenarios. 

En la jornada, se sostuvo la necesidad de la participación de la iglesia cristiana en las políticas públicas y para ello se remarcó la importancia de “tener embajadores del Reino que levanten los verdaderos valores y principios cristianos en todos los lugares de toma de decisión”.

Ghione, quien no descartó ser candidato a Gobernador en 2023, en varios momentos de su alocución habló de “no seguir, ni fomentar ideas disparatadas de falsos profetas que dicen tener soluciones mágicas para arreglar todo de un día para el otro”.

El líder del partido político UNO (Una Nueva Oportunidad) contó que “el espacio viene creciendo de forma sostenida en toda la provincia y el país”, y que incluso “hay conversaciones con varios cristianos evangélicos que son reconocidos empresarios y figuras de trascendencia pública interesados en participar y ser candidatos el año que viene”.

“Una mirada de santa fe”

Ghione repasó sobre las necesidades y demandas insatisfechas en la provincia y apuntó a la falta de valores que se registran en cada una de las decisiones implementadas. “Fomentan la cultura del descarte, la ilegalidad y la corrupción” disparó al tiempo que propuso, adelantando un posible eslogan: “Necesitamos una mirada de Fe”.

“Llamados a legislar y gobernar” En los tramos finales de su discurso, el Diputado de Santa Fe manifestó la finalidad de posicionar “hermanos cristianos” en lugares de poder. Y dijo “¡No dudamos! Dios va a gobernar el rumbo del país, de la provincia; y de cada una de nuestras ciudades, porque suyo es el Reino. Pero hoy nos necesita como su vehículo para la transformación: ¡Porque somos el pueblo de Dios!

En este sentido vale recordar que los evangélicos crecieron como fuerza religiosa en Latinoamérica en las últimas décadas. Incluso, en algunos países de Centroamérica el fenómeno se acentúa y se manifiesta en su participación en el poder político: Caso Honduras, Guatemala, en México, con López Obrador sumando a su alianza electoral el apoyo evangélico o en Brasil, que es otro de los ejemplos, con histórica incidencia de la iglesia cristiana en la vida política.

Por su parte, en Argentina los evangélicos crecieron del 9% al 15,3% según datos arrojados en las investigaciones del Conicet y esto se ve reflejado proporcionalmente en cada provincia, “por eso es natural que cada población busque representación política en algún hermano de Fe”, sostuvo Ghione.

Varios estudios de investigación arrojaron que «Hay una notoria y demostrada influencia de la iglesia evangélica en la gente más pobre a la hora de realizar el voto. Esta situación se da con mayor importancia en los miles de templos de zonas vulnerables, donde los fieles le consultan al Pastor sobre a quién votar en cada elecciones».