El diputado provincial Julián Galdeano se mostró «muy preocupado» por la seguidilla de homicidios en Rosario y sostuvo que la ley que pidió el gobernador Omar Perotti el año pasado «es una herramienta útil» para combatir el delito».

En los días que van de 2020 se contaron ya 13 homicidios, esto es, en promedio, un asesinato por día. Y desde la Legislatura ven con preocupación “la periodicidad, permanencia y osadía” de los crímenes. En tal sentido, se volvió a instalar la necesidad de la declaración de emergencia en seguridad que propuso el gobernador Omar Perotti y que los diputados rechazaron a fin de 2019. Para el diputado radical Julián Galdeano se trata de una “herramienta interesante” que podría ser aprobada si se discute por fuera de las otras emergencias que había planteado el mandatario.

En contacto radial, el ex presidente de la Unión Cívica Radical santafesina –hoy detenta ese título el ex vicegobernador Carlos Fascendini–, expresó “muchísima preocupación” por la seguidilla de hechos violentos desde que comenzó el año.

Si bien nunca dejaron de existir situaciones de ajustes de cuentas o asesinatos en la disputa por el territorio, sobre todo en las grandes ciudades de la provincia, hace tiempo que no lo vivimos con este nivel de periodicidad, permanencia y osadía”, observó Galdeano que agregó que “se busca generar terror o temor en la población y el efecto se va consiguiendo”.

Pienso que la emergencia en seguridad es una herramienta interesante que puede ser útil”, reconoció, pero aclaró inmediatamente que “no comparte” la intención de Perotti de sanciones cuatro leyes de emergencia en forma simultánea sin tratamiento individual. Eran social, alimentaria y sanitaria; económica, fiscal y financiera, y en seguridad.

Nunca dejamos de vivir en emergencia a la hora de combatir el delito”, llamó la atención Galdeano y sostuvo que “hay que dotar de instrumentos al Estado” para abordar esta situación, desde el equipamiento de la policía hasta sus sueldos. “El el propio jefe de policía (Víctor Sarnaglia) dice que la Policía de Santa Fe es la peor remunerada del país”.

Compartinos: