15 de julio de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Senadores de la oposición aceleran la aprobación de reforma jubilatoria

Las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación fueron convocados para tratar la modificación en la fórmula para los jubilados, que ya fue aprobado por Diputados en el mes de junio con 162 votos a favor, 72 en contra y 8 abstenciones. Por falta de quórum, no pudieron dictaminar el texto y se convocarán especialistas para comisiones la semana que viene.

El documento contaría con el apoyo del radicalismo, el peronismo e incluso de senadores del PRO. Desde distintos bloques se especula con la posibilidad de votar el proyecto en la próxima sesión de la Cámara alta, agendada para este jueves a las 11 horas cuando se trate una reforma del Código Penal sobre secuestro y comercialización de menores de edad. Para votar sobre tablas un proyecto, se requieren dos tercios de los acompañamientos que en el Senado son 48 miembros: entre la UCR y UP suman 47.

Actualmente rige un decreto de Javier Milei que estableció un esquema sujeto al Índice de Precios al Consumidor (IPC) más un 12,6% de recomposición extra por marzo. El nuevo Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones que cuenta con media sanción de Diputados busca combinar el IPC y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) y aportaría un ingreso extra del 8,1% para jubilados.

La propuesta incorpora además un aumento anual adicional aplicado en el mes de marzo, que reconocería un incremento del 50% de la variación del RIPTE por sobre la variación de la inflación del año calendario anterior. Además, se excluyó del texto la eliminación de las jubilaciones de privilegio para expresidentes y exvicepresidentes. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, representaría un costo del 0,43% del PBI, que se cubriría con asignaciones específicas de los recursos tributarios del organismo previsional (impuesto al cheque, impuesto PAIS e IVA).

Reforma jubilatoria en el Senado: el debate en el plenario

La postura de los senadores de La Libertad Avanza no fue de rechazo al proyecto, sino de postergación de su votación a partir de la convocatoria de funcionarios a las comisiones. «Podemos buscar un plan de trabajo con un cronograma», dijo Ezequiel Atauche, a lo que se sumó Bartolomé Abdala: «No le quito méritos a la ley que vino de Diputados, pero a mi entender deberíamos sumar más asesores para tratarla con mayor eficiencia y hacer la mejor ley posible».

Martín Lousteau precisó que desde el 2017 los haberes previsionales sufrieron una reducción del 47% del poder adquisitivo y planteó que «el sistema previsional es el principal gasto de cualquier Estado moderno y también es el principal mecanismo de redistribución», criticando que «le bajamos los impuestos a las grandes empresas y a las grandes fortunas y le pusimos alícuotas cero a los que blanquean y ahora no hay plata para los jubilados».

Desde el peronismo acentuaron el reclamo de urgencia en el tratamiento que fue coincidente con la postura de otros bloques, que compararon la celeridad de la aprobación de la ley Bases. «Hoy tienen urgencia los jubilados para su recomposición de haberes. Diputados aprobó el proyecto con dos tercios de los votos; ojalá que mañana en el recinto tengamos nosotros los dos tercios de los votos para aprobar de forma urgente esta media sanción. La recomposición tiene que ser ya», señaló para el caso Daniel Bensusán.