Tomada contra despidos en el Ministerio de Trabajo

«Abandonaron nuestra obsesión desde el primer día de gestión: cuidar el trabajo de argentinos», aseguró el jefe de bloque del FPV en la Legislatura porteña y ex Ministro de Trabajo de la Nación.

El jefe de bloque del FPV en la Legislatura porteña y ex Ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, se refirió a despidos masivos en el Ministerio de Trabajo.

«Desde el regreso de la democracia que no vemos una operatoria de persecución tan salvaje como la vivida por trabajadores del Estado por estos días. Una persecución que discrimina políticamente. Y así, no escatiman recursos, incluida la idea de amedrentamiento y persecución. Eso se vive desgraciadamente, en el Ministerio de Trabajo que, ahora, abandonó nuestra obsesión desde el primer día de gestión: cuidar el trabajo de argentinos.

Y digo ‘nuestra obsesión’ porque todo lo que logramos en 12 años de gestión lo hicimos junto a TODOS los trabajadores del Ministerio. Me solidarizo con todos los hombres y mujeres que hoy defienden muy desigualmente sus empleos.

Todos los avances no serían posibles sin el esfuerzo de trabajadores con roles definidos, actividades concretas, ideas, y sobre todo, sueños y expectativas. Y son esos mismos que hoy están en una situación injusta, triste, preocupante. Sometidos a decisiones de un Gobierno que busca disciplinar, ajustar, ‘achicar’, y avasallar derechos adquiridos. Ese no es el camino, no es cierto que sea el único camino.

Seguramente en 12 años de gestión nos quedaron cuestiones pendientes. Pero nuestro objetivo no cambió, y convicción fue, y es la misma: MÁS Y MEJOR TRABAJO PARA TODOS Y TODAS.

Claramente, lo digo con preocupación y dolor, no les importa el empleo y que la gente se quede en la calle.

Menciono dolor no casualmente. Porque cuando veo que desmantelan el Ministerio de Trabajo, que tanto nos costó profesionalizar, se me vienen recuerdos muy tristes: 25% de desocupación. O sindicatos sin afiliados, y entonces débiles. O personas sin trabajo saliendo a buscarlo todos los días. O un Ministerio sin fuerza para inspeccionar. Y veo un Ministerio que piensa más en su plan económico, para pocos, que en empleo para muchos».