Yasky presentó un proyecto para repudiar la «persecución gremial» durante el gobierno de Cambiemos

El sindicalista y diputado del Frente de Todos Hugo Yasky presentó un proyecto para expresar «su enérgico repudio ante la constatación de prácticas evidentes de persecución gremial y política llevadas a cabo por miembros del Poder Ejecutivo bonaerense, la Agencia Federal de Inteligencia, la Procuración y el Poder Judicial entre 2016 y 2019».

Yasky presentó el proyecto ante la denuncia penal presentada por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) tras la aparición de un video de una reunión en la cual Marcelo Villegas, ministro de Trabajo del Gobierno de María Eugenia Vidal, y funcionarios de la AFI «diseñaban estrategias de inteligencia sobre dirigentes sindicales».

Señala que la frase pronunciada por Villegas de tener una «Gestapo» contra los sindicalistas, «es de una una alevosía que provoca aun más al pronunciarse en un país como la Argentina que sufrió el plan sistemático de genocidio de la última dictadura cívico-militar, y uno de cuyos blancos principales fue precisamente el movimiento obrero».

«La frase provoca consternación si se tiene en cuenta que el plan explicitado por el entonces titular de la cartera laboral de esa provincia fue efectivizado luego en los términos que se exponen en dicho video mediante el accionar concertado del poder ejecutivo, judicial y mediático», agregó.

Destacó que «estas acciones persecutorias no sólo dañan la credibilidad de la justicia, sino que constituyen una amenaza a la vida democrática, la libertad sindical y los derechos y garantías establecidos en nuestra Constitución Nacional».

Subrayó que «el esclarecimiento pleno de lo ocurrido, la investigación y las acciones judiciales sobre los responsables políticos y materiales son un requisito imprescindible para la defensa irrestricta del estado de derecho y las libertades individuales y colectivas».

«Esta estrategia de disciplinamiento al movimiento obrero, que fue acompañada por otras acciones ilegales como las amenazas a dirigentes sindicales y sus familias, pretendió eliminar los derechos de los trabajadores y las trabajadoras de nuestro país, construidos a través de años de lucha y de la acción de gobiernos que supieron proteger los intereses de su pueblo», concluyó.