Noticias NCN

/Juan José Postararo

About Juan José Postararo

This author has not yet filled in any details.
So far Juan José Postararo has created 170 blog entries.

Diputados de JXC apoya, en el Congreso, un plan para aumentar las exportaciones de la agroindustria

El bloque opositor de Juntos por el Cambio manifestó apoyar las prepuestas del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), que de forma virtual, expusieron en la jornada de ayer los principales representantes del sector.

En concreto, la CAA presentó el documento “Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora, Inclusiva, Sustentable y Federal”.

Estuvieron presentes Mario Negri (presidente del Interbloque y del bloque UCR), Cristian Ritondo (Pte. del bloque del PRO); Maximiliano Ferraro (Pte. bloque CC-ARI) y los legisladores Ricardo Buryaille, Atilio Benedetti, Javier Campos, Alfredo Cornejo, Alicia Fregonese, Lucila Lehmann, Fabio Quetlas, Pablo Torello, Alfredo Sciavone, Gisela Scaglia y Jorge Vara.

“No se puede imaginar un proyecto de desarrollo competitivo si no se tiene como horizonte la exportación. Este proyecto de la CCA tiene todo mi apoyo. El Gobierno debe convocar al diálogo y a trabajar en conjunto, pues si no mira el mundo y su demanda no hay salida para la Argentina”, expresó Negri.

“Escuchamos el proyecto con mucha atención, la agroindustria en nuestro país es muy importante y si participan 42 asociaciones mucho más. El motor del país hay que cuidarlo siempre, y ahora más que nunca”, agregó Ritondo.

Por su parte, Ferraro manifestó: “Fue un encuentro de trabajo muy fructífero. Nos comprometemos a trabajar en forma conjunta para encontrar los acuerdos necesarios para potenciar al sector agroindustrial de nuestro país.La Argentina necesita exportar y tener divisas. Por eso creemos importante poder trabajar en alternativas en este sentido”.

“Las reacciones del Interbloque JxC en la reunión fueron muy positivas, estamos entusiasmados de poder avanzar en el debate legislativo”, manifestó en las redes sociales Gustavo Ídigoras, presidente de CIARA-CEC (Cámara de la Industria Aceitera de Argentina y Centro de Exportadores de Cereales).

“Planteamos la necesidad de generar una ley que dé las condiciones de previsibilidad para todos los productores agropecuarios y para industrializar el agro durante al menos diez años. La reactivación agroindustrial, con visión exportadora, debe ser una política de Estado“, agregó Ídigoras.

El documento de la CAA propone como objetivo un aumento de las exportaciones anuales (más de 16 mil millones de dólares), incrementos en el movimiento económico de todo el país (más de 32 mil millones de dólares), en el empleo distribuido en todo el país (más de 210 mil empleos directos y cerca de 700 mil indirectos).

Según explicó CAA, esta reactivación se propone con un impacto fiscal neutro, sin solicitar al Gobierno ningún tipo de subsidio, llevándose a cabo de forma sustentable, cuidando el ambiente con prácticas y procesos que no impacten en el ecosistema y aumenten la producción.

Los diputados de Juntos por el Cambio se comprometieron a trabajar junto a los representantes del CAA, en el tratamiento y debate parlamentario conducente a que antes de fin de año se pueda presentar y aprobar el proyecto de ley respectivo.

7 agosto, 2020|Diputados|0 Comments

Bs.As.| Para Pérsico, «el subsidio enferma a la sociedad» por lo que «hay que ir hacia el trabajo»

El secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, Emilio Pérsico, dijo hoy que «el subsidio enferma a la sociedad», por lo que «hay que ir hacia el trabajo» y destacó, en ese sentido, la implementación de programas como el «Potenciar Trabajo».

«Somos muy agradecidos de los subsidios pero hay que ir hacia el trabajo porque sino el subsidio termina enfermando a la sociedad. El trabajo es el ordenador de la sociedad», expresó Pérsico en declaraciones esta mañana a radio Provincia.

En otro orden, el dirigente social indicó que «más del 40% de los chicos que salen de un penal vuelven a la cárcel y hay que trabajar allí con este tipo de programas para poder dar otra salida y evitar la reincidencia».

Pérsico sostuvo también que debe trabajarse en la educación, ya que «la situación es muy difícil» y agregó: «nos preocupa que en los barrios populares los pibes se han desconectado de la escuela».

«Teníamos un 50% de deserción en el secundario y creo ahora será más», finalizó el funcionario.

7 agosto, 2020|Legislaturas Provinciales|0 Comments

Las audiencias presidenciales serán, en adelante, con perspectiva de género

Las audiencias del presidente Alberto Fernández serán, en adelante, con perspectiva de género, para comenzar a revertir una carencia en ese sentido, de acuerdo a un protocolo elaborado por la Secretaría General de la Presidencia que será presentado hoy en la Casa de Gobierno.

El protocolo establece la participación de mujeres y de población LGBTI+, en un mínimo de un 33% en las audiencias solicitadas cuando los asistentes superen las cuatro personas.

La presentación de la normativa, que se realizará a las 14 en el Salón de las Mujeres, estará a cargo de la ministra de las Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta y el director general de Audiencias, Nicolás Ritacco.

«El protocolo de audiencias presidenciales con perspectiva de género fue pensado a raíz de la problemática en torno a la representatividad de géneros en la mayoría de las audiencias del Presidente de la Nación», explicaron las fuentes oficiales.

«Visibilizando esta problemática y haciéndonos eco de la misma, desde la Secretaría General y desde la Dirección General de Audiencias se elaboró este protocolo para comenzar a revertir este escenario y aumentar la presencia de los géneros y las diversidades en los espacios de participación, discusión y debate», fundamentaron.

La ministra Gómez Alcorta y su equipo colaboraron en la tarea, tanto en la elaboración del protocolo, como en los cursos y capacitaciones de concientización a quienes no cumplan con el protocolo o no comprendan la importancia del mismo y soliciten capacitación.

Para la elaboración, se tomaron en cuenta precedentes como la Ley N°27.499, conocida como “Ley Micaela”, la creación del Ministerio del Mujeres Genero y Diversidad de la Nación y la posición del Gobierno sobre la importancia de la igualdad de género.

«Nos hacemos eco y aportamos nuestra iniciativa para que seamos un Estado y un país cada vez más inclusivo, igual y democrático para todos, todas y todes», subrayaron las fuentes.

El protocolo establece la participación de mujeres y de población LGBTI+, en un mínimo de un 33 por ciento en las audiencias solicitadas cuando los/las asistentes superen las cuatro personas.

Ese requerimiento se informará anteriormente a los solicitantes y la Dirección podrá pedir que se hagan modificaciones en la participación.

Asimismo, las ubicaciones se distribuirán teniendo en cuenta además del rango protocolar, la representación equilibrada de los géneros y se evitarán expresiones que reproduzcan estereotipos de género.

El protocolo establece que se le enviará una nota a quien no haya cumplido, en la que se pondrán a disposición cursos y capacitaciones en la temática de género dictados por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

7 agosto, 2020|Notas, Noticias|0 Comments

Chubut| La legislatura autorizó la renegociación de la deuda provincial

La legislatura del Chubut autorizó al gobierno provincial a renegociar la deuda externa de la provincia, que alcanza un monto de alrededor de 700 millones de dólares.

La instancia de negociación se abre a partir de la autorización que dio la Cámara de Diputados, que aprobó por una amplia mayoría de 25 votos a favor y sólo 1 en contra el proyecto de ley para la «refinanciación de la deuda pública provincial elevado por el Ejecutivo», según el punto del orden del día que se trató ayer.

La diputada provincial, María Belén Baskovc (Frente de Todos), fue la miembro informante en su condición de presidenta de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que emitió el despacho favorable.

“Este proyecto de renegociación de la deuda es el primer paso que se da para empezar a ordenar la economía de la provincia, pero no alcanza», consideró la legisladora en su exposición.

Agregó que «los empleados estatales están cansados de ser incluidos en un pago escalonado, lo manifiestan los jubilados por el déficit que empieza a arrojar la caja jubilatoria, lo dicen los índices de desempleo e indigencia que golpean a la provincia, índices que duelen porque se agravan y sostienen en el tiempo”.

El único voto negativo que recibió el proyecto fue del diputado Sebastián Torres, que proviene del PRO, aunque los otros dos diputados de la misma bancada (Juntos por el Cambio) acompañaron la iniciativa, pero con críticas.

El ministro de Economía del Chubut, Oscar Antonena, repasó en diálogo con esta agencia de noticias que «la deuda global que tiene Chubut con los acreedores externos es de aproximadamente 700 millones de dólares, sin contar intereses, de los cuales en octubre hay que honrar vencimiento por 40 millones» de la moneda norteamericana.

De ese monto global, 650 millones de dólares provienen de la gestión de Mario Das Neves, quien tomó la deuda para pagar a los acreedores internos del Estado -en su mayoría proveedores- con la emisión de los «Bocade» (Bono de Cancelación de Deudas) y los 50 millones restantes se heredan de la gestión de Martín Buzzi, conocido como Bopro (Bono Programa de Obra Pública de Chubut).

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, advirtió en diálogo con la prensa local que “la renegociación de la deuda llevará un proceso de entre 60 y 90 días con los acreedores, pero el contexto nacional de acuerdo nos ayuda mucho”.

Chubut tiene un déficit operativo que ronda los 2.000 millones de pesos mensuales, lo que provoca atrasos en el pago de los salarios a los empleados públicos provinciales a los que se les debe casi en su totalidad la masa salarial de junio.

7 agosto, 2020|Legislaturas Provinciales|0 Comments

Sergio Massa, sobre el viaje de Mauricio Macri a Francia: “Despreció a los argentinos” (Video)

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, manifestó que Mauricio Macri “Despreció a los argentinos al irse a Saint-Tropez (Francia)”.

“Macri despreció a los argentinos al irse a Saint-Tropez, porque muchos de los que confiaron en él en octubre del año pasado, aún para defender sus ideas, lo quisieran ver acá y no tomando sol o jugando al golf”, expresó el dirigente peronista en declaraciones en America TV.

Así, quien forma parte del oficialismo, se sumó a las críticas de un sector de la política hacia el exjefe de Estado, que se fue a Francia con el fin de cumplir una cuarentena de dos semanas antes de partir hacia Suiza, bajo su rol de presidente de la Fundación FIFA.

Esta semana, el Jefe de la Cámara Alta, se hizo eco de las las declaraciones de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, quien minimizó el aumento del delito y responsabilizó a los medios de comunicación por la difusión de los hechos, Sergio Massa opinó al respecto.

En ese sentido, manifestó: “La inseguridad es una política de Estado y, más allá de las discusiones que pueda haber entre una jurisdicción y otra, no está sujeta a polémicas”. Y posteriormente añadió: “La gente que reclama seguridad tiene razón”.

7 agosto, 2020|Diputados|0 Comments

“Un enemigo que ataca sin rostro, debe ser visibilizado” por Jorge Rachid

Un gobierno democrático, votado por el pueblo, que llegó a vencer, en primera vuelta,  a una coalición armada desde el odio, el saqueo, la exclusión social, la persecución y cárcel de la oposición, represión, entrega patrimonial nacional, endeudamiento externo, con el apoyo explícito de EEUU y su Embajada, fue puesto bajo ataque, desde el mismo momento que asumió.

A la semana de recibir un país devastado por dos crisis de deudas, la interna del hambre y del dolor social inmenso y la de deuda externa que somete la soberanía del país. A esas circunstancias hay que sumarle, la sanitaria de las dos epidemias, la de dengue que tuvo más de 3000 muertos en los últimos cuatro años y la del sarampión, cuando el país había sido declarado por la OMS, país libre de esa enfermedad y que en los años macristas, golpeó y mató nuevamente, niños argentinos por falta de vacunas, debido al ajuste económico y la incapacidad de gestión.

Pero a los 90 días de gestión, en medio de la batalla contra esos dramas heredados, la Pandemia mundial, llegó al país, con contagios importados, con nexo epidemiológico que permitió tomar medidas urgentes de pesquisa y declarar la Cuarentena temprana, que permitió salvar 16 mil vidas en los primeros cuatro meses de gestión. Esas medidas se tomaron en el despliegue de una Sala Situacional que sigue la Pandemia a nivel mundial, regional y local, discutida por epidemiólogos, infectólogos, matemáticos, sanitaristas, virólogos que en conjunto con otras especialidades, le dan al gobierno los perfiles necesarios para la toma de decisiones políticas.

En ese sentido el gobierno despliega una serie de herramientas económicas, para asistir a todos los sectores sociales y empresariales, a los fines de sostener la Cuarentena, una verdadera guerra, a un enemigo invisible, una molécula que ha puesto en vilo al mundo.

Esta situación que ha superado en sus medidas sanitarias y económicas, a otras experiencias, que han sufrido el dolor de miles de muertos y caídas de los empleos, que a nivel internacional ha puesto a la Argentina en la más alta consideración mundial. Ese reconocimiento ha sido apuntalado también por la enorme capacidad de nuestros científicos que en pocos meses lograron identificar las moléculas virales, crear los kits diagnósticos tanto serológicos como moleculares, siendo el 9° país del mundo en lograrlo, nuestros bioingenieros duplicar los respiradores y además poner en marcha tres fábricas de estos instrumentos vitales en el país, al reconvertir empresas.

Un país en guerra pandémica, pero en marcha, con algunos bolsones de necesidades a resolver, pero con el objetivo fijado de defender la vida, habilitando la economía necesaria para su sostenimiento, que a medida que se vaya venciendo, se irá recuperando lentamente, como en cualquier guerra. Once millones de bolsones de alimentos, 9 millones de ingresos familiares de emergencia IFE, más de dos millones de ATP, salarios para evitar despidos, congelamiento de tarifas de servicios públicos, decretos evitando despidos y desalojos, créditos a tasa cero para monotributistas y de bajo interés para empresarios, son algunas de las medidas desplegadas por un gobierno incipiente, que está sometido al ataque perpetuo.

Uno se pregunta si estas descripciones están llegando al conjunto de los argentinos y la respuesta es no. Esa respuesta está dada por la presencia hegemónica de medios, que alguna vez fueron de comunicación y ahora son factores de poder que operan en la direccionalidad de las políticas, son promotores del odio, siembran miedos e inquietudes en la población, llaman a confrontar a un gobierno cuya única preocupación es la de equilibrar la balanza entre la salud y la economía. Eso son Clarín y La Nación que responden por sí y por terceros golpistas y destituyentes, empujados por intereses cruzados de fondos de inversión, el círculo rojo y la Embajada de EEUU, que intentan impedir en la región, el asentamiento de políticas soberanas, independientes de los dictados imperiales, extorsivos y manipuladores, que utilizan sus rampas misilísticas mediáticas y políticos lacayos, que no dudan en atacar, sin medir consecuencias sociales y económicas, que se traducen en pérdidas de vidas y hambre generalizado.

Estos mismos medios, esconden la información internacional, no muestran las fosas comunes en Central Park de Nueva York, ni las de Manaos, tampoco las de Bergamo, Italia, ni los camiones refrigerados llenos de cadáveres de España, ni las calles con muertos de Ecuador o Perú y los colapsos sanitarios de Chile y cientos de países del mundo.

En esa situación, vivimos un estado de excitación confrontativa, en donde todas las noticias son leídas en términos binarios, que hacen de nuestro pueblo una diáspora de fácil manipulación, antes que un pueblo de sueños comunes. No surge sólo del odio estimulado y provocado, ni siquiera de construcciones de pensamiento diferentes, tampoco del rol del Estado, cuando el reconocimiento del mismo, en el marco de la Pandemia, en todo el mundo ha sido reivindicado como ordenador social y ejecutor estratégico y financiero de políticas públicas, desplazando al Mercado todopoderoso, instalado por el neoliberalismo dominante en los últimos 50 años.

Pero el enemigo sin rostro, oculto detrás de actores menores, repetidores de guiones y sin capacidad de réplica, excepto el insulto o la victimización, pero amplificados por esos medios, que hacen de minorías oligárquicas, voces dominantes que construyen sentido en la sociedad. Se esconden detrás de excusas para no sesionar democráticamente, gritan en vez de discutir, no aceptan modificar aquellos instrumentos que son percibidos por el pueblo, como corruptos, por ejemplo la Justicia o las políticas Tributarias.

Pero el enemigo está ahí, detrás de las cortinas de humo fumigadas por los medios, las explicaciones racionales del gobierno, tapados por gritos destemplados y además convocando a linchamientos públicos, rompiendo la Cuarentena y poniendo en riesgo al conjunto de los argentinos.

Si esta situación se mantiene, la Argentina se encamina hacia una confrontación civil de consecuencias imprevisibles. El enemigo no siente piedad por esa posibilidad, ya que en el pasado bombardearon, fusilaron desaparecieron miles de jóvenes, persiguieron, encarcelaron sin pruebas, sólo con agitar las aguas del odio y la venganza, contra los gobiernos populares que intentaron defender los intereses populares. Por eso el peronismo es el objeto del deseo del poder hegemónico, desde hace 70 años, que opera desde las usinas de los intereses norteamericanos y europeos, multinacionales, y fondos de inversión, que ven en el Estado Justicialista un enemigo a vencer.

El pueblo peronista, consustanciado de Patria no cederá a esa ofensiva, como lo hicimos desde los albores de la historia, ese pueblo, nuestro pueblo que es la categoría superior de la Patria, siempre vencerá.

 

(*) Jorge Rachid es médico sanitarista, pensador nacional y Asesor del Gobernador de Buenos Aires

3 agosto, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto que suspende las quiebras hasta marzo

La Cámara de Diputados aprobó -con 250 votos afirmativos y dos abstenciones de los Legisladores de la Izquierda- un proyecto consensuado entre todos los bloques parlamentarios que declara la emergencia hasta el 31 de marzo de 2021 para procesos de concursos preventivos y quiebras, en el marco de la pandemia por coronavirus.

El texto consensuado plantea la suspensión del cómputo de los plazos procesales regidos por la ley de quiebras por 180 días e indica que será el juez de cada proceso el que deberá fijar un nuevo cronograma.

En tanto, quedarán suspendidos “en pleno derecho y sin requerimiento de parte” los procesos de ejecución de cualquier tipo de garantías de obligaciones financieras; la totalidad de las subastas judiciales y extrajudiciales, incluidas las hipotecarias y prendarias; la prescripción y caducidad de los créditos.

También se prohíben “nuevos embargos sobre cuentas bancarias, excepto para el caso de los procedimientos de comprobación y pronto pago de créditos laborales, y créditos de origen alimentarios”.

Al inicio del debate, el diputado oficialista, Rodolfo Tailhade, destacó que se haya «podido avanzar a un acuerdo político en torno a un texto».

En tanto, su compañero de bancada, Carlos Selva, destacó que «el proyecto original tenía plazo de cobertura hasta el 31 de diciembre y con muy buen criterio, los miembros de la Comisión de Justicia interpretaron razonablemente llevar este plazo hasta el 31 de marzo» de 2021.

«Se ha ahondado y se ha ampliado y se han salvado situaciones que en el proyecto original podrían haber generado mayor litigiosidad y conflicto», subrayó Selva al destacar la unificación de proyectos del oficialismo y de la oposición.

A su turno, el titular de la bancada del PRO, Cristian Ritondo, indicó: «Entendimos que este proyecto era el complemento de la ley de moratoria que vamos a tratar luego. El aislamiento obligatorio ha planteado una serie de desafíos que nos demanda respuestas para el aparato de producción. Miles de empresas están en riesgo y con ellas muchos empleos formales».

Durante el debate la diputada lavagnista Graciela Camaño planteó  que “Hay 650 mil empresas activas en el país. Unas 100 mil empresas, se estima, están complicadas y pueden llegar a acceder a los procesos cuando se abran los tribunales. Esas 100 mil empresas tienen alrededor de 3 millones de trabajadores, el 70% está en el AMBA y el 30% en el interior” y agregó: “Esta suspensión es un alivio, no una solución. Es cerrar la tranquera para que las empresas no se vayan al diablo”.

En tanto, el titular del interbloque Unidad y Equidad Federal, José Luis Ramón, explicó que este proyecto busca congelar la situación de las quiebras e hizo hincapié en la inclusión de personas humanas.

“Desde nuestro bloque incorporamos la cuestión de las personas humanas. Poder ingresar al consumidor y al trabajador en este proyecto es un avance enorme. Para aquel ciudadano común que no es una empresa y que ahora tiene la oportunidad de sanear un proyecto de quiebra es fundamental”, indicó.

La sesión ahora continúa con la discusión de la nueva ley de moratoria.

 

31 julio, 2020|Diputados|0 Comments

Nuevo cruce entre Massa y Fernando Iglesias: «Yo no tengo coronita, la que tiene es esa que tiene cinco prisiones preventivas» (Video)

En la jornada de hoy se dio un nuevo cruce entre entre el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el diputado de Pro, Fernando Iglesias, que alteró por un momento el clima de consenso que impera en la Cámara de Diputados, cuando el segundo pidió la palabra para “plantear una cuestión de privilegio».

“La cuestión de privilegio es contra usted” espetó Iglesias argumentando que en la Sesión anterior se le “denegó el uso de la palabra” y explicó que su pedido se basaba en el Reglamento de la Cámara que establece que “se trata de una moción orden” la cual contempla que se puede realizar independiente del “asunto que está en debate”.

“Esta irregularidad afecta a mi función y potestad como Diputado” continúo exponiendo “es que hoy tendremos una Sesión virtual con un acuerdo para tratar solamente temas donde estábamos de acuerdo y había un consenso, pero hoy no hay consenso, sobre todo con el vergonzoso artículo 11 de la Ley que vamos a tratar (NR: Refiere al inciso que contempla la moratoria a empresas en quiebra, que ya no realizan su actividad. Medida que para la oposición beneficia directamente a Cristobal López) afirmó.

En esta línea sostuvo que “de todas manera vamos a tratar la Ley” sin antes manifestarle a Sergio Massa que lo hacía  “responsable” a él, de las mencionadas irregularidades.

Iglesias recordó las palabras de Massa, en la anterior Sesión, donde peste le recriminó que «Si no le interesa el acuerdo, lo que tiene que hacer es retirarse del bloque, armar un bloque propio y venir a Labor Parlamentaria. Si no, debe respetar a sus autoridades de bloque, diputado. Usted no tiene coronita, no me agote la paciencia».

“Su función no es decirme a mí en que Bloque debo estar” acusó el Diputado y agregó “Tampoco usted es un General de un Ejército y los Presidentes de Bloque no somos sus lugartenientes. Esto es una democracia y si le gusta el verticalismo ejérzalo en el Partido en el que está. Nosotros no somos verticalistas. Haga cumplir el reglamento, no lo guione”.

Además hizo mención que él “no tiene ni quiere tener coronita” pero la que si tiene es “esa que tiene cinco prisiones preventivas y no pasó un día en prisión. A esa quítele la coronita (NR En clara alusión a Cristina Fernández)”

31 julio, 2020|Diputados|0 Comments

El Futuro de los Argentinos está en el Mar por Bárbara Solernou

A partir del año 2000 las nuevas legislaciones internacionales favorecieron a nuestro país, que con largo trabajo de cancillería mediante obtuvo el reconocimiento de la CONVEMAR -Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar- de la extensión de nuestra plataforma continental. La Argentina se convierte así en un país marítimo cuyas dimensiones son: 1 millón de km2 de Continente Antártico (10% de la superficie total del país) 2,8 millones de km2 en el Continente Americano (27% de la superficie total del país) y 6,5 millones de km2 de Espacio Marítimo (63% de la superficie total del país). He ahí la nueva Argentina del siglo XXI que no para de crecer, bicontinental, bioceánica y estrictamente marítima.

Si observamos la verdadera escala de nuestro territorio que va desde La Quiaca-Jujuy hasta el Polo Sur -el punto más austral de la Tierra de San Martín- la provincia del centro y la más grande del país es Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Su ubicación es estratégica dada su cercanía con: el Estrecho de Magallanes, Cabo de Hornos, Pasaje de Drake, Mar del Scotia, Mar de Weddell, resto del Espacio Marítimo Argentino y las Islas Malvinas. Siendo la mayor isla de la Nación de posición geoestratégica, y considerando la transformación cualitativa de nuestro territorio con preponderancia en el Atlántico Sur, resulta extraño que ningún gobierno haya implementado ni una sola política naval.

Un preanuncio es la ley de Integración Territorial -la 26.776 del año 2012- que establece la realización de un Cruce por Aguas Argentinas entre la ya mencionada provincia insular y el continente a través de los puntos de menor distancia posible y en buques portarodantes. Pero la retórica parlamentaria no alcanza, hace falta el poder del que ejecuta. Social 21-La Tendencia consiguió la cotización oficial de 2 buques roll-on roll-off, por parte del Ingeniero Daniel Romano, Gerente General del Astillero Río Santiago, para fabricar los barcos del cruce en dicha Empresa del Estado. Estas obras generarían más de 3.000 puestos de trabajo en Ensenada -donde se sitúa el A.R.S- entre trabajo directo, indirecto y reflejo social. Con la construcción de los puertos, uno en Cabo Vírgenes-Santa Cruz y otro en Cabo Espíritu Santo-Tierra del Fuego, se estipula además la creación de otros 7.000 puestos de trabajo en el sur patagónico. Siendo la naval una actividad estratégica -contemplada por el gobierno como tarea esencial- que no paró un solo día de esta cuarentena en astilleros privados, no se explica cómo el único astillero estatal esté paralizado. ¡Hacen falta las órdenes de compra para reactivar nuestro Astillero ya! Hace 8 años que existe la ley sancionada por unanimidad y promulgada por Cristina Kirchner, el fideicomiso de U$ 100 millones para las obras presentado por el entonces Ministro de Economía Axel Kicillof y la cotización oficial del Astillero Río Santiago, lo único que falta es decisión política. No es un servicio comercial lo que está en juego, es la geopolítica. La soberanía no se declama, se ejerce. 

El entero mundo mira al Atlántico Sur como la fuente de alimentos del futuro. Los kelpers, ocupas marítimos que se dicen ingleses pero nacen y mueren en suelo argentino, emiten licencias ilegales de pesca para que buques europeos, asiáticos y norteamericanos -habiendo ya depredado sus caladeros de origen- roben nuestros recursos pesqueros violando las vedas y rompiendo el ciclo biológico de reproducción de las especies. Proteger la Pachamama, nuestra Madre Tierra, no interesa a colonos piratas que viven sin trabajar de la renta pesquera furtiva. Más bien, es un imperativo categórico nacional para restablecer el Pachakuti, el equilibrio de nuestra biomasa marina que con tantas riquezas nos bendice. La destrucción, tan lucrativa para los intereses capitalistas ingleses, no cesará sin una fuerte acción política del Estado argentino. Más que a petróleo, las Malvinas huelen a pescado.

El Cruce por Aguas Argentinas va mucho más allá de la integración territorial. Una fuerte presencia del Estado en el centro del escenario naval, significa una respuesta geopolítica al Foreign Office Inglés y al Pentágono nortemaericano que dominan el Atlántico Sur, el Pasaje de Drake y el Estrecho de Magallanes, zona liberada por la que cruzan al Pacífico los mega buques mercantes de las multinacionales y los de guerra también -recordar el cruce en 2004 del portaviones anglosajón Ronald Reagan de 332 m de eslora, más de 40 m de manga y más de 75 m de ancho de pista de aterrizaje-. Por lo tanto, junto con el cruce es sumamente necesario mudar el principal apostadero de la Armada, actualmente ubicado en Punta Alta-Bahía Blanca a más de 1.300 km del conflicto, a la Isla de Tierra del Fuego o la Isla de los Estados -a solo 350 km de Malvinas- como base aeronaval y desde ahí controlar todo el Espacio Marítimo Argentino. Nuestra diplomacia, que tan bien desnuda la voluntad imperialista de Inglaterra y sus socios del ’82 (EEUU, Europa, la OTAN, Pinochet), ¿no se vería fortalecida por una mayor presencia nacional (2 puertos + 2 cruces diarios) en el mismísimo escenario de los acontecimientos?, ¿no necesita un poco de respaldo físico nuestra vanguardia diplomática? Más aún, el Papa Francisco, ese jesuita de armas tomar, ¿no bendeciría este avance hacia Malvinas? Semejante futuro marítimo merece ideas y proyectos que estén a la altura del espíritu antiimperialista que caracteriza a los argentinos. Basta ya de medias tintas y balbuceos. Es hora de definiciones.  

La Argentina debe volver a navegar con buques de guerra, pesqueros y mercantes. Con un comercio exterior de 160 millones de toneladas de cargas que entran y salen del país en fletes marítimos, es insólito que ninguno de ellos sea nacional. La Argentina paga la totalidad del servicio de flete a las multinacionales, abaratando sus exportaciones y encareciendo sus importaciones. Un absurdo que solo perjudica a la Patria y beneficia a Cofco, Cargill, Monsanto, ADM, Maersk Sealand, Evergreen, Mediterranean Shipping Company, entre otras. El Plan Naval Argentino, que Social 21-La Tendencia impulsa hace años, establece la fabricación de 118 graneleros, 39 petroleros, 14 portacontenedores, 2.400 barcazas y 840 pesqueros en una noria de producción de 35 años, recreando la Marina Mercante Nacional, la Flota Pesquera del Estado y generando para el país más de 140.000 puestos de trabajo genuinos y para siempre. El mismo se monta sobre tres proyectos de ley que fueron presentados recientemente a nivel nacional por Magdalena Sierra, Hugo Yasky, Adrián Grana, Walter Correa, y demás diputados del Frente de Todos; y a nivel provincial cuentan con el apoyo, entre otros, de la diputada María Laura Ramírez. A saber: Transporte por Agua con Reserva de Cargas (expte. N° 2965-D-2020) genera un mercado cautivo de fletes de ultramar para buques de bandera nacional, Fondo de Desarrollo de la Industria Naval Nacional -FODINN- (expte. N° 2966-D-2020) crea un financiamiento genuino para la fabricación de barcos en el país y Empresa de Líneas Multimodales Argentina Siglo XXI -ELMA XXI- (expte. N° 4813-D-2019) constituye una corporación estatal que integra los cuatro modos de transporte -carretero, aeronáutico, ferroviario y naval- para realizar el traslado de pasajeros y cargas en un sistema logístico federal. No ser soberanos en el comercio exterior habilita el peor de los flagelos: la Argentina produce y exporta alimentos capaz de abastecer a más de 470 millones de personas y sin embargo, siendo apenas 44 millones de habitantes, nuestro Pueblo sufre de hambre. Dichos proyectos recuperan el control logístico sobre nuestra producción en manos del Estado y permiten definir una política interna de justicia social garantizado primero la provisión nacional.

La pampa húmeda, las verdes praderas de Kansas y todas las superficies cultivables del planeta, en el futuro serán insuficientes para proveer de alimentos a la humanidad. Las proteínas vegetales que la tierra puede darnos son inferiores a las de origen animal -de máxima calidad y cantidad- que nuestro Atlántico Sur, el océano más rico del mundo en plancton, krill y oxígeno, nos da ahora mismo, generosamente. La primacía latifundista que históricamente benefició a intereses foráneos-imperialistas y caracterizó a nuestro país como el «granero del mundo» debe ser interpelada de hecho por una política soberana que favorezca al Pueblo Trabajador y a la Patria Argentina. En nuestro mar, «el caladero del mundo», está puesta la esperanza y el corazón de los humildes que anhelan profundamente un giro de timón en la historia de este país. El futuro ya llegó.

 

 

27 julio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

¿Qué «miramos» cuando «vemos» el video del Intendente de José C. Paz? por Juan Jose Postararo

El pasado fín de semana, en las redes, se hizo viral un video del intendente de Jose C. Paz, Mario Ishii, mientras mantenía un fuerte cruce en la calle con un grupo de empleados públicos que trabajan en el sector de la salud y pedían por mejores condiciones laborales. Ante este reclamo, el intendente del PJ cerró la discusión admitiendo que los tiene que «cubrir cuando están vendiendo falopa en las ambulancias».

«Yo quiero laburar con los que quieren laburar y tengan ganas de laburar. Los que no quieren laburar, muchachos, tienen libertad de acción. Cuando se cagan de hambre, vienen a pedir laburo y yo se los doy. Si se mandan una cagada, venden falopa, yo los tengo que cubrir, no los rajé todavía, cuando me están vendiendo falopa con las ambulancias», se lo escucha decir en el video.

Acaso una de las frases más fuertes. Contundente. De esas que impactan  al punto de disputarle “mano a mano”, y casi treinta años después, el podio de “Sincericidios políticos”, con la que soltó el dirigente sindical gastronómico, Luis Barrionuevo, en la mesa de Mirtha Legrand allá por los ’90: «Hay que dejar de robar por dos años». Son esas “verdades encubiertas” que parecen descubrir el velo de una realidad tácita, esas que todos dicen “conocer” pero ningún actor directo “aceptar”.

Entonces aquí quedan dos opciones: O quedarse con la foto o analizar la película en su totalidad. Si optamos por la opción uno el destino de las acciones parece acotarse a pedir la renuncia (para no caer en la “ejecución en Plaza de Mayo” de los extremistas de siempre) del Intendente.

Pero si optamos por la segunda opción, la tarea es compleja y amerita algo  más que la mera sanción.  Implica entrar en el “barro”, ensuciarse las manos en el lodo y erradicar la “podredumbre” desde el fondo, desde los cimientos y la raíz.  Implica el “mea culpa” ciudadano, el dejar en la mesa de luz la hipocresía y chocar de frente con esa realidad que azota, que existe, que convive con nosotros y que, a diario, preferimos muchas veces ignorar y vivir como si no existiera.

Porque el primer concepto que afrontamos es despojar el hecho de toda bandera política. Porque Ishii no es un hombre nuevo en las esferas del poder, incluso fue uno de los pocos que peronistas que gobernó durante el Macrismo: «Soy el único barón del conurbano que la gente eligió una vez más» sentenció en 2015. En el mejor de los casos, entonces, la línea de conducta se pierde en la línea temporal, atraviesa gestiones partidarias.  El entramado en el conurbado con los “punteros” políticos es tan viejo como la política misma. Es una daga que hiere de manera trasversal desde siempre.

Los “Barones” del Conurbano

Desde la vuelta a la democracia, los intendentes fueron ganando poder, y pasaron de meros administradores de las tasas comunales a factores clave para entender la realidad del país. Pese a las derrotas —algunas insólitas—los barones existen, aunque su alcance parece más limitado. Si algo demostró María Eugenia Vidal (En 2015) fue que se puede ganar una elección sin sus apoyos. Lo cierto es que tampoco demostró intenciones de desbaratar aquel entramado que hace complejo al conurbano.

Si bien el gobierno radical de Alejandro Armendáriz intentó una política de acercamiento, recién con la vuelta del justicialismo a la gobernación provincial se empezó a forjar el poder de los intendentes del conurbano. Ya en 1989, el entonces gobernador Antonio Cafiero preparó un informe sobre la realidad de los distritos del primer cordón, donde se hablaba de tres problemas fundamentales: la alta concentración de población, los índices en aumento de necesidades básicas insatisfechas y el virtual colapso de servicios. Todo esto, afirmaba el trabajo, daba como resultado una “creciente confrontación social”.

Ya en la gobernación de Eduardo Duhalde, se comenzó a darle forma al que sería el primer gran instrumento de poder que tuvieron los intendentes: el denominado Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense (FRHCB). Aprobado por una ley nacional en 1992, fue un instrumento fundamental para sostener muchas de las gestiones que se volvieron emblemáticas en la región, a partir de cuantiosos recursos que eran manejados de manera discrecional por los jefes comunales y el gobierno bonaerense. Así, en sus primeros pasos se transfirieron 44 millones pesos para obras en 1992, 300 millones en 1993, 406 millones en 1994 y 508 millones en 1995.

Con este paso, crecieron gestiones históricas, y se fueron conformando los liderazgos que darías paso a los famosos barones. La relación horizontal con el gobernador —y sus fondos—hizo que muchas situaciones se definieran de manera casi informal entre las partes.

Los “Punteros”

Otro de los actores que no son nuevos y conforman el “Círculo Vicioso” del Gran Buenos Aires. Se trata de aquellos partidarios barriales que hacen de intermediarios entre sus jefes –políticos que buscan el apoyo de los electores– y la gente pobre. Cumplen funciones múltiples en las barriadas y así maximizan ese apoyo. Son la mano de obra que en los barrios pobres los intendentes y candidatos a intendente utilizan para ganar elecciones y gobernar. El poder del puntero depende en igual medida del acceso que tenga a políticos capaces de garantizarle recursos como de sus vínculos personales con los votantes.

¿Es uno de los tantos inventos Peronista? A juzgar por la historia no. Podemos remontarnos al Partido Autonomista Nacional (PAN) era una liga de gobernadores y caudillos que se apoyaba territorialmente en sus punteros. La Unión Cívica Radical (UCR) tuvo los propios y aún los tiene en determinadas zonas del país. En las villas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), el PRO no deja de tener sus referentes barriales, sobre todo a través de los delegados y las cooperativas.

Independientemente de las banderas, los punteros o referentes barriales son un modo de estar presente y hacer política en las zonas pobres del país. Podemos sentenciar que el punterismo y las intendencias son así como el “hambre” y las “ganas de comer”. Quién se beneficia de quien es complejo de desentrañar.

La Realidad.

Ver la película completa, como se detallaba líneas arribas, implica entonces hacer tangible esta realidad que parece ser “mitología”. Es hacerse cargo de que los intendentes no llegan por arte de magia a sus puestos.  Y acaso tampoco la existencia de otros actores que conforman la “red” política del conurbano.  La pregunta es ¿Qué hacer al respecto? ¿Asombrarse por los dichos de Ishii? ¿Escandalizarse por “la foto” aunque esta sea despreciable, desagradable y repudiable? O es hora entonces de poner cada uno desde el rol que le toca (Política, Periodismo, Ciudadano) la cuota parte necesaria para ir erradicando estos menesteres de nuestra sociedad de una vez para y para todas.

Desde la Municipalidad de José C. Paz, explicaron a este medio, que el intendente no hablaba de “Drogas duras” cuando utilizó la frase “falopa” sino de “medicamentos que se roban de las ambulancias, tales como clonazepam y otros fármacos que luego son revendidos”. Poco importa a estas alturas el concepto en sí.  Lo que no hay que dejar pasar por alto es la construcción de esa realidad que azota a diario los barrios más vulnerables. La convivencia que parece indispensable entre el “puntero” y la “política”.  La doble vara del discurso político que esconden “bajo la alfombra” las menudees de un accionar que muchas (por no decir todas) les sirve.

En conclusión el mirar la “foto” entonces implicará agitar el brazo en alto con el dedo acusador hacia el cielo. Golpear la mesa de café y ensayar un enojo breve. Gritarles algunas que otras groserías al noticioso.  Observar toda la película, por el contrario, necesitará de una mirada desde lo individual a lo colectivo. Desde el ser al conjunto de la sociedad. Ameritará un proceso intelectual y de acción que no bastará con la rabia momentánea y conllevará un trabajo que, indefectiblemente, se prolongará en el tiempo.  Tardará meses, años, generaciones el resultado final, que sin dudas tendrá un efecto eterno. Será cuestión de preguntarnos que es lo que queremos y cuál es el sacrificio que estamos dispuesto a hacer, para luego si comenzar a discutir lo que implica realmente el video viral de Ishii.

 

 

Para #CincoDias por Juan José Postararo

27 julio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

«Pandemia, Vulnerabilidades, Finitud» por Jorge Rachid

La humanidad desde siempre ha tenido con la muerte una relación disímil, compleja, contradictoria, refugiada en las religiones y el concepto de la vida después de la muerte, ha hecho de ella un elemento inconsciente, de la única certeza que se tiene biológicamente.

Nadie puede predecir de qué se va a enfermar, ni tampoco como se va a manejar en esas circunstancias. En general las personas piensan, que todas las noticias terribles que transmiten los medios, les pasan a los demás, que nunca les llegará el infortunio, o en todo caso se preparan para afrontarlo, como la inseguridad. En otros casos aun conociendo la realidad, la ignoran en lo que los psicólogos llaman la desmentida, saben que están en peligro pero lo desprecian. En ese hecho por ejemplo, alentando la irresponsabilidad social, se basan los medios para atacar la Cuarentena

Los eventos más difíciles de manejar por los individuos son los hechos traumáticos, aquellos como los accidentes de tránsito graves y siniestros laborales, que ocurren de manera inesperada y cambian las vidas de las personas. Esos dejan huellas indelebles que son mecanismos psicológicos denominados stress postraumático, que pueden llevarse por años, como pesada y agobiante mochila psicológica. Lo mismo ocurre con las guerras, en donde los individuos deben transcurrir episodios, que en su vida normal, serían imposibles de sólo pensarlos, como lastimar o matar a alguien, tener su casa bombardeada, huir sin destino por caminos desconocidos, convivir con extraños en campamentos de refugiados infinitos. Ese tipo de acontecimientos dejan huellas para toda la vida.

La Pandemia, hecho inesperado, global, dramático, nos pone como Humanidad, frente a dos situaciones difíciles de llevar por parte de las comunidades y de los individuos, originando comportamientos disímiles, contradictorios que expresan como toda situación límite, las personalidades de los individuos. Así algunos reaccionan ignorando los peligros de una situación que los tiene, otros con miedos profundos que paralizan, muchos venciendo los mismos, trabajan para la comunidad abnegadamente, no siendo siempre reconocidos, otros simplemente hacen lo que pueden dejando transcurrir la tragedia en el tiempo.

Sin intentar ser especialista en el tema, creo que como en las enfermedades graves, cuando los pacientes o las comunidades, comienzan a sentirse vulnerables, comienzan a ser diferentes, ni mejores ni peores, simplemente recorren otros comportamientos individuales y sociales, recuperan los afectos, priorizan sus necesidades de modo diferente, se humanizan en un mundo, frío, mecánico y calculador del objeto como fin de la vida, (casa, auto, viajes, ropa, etc), pasando a segundo plano esas antiguas urgencias, avanzando hacia la humanización y la solidaridad en la vida diaria.

 

 

(*) Jorge Rachid es médico sanitarista, pensador nacional y Asesor del Gobernador de Buenos Aires

25 julio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

JUJUY – Humberto López sostuvo que “Exar debe asumir la responsabilidad por sus trabajadores”

El diputado provincial Humberto López (UCR) se solidarizó con la familia trabajadora de Exar sumida en una dramática situación, resultante de los más de 200 contagios de COVID-19 registrados en la planta de esa empresa minera, y consideró que “los protocolos están para ser cumplidos, no sólo para obtener una habilitación”.

Sostuvo que el respeto por los protocolos de bioseguridad aprobados por el Comité Operativo de Emergencia (COE) para combatir al coronavirus, “reflejan el nivel de responsabilidad de las empresas ante la salud de sus trabajadores y sus respectivas familias” y en esta línea argumental aseveró que “observar las medidas preventivas es sinónimo de respeto a la vida”.

Consideró que “el virus iba a llegar a la provincia, era inevitable, no obstante las múltiples medidas de prevención y control dispuestas por el Gobierno de la Provincia en coordinación con el COE”, sin embargo advirtió que “de haberse respetado el distanciamiento, el aislamiento y el testeo, la terrible situación de Susques no habría ocurrido”.

«Exar pretende ahora ocultar sus errores debajo de la alfombra, enrostrando a propios y ajenos su poder económico, contratando hoteles de primera y servicios diferenciados, en una inequívoca conducta prepotente y soberbia», indicó y resaltó que «no hay que confundir, simplemente lo hace para limpiar su imagen pública, ya que sus trabajadores no son su prioridad y quedó demostrado con los más de 200 contagios».

«En algún momento la empresa tendrá que asumir su responsabilidad y dar las explicaciones que necesitan las familias de los enfermos y aceptar que nada hizo para preservar la salud de sus sacrificados obreros», afirmó y destacó que “cree que todo se resuelve con dinero, pagando, comprando, pero ni antes ni ahora repara en el dolor de su gente, la misma que sostiene con esfuerzo sus inversiones e intereses».

Subrayó que “el desprecio y la irresponsabilidad empresaria superan límites extremos”, a punto tal que “a esta altura de los acontecimientos nada sabe del caso cero y para colmo ahora pretende desviar el eje de atención y buscar culpables externos, sin hacerse cargo de lo que le corresponde” y agregó que “para eso se apoya en las estructuras anónimas que minúsculas fracciones políticas sostienen en redes sociales, a las que solo les interesa desestabilizar al gobierno provincial”. “Especulan y hacen política a costilla de la salud, el dolor y la desesperación de los trabajadores”, resaltó López.

22 julio, 2020|Legislaturas Provinciales|0 Comments

La Pandemia destruyó los pilares culturales neoliberales, por Jorge Rachid

La dominación y el coloniaje neoliberal a nivel mundial se asienta, en ejes económicos como los fondos de inversión supranacionales, geopolíticos sobre países, a los que deciden disciplinar en cuestiones de respeto al Mercado y culturales a los fines de diluir identidades nacionales y consolidar su sujeción al mercantilismo.

Pero una molécula, menos que un ser, para decirlo con lenguaje popular, menos que un bicho, ha provocado una crisis sanitaria mundial, que ha desnudado la fragilidad del sistema brutal e inhumano, que ya estaba en crisis civilizatoria, por con causalidades concurrentes a la destrucción del planeta y de la vida humana, con el calentamiento global, la desertización de las tierras, la concentración de las riquezas, naturalizando las muertes y destrucciones de ciudades, desplazamientos de millones de personas huyendo, el hambre y las epidemias lejanas, que poco importan “al occidente civilizado”.

Pero la molécula parásita, menos que un bicho, hizo caer Mercados, Bolsas de Valores, destruyó empresas y lo más lamentable provocó muertes, dolor y miedo en todos los pueblos del mundo. Esa fragilidad de lo que aparecía prepotente, como “la armada invencible”, paseando por el planeta su nivel de amenazas, bloqueos, guerras localizadas, asesinatos por drones a miles de kilómetros de distancia, fue dañado por una crisis sanitaria ante la cual debió rendir armas y bagajes, demostrando su impotencia ante los hechos de una naturaleza que resiste su propia destrucción y se defiende atacando.

Pero ese neoliberalismo, cultura dominante durante más de 50 años, se asentaba en algunas premisas, casi definiciones doctrinarias de los nuevos tiempos, reconstruyendo hasta cuestiones filosóficas como la adoración de los objetos por sobre el cuidado de la naturaleza. Ese neoliberalismo había borrado el Estado de Bienestar, los había sometido al mercantilismo emergente de la financiarización de la economía a escala global, privilegiando los índices macroeconómicos por sobre la vida de los seres humanos, produciendo una concentración de las riquezas en el mundo, que sólo trajo dolor social inmenso, intentando hacer del miedo al futuro, cundir la resignación a los pueblos. Una nueva esclavitud, una nueva colonización, un nuevo mundo injusto que estábamos viviendo, notable por lo brutal e inhumano.

Para poder concentrar esos elementos en el conjunto social, era necesario fortalecer los aspectos culturales que le diesen solidez en el tiempo, a sus herramientas de dominación a través de las generaciones. Ese eje es provocar  la diáspora social, a partir de inculcar a través de los medios hegemónicos, aliados y socios indispensables de la construcción del modelo socio económico neoliberal, el individualismo, caracterizado por el egoísmo social, la indiferencia común, el fortalecimiento de la meritocracia como elevamiento social, reemplazando la movilidad social de una sociedad más justa y solidaria, que era el eje cultural identitario del pueblo argentino.

Entonces en el mundo, ante la irrupción de la Pandemia, los gobiernos recuperaron la memoria del rol de Estado, en las sociedades modernas del Estado de Bienestar, en los cuales las políticas públicas, los diseños estratégicos en Seguridad Social y Salud no pueden estar en manos de empresas dedicadas al lucro, sometidas al Mercado. O sea el Estado recuperando su papel de ordenador social, desplazando al Mercado, es una de las derrotas más significativas del neoliberalismo, a partir de la Pandemia, destruyendo su pilar principal de sometimiento cultural.

Pero no menos severa fue la derrota neoliberal, al convocar la Pandemia a la solidaridad social activa, a la defensa común de la salud de los pueblos, a una causa justa por la cual luchar frente al infortunio pandémico trágico, convocando al bien común como destino que elimina el individualismo como eje social, reconstruyendo afectos sociales y previsiones de vida a futuro. Esas derrotas, sin dudas se ven fortalecidas en cuanto hubo gobiernos como en el de Alberto y Cristina, que fueron capaces, desde una concepción nacional y popular, de convocar al conjunto social argentino a una épica que comenzó a escribirse en el mismo momento de decretarse la Cuarentena, lo cual le dio una fortaleza impensada, a pocos días de asumir, ante graves circunstancias previas, privilegiando la vida como prioritaria de la política, humanizándola.

Vemos entonces compatriotas, cuales son las diferencias sustanciales entre modelos políticos sociales, No todo es igual, nadie es indiferente ante la vida o la muerte, la política también decide esos temas cuando fortalece la salud como eje de construcción de la vida cotidiana, frente a quienes sólo ven los negocios y la macro economía, despreciando a las necesidades del pueblo.

Por esa razón la Cuarentena fue y es una de las políticas más atacadas, por los enemigos del peronismo y del pueblo, porque desnudaba lo insensible e impracticable del sistema que habían impuesto a sangre y fuego, bajo órdenes del coloniaje imperial, que el virus, menos que un bicho, desnudó y destruyó.

 

 

(*) Jorge Rachid es médico sanitarista, pensador nacional y Asesor del Gobernador de Buenos Aires

22 julio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

Víctimas, Victimarios y Muerte. ¿Quien es quien? por Juan José Postararo

En los últimos días fue noticia el caso de Jorge Adolfo Ríos, el jubilado de 71 años que mató a un ladrón en medio de un asalto en su casa de Quilmes, en Buenos Aires, el hecho abrió en la sociedad el debate que pone en el tapete varias cuestiones: la portación de armas en civiles, la defensa propia, incluso cuestiones que rozan los Derechos Humanos.

¿Debe cumplir una pena alguien que mató a otro en defensa de su propia vida? ¿Tiene menos valor la vida de una persona porque ésta se dedique a robar? ¿Es justo el reclamo de justicia por parte de la familia del malhechor ultimado siendo que éste encontró su muerte delinquiendo? ¿La portación de armas por partes de civiles disminuye la delincuencia? Éstas son algunas de las tantas preguntas que revoletean por el aire de la actualidad.

Sin dudas el tema es complejo y amerita analizarlo desde varios puntos de vista. En principio vamos a establecer tres cuestiones básicas para entender a que refiere la figura de “Legítima Defensa”. Según el Código Penal se le está, bajo ciertas circunstancias, permitido a una persona el defender sus derechos a través de la afectación de un tercero que pone en peligro aquellos.

En primer lugar la Ley establece que debe existir efectivamente riesgo de vida de la persona. No aplica entonces en los casos en los que, por ejemplo, el atacante este huyendo o desarmado. Aquí pues el único que tiene potestad para reprimir una conducta delictiva es el Estado, con el auxilio de las fuerzas de seguridad y el Poder Judicial.

Otro punto a tener en cuenta es que la defensa tiene que ser proporcional a la agresión sufrida. Por ejemplo, si yo desde el patio de mi casa veo que están robándome gallinas no puedo dispararle al ladrón argumentando “legítima defensa”. Un exceso desmedido en el uso de mi defensa puede ser luego abordada legalmente en mi contra como un delito culposo.

Y por último es imprescindible entender que la agresión tiene que ser actual. Este detalle es interesante porque es donde recae la diferencia entre “Legítima Defensa” y “Justicia por Mano Propia”. La Ley no contempla el riesgo de amenaza que haya sufrido la victima antes. La respuesta de mi defensa debe ser en el momento en que la amenaza está siendo producida. Una vez que mis derechos ya dejaron de verse afectados (porque el ladrón huyó, está corriendo o el acto amenazante dejo de serlo por otros motivos ajenos a la voluntad del atacante) la reacción de uno deja de ser “defensa” y puede dar lugar a homicidio. Hay que entender que la Ley sólo permite tanto la recuperación de los bienes sustraídos o las sanciones, al Estado y no al particular.

Hasta aquí entonces podemos dar un marco para entender que tanto le puede caber una sanción a Jorge Adolfo Ríos y que tanto de culpabilidad puede tener el ladrón muerto. Serán fundamentales peritajes y el análisis de las pruebas que arroje la autopsia al osciso, para entonces dilucidar si se cumplieron estas premisas y actuar conforme a lo que establece la Ley.

Otro de los puntos del debate es el que pone en juego la posibilidad de “merecimiento”. Es decir que grado de culpabilidad moral puede caber en el caso de que el muerto sea o no un delincuente.

Responder este inciso implica, a su vez, analizarlo desde diversos vectores. Lo primero que se debe concebir es que todo argumento debe realizarse desde la racionalidad. Es imposible pretender que un familiar o amigo de una víctima, pongamos por caso de violación, no exija la captura y la inmediata ejecución del delincuente. Sucede que se actúa desde el corazón, el sentimiento, la emoción. Y así no es como debe entenderse la aplicación de la justicia.

Desde esta óptica podemos entender dos conceptos interesantes: no existe (o no debiera existir) un ente o una ser con el derecho a quitarle la vida a otro ser humano, incluso a aquellos que hayan cometido una atrocidad. Segundo, quien imparte justicia debe tener un comportamiento humana y moralmente superior al de los criminales juzgados. Si aplicamos el método “ojo por ojo, diente por diente” y ubicamos la ley en el mismo escalón de los criminales ¿Cómo entonces podrá decirse digna de juzgar? .

Alejándonos de estas perspectivas que acarician los límites de lo moral y lo dogmático, existe el asunto lógico, pragmático. Sin entrar en detalle de estadísticas que demuestran que la implementación de la pena capital (por caso) en otros países no ha resuelto los problemas de criminalidad, aplicaremos el sentido común: cuando se plantea la pena de muerte para resolver el problema de la justicia ¿Qué se pretende? ¿Añoramos que disminuya la delincuencia o queremos que todos los ladrones mueran? Son dos cosas diferentes.

Aparece entonces la figura del Estado. Un Estado fortificado es el primer eslabón para enajenar una serie de soluciones a ésta continuidad de conflictos. La Educación debe ser el eje principal. Erradicar la marginalidad, mediante el trabajo, evitar que los niños, que ahora delinquen y viven merced a la droga, tengan otro futuro, es tarea primordial. Se debe procurar que los padres tengan los medios para darles una vivienda digna, alimentación diaria, asistencia social.

No se trata de leyes más duras, de bajar la edad de imputabilidad. Sino más bien de aplicar las leyes existentes, de mejorar la educación (respecto al nivel edilicio, salarial, etc.). Que la cárcel no sea un inferno en la propia tierra, sino el lugar para que, quien haya cometido un error (cualquier que fuera), tenga la posibilidad de redimirse, de reformarse para una futura inserción en la sociedad.

En definitiva, ya sea la ejecución a mano de civiles mediante la portación de armas o la punición judicial mediante la ejecución de un criminal que ha cometido un crimen de gran seriedad, poco influye a la hora de disminuir esos crímenes, menos aún sirve para infundir miedo en los potenciales infractores. Este método aplica apenas para evitar abordar, con seriedad, los conflictos de fondo; a su vez propensa la involución de las sociedades y hace arcaico su pensar. En otras palabras la pena de muerte no soluciona los problemas, los esconde bajo la alfombra.

Porque indudablemente un árbol que tiene putrefacta sus raíces no sanará cortándole algunas ramas.

 

Para NCN por Juan José Postararo

21 julio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

Julio Cobos y la «125»: «La gente entendió que mi voto fue porque estaba en riesgo la paz social»

Mi voto es no positivo», dijo Julio Cobos en la madrugada del 17 de julio de 2008. Con esa frase de extraña construcción gramática, pronunciada cerca de las 5 de la mañana, el entonces vicepresidente de la Nación tuvo que desempatar la votación en el Senado sobre la resolución 125, que imponía derechos de exportación móviles a las exportaciones de granos.

Se cumplen hoy 12 años de aquel momento histórico y en NCN (Noticias Congreso Nacional) dialogamos en exclusivo con quien es actualmente Senador Nacional y acaso actor sobresaliente de aquel episodio que duró cuatro intensos meses de protestas continuas impulsadas por los productores, que incluyeron cortes de rutas y movilizaciones masivas en Rosario y Buenos Aires, ese día quedó derogada la medida.

“Que la historia me juzgue” sentenció Cobos, aquella madrugada, en su prólogo al voto final y acaso esa es la primera reflexión que intenta desglosar “creo que la historia me ha juzgado bien, por lo que uno transita en la calle, por el testimonio que uno recibe de la ciudadanía y el respaldo que he tenido en las elecciones tanto como Diputado Nacional o Senador” recuerda que “aquella era una situación que se originó por un conflicto innecesario y estaba en riesgo la paz social, entonces no había mucho que pensar, para tener que definir la situación en favor al establecimiento de esa paz que corría peligro” y asegura que “primó la racionalidad y la sensatez” en su decisión.

Si uno repasa el video de aquel momento muchos de los integrantes de aquella escena política hoy se encuentran aún activos, pero acaso enarbolando banderas disimiles a la de entonces.  Uno de los ejemplos más paradigmáticos es, quizás, lo sucedido con Miguel Ángel Pichetto, en el presente uno de los referentes opositores de Juntos por el Cambio y antes Jefe del Bloque K, quien en declaraciones había tildado, en un claro pase de factura, de “oportunismo político” a los peronistas díscolos y sus propios aliados. A la distancia, Cobos, analiza aquello y refiere que “esas declaraciones se interpretaron porque estaba todo aún muy caliente, difícil de reflexionar, había pasiones de por medio” y asegura que, tiempo después, el propio Pichetto le confesó que lo dicho fue porque “respondía a instrucciones que recibía del Poder Ejecutivo y no por lo que realmente sentía”.

En esta línea entiende que ser “leal” al oficialismo de entonces le costó a muchos recelos en sus provincias “actitudes como las de él (Pichetto) lo hicieron inmolar con sus votantes, convengamos que a partir de ahí le costó mucho recomponer la relación con su provincia”.

Uno de los referentes del sector agrario de aquel 2008 fue el actual senador nacional por Entre Ríos, Alfredo de Angeli, quien sostuvo en una reciente entrevista que “en aquel entonces, nos gobernaba la soberbia, el odio y el autoritarismo ya no había otro camino», el funcionario mendocino deja al libre albedrío ponerle “los adjetivos que surgen desde la interpretación individual” a la gestión de Cristina Fernández en la presidencia, no obstante, desde su pensar, afirma que a aquel gobierno “le costaba dar marcha atrás, aun reconociendo que se había equivocado. Para ellos repensar, recalcular una decisión era sinónimo de debilidad. No estaba en su esquema del modelo de construcción de poder”.  Relata que la idea era “tener siempre un adversario delante, más que un adversario un enemigo y no retroceder en la toma de decisiones”.

La reciente iniciativa del Gobierno Nacional, en la que se barajó la posibilidad de intervenir la cerealera Vicentín, es un caso que muchos han utilizado como reflejo de aquel litigio por la “125” como se lo denominó, Cobos entiende que “son dos temas distintos, lo que sucede es que está vinculado parte del Agro, y por eso hay solidaridad de toda la gente de campo” a diferencia de lo que sucedió con el caso de las Retenciones reconoce que “éste Gobierno acusó rápidamente recibo de que era desfachatada la decisión y ha retrocedido, se intentará buscar otro tipo de salvataje”.

La Pandemia y el aislamiento social no es un tema menor y por eso, el actual Senador, hace su análisis del momento en que atraviesa el país y el mundo “es muy buena la actitud de responsabilidad, sobre todo Institucional, que implica el trabajo en conjunto que están realizando el Presidente, los Gobernadores y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires” añade que “es muy fácil criticar cuando uno no está en el Ejecutivo, pero lo cierto es que cuando uno ve a países que pasaron por esto y toman medidas de retroceso por el rebrote, no es fácil adjetivar el resultado de las decisiones” y concluye que “es correcto que lo hagan consultando a todos el personal de la salud para después poder tomar las decisiones políticas, donde se compensara el asesoramiento sanitario con el estado y la necesidad de la gente, de su ansiedad, de las ganas trabajar, de habilitar la economía”.

Sobre el final, Cobos, ahondó sobre la actualidad y minimizó los dichos del diputado nacional y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien había opinado que Mendoza puede separarse de Argentina y ser una nación independiente: “Nosotros formamos parte de un país y estamos orgullosos de la historia que trazó Mendoza” confiesa y entiende que “las declaraciones son en el contexto de requerir una visión de un país más federal, donde cada provincia reciba lo que tenga que recibir, de manera Institucional, y no estar mendigando a la Nación los recursos” recalcando que “nos sentimos orgullosos de ser Argentinos y amamos nuestra provincia, nuestra visión es contribuir a la unidad del país que tanto queremos».

Para NCN por Juan José Postararo
[/fusion_text]
17 julio, 2020|Diputados, Noticias|Comentarios desactivados en Julio Cobos y la «125»: «La gente entendió que mi voto fue porque estaba en riesgo la paz social»

Diputada Karina Banfi: «A Kicillof le queda grande el saco de Gobernador»

La gestión del Gobernador Kicillof, el caso Vicentín, el actuar de la bonaerense en el caso de Facundo Astudillo Castro y la interna de la oposición fueron algunos de los temas en los que ahondó la Diputada Karina Banfi, en una charla en exclusiva con NCN (Noticias Congreso Nacional).

Nacida y crecida en Bahía Blanca, electa en su cargo para representar a la provincia de Buenos Aires a través del bloque de la Unión Cívica Radical en el Frente Cambiemos (2015-2019) y militante desde los 18 años, inicia su análisis con una mirada regional de la  Pandemia “Hay algunos intendentes como Héctor Gay (NR: Intendente de Bahía Blanca) o el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, que supieron manejar el tema» asegura y destaca que estos dos casos son buenos ejemplos de cómo afrontar la crisis “son dos sectores que se han manejado muy bien, liderando la gestión, controlando los ingresos de gente a sus ciudades y detectando rápidamente los posibles contagios para luego aislarlos y contenerlos de manera sanitaria, lo que hizo posible que pudieran mantenerse en las fases sin tener que retroceder”.

Acaso un panorama diferente al que observa cuando refiere a otros niveles “el problema aparece cuando en la política no hay una  directiva clara tanto a nivel nacional como provincial, estamos en una escena de improvisación” sostiene.

En ésta línea afirma que sigue con interés como van a coordinar, post 17 de Julio, la situación en el AMBA, pues entiende que “son instancias diferentes lo que sucede en CABA y en provincia” y sentencia que a Axel Kicillof “le queda grande el saco de gobernador” dado que “no ha podido contener nada” y aclara que “la situación de AMBA no es producto de la pandemia, es de siempre. El trabajo informal, la falta de información a los ciudadanos, la contención socio económica, lo sabía (Kicillof) antes de la campaña” y de forma retórica se pregunta “¿Que se creyó el gobernador, que porque María Eugenia Vidal gobernó la provincia de Buenos Aires era fácil hacerlo?”.

Banfi esta convencida de que las consecuencias de la mala gestión de Kicillof “la padecen también los porteños, que están en otro nivel de control y autorregulación, que viene sosteniendo ya muchos días de aislamiento”.

Pero también un cuota parte de la responsabilidad, según la Diputada, le recae directamente a Alberto Fernández “Cada vez que habla no dice nada. No hay un norte, no hay una planificación, lo único que tienen como plan es el aislamiento y la cuarentena. La gente está agotada mentalmente de vivir encerrada en su casa, esto tiene efectos colaterales muy complejos. Yo no creo cuanto más la sociedad argentina puede sostener ésto, en términos de productividad y psicológicos” asegura.

Desde su óptica es tiempo de “ponerse a pensar políticas integrales que nos permitan convivir con el virus, porque la llegada de la vacuna no será rápidamente. Para eso hay que buscar sistemas más dinámicos, donde se debe restringir de manera zonales, pero no se puede pensar en que la única salvación sea la cuarentena”.

“Ya no se puede pretender que ver a tus padres o amigos sea un delito y que por eso te persiga la policía, entras en una anomalía social. Esto lleva a fiestas y encuentros clandestinos. No estamos tomando conciencia de la gravedad que esto puede suscitar” afirma quien fuera co-fundadora y ex-secretaria ejecutiva de la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información.

En relación al aporte que, desde su partido, hacen en cuanto a ideas o proyectos, estrictamente vinculados al COVID-19, Banfi, relata que fueron “presentados más de 30 proyectos, que van desde pedidos de informes a proyectos de declaración y ninguno fue llevado adelante por el Gobierno”. 

Al respecto del rechazo del Bloque de Juntos por el Cambio a participar de una reunión con el Presidente, la Diputada entiende que se dio porque lo que busca la oposición no es una “foto”.

“Lo que solicitamos es que haya una reunión de trabajo, no para la foto. Ya hubo otras dos reuniones con el Presidente y los Jefes de Bloques que sólo fue una foto, un saludo a la bandera. Lo que necesitamos es que tener una conversación para llevarle nuestras iniciativas y aportes. Queremos ayudarlo a gobernar, no sacarnos una foto. No queremos engañar a la gente. Necesitamos una reunión donde se discuta cual va a ser el trazado de trabajo, en conjunto, entre oficialismo y oposición para sacar el país adelante, es lo que queremos como oposición responsable que somos” enfatiza.

Banfi deja en claro que no existe “grieta” en el partido: “El presidente y el Jefe de Gabinete se pasaron la semana anterior denostando a nuestro partido. Han intentado transgredir metiéndose en los asuntos internos de otro partido – explica- no estamos pelados, estamos recontra unidos. No hay halcones ni palomas, hay ideas. Puede haber maneras diferentes de trasmitirlas pero estamos más unidos que nunca”.

VICENTIN

La funcionaria, que supo ser consultora para la Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), no dejó pasar la oportunidad para referir sobre uno de los temas que está en la agenda, no sólo política sino también social, de los últimos días: el caso de la Empresa Cerealera Vicentín.

En este aspecto, sostiene que desde el bloque opositor “no dejaremos pasar proyectos alocados como el de la “Expropiación de Vicentín”, que de hecho el oficialismo no lo manda al Congreso porque no le dan los números, y eso se debe al trabajo que hacemos como oposición”.

Si bien aclara que “No somos una máquina de impedir” y que acompañaran “aquellos proyectos que sean buenos y productivos para el desarrollo argentino y para evitar los contagios y la crisis sanitarias”  no harán apoyarán “ninguna locura como la reforma judicial, lo de Vicentín o un impuesto que en realidad ya existe como el de las “grandes riquezas””.

En el caso preciso de Vicentín, Banfi, argumenta que “hay un Juez que está actuando. Es una empresa que esta concursada no está quebrada, hay un Juez que está interviniendo. No podemos intervenir como Poder Legislativo que somos en otro Poder como el Judicial.  Tampoco, vale decir, es que los Directivos de Vicentín han solicitado una intervención o rescate de parte del Estado.  Entonces la pregunta es de donde surge esta idea y para qué. Ésto es lo que el Gobierno aún no ha sabido explicar. Porque lo de la “seguridad alimentaria” es un invento” argumenta al tiempo en que se pregunta “¿No será otro de los gestos del relato al que el Kirchnerismo nos tiene acostumbrado?”

La Diputada considera que proponer la expropiación de la Empresa atrajo “peligrosas consecuencias” tales como la aparición de “delitos que no se veían, se regresó al cuatrerismo de silobolsas, al delito agrario y ganadero” desde su análisis esto se debe a que existe “un Gobierno que denostó a un sector de la sociedad y obviamente hay seguidores que lo escuchan y actúan en consecuencia”.

“No hay que echar leña al fuego. Cuando el Presidente habla de pacificar o terminar con los “odiadores seriales” es que debemos terminar con el odio entre nosotros, no con el sujeto” enuncia.

En un paralelismo se puede pensar que desde la oposición existen actitudes que fomentan también el “actuar desmedido de los seguidores” tal como el tuit del Diputado Fernando Iglesias (NR: En el que hacía referencia a un cartel de la última marcha en el microcentro porteño en el que se leía “vamos por vos chorra” en clara alusión a la actual vicepresidenta de la Nación), situación que no amerita ningún tipo de paralelismo para la entrevistada: “No existe el mismo nivel de expresión y responsabilidad entre un ciudadano y un funcionario como tampoco, dentro de estos últimos, no es lo mismo un Diputado que un Presidente. Tampoco es comparable lo que puede decir un oficialista con un opositor” sostuvo.

En este sentido aseguró que no es lo mismo “un tuit de un Diputado de la oposición, que su red social es el único medio que tiene para expresarse, con el del presidente Alberto Fernández en donde retuiteó la imagen de un puño pegándole a un periodista”.

“Lo del Diputado no incita a la violencia” reafirma y añade que las marchas acontecidas el pasado 9 de Julio en varios puntos del país no fueron estimuladas por “ningún dirigente de Juntos por el Cambio, nadie las promovió o alentó, fue una convocatoria espontanea, no podemos prohibirlo” en todo caso, aclara, si podemos “repudiar que un grupo de locos agreda a un periodista”.

CASO FACUNDO ASTUDILLO CASTRO

Sobre el final de la entrevista, la Diputada Banfi, refirió al caso del joven desapareció desde hace ya 73 días y que ameritó el desplazamiento de la policía bonaerense del caso: “La actuación de la Bonaerense ha sido lamentable” confiesa.

En tanto resaltó que la “única hipótesis que maneja la actual Jueza federal es la de “Desaparición Forzada” y esta involucrada directamente la policía bonaerense”.

En cuanto a la actuación del Ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, sostuvo que no tuvo la oportunidad de dialogar con él pero si recordó que “desde el Congreso Nacional, es solicitar la presencia de la Ministra Federich y el secretario de Derechos Humanos Horacio Pietragalla y ninguno de los dos han respondido los pedidos de informes o se presentaron para explicar lo que sucede”.

Además, Banfi, hizo alusión de que luego “de 73 días de tener una persona desaparecida de manera forzada en democracia, recién hace dos o tres que el Gobernador Kicillof se comunicó con la madre, y apenas dos días antes lo había hecho el Ministro Berni”.

Manifestó estar preocupada por el hecho: “Lo único que podemos pesar es que Facundo, dado los dais que pasaron, es que está en riesgo y la sociedad debe estar alerta porque tenemos una persona desaparecida en Democracia” afirmó.

Otro de los puntos que subrayó la funcionaria es la  poco trascendencia en los medios que tiene el caso de Facundo y de otros que se han sucedió en los últimos meses: “Un relevamiento del Comité Provincial por la Memoria dio cuenta de que solo en Junio, en Buenos Aires, han ocurrido 18 muertes en mano de la fuerza policial, esto no es noticia y es preocupante. A nivel nacional hay que sumarle diez caso más. No entiendo porque no se le da más visibilidad a estos casos.  Hace poco tuvimos el hecho de la primera mujer muerta en una comisaria (NR: refiere a Florencia Magalí Morales de la localidad de Santa Rosa del Conlara, en San Luis) desde que llegoó la Democracia y no fue noticia”.

Banfi cargó las tintas sobre el accionar de la Ministra de Seguridad Nacional, Sabina Frederic, al recordar que “reincorporó 400 de los 13 mil a los policías que dejó cesanteados  María Eugenia Vidal” lo que implica “un mensaje positivo del actuar de la fuerza y lo que nos damos cuenta, es que el mensaje en realidad, es de anarquía, es de vale todo”.

“Como no atendemos estas cuestiones de manera rápida y como la sociedad toda no nos ponemos en alerta de que están violando nuestros derechos fundamentales como es la vida, en el marco de una cuarentena. Porque en el caso de Espinosa en Tucumán, o Magali en San Luis se trata de personas que habían violado la cuarentena y que luego aparecen muertas. Esperamos que este no sea el caso de Facundo” finalizó.

 

 

Para NCN por Juan Jose Postararo

 

14 julio, 2020|Diputados|0 Comments

Gioja: “La oposición quiere que Guitérrez sea un Nisman 2 para evitar que Fernández termine su mandato»”

El diputado nacional y presidente del Partido Justicialista (PJ), José Luis Gioja, señaló que  hay un sector de la oposición que «quiere generar historias que compliquen al Gobierno, una especie de Nisman 2», al referirse a las reacciones tras el asesinato del exsecretario de la vicepresidenta Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez, en Santa Cruz.

«Esto es repudiable, es un plan de una minoría, porque ni siquiera es toda la oposición. Han tratado de buscar carroña en un hecho policial, donde era más que claro que este hecho no tiene nada que ver con las declaraciones (judiciales) de Gutiérrez y tienen que ver quizás con la vida privada de él”, dijo el ex gobernador sanjuanino en diálogo con El Destape Radio.

Gutiérrez fue encontrado asesinado el fin de semana en una casa en El Calafate y por ese hecho fueron detenidos cuatro personas, en lo que fue considerado «un hecho policial» por el juez de instrucción penal de El Calafate, Carlos Navarte, a cargo de la causa.

Gioja consideró que lo que busca ese sector es “generar historias que compliquen al Gobierno, una especie de Nisman 2”, y agregó que “estos personajes quieren conspirar contra un Gobierno democrático, al que estamos dispuestos a defender”.

“Un programa muy promovido el sábado a la noche se preguntaba si Fernández iba a terminar el período constitucional y esto es una provocación. A estas provocaciones hay que ponerles un límite, siempre dentro de la democracia”, manifestó el titular del PJ.

En este sentido, ante una consulta, Gioja consideró que “evidentemente dentro de la oposición hay sectores que no quieren que Alberto Fernández termine su mandato”.

El ex mandatario sanjuanino sostuvo que “Argentina se pondrá de pie, y vamos a hacer lo que se prometió en campaña”.

En otro orden, respecto al funcionamiento del Congreso Nacional durante la pandemia, se mostró partidario de que continúen las sesiones virtuales.

“Tenemos cinco enfermos con este virus dentro del Congreso. Es por ello que no hay seguridades para hacer las juntadas grandes que implica sesionar en el recinto. Estamos en una emergencia y poder hacerlo virtualmente sirve, ha dado resultado”, finalizó.

6 julio, 2020|Diputados|0 Comments

Una mirada a la nueva Ley de Alquileres por Romina Lara

Es sustancial comprender que el mundo evoluciona y que por consecuencia, todo lo que en él habita, transita por constantes procesos de transformación y de adaptación. Las sociedades, los vínculos y las relaciones, atraviesan continuas mutaciones y por ello, entre otros factores, se tornan imperiosas las justas modificaciones jurídicas que acompañen y promuevan esta evolución y el dinámico progreso social.

Cuando un sector de la sociedad manifiesta una determinada necesidad, es ineludible que el Estado analice, proyecte y desarrolle acciones en pos de garantizar el bien común. Según la Primera Encuesta Nacional a Inquilinos (2018) de la Federación de Inquilinos Nacional, los inquilinos representan al 17% de los hogares del país, porcentaje que aumenta notablemente en las grandes metrópolis. De los datos provistos por el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), se destaca que en la CABA residen cerca de tres millones de habitantes (2.890.151 personas), de los cuales el 35,2% alquila, lo que se trascribe en 420.000 hogares alquilados y más de 1.000.000 de personas inquilinas. (Datos de la DGEyCs CABA).

Romina-Lara-abogada

                                  Dra. Romina Lara

A nivel nacional, no existen demasiados registros fácticos sobre la realidad del vínculo inquilino- propietario, no obstante, se pueden visualizar las necesidades en base a diversos informes del sector privado y de la sociedad civil. Es alarmante que en un país como Argentina, que denota gran porcentaje de población joven, el 70 % de los inquilinos no tengan expectativas de acceder a una vivienda propia, sobre todo, cuando el art. 14 bis de nuestra Constitución Nacional consagra el derecho a una vivienda digna, lo cual no implica el mero hecho de tener un techo, sino, entre otras cosas, comprende las políticas públicas necesarias para poder aspirar a una propiedad con el amparo técnico y jurídico que la situación requiere.

La situación de los inquilinos es cada vez más crítica. En el 2018, un argentino destinaba el 41% de sus ingresos al pago del alquiler, ello sin contar las expensas, los servicios y demás gastos básicos que tiene una persona para solventar una vida digna. En 2019, un 47% del salario se destinaba exclusivamente al pago del cannon locatario, asimismo, durante el primer semestre de ese mismo año, un 30% de los inquilinos debió dejar su hogar por la imposibilidad de continuar con el pago mensual. En el mes de abril de 2020, más del 41% de los inquilinos nacionales no pudieron pagar su alquiler y para el actual mes de junio, el 49% manifestó que no podrá pagar lo correspondiente al período en curso. Sin ir más lejos, el aislamiento preventivo y obligatorio producto de la pandemia del COVID-19, agravó la situación de los 9 millones de inquilinos, poniendo en jaque la relación contractual y agravando la necesidad habitacional de este sector de la población.

La nueva ley de Alquileres (Nº 27.551), sancionada el 11 de junio de 2020 y promulgada el pasado 29 de junio a través del Decreto 580/2020, reforma y transforma el vínculo entre inquilinos y propietarios, modificando el actual Código Civil y Comercial (CCyC). Es propio mencionar en este aspecto que durante los últimos -y largos- 36 años, el Congreso Nacional no discutió una ley de alquileres. La última, fue la Ley Nº 23.901 vigente hasta el 31 de julio de 2015, cuando entró a regir el nuevo CCyC.

Si bien la nueva norma es muy discutida por todas las partes que conforman el ámbito locativo, es necesario aclarar que son de suma importancia aquellas normas de orden público que buscan brindar mayor equilibrio y equidad a una relación tan desigual como lo es el vínculo entre inquilino, inmobiliaria y propietario.

El punto más destacado de la reforma, es el que modifica el art. 1198 del CCyC elevando el plazo mínimo contractual de 2 a 3 años. A raíz de esta ley, los nuevos contratos de locación por menos de 3 años se encuentran prohibidos. Solo el inquilino podrá renunciar a ese plazo, si se encuentra en tenencia de la cosa.

Históricamente, el “depósito en garantía” fue un punto de interminable discusión entre las partes, por ello, es menester destacar que hoy se encuentra limitado al valor del primer mes de alquiler y que deberá ser devuelto al valor del último mes del contrato de alquiler, el mismo día que el inquilino entregue las llaves de la propiedad. Igualmente establece que no podrá requerirse más de un mes en concepto de pago de alquileres anticipados.

Con respecto a las reparaciones “El locador debe conservar la cosa locada en estado de servir al uso y goce convenido y efectuar a su cargo la reparación que exija el deterioro en su calidad o defecto, originado por cualquier causa no imputable al locatario”. El inquilino deberá notificar y caso de silencio o negativa por parte del locador, una vez transcurridas al menos 24hs, podrá realizar la reparación por si mismo, con cargo al locador con opción a compensarse con el importe del alquiler.  De la misma forma,  si por motivos no imputables al inquilino, éste, no pudiera hacer uso de la vivienda, tendrá derecho  a pedir la recisión del contrato, o bien, podrá también suspender el pago del alquiler hasta que se solucione el problema.

Un punto muy interesante y que requiere el mayor de los reparos, es lo dispuesto en materia de impuestos y/o tasas sobre el inmueble (ABL, Impuesto inmobiliario, etc.). De esta nueva norma emana que el inquilino no tiene a su cargo el pago de cargas o contribuciones que graven el inmueble, es decir, que solo deberá pagar las cargas que se originen en el destino que dé a la cosa locada. Con respecto a expensas, la normativa dispone que los locatarios deberán abonar los gastos habituales mientras que todo otro concepto deberá ser considerado como extraordinario y serán exclusiva obligación de los propietarios. Los administradores cuentan con la obligación de discernir los gastos ordinarios y habituales y aclarar el carácter excepcional de las expensas de modo claro, veraz y oportuno.

Como todos sabemos, si han transcurrido 6 meses de contrato, el inquilino podrá hacer opción de la resolución anticipada debiendo notificar con al menos un mes de anticipación y abonando la indemnización correspondiente al locador (si resuelve antes del año, le corresponde pagar 1 mes y medio de alquiler al momento de la resolución, luego, solo un mes). Ahora bien, aquí se encuentra la novedad. Si transcurridos los 6 primeros meses el inquilino decide resolver de manera anticipada y lo notifica con tres meses de anticipación, no le corresponderá abonar dicha indemnización al locador.

En relación a la garantía, el locatario deberá exponer al menos dos opciones entre título de propiedad, aval bancario, seguro de caución, fiador solidario o garantía personal (recibo de sueldo, certificado de ingresos o cualquier documento que acredite sustento).

Dada la delicada situación económica, hace décadas que los inquilinos exigen una normativa protectora en torno a las actualizaciones de los montos locativos. Hasta el momento, los aumentos a los alquileres se realizaban de manera semestral -y arbitraria-. Durante 2019, según la consultora Reporte Inmobiliario, dicho aumento oscilaba entre un 17% y un 20%. Asimismo, según el informe de la Defensoría del Pueblo de CABA, publicado a principios de año, cuatro de cada diez personas que alquilaban en CABA no podían renovar sus contratos debido a que les solicitaban entre un 40% a un 50% de aumento por renovación.

A raíz de la nueva modificación, que implica un esencial alivio a la crítica situación de los inquilinos, los ajustes se realizarán de manera anual y deberán seguirse de acuerdo al índice que publicará el Banco Central y el cual estará conformado en partes iguales por el índice de precios al consumidor (IPC), relevado por INDEC y la variación salarial (RIPTE) que elabora ANSES.

Side view hands of agent and client shaking hands after signed contract buy new apartment.

Es importante destacar, que la modificación aclara que si en la operación interviene un solo corredor, ambas partes, propietario e inquilino, deberán pagar comisión. No obstante, en CABA, la Ley Nº 5.859 prohíbe a las inmobiliarias cobrar la comisión de los contratos a los inquilinos.

Por último y no menos importante todos los contratos de alquiler deberán estar Registrados en la AFIP, lo que prevé mayor regularización impositiva y un nuevo período de datos fácticos que, a largo plazo, deberán utilizarse en pos del diseño de las políticas públicas necesarias para la permanente evolución y transformación de esta sociedad.

Aún nos queda mucho camino por recorrer, sin ir más lejos del 60% de mujeres entrevistadas para la 1° Encuesta Nacional a Inquilinos, el 25% afirmó que alguna vez le rechazaron la posibilidad de alquilar una vivienda por tener hijos. No obstante, la nueva Ley de Alquileres imprime un sólido avance y un buen comienzo para el origen de un equilibrio armónico y conveniente para todas las partes que intervienen en este vínculo contractual.

 

 

Romina Lara, Es abogada especialista en Derecho del Consumidor. En la actualidad se encuentra realizando un posgrado en Derecho Empresarial en la Universidad de Belgrano.

 

1 julio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

APL rechazó en un comunicado la idea del Diputado Iglesias para sesionar de forma presencial

Tras los recientes tuits del diputado Fernando Iglesias en donde ataca al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, y reitera sus intenciones de realizar sesiones presenciales a pesar del contagio de Julio Sahad (Pro), que se suma a los de Walter Correa y Federico Fagioli, del Frente de Todos, la Asociación del Personal Legislativo emitió un comunicado donde se opone a tal petitorio.

En el texto que lleva la firma del Secretario General, Norberto Di Próspero, se expone que esta medida implica un “riesgo para la salud y el bienestar físico de las trabajadoras y los trabajadores legislativos”.

En este sentido el comunicado postula que, en sintonía por lo dispuesto a nivel Nacional, es fundamental “endurecer las medidas de aislamiento obligatorio para frenar la escalada de contagios” incluso consideran esencial “anular todas las actividades que requieran de la presencia física del personal legislativo”.

Como cierre del mensaje reiteran su compromiso de “mantener con responsabilidad social un Congreso en funcionamiento, sin renunciar jamás a las acciones que priorizan la vida, la saluda y el trabajo”

29 junio, 2020|Notas|0 Comments

Las Filminas de Alberto Fernández

Una vez más en #NCN te mostramos en exclusivo las placas que utilizó el presidente de la Nacion en su último anuncio al país.

Recordemos que el Presidente anuncio la extensión del aislamiento hasta el 17 de julio en la zona con mayores contagios en el país, en un mensaje junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríiguez Larreta.

 

LAS FILMINAS COMPLETAS

 

26 junio, 2020|Notas|0 Comments

Más que la vacuna contra el COVID, lo que necesitamos es el Fútbol por Juan Jose Postararo

Sin dudas la búsqueda de una vacuna o, en su defecto, un tratamiento efectivo que permita controlar el coronavirus es una de las expectativas que tiene en vilo a gran parte del mundo.  El anuncio del descubrimiento, por parte de la comunidad científica, es acaso una de las noticias que con más ansias se espera en cualquier latitud del planeta.  Pero sucede que en Argentina existe otra premisa que genera aún más anhelo que cualquier otra: la vuelta del fútbol.

Antes de que cambien de página o proteste, permítame desarrollar mi idea querido lector. No caiga en el falso dilema que afirma que, en éstas tierras, se “grita más fuerte un gol que una injusticia” y deme unos segundos para explayarme. Necesito argumentar el porqué, para nosotros, es más interesante el regreso de la redonda a cualquier potencial cura contra una de las peores pandemias de los últimos años.

El análisis es complejo, no se remite a la frase “pan y circo”. No se trata de mantener embobados a la sociedad mientras por su costado circulan elefantes rosas sin ser percibidos.  No hablo del salvoconducto de muchos políticos para justificar sus más fraudulentas (y en casos atroces) decisiones. No, la premisa va más allá. Traspasa lo mundano, lo vil del asunto.  Apunta a una profundidad casi biológica, espiritual, filosófica me animaría a gritar a los cuatro vientos.

Porque el fútbol, acá, en éste suelo, en ésta patria, no es sólo un deporte. Un juego o un negocio. El fútbol en nuestro país implica algo que sobrepasa a todo el resto de la humanidad.  Se sucede un hecho inusual, inexplicable, milagroso si se quiere, que no encuentra paralelismo en ningún otro punto distante del planeta.  El fútbol, acá, es el motor de la vida.  Insisto, lector, no se vaya. Aguarde un instante más.

No descubro la pólvora si digo que en el mundo las injusticias, la desigualdad, las diferencias de posibilidades abundan, sobran.  El más grande termina siempre comiéndose al más chico.  En la selva de cemento en la que vivimos ya está delimitado quien es León y quien gacela.  No importa cuán rápidos podemos correr, tarde o temprano la fiera devora a su presa.  Y acaso en Argentina esos ejemplos exceden y se pueden apreciar en cada rincón, en cada pueblo, en cada ciudad. Transita en todos lados menos en uno: en el fútbol.  O me corrijo, es el fútbol el único lugar donde aquello no es Ley.  Es en ese aparente juego, de 11 contra 11, donde los argentinos podemos encontrar la única posibilidad de eludir esa premisa mezquina, injusta, casi incorruptible del destino.

Encontramos allí nuestro edén, la tierra prometida.  Cada siete días la pesadumbre de la rutina, del laburo mal pago, del levantarse de sol a sol para ganar el mango, la desazón que implica obedecer a ese jefe que no merece el puesto, la malaria de una economía que no da respiro encuentran su “paraíso”.  Cada domingo renace la posibilidad de la rendición, de que la balanza se incline, por única vez, para nuestro lado.  El equilibrio de un mundo que, de lunes a lunes, solo apunta hacia un mismo vértice.  Entonces, las reglas que rigen una sociedad imparcial se borran, desaparecen, y da lugar a la chance de que Goliat derrote a David.  De que el príncipe azul bese a la princesa. De que la serpiente no seduzca a Eva y Dios no se enfade nunca.

A lo largo de la historia no importó otra cosa.  Porque entendemos que al otro día será Lunes y la reglas volverán a ser lo que eran, pero en esos 90 minutos todo puede pasar.  Porque Inglaterra seguirá siendo dueña de las Malvinas aunque todos entendamos que no corresponde, pero un tarde mexicana tuvimos la oportunidad de poner las cosas en su lugar y no sólo una vez, sino dos veces.  Porque como describe Eduardo Sacheri, ese día contemplamos como uno de los nuestros logró “poner en orden la historia y que las cosas sean como Dios y la reina mandan” . Fue esa la chance para entender que existe un escenario donde los que llevan las de ganar no ganan, y los que llevan las de perder no pierden.

Es inquebrantable que el Real de Madrid seguirá siendo uno de los poderosos de siempre. Que sus jugadores ganan fortuna y sus vitrinas estarán repletas de Copas. Pero resulta ser que un fría mañana japonesa,  ni con todo el dinero del mundo, pudieron frenar a un flacucho, con la diez dibujada en su espalda, la franja de oro partiendo su pecho, nacido en el sur de américa. Y tuvieron que doblegarse durante noventa minutos a los caprichos de su empeine que hacían ir y venir a su antojo a la redonda.

Acaso La Juventus tendrá en su arcón de los recuerdos cientos de hazañas con Michel Platini, pero una tarde cualquiera Castro, Borghi y Ereros lo hicieron padecer cuando nadie en el mundo intuía tal desenlace.

Porque sabemos que Uruguay sigue siendo pequeño, pero un día dejó mudo a todo un Maracaná repleto.  Y entonces, una vez más, comprendimos que se puede cambiar el destino.  Cito una vez más a Sacheri “Si hubiese ganado Brasil nadie se acordaría demasiado del 16 de julio de 1950. Lo normal no se recuerda casi nunca. Pero ganó Uruguay, un partido que si se hubiese jugado mil veces Uruguay debería haber perdido novecientas cincuenta y empatado cuarenta y nueve. Pero de las mil alternativas Dios quiso que cayera esta: Uruguay da el batacazo más resonante de la historia del fútbol”…Eso genera en nosotros el fútbol, la posibilidad minina de que la vida puede ser otra cosa.

Y retomo, considerando que me tuvo fe, estimado lector, y aun permanece leyendo esto, la primera línea de este humilde ensayo: puede existir una vacuna para el coronavirus, pero acaso eso será parte de una historia que, al fin de cuentas, seguirá con sus injusticias, sus imparcialidades, su pedante meritocracia.  Por eso necesitamos del fútbol.  Porque envuelve en su aparente inocencia lúdica la ilusión, la esperanza.

¿Qué importa cuán duro puede ser la semana, el mes, el año? Si sabemos de la posibilidad que un domingo cualquiera, el nueve, que siempre trae las de perder, como nosotros, la toma en tres cuarto de cancha, respira hondo, acelera el paso, elude a uno, dos, tres rivales. Entra al aérea, gira bruscamente sus caderas para dejar sin chances a un arquero que intenta ahogar su grito y deposita, con el lado interno de su pide derecho, la número cinco en el fondo de la red.  ¿Qué importancia puede tener ese destino nefasto si en un instante Dios nos demuestra que podemos lograr lo impensado?

No se trata de mantener entretenidos a un par de giles.  No es necesario habilitar el «show» para que el político “Pueda robar tranquilo”, porque eso lo hace de todas formas. Sino para darles a esos miles de tipos la oportunidad de seguir creyendo.  De que el argentino promedio presencie lo tangible de la esperanza. Que, en cada inicio de semana, levante la persiana de ese negocio que el viernes anterior quería cerrar.  Que le diga “buenos días” a ese amigo del Gerente, que oficia de Jefe y sabe menos que un nene de Jardín de Infantes.  Que apriete los dientes, trague el llanto, y pueda reanudar la venta en el tren de esa golosina que permitirá comprar un litro de leche.

No necesitamos el fútbol por el mero hecho del juego.  Lo necesitamos para poder seguir soñando de que los imposibles pueden dejar de serlo.

24 junio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

El Congreso Nacional y los acuerdos por cumplir, por Silvia Giacoppo

Cuando el partido gobernante tiene mayorías aseguradas en sus ámbitos legislativos su compromiso con el diálogo democrático se agudiza, si a esa situación se le incorpora una crisis mundial, que lleva al país a vivir en un estado de excepción permanente y creciente, la resposabilidad con este diálogo se expande exponencialmente.

El Congreso de la Nación es, sin dudas, el espacio mas dialógico del sistema democrático. Allí todos los partidos nos comprometimos a debatir y tratar, hoy de manera remota, los temas que tuvieran que ver con la pandemia, y los desafiós al que el  COVID-19 nos enfrentaría. De esta manera el congreso garantizó su función democrática más fuerte que nunca.

Sin embargo, este acuerdo que se vence en unos días ya ha sido roto por el oficialismo, quién no solo ha incluído cuestiones que nada tenían que ver con la emergencia que produce la pandemia sino que, mucho más grave aún,  ha bloqueado sitemáticamente el tratamiento a los proyectos de Juntos por el Cambio. Proyectos que pretendían impactar positivamente en la crisis, tales como los que prohíben que el estado sea accionista en las empresas que haya ayudado economicamente durante  la pandemia, la reducción temporaria del 30 % del sueldo a jueces, legisladores y funcionarios de gobierno, la suspención de la actualizacion jubilatoria  por decreto, destinar los bienes recuperados por delitos a la compra de insumos médicos entre otros.

La paradoja es haber invertido tanto, para que se pudiera sesionar de manera virtual, incluso con pedidos de autorización innecesarios a la Corte Suprema de la Nación -en una especie de montaje teatral- en orden a la peocupación exarcebada que la Vicepresidenta parecía tener sobre la legitimidad de los actos que allí sucederían. Sin embargo, ha quedado claro que el interés del sector kirchnerista del frente gobernante, parece no ser muy afecto a cumplir con los acuerdos, que establecieron la prioridad legislativa de un congreso activo y presente para dar respuestas a la emergencia producida por la pandemia.

El caso Vicentín, es un claro ejemplo de una solución desproporcionada para ese conflicto, una demostración más de un ideario kirchnerista que  parece no escuchar  el fuerte arraigo, que el derecho consitucional le confiere a la propiedad privada en nuestro país. Lo mismo ocurrió cuando pretendieron generar estrategias que permitieran la soltura masiva de presos.  Sería conveniente que se tomara registro, sobre lo que ocurre cada vez que se quieren atropellar de esta manera los derechos.

La calle se ha convertido en el espacio de protesta de todo el pueblo argentino. Lejos están los tiempos en que solo algunos sectores se movilizaban. El marco de participación política y la manifestación pública se ha ampliado. Los argentinos aprendimos, crecimos como sociedad y entendimos que la calle es de todos.

Los efectos de la pandemia sumados a los de la cuarentena están minando la economía nacional y, por lo tanto, la de centenares de hogares argentinos. La sociedad ha madurado y no le firma cheques al portador a ningún partido. Es imperioso comenzar a construir los consensos que nos permitirán construir una salida ordenada de la cuarentena.

Desde Juntos por el Cambio queremos aportar ideas para afrontar los días por venir apuntando a una rápida reactivación de la economía. Seguiremos acompañando en todo lo que el gobierno necesite para hacer frente a la pandemia que nos azota como ya lo hemos hecho, por ejemplo, con la negociación de la deuda.

En momentos como estos, es cuando más se hace necesario incorporar los equilibrios que las diferentes miradas proponen, la cuales lejos de ser excluídas, debieran ser comprometidas para transitar en un esquema de corresponsabilidad las graves dificultades que se avecinan.  No nos vamos a sentar a esperar que nos digan que votar, que decir o que pensar. Tenemos muchas diferencias en cómo hacer las cosas. Y lo vamos a hacer saber. Con respeto por la república y sus instituciones. Y con la firmeza que la hora requiere.

 

 

 

Para #NCN por Silvia Giacoppo

(Senadora nacional por Jujuy -Juntos por el Cambio-)

23 junio, 2020|Columnas de Opinion|0 Comments

Susana Malcorra: “Estamos en un momento refundacional que es de altísimo riesgo”

Dada la pandemia causada por el coronavirus, la Facultad de Derecho de la Universidad Austral llamó a expertos para analizar los desafíos para la Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea y el Mercosur como parte de los desafíos planteados por las organizaciones de clase magistral.

Durante la reunión, la ex canciller Susana Malcorra dijo que los Estados miembros que conforman estas organizaciones internacionales «tienen un hito: luchar por un modelo que fortalezca y reformule efectivamente la cooperación, o un modelo con mayor aislacionismo».

El Departamento de Derecho Internacional y Derecho Comunitario de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral convocó a cuatro expertos para analizar los desafío de las organizaciones internacionales frente al Covid-19. El encuentro contó con la participación de Susana Malcorra, ex canciller y decana de la IE School of Global and Public Affair; Ricardo Alonso García, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid; Thana de Campos, profesora de Derecho, Ética, y Políticas Públicas Globales en la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Alejandro Perotti, profesor de Derecho de la Integración de la Universidad Austral. El panel fue moderado por los profesores de Derecho Internacional de la UA Juan Ignacio Stampalija e Ignacio de Casas.

 

La charla comenzó con el análisis de Susana Malcorra, quien -como Jefa de Gabinete del Secretario General- lideró en 2014 la respuesta de Naciones Unidas y la Organización Mundial para la Salud (OMS) respecto a la crisis del ébola. Malcorra explicó que aunque la situación inicial en aquella oportunidad fue similar a la que se está viviendo ahora con el Covid-19, aquel fue un momento internacional escencialmente distinto: “La disponibilidad para cooperar y asociarse existía, y había interés genuino en encontrar soluciones compartidas». A su vez, identificó como la principal diferencia entre ambas crisis, que en aquella ocasión “hubo una doble resolución: una de la Asamblea General indicando al Secretario General que avanzara y que se le darían los recursos, y pocas horas después una resolución ‘espejo’ del Consejo de Seguridad que definió que esto era un desafío a la paz y la seguridad por lo que el Consejo se definía como parte interesada”, en una suerte de sana competencia; mientras observó que “ahora el Consejo de Seguridad ha sido incapaz de tener una resolución que se refiera al Covid-19, porque EEUU y China están peleando sobre cómo denominar [al virus]. Esto muestra que la realidad es totalmente distinta, para peor, y los desafíos que tenemos delante, en su gran mayoría trasnfronterizos, solo se pueden enfrentar si hacemos algo coordinado.Y no veo que haya ninguna intención”.

Para finalizar, la excanciller agregó que si bien “es cierto que hay muchas críticas a la OMS, esta no es ‘la policía de la Salud’ y no tiene autoridad sobre los Estados Miembros. Son estos últimos los que tienen que estar dispuestos a hacer estos cambios”.

Thana de Campos coincidió en esta mirada y observó que, si bien no tiene autoridad ni es ‘la policía de la salud’, “muchas personas ven a la OMS como líder en este tema. Las críticas que recibe están asociadas a los cambios de opinión en relación a la política pública del Covid-19 y eso trajo una erosión de la confianza pública”. En este marco destacó que la crisis actual tiene tres características fundamentales: es una crisis epimediológica, epistemológica -porque no se consigue establecer cuál esla verdad-, y de liderazgo -por el referido cuestionamiento a la OMS-.

Sobre este último punto, de Campos explicó que hace tiempo existen iniciativas para modificar esta organización internacional y que la pandemia intensificará este debate: “La mayoría de los expertos en salud global proponen que para hacerla más eficiente debería ser más grande, tener más poder, más capital, más misiones, más presencia”, indicó. Sin embargo, la profesora brasileña propone otra mirada: “si la OMS tiene la intención de ser mejor líder, tiene que tener ganas de tener menos poder y menos control sobre las autoridades locales, enfocarse en lo que hace bien y desde ahí recuperar la confianza. Una de esas cosas puede ser coordinar comunicaciones entre distintos actores a nivel global, regional o local.(…) La OMS debería delegar más funciones a las comunidades locales y dar más participación a los actores locales. Sería un enfoque bottom-up”.

Como contrapunto, Malcorra aclaró que “las reformas [solo] pueden ir tan lejos como los Estados Miembros quieran que vayan” y ejemplificó: “la OMS intentó declarar la pandemia un par de semanas antes de que finalmente lo lograra pero hubo un sistemático rechazo de algunos de los Estados Miembros para que esto no sucediera”. En este sentido indicó que “si no hay un empoderamiento real y no hay un reconocimiento de los Estados Miembros de cuál es su responsabilidad hacia el colectivo del mundo en temas de enfermedades no hay ninguna posibilidad real de cambio y ese es el problema de fondo con la OMS”.

La respuesta de la Unión Europea y el MERCOSUR al Covid-19

Desde el punto de vista europeo, Ricardo Alonso García destacó el fracaso de la Unión Europea (UE) tanto a nivel nacional, global como internacional en términos de previsión de la pandemia e ilustró: “la UE cuenta con un Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades -con un personal de apoyo nada desdeñable de 300 personas- que tres días antes de la propagación en Italia, emitió un informe público en el que decía que el riesgo de pandemia era muy bajo en Europa”.

Por otra parte, Alonso García hizo referencia a la complejidad para accionar frente a esta crisis: “La UE actúa presidida por el principio de atribución de competencias. No es un macroestado, sino que es una organización supranacional pero en aquellos ámbitos en los que los Estados han querido ceder competencias”. Es así que “en materia de salud pública, la competencia de la UE es muy débil, se limita a apoyar, a completar, a ayudar a los Estados miembros en el ejercicio de esa competencia propia. Por eso es una competencia de naturaleza residual”.

Pero la crisis, indica el académico español, no es solo sanitaria sino también económica y social, afecta al turismo, el mercado interior, la libre circulación, el transporte, y una serie de ámbitos y políticas que, en algunos casos, son una política exclusiva de los Estados Miembros, en otros casos una política de los Estados con participación de la UE, y otros, exclusivo de la UE. En este contexto complejo hoy “la UE está en un segundo plano, emitiendo recomendaciones y directrices a los Estados Miembros que van a ser los que, a través de decisiones soberanas, van a ir marcando la política nacional”. Pero destacó que “la UE va a desempeñar un rol crucial en el futuro (…) que es la tremenda crisis económica y social de la que no vamos a escapar”.

“Creo que la UE aprendió la lección del año 2008. En ese año la UE afrontó la crisis en términos de un ‘austericidio’”, indicó el catedrático español. Y agregó: “De eso ha aprendido y los signos que está mandando a los Estados Miembros es que no va a afrontar la crisis como en 2008, que va a dar mucho margen a los Estados a través de distintos fondos para utilizarlos de una manera no tan austera para permitir la recuperación de la economía productiva yla cohesión social”.

Por su parte, Alejandro Perotti, a cargo de la mirada sudamericana, destacó la declaración de los presidentes del Mercosur sobre los efectos del Covid-19 en marzo pasado, que permitió una coordinación regional para facilitar la repatriación de personas, los servicios y mercaderías para el cuidado de la salud, la baja de aranceles en insumos para paliar el Covid-19, el intercambio de información sobre medidas adoptadas en materia comercial y económica, entre otras. Asimismo, destacó que «desde el punto de vista institucional, la pandemia mucho no ha afectado a los órganos del Mercosur, que continúan sus reuniones por videoconferencia».

Sin embargo, el profesor Perotti hizo referencia al contexto ‘macro Mercosur’: “La crisis del Mercosur no es provocada por la pandemia. La pandemia acentúa la crisis que tiene el Mercosur”. Y agregó que “existe una marcada descoordinación entre las políticas sanitarias adoptadas por cada uno de los países” y añadió, en una velada crítica al Brasil, que “el fracaso de los vecinos puede llevar al resto al fracaso (…) [porque] es imposible tabicar las fronteras entre los países”.

Perotti también observó que “el Mercosur es un proceso de integración, a diferencia del europeo, marcadamente intergubernamental; donde el poder que tienen los presidentes es superlativo, por lo que la falta de comunicación entre presidentes hace peligrar la continuidad del proceso de integración”. Es por esto que “exigirle al Mercosur medidas más profundas para combatir la crisis requiere que nos pongamos de acuerdo en si los Estados quieren dotar a la institucionalidad del Mercosur de más autonomía, poder y acción; algo que las autoridades, a veces, no aceptan de buena gana”.

Para concluir, el profesor de la Austral indicó que “si queremos medidas de mayor peso específico regional, los países deben estar dispuestos a dotar al Mercosur de cierta autonomía y poder de decisión” y agregó que “los problemas transfronterizos requieren, inexorablemente, soluciones transfronterizas. (…) Y si queremos profundizar la integración, necesariamente tenemos que recomponer la relación entre Argentina y Brasil, que es el corazón del Mercosur”.

 

«Un momento refundacional»

En el último bloque del encuentro, los cuatro panelistas respondieron preguntas del público y de los moderadores. El profesor Ignacio de Casas planteó que “en los últimos años se ha ido acentuando el debate en torno a la globalización versus la necesidad por parte de los estados de reforzar su soberanía en diversas áreas. Por otra parte, hay una marcada tensión entre China y Estados Unidos que afecta al funcionamiento y la misión de las organizaciones internacionales, ante lo que nos preguntamos si pueden realmente cumplir su función sin el apoyo (e incluso con el rechazo) de las grandes potencias. ¿Alcanzará con reformas instrumentales o en realidad vamos hacia un cambio de paradigma?”

Malcorra tomó la palabra y afirmó concluyente: “Yo no creo en reformas menores. Yo definitivamente creo que estamos en un momento refundacional. Y creo que ese momento refundacional tiene altísimo riesgo, lo que tenemos delante nuestro es una divisoria de aguas: pareciera ser que la pandemia refuerza el concepto de la necesidad de la cooperación y del trabajo coordinado. Sin embargo, estamos viendo una reacción por parte de muchos que apunta a un mayor proteccionismo, a una mayor visión hacia adentro, a un mayor autoritarismo, que obviamente se contrapone con una concepción de un modelo de gobernanza basado en el respeto y en la solidaridad. (…). En este momento, a nivel de los estados hay mucha visión de proteccionismo, por parte de los ciudadanos, alentada por grupos de extrema derecha en términos generales, que nos lleva a una visión de fronteras hacia adentro, de sobrevivimos nosotros (…) y lo vemos en EEUU, en países de Europa, América latina y países de Asia. Esta prevalencia, que aparte tiene la gran ventaja del temor que genera la pandemia para poder ir más allá en la limitación de los derechos, hace que para mí haya un momento de gran verdad hacia delante, es decir, si vamos a ir a un modelo que efectivamente refuerce y refunde la cooperación o a un modelo de mayor aislacionismo. No cabe duda qué es lo que yo creo: yo creo que hay que ir al primer modelo, pero no estoy segura de que esto vaya a ser así, y lo que me preocupa es que se tome por la segunda ruta, que prevalezca la visión aislacionista. Ha quedado demostrado en la historia reciente del siglo XX que ella nos conduce a situaciones realmente negativas. Entonces, para mí, ése es el momento que estamos viviendo”.

 

17 junio, 2020|Notas|0 Comments

El doble discurso de los políticos y la Salud Pública: Cuando les toca a ellos van a Sanatorios Privados

Varios son los mandatarios argentinos que tuvieron alguna internación o licencia por enfermedad a lo largo de la historia. Desde Manuel Quintana, quien fuera el  primer presidente argentino fallecido en el ejercicio de su cargo, pasando por Roque Sáenz Peña, Hipólito Yrigoyen e incluso Perón a sólo cuarenta días después de asumir su tercera presidencia. Más acá en el tiempo los funcionarios también atravesaron situaciones similares,  y  desde entonces se gestó en el inconsciente colectivo una pregunta que, por ahora, no encuentra respuesta ¿Por qué ninguno de ellos se atiende en Hospitales Públicos?.

Si hacemos un repaso de los partes oficiales, con la democracia funcionando sin interrupciones, podemos encontrar muchos ejemplos y todos con idéntica resolución: la atención en centros privados.

Carlos Ménem fue llevado al Instituto Cardiológico de Buenos Aires cuando, en 1993,  debió interrumpir su partido de golf para ser operado de urgencia, esa misma noche, por un problema cardiovascular.

Su sucesor, Fernando De La Rua, fue internado en el Instituto del Diagnóstico un mes antes de asumir la presidencia, el 12 de noviembre de 1999, para someterse a una intervención pulmonar conocida como “neumotórax». El viernes 8 de junio de 2001,  se le realizó una angioplastia para liberarle una arteria, ¿dónde? En el Instituto Cardiológico de Buenos Aires.

Un año después de asumir como presidente, Néstor Kirchner, creó la Unidad de Atención Presidencial (UAP) en el hospital General de Agudos Dr. Cosme Argerich, el centro público de mayor complejidad del país situado en el barrio de La Boca. Eran cuatro salas contiguas en el segundo piso del hospital que por poco tiempo se denominaron suite presidencial.

Todo indicaba que llegaba un cambio de paradigma y aquellos que desde el púlpito de campaña insistían en “recuperar el prestigio de la Salud Publica” darían el ejemplo y se atenderían de esta manera cuando el destino lo determinara. Vale aclarar que el matrimonio Kirchner acudía a Hospitales Municipales cuando gobernaban en Santa Cruz si se presentaba algún malestar que necesitara atención profesional.

Pero lo cierto es que Néstor utilizó las instalaciones sólo una vez. En ese 2004 se realizó allí una fibrocolonoscopía y dos años después, su hija Florencia, fue operada en la UAP de las amígdalas. De hecho cuando el oriundo de Río Gallegos, tiempo más tarde, debió ser intervenido cardiovascularmente (En febrero y septiembre de 2010) lo hizo en el sanatorio privado Los Arcos.

El 21 de agosto de 2012 la por entonces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, repetía en un acto que “Hay sistema de salud pública cuando los presidentes se atienden en los hospitales públicos. Lo demás es puro cuento».

Pero tampoco ella apeló a estos médicos cuando debió ser atendida.  En octubre de 2013, para someterse a una cirugía por un hematoma craneal, fue llevada a la Fundación Favaloro. Un año antes había sido operada de tiroidectomía en el también privado Hospital Austral.

El clan Kirchner tampoco utilizo la famosa UAP: Máximo, por caso, fue derivado desde Santa Cruz al Hospital Austral de Pilar por una infección en una rodilla, en junio de 2012; Ofelia Wilhelm, la madre de la Cristina, llegó a ser intervenida por una fractura de cadera en el Sanatorio Otamendi, y Florencia (sacando su estadía en Cuba)  en 2014, por un tema de salud menor fue llevada a la Fundación Favaloro.

Acaso siquiera Mauricio Macri que llegó, entre otros incumplidos, con el eslogan de ser “la nueva política” aplicó aquello de “predicar con el ejemplo”. En las distintas afecciones  e internaciones que padeció fue derivado a la Clínica Olivos cuando debió ser monitoreado por una arritmia en junio de 2016. Veinte días después se sometió a una artroscopia en la rodilla derecha  en el Sanatorio Otamendi y en diciembre de ese mismo año se operó las cuerdas vocales en el consultorio privado del doctor Raúl Perrone, en Recoleta.

Para los controles de rutina, en tanto, por recomendación de su médico de cabecera, Mauricio Macri utilizó el Instituto del Diagnóstico y la Fundación Favaloro. En ningún caso utilizó el sistema público de salud.

Finalmente la llegada de Alberto Fernández parecía ser la oportunidad precisa para quedar en la historia.  Porque a pocos meses de sentarse en el sillón de Rivadavia, asechó el COVID-19 y la frase “Salud Pública” es una de la más repetida en cada discurso escuchado.

No hace mucho divulgó en sus redes sociales aquello de “Quiero aprovechar el Día Mundial de la Salud para reivindicar la salud pública y agradecerles infinitamente a los profesionales que día a día le ponen el cuerpo a la lucha contra el coronavirus en todo el país”.

Repetidas son las escenas en la que lo vimos recorriendo Hospitales de Campaña, las instalaciones del Instituto Malbrán y otros tantos centros donde están aquellos profesionales que se debaten día a día en la lucha de este virus que gobernó la tierra en pocos meses.

Pero, una vez más, quedó a trasluz aquello de “Haz lo que digo, pero no lo que hago”.  Sucedió hace dos días, el Ministro de Salud (Ministerio que fue restituido a su estatus luego de ser considerado “Secretaria” en la anterior gestión) sufrió un hormigueo en la mano producto de un hematoma subdural y tuvo que ser asistido ¿Pero dónde?: Si, en un sanatorio privado.

Ginés González García, el mismísimo funcionario que maneja la cartera tan necesaria de Salud Publica, escogió ser internado en el Sanatorio Otamendi. La oportunidad de hacer historia, de logar en un minúsculo gesto, marcar una enorme diferencia.  La chance única e irrepetible de poder dejar expuesto que, aquello que sale de las palabras pomposas, se corresponde con la verdad.  La ocasión en la que se podía demostrar con un ejemplo tangible que esos aplausos anónimos de los balcones tantas veces endiosada por los mismos funcionarios, no eran en vano, y que vale la pena la calidad de profesionales que tenemos, fue desperdiciada de la manera más inaudita.

¿Qué problema tienen los funcionarios con aquello de la Salud Publica? ¿Por qué se ufanan en ser defensores de una salud que luego ellos mismos descartan? ¿Por qué, cada vez que el político argentino tiene allí, en la palma de su mano, la oportunidad de poder ser diferente, vuelve a caer en las miserias de siempre? ¿Qué tan complejo es, justamente en tiempos donde se levantan banderas y se zanjan diferencias con gobiernos anteriores, poder tomar una decisión sabia y “dar el ejemplo”? Existe un asesor hasta para cuando tienen que elegir que corbata utilizar, que beso darse en cámara y en qué momento memorizar o leer un discurso, entonces ¿No hay un prodigio que en esos instantes alce la voz para decir “es el Ministro de Salud, como va ser atendido en un sanatorio privado?”.

Todavía quedan meses por delante.  Quizás ésto fue un detalle que, en medio de una crisis y de semanas de alto contenido emocional y de estrés, no permitió ser analizado con la serenidad  y la inteligencia necesaria para luego actuar en consecuencia.  Ojala éste haya sido el último traspié político. Porque éste tipo de conductas son innecesarias, injustas para el resto de los ciudadanos, irrespetuosas para quienes confían en las palabras trasmitidas en sus conferencias de prensa.

Un hecho que desprestigia un sector público que merece, hoy más que nunca, un mejor tratamiento.  Porque no se trata de fondos únicamente, la Salud Publica necesita, además, dejar de ser bastardeada. Junto al dinero la reforma debe venir acompañada por las formas y las acciones de toda la cúpula política.  Y sino, si acaso no son capaces de tener un mínimo gesto de honestidad intelectual, por favor, dejen de jactarse de la excelencia de los profesionales argentinos.  Dejen de levantar banderas falsas en apoyo de conceptos y políticas de las cuales no creen, no confían y no hacen uso.  Si no existe la modestia de accionar con el ejemplo, al menos, ahorren la posibilidad de humillarlos, pidiendo, al pueblo, hacer lo que ustedes nunca hicieron.

 

 

Para #NCN por Juan Jose Postararo

28 mayo, 2020|Noticias|0 Comments
Load More Posts