Ciudad: Lousteau busca vencer a los K y sobrevivir para 2019

Si queda tercero, el economista sabe que se complican sus planes para una revancha contra Larreta.

La apuesta de Lousteau en la Ciudad: vencer a los K y sobrevivir para 2019

Martín Losuteau en recorrida de campaña por avenida Santa Fe

Curiosidad política: para describir la situación del oficialismo en la Ciudad, Martín Lousteau hace el mismo análisis que Florencio Randazzo para quejarse de la interna peronista. Según el economista, con su exclusión para las PASO de Cambiemos, el macrismo se perdió ganar la primaria porteña del 13 de agosto con números récord, arriba del 60%. Similar a lo que dice el ex ministro de Cristina, pero referido a la pelea bonaerense con el FPV/PJ. Más allá del lamento, Lousteau ya aclaró su objetivo para legislativas: ganarle al kirchnerismo y quedar en pie para su plan superior, volver a disputar a Horacio Rodríguez Larreta la intendencia en 2019.

Lousteau hace números. Y repasa aquel soñado 2015: cree que si repite la elección de primera vuelta, cuando su espacio ECO sumó 25,5%, vencerá otra vez a los K, que entonces no llegaron a 22 puntos.

 

El escenario es bien distinto. No se repiten nombres (ECO ahora es Evolución y Frente para la Victoria, Unidad Peronista) ni figuras. Lousteau, por caso, perdió a su aliada Graciela Ocaña, con quien compitió en las PASO. Y, peor, no sólo no repetirá el apoyo de Elisa Carrió, sino que la tendrá de rival. Con Lilita, obvio, también abandonó ECO la Coalición Cívica, que ahora forma parte de Vamos Juntos, versión porteña de Cambiemos.

“El macrismo en la Ciudad no tolera algunos aliados y discutir temas. Nos apena. Cambiemos podría arrasar”, se lamentan en el entorno cercano a Lousteau. Y elaboran más teorías: “ECO pudo ir a la interna con Carrió de candidata contra un macrista. Ni siquiera hacía falta que fuera Martín…”.

La apuesta de Lousteau en la Ciudad: vencer a los K y sobrevivir para 2019

Lousteau, a fines de mayo, cuando confirmó que competirá en la Ciudad.

La idea frustrada suena razonable si se recuerda que Lousteau y Carrió compartieron interna y boleta en UNEN en 2013. Pero parece un delirio hoy, sabiendo el ninguneo que le regaló la diputada cuando la consultaron por su vuelta: “No sé a qué viene ese chico”, lo destrató.

Desde entonces, Lousteau sólo se cuidó de mantener vínculo abierto con el presidente Macri. ¿Y Marcos Peña, poderoso jefe de Gabinete y armador? “Cuando a Martín lo acusaban de traidor desde el PRO, Marcos le mandó mensajitos para aclararle que no era él, je. Pero después se cortó cualquier diálogo”.

Lousteau cree que, en campaña, Carrió buscará ignorarlo y se concentrará en polarizar con el kirchnerismo. Igualmente, completa su razonamiento, otros macristas insistirán en acusarlo de ser funcional al FPV. “Y los K dirán que es una variante de Cambiemos”, se resignan cerca suyo.

 

Lousteau abona la teoría, de un acuerdo entre el macrismo y kirchnerismo para correrlo: “El FPV sabe que no ganará. Le conviene que Martín quede tercero y ellos cierran sus acuerdos como oficialismo y oposición. Y a Larreta también, es el más obsesionado, porque lo quiere afuera de la pelea para 2019”.

Por estos días, Lousteau definirá con aliados del radicalismo y socialismo porteño lugares en listas. El, se descuenta, encabezará para diputados nacionales. Su espacio renueva dos lugares, los que ganaron Lousteau y Carla Carrizo dentro de UNEN en 2009. Si repite 25,5% de 2015 sumaría una más. Complicado. También apostarán a crecer en la Legislatura local.

Para todo el reparto, en Evolución se diferencian del macrismo a nivel nacional. “Candidatos radicales y socialistas los definirán (Emiliano) Yacobitti y Roy (Cortina), jefes del espacio”.

Deja una respuesta