El bloque del Frente de Todos de Diputados negocia a contrareloj para llegar a la sesión preparatoria de este miércoles 4 con una unidad que emule lo que sucede en el bloque del peronismo en el Senado. Itentarán hasta último momento sumar al Frente Cívico de Santiago del Estero y al Frente Renovador de la Concordia tal cual sucedió en la Cámara alta.

Los más duros en la negociación son los misioneros, «son duros, siempre se llevan algo», dijo a NCN un diputado al tanto de las negociaciones internas. En el Senado, el Frente Cívico se quedó con la presidencia provisional mientras que el Frente misionero se quedó con una de las vicepresidencias.

Las cuentas que hacen en el actual armado aumentan el número a 121 diputados sumando algunos monobloque provinciales al espacio que conforman principalmente el Frente par la Victoria, justicialistas y massistas. El número no es para despreciar, superarían los 119 que dicen tener Juntos por el Cambio (que disminuiría por partidas de último momento a 117).

Consenso Federal busca tener un bloque solido para negociar

Graciela Camaño tiene la tarea de reconstruir un espacio disminuido por lo que puede ser la unidad del peronismo en el recinto, sin embargo, la fortaleza del Frente de Todos puede no ser su debilidad. Más bien, todo lo contrario.

En un bloque que puede sumar a los corbobeses que responden a Juan Schiaretti, más diputados del peronismo sin animos de ingresar a un bloque con el kirchnerismo, Consenso Federal podría llegar a una bancada de cerca de 10 diputados. Justo el número que le podría garantizar el triunfo en las sesiones al Frente de Todos.

 

 

Compartinos: