La ministra de Seguridad Patricia Bullrich junto con el ministro Germán Garavano y decenas de legisladores, asesores y juristas reconocidos como Ricardo Gil Lavedra, entre otros, presentaron el anteproyecto de ley de un nuevo régimen penal juvenil.

El nuevo Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil, prevé bajar la edad de imputabilidad de 16 a 15 años en los casos de delitos penados con más de 15 años de prisión, y establece medidas de abordaje integral e interdisciplinario con miras a una futura inserción social del joven.

La iniciativa que consta de más de 100 artículos, tiene como ejes “contar con una Justicia especializada, abordar los problemas desde una perspectiva multidisciplinaria y restaurativa; fomentar en el niño o el adolescente el sentido de la responsabilidad por sus actos; y procurar la integración social de los jóvenes e involucrar activamente a las víctimas”, según la información oficial.

El proyecto, según el Gobierno, intenta dar una respuesta a lo que definen como una “asignatura pendiente en democracia”. El actual régimen penal, que data de la época de la Dictadura, no respeta la Convención de los Derechos del Niño de la ONU.

Bullrich afirmó que la iniciativa tiene el objetivo de que “haya menos delincuentes y no más presos, porque tiene un sistema de contención para que los chicos no tengan como fin hacer una carrera delictiva, a través del Estado que va a dar respuesta a los grupos de jóvenes de 18 a 25 años, que es la franja en la que se cometen los delitos más graves”.

Garavano señaló que “se trabajó durante tres años para redactar el texto, sobre una base empírica” y que “la clave no es sólo la ley, sino su implementación”, que se estima demandará unos siete años para que se aplique en todo el país, aunque “casi todas las provincias ya tienen normativa sobre este tema”.

“Es difícil que el régimen penal juvenil se pueda aprobar este año”, reconoció Ricardo Gil Lavedra al tiempo que destacó: “Pero al menos lo empezamos a discutir”.

Compartinos: