El interbloque de la centro izquierda anticipó que votará en contra del acuerdo con Repsol

La coalición de centro izquierda que integran la UCR, el FAP y UNEN anticiparon su voto negativo al Convenio de Expropiación Amigable que estipula la emisión de deuda para compensar la expropiación a Repsol que se debatirá la semana pasada en el Senado.

Desde el espacio social demócrata consideraron que la indemnización para la empresa petrolera dista del «justo precio» e «incluso compromete a las futuras generaciones con altísimos intereses”. Otro de los puntos que destacaron los referentes progresistas fue la demora con la que el Ejecutivo envió al recinto la valuación del Tribunal Ad Hoc de Tasaciones de la Nación “en función del precio acordado con Repsol, (logrado) cinco meses antes”.

En ese sentido estimaron que la tasación «es falsa, objetable técnicamente e ilegal”. Además detallaron que el precio acordado «sobrevalúa el activo a abril de 2012” y que “subvalúa los pasivos para demostrar un valor patrimonial mayor”. Debido a que no se consideraron, según afirman desde el frente opositor no peronista, “las responsabilidades ni la cuantificación de los pasivos ambientales, contingentes y reclamos judiciales que dejó el vaciamiento de la empresa española Repsol”.

Por otra parte, destacaron que el acuerdo con la petrolera «incumple la propia ley de nacionalización sancionada en mayo de 2012, en sus artículos 11 y 12, así como el artículo 17 de la Constitución Nacional y la Ley de Expropiaciones”.

Deja una respuesta