El Senado convirtió en ley el proyecto de Teletrabajo a pesar de las criticas de la oposición

El Senado convirtión en ley el proyecto de Teletrabajo con 40 votos a favor del Frente de Todos y 30 en contra de Juntos por el Cambio, el Interbloque Parlamentario Federal y del Frente Juntos Somos Río Negro. Este último, del senador Alberto Weretilneck, supo ser un habitual aliado del oficialismo en las votaciones.

En segundo termino, los senadores dieron media sannción por unanimidad al proyecto de Restauración de la Deuda Local aceptando un cambio propuesto por el senaor Martín Lousteau. Ahora deberá seguir el tramite en la Cámara de Diputados.

En representación del oficialismo, Mariano Recalde defendió el proyecto al señalar que «no surge a las apuradas», destacó que tuvo «amplio consenso en la Cámara de Diputados» y afirmó que la ley «garantiza derechos que ya existen, que de no ser respetados harían retroceder al país 100 años».

«Es muy sano que la ley prohíba al empleador, por ejemplo, efectuar llamados fuera del horario laboral», sostuvo, y remarcó que la cuestión de la reversibilidad del formato de teletrabajo -uno de los puntos cuestionados por la oposición- alcanza con un preaviso de 15 días.

El jefe de los senadores de Cambiemos, Luis Naidenoff, declaró que «hay una mirada sesgada con esta idea de no aceptar cambios» y señaló «falta de sentido común», ya que la ley «pone un freno a las fuentes de trabajo» y demuestra «una enorme torpeza desde lo político».

Naidenoff cuestionó el punto de la reversibilidad al señalar que «para contratar trabajadores del interior, por ejemplo, se pueden considerar despedidos si el empleador no alquila un local para oficina» y cuestionó que el Frente de Todos «busque arremeter y avanzar», pese a que el propio ministro de Trabajo, Claudio Moroni, no se opuso a ello.

DEUDA LOCAL

El miembro informante de este proyecto remitido por el Poder Ejecutivo fue el senador por Córdoba, Carlos Caserio (Frente de Todos). El senador destacó que su bloque está convencido de que «la única forma de pagar esta deuda es creciendo económicamente». Afirmó que se estaba hablando «del 34% del total de la deuda. Que otro 30% de la deuda se encuentra en dólares bajo jurisdicción extranjera y que otro 30% de la deuda estaba en pesos con organismos internacionales».

Caserio subrayó que al final del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner la deuda externa representaba «el 52,6% del Producto Bruto Interno mientras que a diciembre de 2019, fin del mandato del gobierno anterior, la deuda llegaba al 90% del PBI». Dijo que «el gobierno anterior no sólo duplicó el volumen de la deuda sino que también acortó los plazos de los vencimientos».

En el discurso de cierre, el senador por Formosa, Luis Naidenoff (Juntos por el Cambio) adelantó, tal como lo había enunciado antes de su intervención, el senador por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Martín Losteau (JxC), que su bancada «iba a acompañar» la iniciativa. Dijo que este tema «trasciende a un gobierno» y que ésto no implica no advertir «la demora del gobierno en estos siete meses para resolver el tema». Consideró que «dar previsibilidad es muy importante para despejar dudas sobre la renegociación de la deuda». Criticó al ministro de Economía, Martín Guzmán, «por no estar presente en ninguna de las reuniones que, para analizar el tema, se realizaron en la Comisión de Economía».

Naidenoff criticó al gobierno nacional por la dilación «en resolver el tema de la deuda» y que «desde la pandemia a hoy el déficit se cubrió con emisión monetaria». Así fue que señaló que «el Banco Central cedió al Tesoro 1.115 billones de pesos. Lo que representa el 78% del dinero circulante en manos del público. Ese circulante se disimula con letras. Por eso dicen que el circulante aumentó en un 37 por ciento».

El jefe de la bancada oficialista, senador por Formosa, José Mayans (FdT) afirmó que en la materia de la deuda, «es imprescindible que se informe del momento que estamos pasando». Así fue que subrayó que «el gobierno asumió prácticamente en default y con una gran injusticia social». Mayans destacó que «se está hablando de un monto de 100 mil millones de dólares» y que «la gestión económica está promoviendo un ahorro, en la negociación de la deuda externa, de unos 40 mil millones de dólares». Recordó que a 2015, «el PBI llegó a unos 620 mil millones de dólares».

Mayans señaló que cuando asumió el nuevo gobierno «la relación deuda-PBI está en una relación cercana al 90 %. Algo insostenible». Dijo que con las Letras «Lebac, el gobierno anterior duplicó la base monetaria» y que luego de ello «los resultados están a la vista. Millones de argentinos en pobreza extrema».

Deja una respuesta