El proyecto de ley de financiamiento político iba a tratarse este miércoles 10/04, pero volvió a postergarse para la semana que viene. La intención del Gobierno es que la norma esté vigente para este año electoral, pero los desacuerdos entre los oficialistas y opositores y sectores del sindicalismo traban cada vez más la votación en el Senado.

_________________________

El oficialismo quiere que salga, pero algunos puntos del proyecto son rechazados por la oposición y distintos sectores del sindicalismo, por ello, se volvió a trabar la votación de la Ley de Financiamiento político. La sesión originalmente estaba prevista para este miércoles 10/04, pero ahora se realizará la semana que viene.

La iniciativa, que fue dictaminada por segunda vez en el plenario de comisiones, será tratada contrarreloj en el recinto de la Cámara alta el martes 16/04, antes de Semana Santa, y no este miércoles, como estaba previsto.

“(La ley) va a salir, lo que sucede es que se le hicieron 35 cambios al proyecto y además hubo algunas cosas que se introdujeron a último momento, que eran muy conflictivas, sobre las que no había acuerdo”, explicó el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, en una entrevista a Ámbito Financiero.

Pinedo reconoció que “sigue la diferencia respecto a un solo punto que es sobre si los sindicatos pueden o no aportar”. Hoy lo tienen prohibido y el interbloque Argentina Federal quiere habilitar estas donaciones, pero el oficialismo se opone y por eso no se firmó un dictamen de consenso.

Por otra parte, Pinedo se refirió a otro de los aspectos en discusión e indicó que “los fondos (de campaña) que son de origen estatal y se destinan a publicidad digital, en la ley se va establecer cómo se distribuyen”. En el peronismo sugieren destinar un porcentaje obligatorio de esa propaganda a medios provinciales y de producción nacional.

El Senado se disponía a avanzar con el proyecto en la sesión del pasado 27 de marzo, pero finalmente se votó su devolución a las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto. Ese mismo día, el peronismo liderado por Miguel Pichetto se impuso sobre Cambiemos y logró el dictamen de mayoría, con 12 firmas.

En la Cámara de Diputados, el oficialismo aguarda el resultado del Senado. Si bien no dan por caído el tema, en Cambiemos interpretan que “cada día que pasa es clave para la suerte de la ley. Si no se destraba en 15 o 20 días, es difícil que se pueda aplicar, con un calendario electoral ya en marcha”.

Qué dice el texto

El proyecto de ley de financiamiento fue enviado por la Casa Rosada al Parlamento a mediados de julio del año pasado, en medio de la polémica por la causa de los aportes irregulares a la campaña bonaerense de Cambiemos del 2017 que ahora investiga el juez federal Ariel Lijo y que puso en jaque al sistema de financiamiento del macrismo, de cara a la campaña presidencial en la que Mauricio Macri buscará su reelección.

El texto establece un modelo mixto, por el cual los partidos políticos obtendrán sus recursos mediante el financiamiento público y privado para sus campañas electorales.

Así, se habilitan los aportes de personas físicas y jurídicas, con un tope del cinco por ciento de los gastos permitidos para esa campaña; y además se obliga a entregar el dinero mediante transferencia bancaria, una medida tendiente a la transparencia.

Compartinos: