El flamante senador recientemente electo por la ciudad de Buenos Aires, Mariano Recalde declaró a NCN que estaba teniendo lugar un hecho gravísimo enmarcado en la transferencia de recursos y posibles negocios entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires.
Puntualmente expresó que: «a 5 días de dejar el gobierno, Macri le transfiere las tierras de la Playa Ferroviaria de Caballito a Larreta para que las venda y el producido engrose los ingresos de la Ciudad. Transferencias de recursos y negocios hasta el último minuto».

Llamativamente, en el mismo acto de aceptación del inmueble, el Gobierno de la Ciudad declara que es innecesario para su gestión de gobierno. Frente a esta situación el Senador electo se pregunta: «¿Para qué lo acepta entonces? Solo para venderlo y que unos pocos empresarios sigan haciendo negocios. Y lo hacen a costa de los vecinos y vecinas de Caballito, que desde hace años están exigiendo un parque en ese predio. Una maniobra lamentable que sintetiza al gobierno macrista».

La transferencia de recursos desde Nación a Ciudad, tanto materiales como humanos, obedecen no sólo a engrosar el patrimonio de la Ciudad sino también a replegarse sobre lo que siempre fue el bastión de Cambiemos, CABA.

Compartinos: