La agrupación Inquilinos Agrupados presentó en la Legislatura porteña un proyecto de ley para regular las comisiones inmobiliarias en alquileres comerciales y turísticos y en operaciones de compraventa de inmuebles.

En el caso de las operaciones de compraventa de inmuebles, cualquiera sea su destino, el proyecto dispone que “el monto máximo de la comisión a cobrar será el equivalente al 1,5%, a cargo de cada parte”.

El proyecto pide incluir en el artículo 13 de la ley 2340, que regula las operaciones inmobiliarias en la Ciudad, la prohibición de que las inmobiliarias cobre comisión a los inquilinos de inmuebles con destino comercial o turístico -los alquileres temporales.

Fija que, en el caso de las locaciones comerciales, el locador deberá abonar una comisión cuyo monto máximo será “el equivalente al 2% del valor total del respectivo contrato”.

Y, en el caso de los alquileres con destino turístico, “el monto máximo de la comisión a cobrar será el equivalente al 6% del valor total” del contrato y quedará siempre a cargo del locador.

 

Compartinos: