Los alimentos deberán reducir en un 15 por ciento su concentración de sodio

Fue promulgada en el Boletín Oficial la ley que busca regular la cantidad de sodio permitida cada 100 gramos. Además establece que en el transcurso de un año los alimentos disminuyan la concentración del mineral en un 15 por ciento, en tanto que las PyMEs tendrán un plazo de 18 meses para adecuarse. La norma 26.905 tiene como objeto «promover la reducción del consumo de sodio en la población».

A su vez, las empresas importadoras de alimentos, para comercializarlos, deberán acreditar que sus productos respetan los parámetros que establece la reciente legislación.

Entre los aspectos novedosos de la normativa se destacan que, al igual que en los paquetes de cigarrillos, deberán incorporarse advertencias en los envases respecto a las repercusiones en la salud del consumo de sodio. Por otra parte, en el texto de la ley quedó determinado que la capacidad máxima de los sobrecitos de sal deberá reducirse contundentemente. Así, el máximo será de 500 miligramos, en contraste con los actuales que llegaban a los dos gramos.

Además los establecimientos gastronómicos deberán ofrecer menúes sin sal agregada, en sintonía con la ley de alimentos para celíacos.

De esta forma, fue promulgada la ley de sal que entró en vigencia de hecho el 6 de diciembre y que había sido sancionada el 13 de noviembre por el Senado.

Deja una respuesta