El pasado jueves por la noche, tomó estado público una denuncia hacia el Senador Nacional Juan Carlos Marino por abuso sexual.

Al tomar conocimiento de la misma, el legislador se trasladó a la Ciudad de Buenos Aires a fin de ponerse a disposición de quien lo requiriere en el marco del hecho en cuestión. Si bien el funcionario, que hoy ocupa también la Vicepresidencia del Senado, no ha sido notificado en un proceso judicial en su contra, la entidad de la denuncia lo llevó a presentarse de manera espontánea ante el magistrado interviniente.

Este lunes el representante legal designado por el Senador, Dr. Claudio Calabressi, se constituyó ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5 -donde recayó la denuncia en cuestión-, presentando un escrito mediante el cual Marino se pone a derecho y a entera disposición del Tribunal.

“Me someto a las leyes de la República y al principio de la división de poderes, pues es en el ámbito de la justicia donde se debe dar tratamiento a este tipo de denuncias; y es allí donde presentaré todas las pruebas que sean necesarias tendientes a demostrar mi ajenidad con la denuncia en cuestión”, declaró Marino.

Compartinos: