«Parece que tenemos un Congreso sin memoria, conciliador, desinformado o cómplice»

En el marco de la sesión especial de la cámara alta, en la que se aborda el proyecto de ley en revisión para refrendar el acuerdo con los fondos buitres, el senador nacional Fernando Solanas (Proyecto Sur – CABA) anticipó su voto negativo. Consideró que se trata de una iniciativa «invotable». Además pidió que se priorice la deuda interna.

Al respecto, el referente de la centro izquierda indicó que el articulado que impulsó la Casa Rosada «tiene cláusulas que son imposibles de ser votadas». Y agregó que «Argentina no puede hacer las cosas a la ligera, sin haber revisado los 21 acuerdos».

En ese sentido, agregó que “estamos endeudándonos, nadie nos dijo cómo se van a pagar estos 12.500 millones de dólares que están pidiendo y cómo se van a devolver. Cuando uno revisa los convenios, solamente uno solo tiene especificaciones de cómo se paga; el resto asombra por su improvisación”.

A su vez, Solanas estimó:“Parece que tenemos un Congreso sin memoria, conciliador, desinformado o cómplice. La realidad es que la deuda no fue investigada porque los protagonistas de esta deuda que la Argentina pagó U$S 420 millones de dólares y debe U$S 220 mil según el Ministro Prat Gay, son los que nos han gobernado en estos últimos 40 años, que en lugar de hacer una autocrítica honesta de los errores, siguen tapando los agujeros”.

“Parecería que estamos en un día de fiesta; sin embargo el país está quebrado y estamos pidiendo más deuda. Hay que respetar la Constitución y los derechos sociales que la ONU le reconoce a todos los pueblos de la tierra: tenemos priorizar la deuda interna», recalcó.

Finalmente, Solanas enfatizó en que el acuerdo «se está llevando el excedente del trabajo del pueblo argentino, se está llevando el 82% móvil de los jubilados, la instalación de fábricas, presupuestos enteros de Educación y Salud. Esta es la cultura de la deuda, la fuga de todo lo que convertiría a la Argentina en uno de los países más pujantes”.

Deja una respuesta