El jefe de Gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta consideró hoy una «barbaridad» las declaraciones de Aníbal Fernández, quien dijo ayer que confiaría sus hijos a Ricardo Barreda, el odontólogo platense condenado por el crimen de su esposa, su suegra y sus dos hijas, antes que a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, y dijo que esa frase «resume la Argentina que no queremos».


La gente ya superó al kirchnerismo. Estoy convencido de que la Argentina no quiere volver atrás. La frase de Aníbal Fernández resume la Argentina que no queremos”, dijo Rodríguez Larreta esta mañana en declaraciones radiales.

«Comparar a Vidal con un femicida múltiple es una barbaridad. Pero yo no me engancho con las agresiones. No le contesto a Alberto (Fernández) ni a Aníbal, en definitiva son todo lo mismo», había dicho previamente en diálogo con otra emisora.

En ese marco, el jefe de gobierno porteño dijo que «jamás» responde agresiones: «sino es lo mismo, cuestionás agresiones y terminas agrediendo, tengo muchísimo trabajo en la ciudad, y además no es lo que Argentina necesita», añadió.

Rodríguez Larreta se sumó así al rechazo a las polémicas declaraciones de Aníbal Fernández que fueron replicadas ayer por la misma Vidal, quien señaló en Mar del Plata que esos dichos «hablan más de quien lo dijo que de mí».

De cara a las PASO del 11 de agosto y las elecciones generales del 27 de octubre, expresó estar «convencido de que la gente no quiere volver atrás, aún con todas las dificultades que tenemos» y agregó: «estoy convencido de que los argentinos van a seguir apostando al cambio».

Por otro lado, el titular del Ejecutivo porteño confirmó su participación en un próximo debate de candidatos por la ciudad de Buenos Aires, de cara a las elecciones.

«Si, claro que voy a debatir. Sacamos una ley en la Legislatura porteña que hace obligatorio el debate», recordó el dirigente, en relación a lo sancionado en octubre de año pasado por ese cuerpo legislativo.

También remarcó que tiene «muy buena relación» con Matías Lammens y con Matías Tombolini, sus contrincantes del Frente de Todos y de Consenso Federal que buscan sucederlo en la jefatura de la ciudad de Buenos Aires, y aclaró que no va a dejar de mantener esa relación durante la campaña y tras los comicios.

Por último, ante una consulta, dijo que es «muy difícil» ganar las elecciones de la ciudad en Buenos Aires en primera vuelta. «Nadie nunca ganó en primera vuelta en la ciudad, no tiene antecedentes, es muy difícil. Sería muy ambicioso. Siempre el voto se diversifica en la ciudad», consideró.

Fuentes propias y Télam.
Compartinos: