El gobernador Omar Perotti pronunció un discurso de fuerte contenido político al asumir al frente de la Casa Gris en la capital de la provincia. Sus críticas más fuertes apuntaron a la administración socialista, en especial, a la gestión que llevó adelante en el área de la seguridad.

Sobre esto el diputado provincial por el Frente Progresista, Joaquín Blanco dijo que el flamante gobernador “prendió fuego el clima legislativo y que no esperaban declaraciones tan duras que sólo sirven para confrontar. Pareció un discurso de campaña”, manifestó.

Creo que dentro del propio justicialismo causó malestar porque Alberto Fernández habló de unidad y Perotti dio un discurso durísimo, seguía con su chip de campaña”, explicó el diputado y expresó que hay que darle tiempo y ver cómo funciona este nuevo equipo a la hora de trabajar sobre políticas públicas concretas.

Por otro lado manifestó que falto una parte propositiva de parte de Perotti, donde exista una agenda compartida con la Legislatura. “Hasta el día de hoy no sabemos si va a convocar a extraordinarias y cual es mirada en tema de leyes, falta esa claridad”, y argumentó en ese sentido que es inédito para el peronismo de la provincia gobernar si mayoría parlamentaría.

Sobre el fragmento del discurso del flamante gobernador donde hizo una fuerte crítica a la política de seguridad que llevó adelante el gobierno de Lifschitz señaló que es una estrategia que tiene que ver con sobredimensionar un problema para “caer en la tentación de la herencia recibida”, para desgatar al gobierno anterior.

Fuente Rosarionuestro

Compartinos: