La oposición y el oficialismo no lograron consensos en las comisiones de legislación penal y Deportes de la Cámara baja y la iniciativa no llegará al recinto el próximo miércoles 27/03 como estaba previsto.

__________________________

La Ley anti-barras se volvió a trabar, y ahora, en Diputados quieren escuchar a dirigentes, jugadores y árbitros entes de dar dictamen. Con este nuevo fracaso de Cambiemos la ley no llegará al recinto el próximo miércoles 27/03 como estaba previsto.

La “ley anti-barras” no tendrá tratamiento en la Cámara tal cual lo pretendía el bloque oficialista de Cambiemos, luego que las comisiones de Legislación Penal y de Deportes acordaran realizar dos jornadas de interacción con representantes del fútbol para escuchar sus visiones y aportes.

Gabriela Burgos y Daniel Scioli, que presiden ambas comisiones, fueron los encargados de comunicar esta decisión que incluirá dos invitados por bloque (AFA, Agremiados, Árbitros y clubes) y que se realizarán en no más de dos jornadas para evitar dilatar el dictamen y el tratamiento posterior en Cámara para su votación.

Las reacciones fueron diversas. El diputado Fernando Iglesias del bloque oficialista Cambiemos protestó esta medida y dijo que es una forma de dilatar y ‘cajonear’ la ley y acusó a los opositores de no querer brindar un dictamen para su votación en Cámara.

El Frente para la Victoria y el Frente Renovador saludaron esta posibilidad del debate para buscar un consenso y evitaron las chicanas y las acusaciones para no repetir los hechos bochornosos de la última reunión de Comisiones. Luego, el también oficialista diputado Jorge Enriquez, se mostró más conciliador y recordó las palabras de Julio Grondona que le dijo: «La seguridad no es problema nuestro sino del Estado» y agregó que ese halo continúa en el discurso de los actores del fútbol.

Los puntos que evitan un acuerdo tienen que ver con las penas a los dirigentes, que van hasta 3 años de prisión para aquellos que financien a los barras o que le entreguen entradas. En este punto hubo planteos para que la normativa deje en claro a quiénes no pueden darle tickets.

Otro artículo de la discordia, y que más polémica genera, tiene que ver con la prohibición para que funcionarios públicos puedan ocupar cargos en las comisiones directivas de los clubes de Superliga y Nacional B. En este caso, muchos dirigentes plantean que esa restricción es inconstitucional y adelantan que irán a la Justicia en caso que se apruebe. En principio quienes ocupen cargos públicos (nacionales, provinciales o municipales) no podrán integrar las comisiones directivas, aunque sí podrían ser representantes de socios.

Por lo pronto habrá dos jornadas más de Comisiones con invitados al debate del ámbito del fútbol y luego, recién se buscará uno (o varios) dictamen(es) para llevar al recito para su votación en Cámara.

Compartinos: