Un proyecto pedido por el Presidente Macri, pero con la cara visible del Senador Estaban Bullrich, se está dirimiendo en el Senado el avance de un proyecto para regular los traspasos de mando entre Gobiernos. Cambiemos ya tiene como data no haber recibido de manos de la expresidente la banda y el bastón presidencial, así que proponen que sea obligatorio.

______________________

Argentina está marcada por una profunda grieta que parece que lejos de achicarse, cada vez se torna más profunda. Oficialista contra opositores, kirchneristas contra macristas, izquierda contra derecha, abortistas y pro vida, son algunos de los escenarios donde la grieta en el país se nota con más frecuencia y con una tendencia marcada a la intolerancia.

Un ejemplo claro de la grieta argentina se notó en el 2015, cuando el presidente de la Nación, Mauricio Macri, no recibió de mano de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner la banda y el bastón presidencial. Ese 10 de abril de 2015 pasadas las 13 horas, un nuevo Gobierno asumía su mandato de una manera inusual. No fue CFK la que traspasó el mando, sino que el Presidente provicional del Senado, Federico Pinedo, fue quien se hizo cargo del acto simbólico.

Cuatro años después, la expresidente y Senadora Cristina Fernández explicó por qué decidió no asistir al acto de transmisión de mando, y lo describió en su libro Sinceramente.

«Muchas veces, después del balotaje, pensé en eso que finalmente no se dio: yo, frente a la Asamblea Legislativa, entregándole los atributos presidenciales a… ¡Mauricio Macri! Lo pensaba y se me estrujaba el corazón», describió la exmandataria.

«Es más, ya había imaginado cómo hacerlo: me sacaba la banda y, junto al bastón, los depositaba suavemente sobre el estrado de la presidencia de la Asamblea, lo saludaba y me retiraba. Todo Cambiemos quería esa foto mía entregándole el mando a Macri porque no era cualquier otro presidente. Era Cristina, era la «yegua», la soberbia, la autoritaria, la populista en un acto de rendición«, agregó en su libro.

Ya anteriormente CFK había pedido disculpas al Presidente, cuando en una entrevista en 2017, cuando alegó: «Si alguien se ofendió, si el Presidente se ofendió, pido disculpas. Si él pensó que yo tenía que ir a la tarde a Casa de Gobierno, cuando ya no era presidente, pido disculpas, pero no podemos seguir discutiendo las formas con esta situación económica social y grave», aseguró la ex jefa de Estado.

Pero las disculpas y la explicación, parecieron no ser suficientes para el presidente Macri, que pidió que se trate en el Congreso de la Nación, un proyecto de Ley para el traspaso de mando sea ordenado.

Y en esa línea, un proyecto de ley para regular los procesos de transición de un gobierno a otro, que fija como obligatorio el acto simbólico de la entrega de mando y dispone que quien abandona el poder entregue a su sucesor una “memoria del Estado” sobre la situación en que deja la administración, será debatido esta semana en comisión en el Senado.

La propuesta fue presentada por el senador del oficialismo Esteban Bullrich, que tiene su correlato en proyectos de características parecidas presentados por sus pares del PJ Mario Pais y Dalmacio Mera, o de Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, abrirá el debate mañana miércoles 08/05 en la comisión de Asuntos Constitucionales que conduce Mera.

En sus fundamentos, Bullrich explica que la idea es “favorecer una transición pacífica, ordenada, eficiente y transparente”, y que las nuevas autoridades de un gobierno asuman “sin obstáculos desde el primer momento, con la información propicia, a fines de que la gobernabilidad no se vea afectada”.

La iniciativa establece la obligación a cada ministro del gobierno saliente a presentar en un plazo no mayor a los seis meses desde la proclamación de los ganadores una “memoria del Estado” que detalle la situación en la que se traspasa cada repartición.

El anteproyecto deberá ser entregado al presidente electo y al Congreso de la Nación.

En el listado de tareas que deberán reportar los funcionarios figuran la nómina de autoridades y personal de la planta permanente y transitoria u otra modalidad de contratación, incluyendo consultores, pasantes y personal contratado en el marco de proyectos financiados por organismos multilaterales, detallando sus respectivas funciones y posición en el escalafón.

También deberán describir la situación financiera de cada uno de los ministerios, instituciones, empresas, entes y auditorías realizadas. Además de los procesos judiciales en los que cada organismo sea parte; contrataciones públicas, licitaciones, concursos, obras públicas, adquisiciones de bienes y servicios que estén en curso o pendientes, especificando objetivos, características, montos y proveedores.

Los funcionarios estarán obligados por ley a entregar un inventario de bienes, depósitos, disponibilidades financieras y obligaciones exigibles, y las normas propias del organismo vigentes al momento de la transición; los permisos, concesiones y autorizaciones otorgadas, y una descripción de los servicios que el organismo brinda directamente al público.

La norma tiene por objeto regular el período de transición del gobierno, que se inicia, según se indica, el día de proclamación de la fórmula presidencial ganadora por la Asamblea legislativa, y finaliza el día de la asunción presidencial del nuevo mandatario. Así, se busca evitar lo ocurrido durante la asunción del presidente Mauricio Macri cuando la entonces mandataria, Cristina Kirchner, se negó a traspasarle el mando.

Compartinos: