Columnas de Opinion

/Columnas de Opinion

Extinción de dominio: DOS PROYECTOS PARA UN MISMO FIN, PERO CON DIFERENTES RESULTADOS

Por senador nacional Julio Cobos

La sociedad no solo reclama que la justicia condene los delitos de corrupción y que esto lo haga en tiempos razonables, sino que además exige que todos los bienes obtenidos de esta forma sean recuperados por el Estado y en beneficio de la comunidad.

Desde el Congreso de la Nación debemos hacernos cargo de esta situación y de sus consecuencias para la sociedad, concibiendo y sancionando los dispositivos legales que resulten necesarios para permitir el recupero de los activos ilegítimamente obtenidos por la corrupción. A través de la figura de la “extinción de dominio” se logra la transferencia al Estado de los activos y bienes obtenidos por corrupción, narcotráfico, trata y demás delitos complejos, permitiendo también su disponibilidad.

El proyecto que sostenemos desde Cambiemos en el Senado de la Nación, difiere en puntos muy fuertes con el propuesto por la oposición. El nuestro recurre a la vía civil como instancia de trámite del proceso de recupero, pero articulándola con la causa penal que le sirve de precedente, exigiendo que el juez de este fuero declare si existen elementos de convicción suficientes para hacer posible la acción.

Las ventajas de esta propuesta es que es un juicio en el fuero civil articulado con la acción penal, que no requiere condena penal firme y que impone al titular de los bienes que se sospechan de origen ilícito, la carga de probar la licitud de la adquisición para su defensa. Además, la acción puede dirigirse contra los sucesores en caso de fallecimiento del requerido quedando a cargo del Ministerio Público Fiscal – órgano ajeno al Poder Ejecutivo y encargado de velar por la legalidad y el interés general- la facultad de decidir la oportunidad y conveniencia de la iniciación de estos procesos, negociar beneficios por allanamiento y adjudicar una retribución por contribuciones que hayan permitido el hallazgo de los bienes.

Por otro lado, se diferencia del proyecto del bloque opositor en cuanto este último exige condena para el desapoderamiento, lo articula como una acción accesoria dentro del proceso penal haciéndolo más complejo, dificultando las acciones probatorias y desacelerando el proceso, algo que hoy suceda con el decomiso; prevé que la Procuración del Tesoro de la Nación -órgano de la órbita del Poder Ejecutivo Nacional- sea quien dé inicio a la acción, lo cual podría suponer parcialidades y omite regular el supuesto de fallecimiento del demandado. Pero lo más preocupante del mismo es que al dejarlo dentro del fuero penal solo alcanzaría a casos futuros, dejando afuera los casos que hoy se investigan y son de público conocimiento, ya que en este proceso rige la ley más benigna desde que se inicie la acción, por lo que no los alcanzaría.

Frente al escándalo de corrupción que envuelve a parte de la clase política y empresarial debemos atender los reclamos de los ciudadanos trabajando con responsabilidad, asegurando el quorum suficiente y dando soluciones claras, rápidas y contundentes que proporcionen los instrumentos legales que permitan recuperar todo lo robado y sin las demoras habituales de los procesos judiciales.

Compartinos:
22 agosto, 2018|Columnas de Opinion|Comentarios desactivados en Extinción de dominio: DOS PROYECTOS PARA UN MISMO FIN, PERO CON DIFERENTES RESULTADOS

“Sobre pijamas, dormitorios y decretos en la Argentina macrista arrepentida”, por Cristina Kirchner

He decidido no hacer comentarios sobre remiseros “arrepentidos” que dicen haberme visto en pijama, ni tampoco opinar sobre ex funcionarios de cuarta línea, también “arrepentidos”, que nunca formaron parte de mis dos presidencias, pero que describen excursiones casi turísticas en mi dormitorio. Sin embargo, como ex presidenta de la Nación tengo la obligación de pronunciarme sobre el empresario Gabriel Romero –nuevo “arrepentido”- que, según títulos catástrofe de Clarín y La Nación, habría pagado por un decreto presidencial.

Grande fue mi sorpresa cuando comencé a leer el referido decreto y mayor aún mi indignación cuando concluí su lectura. Es que el decreto 113 del 21 de enero del 2010 tiene particularidades muy especiales.

Breve introducción al referido decreto

El 6 de enero de 2002 se sancionó la Ley 25.561 por la que se declaró la emergencia pública, se dispuso la salida del régimen de convertibilidad del peso argentino con el dólar estadounidense y se autorizó al Poder Ejecutivo Nacional a renegociar los contratos de obras y servicios públicos concesionados que habían sido puestos en crisis por la obligada salida del régimen mencionado. Uno de esos contratos era el de la empresa Hidrovía S.A. cuya concesión fue aprobada por el decreto 253 del 21 de febrero de 1995 y cuyo titular es el Sr. Gabriel Romero.

El 3 de julio de 2003 Néstor Kirchner, Alberto Fernández, Roberto Lavagna y Julio De Vido firmaron el decreto 311 por el cual se creó la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN) en la órbita de los Ministerios de Economía y de Planificación Federal. Esa unidad tenía como función hacer operativas las renegociaciones ordenadas por la Ley de emergencia.

El decreto y la hidrovía

  1. El 19 de junio de 2007, durante la presidencia de Néstor Kirchner, la UNIREN y la empresa Hidrovía S.A firman una propuesta de Carta de Entendimiento para lograr la renegociación de la concesión.
  2. El principal problema que tenía dicha renegociación era que la aplicación de las normas en materia de liquidación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) convertía a la empresa Hidrovía S.A. en gran deudora de la AFIP por la liquidación de dicho tributo. La empresa sostenía que la normativa estaba mal aplicada en el caso particular de su actividad. Durante el año 2008, siendo ya presidenta, le manifesté al Sr. Romero que ese problema no se podía solucionar en el ámbito del Poder Ejecutivo porque la AFIP no iba a hacer ninguna interpretación que implicara condonar una deuda. Le dije que yo no iba a firmar absolutamente nada sin la intervención del Congreso porque se trataba de materia impositiva.
  3. Finalmente, dicho problema fue abordado por una Ley del Congreso de la Nación que interpretó específicamente una forma de liquidación del IVA para el caso de concesiones de obras de dragado, señalización y mantenimiento de vías navegables con motivo de su explotación. O sea, para Hidrovía S.A. Dicha Ley, la 26.453, fue sancionada el 10 de diciembre de 2008 por UNANIMIDAD.
  4. Recién luego de aprobada esa Ley, la Carta de Entendimiento firmada por UNIREN y la empresa Hidrovía S.A. se sometió al proceso de audiencia pública en la que participaron y se expresaron opiniones de los usuarios, distintos sectores y actores sociales. Como consecuencia, la UNIREN estimó conveniente modificar aspectos de la propuesta de entendimiento, todo ello expuesto en las actuaciones y publicado en el sitio de internet de la mencionada Unidad.
  5. Luego, con fecha 21 de abril de 2009 la empresa y la UNIREN suscribieron una propuesta de Acta Acuerdo que contenía los términos de la renegociación del contrato ordenada por la Ley de salida de la convertibilidad.
  6. La Procuración del Tesoro de la Nación, cuya intervención es obligatoria de acuerdo al decreto 311/03, emitió un primer dictamen con propuestas que fueron incorporadas en una addenda modificatoria; emitiendo, luego, dicho organismo, un segundo dictamen final.
  7. Asimismo, también la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) tomó intervención de acuerdo a la normativa vigente.
  8. Sin embargo, lo más distintivo de este proceso fue que, por tratarse de facultades delegadas, la propuesta de Acta Acuerdo salió de la esfera de decisión del Poder Ejecutivo y su contenido fue obligatoriamente sometido a consideración y aprobación del Congreso de la Nación a través de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Facultades Delegadas al Poder Ejecutivo Nacional. Cabe aclarar que la aprobación del Congreso de la Nación era condición imprescindible para la ratificación del Acta Acuerdo. O sea, sin Parlamento, no había decreto.
  9. Dicha comisión emitió un dictamen de mayoría en el que realizaron modificaciones a la propuesta del Acta Acuerdo, incluyendo además un requerimiento efectuado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.
  10. Introducidas las modificaciones propuestas por el Parlamento, el 20 de octubre de 2009, la UNIREN y los representantes de la empresa concesionaria suscribieron el Acta Acuerdo y establecieron las condiciones de adecuación del contrato de concesión de la hidrovía, tal cual lo había ordenado la Ley de emergencia pública y salida de la convertibilidad.
  11. Por último, y de acuerdo lo establece el decreto 311/03, correspondía al Poder Ejecutivo ratificar los acuerdos alcanzados y por eso el 21 de enero de 2010 firmé el decreto 113.

O SEA que mi intervención como presidenta de la Nación se limitó a lo único que podía y debía hacer: ratificar lo actuado y resuelto por la UNIREN con audiencias públicas de por medio, dictámenes de la Procuración del Tesoro y de la SIGEN, aportes del Ministerio de Relaciones Exteriores y, finalmente, la intervención del Congreso de la Nación a través de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Facultades Delegadas al Poder Ejecutivo Nacional, sin cuya aprobación no hubiera habido decreto.

Hoy, en un verdadero menú de “arrepentidos” a la carta, el Sr. Gabriel Romero dice haber pagado dinero por la firma de ese decreto que, finalizado todo el proceso explicado previamente, era para mí obligatorio firmar. En todo caso, sería muy interesante que el Sr. Romero indicara a quién y cómo le pagó, porque a mí nunca nadie me pagó nada por firmar ni este ni ningún otro decreto, ni por llevar adelante ninguna de las medidas de mis gobiernos. Al contrario, los problemas judiciales que tengo son por haber afectado intereses económicos concentrados y hegemónicos muy poderosos que siempre trataron de obstruir las medidas que llevé adelante en beneficio de las grandes mayorías populares, de la actividad económica en general y del desendeudamiento estructural de la Nación.

El evidente manejo extorsivo de la figura del “arrepentido” llevado a cabo por Bonadío y Stornelli, es sencillamente escandaloso, pero cuenta con el beneplácito de las más altas esferas del Poder Judicial, de los medios hegemónicos de comunicación y de este gobierno que ha provocado que nuestro país se esté cayendo a pedazos en medio de una verdadera catástrofe económica y social. Lo saben todos y todas.

Compartinos:
17 agosto, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

“El Peronismo frenó el aborto”, por Damián Descalzo

El Peronismo reconoce los derechos individuales. Tiene una alta estima de la dignidad de la persona humana. Nunca postuló nociones que buscaban someter al individuo al Estado. Para el Peronismo, el hombre no puede subordinarse ni ser un instrumento del Estado. Es así. Pero tampoco el peronismo ha promovido una exaltación desmedida de la libertad de ese individuo. Lo dice con meridiana claridad la verdad peronista nro. 15: “Como doctrina política, el justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con el de la comunidad”. EQUILIBRIO entre el Derecho del INDIVIDUO y el derecho de la COMUNIDAD.

Los que estamos en contra de la legalización del aborto en la Argentina no estamos promoviendo que se obligue a la mujer a engendrar hijos para el Estado Nacional. Estamos en contra que una ley permita eliminar vidas humanas, en nombre del “deseo” de una libertad individual exaltada, en forma desmedida. La legalización del aborto rompe el equilibrio que postula el peronismo. Coloca por encima de la comunidad al derecho individual del sujeto que pretende abortar. El aborto es una manifestación de libertad individualista y egoísta que atenta contra el derecho de la comunidad. La defensa del derecho a la vida es esencial y es el primer derecho que debe defender el sistema legal de una comunidad política que se precie de ser civilizada.

El concepto de Libertad en el Peronismo

La postura favorable a la legalización del aborto parte de una concepción individualista y absoluta de la libertad individual. Esto es diametralmente opuesto a la noción de libertad que postula el Peronismo.
El General Perón expresaba -en una demoledora crítica al liberalismo individualista que informa la postura abortista- que “El Justicialismo ha abandonado definitivamente el antiguo concepto liberal e individualista de la absoluta libertad, por entender que la libertad absoluta es el medio más propicio para el abuso de la libertad, que conduce a la explotación y a la opresión del poder por parte de unos pocos frente a la debilidad inmensa de la mayoría. El Justicialismo entiende que la libertad es un medio y no un fin, que no es lógico luchar por la libertad como tal, por sí misma, pero que ella es un instrumento necesario e insustituible para el hombre, que ha de usarlo en su propio beneficio pero también en beneficio de la comunidad. Para nosotros, la libertad, como la propiedad, como el capital, como la economía y todo lo que es un bien del hombre es, no solamente un bien individual, sino que además es un bien social” (24/06/1953).

Aborto: ¿Acción privada?

Mucho del discurso a favor de la legalización del aborto se basa en la idea que el aborto es “una acción privada” en la que el resto de la sociedad no podría opinar y sobre la que el Estado no debería legislar.

En nuestro ordenamiento constitucional existe (y existió en todos los textos constitucionales que rigieron en nuestro país) un artículo que regula el tema de las “acciones privadas”: Es el famoso artículo 19. Dice así: “Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley ni privado de lo que ella no prohíbe”.

El gran jurista peronista, Arturo Enrique Sampay, en un breve pero profundo ensayo titulado “La filosofía jurídica del artículo 19 de la Constitución Nacional” (que dedicó a Pablo Ramella, otro eximio constitucionalista peronista), analizó pormenorizadamente este artículo. Allí señaló que las “acciones privadas” abarcan “todas las acciones interiores y, además, las acciones exteriores que no sean públicas”. Y agregaba que “los actos que por su naturaleza no trascienden a una relación y, por consiguiente, cuyos efectos quedan en la inmanencia del operante, son los actos completamente internos… los actos internos no caen bajo la regulación del Estado”.

Bajo ningún punto de vista, la práctica del aborto puede ser incluida en esta caracterización. El aborto es una acción externa mediante la cual se elimina una vida humana. Es evidente que se perjudica a un tercero, al niño concebido por nacer.
Enseña Sampay, en esa misma obra que “No perjudicar a un tercero” es la definición de acción justa dada por Aristóteles.

El Derecho a decidir sobre el cuerpo: Principio y limitaciones

“Mi cuerpo, mi decisión”, reza uno de los principales lemas de la campaña abortista. En principio no cabe duda que los ciudadanos tenemos derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo pero tan evidente es eso como que ese principio tiene limitaciones. Por ejemplo, si un varón con su miembro sexual accede carnalmente -sin consentimiento- a otro sujeto, comete delito de violación. Y si golpea con sus manos a otro, comete delito de lesiones (graves o leves, según el caso). Y se podrían poner muchos ejemplos más.

Está claro que hay principio de derecho de decisión sobre nuestro cuerpo, pero ese principio y ese derecho tienen límites: el límite es el otro. El hijo por nacer habita y se desarrolla en el cuerpo de su madre, transitoriamente, pero es mucho más que una “parte” del cuerpo de la madre. El hijo por nacer es un nuevo ser desde el momento de la concepción. Es un nuevo ser distinto de los dos elementos que al unirse lo han formado.

En este sentido, no nos debe sorprender que gran parte de la argumentación a favor del aborto se base en la negación de la entidad humana de la persona por nacer. “Los fetos no son personas”, “Los fetos son sólo un conjunto de células” y otras frases por el estilo se lanzan, abriendo –temerariamente- el camino a la subjetividad para valorar qué es persona y qué no. En la historia abundan trágicos ejemplos de lo peligroso que es colocarse en el lugar de juez para dictaminar, caprichosamente, qué debe ser considerado persona y qué no. Es una afrenta a la civilización aceptar la idea que la condición de persona dependa del “deseo” de otro.

Algunos han negado la cualidad de personas a otros por cuestiones étnicas o de raza. Otros se basaban en discapacidades y/o malformaciones físicas. Ahora algunos pretenden hacerlo por una cuestión temporal, como si la dignidad personal solo empezase a correr desde un determinado momento y éste momento pudiese ser antojadizamente determinado. También el asunto de las incapacidades está muy presente. No son pocos los que alertan que el aborto viene siendo utilizado en los países donde se encuentra legalizado para desechar vidas humanas discriminadas por este tipo de cuestiones.

El aborto NO es justicia social. El aborto es hedonismo egoísta e individualista

“El aborto es justicia social” han dicho algunos. Uno se pregunta si los que así vociferan no saben lo qué es el aborto o no saben lo qué es la justicia social. Probablemente ambas situaciones sean ciertas. Este lema apuntaría a ser complementario de la idea que la legalización del aborto vendría a estar relacionado con el tema de la “salud pública”.

El argumento de la “salud pública”-que ha sido muy efectivo en términos de divulgación-es absolutamente falso. Hay decenas de prioridades más urgentes y necesarias que el aborto. Las prioridades en salud pública se deben definir en base a estadísticas reales y no en cifras inventadas. Y las estadísticas reales marcan claramente que el aborto no es una prioridad. Mueren muchísimas más mujeres por causa de desnutrición u otras causas que por el aborto.

El aborto es la manifestación más contundente del hedonismo egoísta. Es llevar al extremo la exaltación de la libertad individualista en detrimento de los valores comunitarios. Por eso no es casual que se haya legalizado en sociedades opulentas e individualistas. Entre 1967 y 1975, se legalizó el aborto en varios de los países más ricos del mundo (Reino Unido, Canadá, Finlandia, Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega, Francia). Países en los que no había ningún problema de “salud pública” pues eran sociedades desarrolladas, de alto nivel socio económico de la población y con servicios de salud pública de calidad (y ya lo eran al momento de legalizar el aborto y su desarrollo no fue “consecuencia de” cómo piensan algunos que, llegan a mostrarlo como símbolo de “avance”, de “desarrollo” o de “modernidad”).

El Peronismo contra el aborto

Entre las figuras más importantes del Movimiento Peronista que se expresaron en contra de del aborto, debemos señalar al Presidente del Partido Justicialista a nivel nacional, José Luís Gioja quien, en su condición de diputado nacional, votó en contra del proyecto de legalización.
También el presidente del PJ de la Provincia de Buenos Aires e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, se manifestó en defensa de la vida humana desde la concepción.

En la histórica sesión del 8 y 9 de agosto pasado, la mitad de los senadores que votaron contra el proyecto de aborto legal son legisladores identificados e integrantes del Movimiento Peronista. El peronismo fue, por lejos, el sector político que aportó más votos en defensa de la vida humana desde la concepción.

Conclusiones

El aborto es un fracaso social. No se puede aceptar que una conducta se legalice porque “de todas formas sucede y seguirá sucediendo”. El aborto es la resignación a no poder solucionar los graves problemas y recurrir a la vía cómoda y fácil. También es la derrota ante el modelo de sociedad egoísta. El aborto es una victoria del hedonismo individualista que cree que el deseo y la subjetividad valen más que la comunidad y los derechos de las personas por nacer. El aborto es la exclusión social del más débil. En el último siglo -contemporáneamente a los avances tecnológicos que han brindado a los seres humanos el más alto nivel de vida en términos de comodidad que se haya tenido jamás- la humanidad ha sufrido cosas horrendas. Los crímenes de las guerras mundiales; los del nazismo y demás, han dejado en claro que en estos últimos 100 años se ha despreciado -como pocas veces en la historia universal- el valor de la vida humana. En esa línea de desprecio por la vida humana se enmarca la práctica abortista. El aborto es la aceptación que el omnipotente deseo puede llegar a eliminar vidas humanas en nombre de su tiránica y todopoderosa subjetividad.

Para finalizar quiero expresar que tengo la más íntima y profunda convicción que el Peronismo nunca estuvo ni estará ni con la exclusión ni con la muerte. El Peronismo siempre estuvo y estará del lado de la Vida. En la madrugada del 9 de agosto pasado, la mayoría de sus senadores lo volvieron a demostrar.

Compartinos:
17 agosto, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

“¿La noche más oscura?” por Jorge Eduardo Rulli

Muchos místicos refieren en sus memorias haber sufrido el calvario de esa noche horriblemente oscura en que Dios los soltó de su mano y se sintieron extraviados y sin esperanzas .Me pregunto si la Argentina estará acaso atravesando su noche más oscura , ahora cuando nos ahogamos en la insensatez , el ridículo y la falta de objetivos morales . Mientras algunos proponemos con casi ingenuidad , que la función de un militante es siempre elevar al máximo posible la vara de la ética ,otros parecieran empeñados en hundirla todo lo posible en el estercolero de las políticas locales. Si la estrategia fuera unir todos los pedazos, todos los fragmentos ,todas las franquicias de un posibe Peronismo , ello podría respetarse, pero necesitaríamos explicitar que en ese camino no hay escrupulos válidos, no hay razones morales, no hay peronómetro, que todos vamos a meternos en el lodazal de la corrupciòn, y que mientras ello no se debata es porque se lo decide y se lo implementa como estrategia a espaldas del pueblo.Esto último es de por sí una inmoralidad. Desde ya que no estamos de acuerdo con esas políticas de la artimaña, el cuentapropismo y la especulación de contables en el mundo de una política sin virtudes ni nobleza. No, no estamos de acuerdo , pero tampoco nadie nos consulta , porque” el uso” del otro es el presupuesto necesario de este pensamiento político. Fueron los aspectos más tenebrosos de una política que alguna vez gestó el pensamiento perverso de Manolo Buceta y que todavía persiste. Para peor parecieran no darse cuenta que están jugando con fuego en medio de un polvorín. Escuchamos con desazón tremenda a los periodistas de los medios hegemónicos y vemos cómo pasan con naturalidad , del sarcasmo y de la burla a Grabois, al menoscabo explícito del Papa, al que no pierden oportunidad de descalificar como el representante de Dios en la Tierra. Y ya no están hablando de Grabois ni están hablando de Francisco…, ya llegaron a Dios y se les desata el odio y el laicismo exacerbado y se proponen con naturalidad sorprendente modificar las relaciones de la Iglesia con la República . Nosotros sabemos que ello significa rediscutir todo el pasado de este país y el sentido que le dieron los próceres de la Independencia y esa prolongada sucesiòn de batallas, matanzas y pactos federales que constituyó lo que hoy llamamos Argentina. Se nos propone rediscutir los doscientos años de historia que nos constituyen como ciudadanos bajo la autoridad de un gobierno que reemplazó a los proceres por huemules y guanacos en la moneda. Los que acompañaron a Cristina al juzgado lo saben pero no les importa, porque lo primero es cuidar el kiosco propio. Somos una sociedad a la deriva y sufrimos la evidente disolución de lo nacional. En Neuquen nuestos niños comienzan a formar tres filas: la de los niños, la de las niñas, y la de los niñes…En la ONU, el gobierno de Macri vota contra la patria potestad, mientras la Iglesia calla, y expresa que la despenalización del aborto es un problema de la sociedad civil, y por todo apostolado social respalda los merenderos de Pèrsico. Es quizá la noche más oscura, y el dolor en el alma. Como el hundimiento del ARA San Juan en las tinieblas inaccesibles de los mares australes .¿A quièn le importaría si acaso fue torpedeado cuando no tenemos hipòtesis de conflicto alguna, pese a que una parte del territorio patrio está ocupado.¿Quien se hace responsable de las propias acciones en medio de una clase dirigente que colapsa. Los escuderos de Cristina en Comodoro Py, nos hacen sospechar la validez posible de algo tan ominoso que nunca quisimos siquiera pensarlo…¿Para quién eran los bolsones que Lòpez revoleaba por encima de los muros de un convento de General Rodríguez?Evidentemente la unidad a toda costa del archippiélago de franquicias niega toda posibilidad de tomar conciencia sobre la realidad del simulacro que reemplazó al verdadero Peronismo. Las razones son tan espúreas como pragmáticas . Se trata de unir a todos los dispersos y a todos los fracasados. Colocarlos detrás de un candidato exitoso, como podría ser quizá la Vidal, y en el año 19, reemplazar a Mauricio.¡Gran éxito de los mercaderes del templo, de los expertos en mercandishing, de los muchos que de Perón les quedó fundamentalmente aquello de que “se construye con bosta”. Ellos juegan con fuego mientras el demonio está suelto en las calles de la Argentina,enfrenta a los hijos con sus padres, desgarra a los hermanos con la grieta, nos hunde en el Invierno demográfico luego de despoblar el campo y hacinar millones de desterrados en los conurbanos de miseria… El paco le quema la cabeza a nuestros jòvenes,mientras los guardianes del orden cobran por zonas liberadas,mientras los políticos especulan con las listas electorales y con el respaldo de los candidatos ¿Còmo vamos a creerle a unas fotocopias de cuadernos que ya no existen?. ¿Què importa si Nèstor y Cristina lavaban dinero o habían montado una mafia de la corrupciòn en la obra pùblica?Mauricio y su equipo es mucho peor y de eso no nos cabe ninguna duda. Pero, no sólo los Macri fueron socios de los Kirchner , sino que jamás dijeron ser la dirigencia del pueblo y pretender cambiar el mundo a nombre del Peronismo….Hubo una època hace muchos años, una època difícil en que jugamos la vida a fondo y cada día, en que aceptamos la norma de que …”al enemigo ni justicia”…No fue gratuita aquella lógica para los que la implementamos , y quedamos con heridas y mutilaciones para siempre. Los que en aquel entonces ,mientras luchábamos hacían dinero, o coqueteaban con el enemigo, hoy pretenden aplicar esas lógicas de guerra de un modo absurdo con el juez Bonadío en Comodoro Py. Es la triste caricatura de un final anunciado , el dislate y los despropósitos propios de la total ausencia de pensamiento político. Hagamos que la militancia vuelva a ser un servicio y dejemos que los quiosqueros y los muchos mercaderes que ocupan el espacio del templo no ensucien nuestra voluntad y nuestras esperanzas en una Argentina que necesita resucitar del ahogo a que se la condena en el estercolero espantoso de la política y de los negocios.

Compartinos:
14 agosto, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

“La diplomacia inglesa resorte oculto de nuestro presente” Por Marcelo Gullo

Durante la guerra de Malvinas, cuando todavía no se había apagado el ruido de los cañones, el gran pensador argentino oriental, Alberto Methol Ferré, tratando de interpretar los acontecimientos escribió, febrilmente, un artículo titulado “Las Malvinas nueva frontera latinoamericana”. En dicho artículo Methol afirma: “Argentina ha sido el país más anglófilo (su oligarquía) de América Latina y el más antinorteamericano. También, simultáneamente, el más antinglés: ningún país latinoamericano generó un nacionalismo antinglés tan intenso como la Argentina, lo que explica que sea la nación con más autoconciencia histórica de América Latina. Sus contradicciones, su gran desarrollo, su acumulación intelectual así lo posibilitaron. Realizó un revisionismo histórico crítico de la hegemonía anglosajona sin igual en América Latina. Curioso destino. Por inglés resistió a los yanquis. Por nacionalista resistió a los dos”.

Sin duda alguna, uno de los hombres que más contribuyo a que la Argentina sea la nación con mayor autoconciencia histórica de la Patria Grande fue Raúl Scalabrini Ortiz. Sin duda alguna, también, fue Raúl Scalabrini Ortiz, el argentino que más caro pago la “osadía” de denunciar al imperialismo británico. Los hombres de la anglófila oligarquía argentina no le perdonaron jamás semejante atrevimiento y, cumpliendo órdenes del imperio -como aquellos que en su momento ordenaron el fusilamiento del héroe de la reconquista- condenaron a Scalabrini a la miseria, al ostracismo, a la muerte en vida pero, sin embargo, no pudieron silenciarlo, no pudieron apagar su voz. Como no pudieron doblegarlo, Raúl Scalabrini Ortiz, después de años de paciente investigación histórica –y atenta observación de la realidad–, dio a publicidad su célebre obra “Política británica en el Río de la Plata”. En ella, se atrevió Scalabrini, a develar el resorte oculto de la historia argentina. En efecto, siguiendo los hilos de las “marionetas” que, en el Río de la Plata parecían ser grandes patriotas e ilustres estadistas, comprobó que todos esos hilos conducían a Londres.

El de la Argentina, por supuesto, no era un caso aislado. El poder inglés ejercía su influencia urbi et orbi y así, por ejemplo, durante la guerra civil norteamericana Inglaterra jugó sus cartas a favor del sur para que Estados Unidos no pudiera completar su proceso de industrialización y se partiese definitivamente en dos o más estados. Gran Bretaña aplicó en todas partes del mundo, con mayor o menor éxito, la política de dividir para reinar. Ciertamente, en la América española la política británica tuvo un éxito absoluto y sin igual, pero es importante remarcar que, para el logro de sus fines, Gran Bretaña utilizó siempre más su inteligencia que su fuerza. Por eso Scalabrini Ortiz afirma: “Más influencia y territorios conquistó Inglaterra con su diplomacia que con sus tropas o sus flotas. Nosotros mismos, argentinos, somos un ejemplo irrefutable y doloroso. Supimos rechazar sus regimientos invasores, pero no supimos resistir a la penetración económica y a su disgregación diplomática… La historia contemporánea es en gran parte la historia de las acciones originadas por la diplomacia inglesa”.

Luego, poniendo el dedo en la llaga, Scalabrini Ortiz advierte: “El arma más temible que la diplomacia inglesa blande para dominar los pueblos es el soborno… Inglaterra no teme a los hombres inteligentes. Teme a los dirigentes probos”.

Digamos al pasar que ese tipo de hombre, al que Inglaterra teme, ha sido demasiado escaso en la elite política argentina desde los tiempos de Mayo hasta nuestros días, y que este hecho facilitó la acción de la diplomacia británica en estas tierras. Acción que la mayoría de los historiadores argentinos en sus grandes obras –desde los tiempos del reinado de Bartolomé Mitre hasta la actualidad bajo el principado de Tulio Halperín Donghi– parecen ignorar o descartar de plano. Respecto de semejante omisión que hace imposible todo análisis serio, objetivo y científico de la historia argentina, Scalabrini Ortiz afirma: “Si no tenemos presente la compulsión constante y astuta con que la diplomacia inglesa lleva a estos pueblos a los destinos prefijados en sus planes y los mantiene en ellos, las historias americanas y sus fenómenos sociales son narraciones absurdas en que los acontecimientos más graves explotan sin antecedentes y concluyen sin consecuencia. En ellas actúan arcángeles o demonios, pero no hombres… La historia oficial argentina es una obra de imaginación en que los hechos han sido consciente y deliberadamente deformados, falseados y concatenados de acuerdo con un plan preconcebido que tiende a disimular la obra de intriga cumplida por la diplomacia inglesa, promotora subterránea de los principales acontecimientos ocurridos en este continente.”

Finalmente, Scalabrini Ortiz, para no perder tiempo en el examen de detalles innecesarios y superfluos e ir a la búsqueda de los datos que realmente tienen relevancia histórica, remarca como clave interpretativa: “Para eludir la responsabilidad de los verdaderos instigadores, la historia argentina adopta ese aire de ficción en que los protagonistas se mueven sin relación a las duras realidades de esta vida. Las revoluciones se explican como simples explosiones pasionales y ocurren sin que nadie provea fondos, vituallas, municiones, armas, equipajes. El dinero no está presente en ellas, porque rastreando las huellas del dinero se puede llegar a descubrir los principales movilizadores revolucionarios”

Fue Raúl Scalabrini Ortiz el que nos enseño que la historia de la Argentina –su historia real, no la historia oficial escrita por los vencedores de Caseros y sus hijos putativos– es, en gran medida, la historia del pueblo argentino en lucha por su liberación de la dominación británica. Fue Scalabrini quien nos enseño que la historia que se nos oculta desde las usinas de la historia oficial –ayer liberal, o mitromarxista y hoy, progresista- es que la independencia fue un fracaso porque pasamos del collar visible borbón al collar invisible inglés, porque pasamos de la unidad a la dispersión. La gesta de los libertadores apuntaba a un solo objetivo: la Patria Grande. Aquellas era una oportunidad histórica de lanzarnos al futuro con autodeterminación y objetivos de grandeza claros y únicos. Desde adentro y desde afuera, la alta bandera de los libertadores fue agredida, vilipendiada y asediada, hasta que aquella acción destructiva consiguió fragmentar el cuerpo “uno” en numerosas partes, con aspiraciones restringidas y fáciles de manipular desde los centros de poder. El “uno” original se perdió y, se sabe, separados del cuerpo “uno”, sus fragmentos no son nada. Perdimos la gran oportunidad de incorporarnos al concierto de las naciones como un “todo” capaz de imponer respeto y nos incorporamos como fragmentos impotentes. Así dada la historia, nos convertimos, en “inventados” gentilicios. Fuimos, entonces, “argentinos”, “bolivianos”, “chilenos”, “colombianos”, “ecuatorianos”, “panameños” , “paraguayos”, “peruanos”, “uruguayos” y “venezolanos”…porque fuimos incapaces de ser aquello que verdaderamente éramos: hispanoamericanos

Estamos, hoy, sin embargo, parados frente a un nuevo punto de partida. La historia nos brinda una nueva oportunidad. Esta vez estamos mejor parados, porque estamos juntos con Brasil. Existe por delante una nueva y gran oportunidad de volver a ser el “uno” perdido, pero ahora ampliado y potenciado. Si ella se concreta, habremos visado nuestro pasaporte a la historia por venir. Sin embargo, nuevos peligros nos asechan. Cientos de ideólogos recorren la América Latina predicando un cierto y falso “fundamentalismo indigenista” cuyo oscuro propósito es fragmentarnos en cientos de pedazos. Pero, ahí están como siempre las palabras de Raúl Scalabrini Ortiz, su pensamiento prístino que nos dice: “Unir sobre lo fundamental es tarea americana y de legítima reivindicación, así como desunir por futilezas o por doctrinas ajenas a la convivencia americana es tarea del interés europeo y de sus cómplices. Para unir, es preciso comprender. Para comprender, hay que conocer. Enseñar la comunidad de los intereses es practicar el sentimiento fundamental de América, inmensa fraternidad sin hermanos…Las redes de venales están tendidas en todos los campos en que subsibe una posibilidad de dominio. Los hay verbalmente declarados como amigos del pueblo y los hay despreciadores ostensible de lo popular…América – afirma Scalabrini- es un sentimiento, un estado de alma, no una materialidad y menos una consanguinidad. Ser poroso para ese sentimiento y no impermeable puede únicamente motivar una jactancia de americanidad. El simple nacer aquí de padres aquí nacidos es un ocurrimiento de índole civil no trascendente… Ensalzar los tipos del pasado americano y contraponerlos en rivalidad con lo actual es incurrir en complicidad de simonía o de tontera con el esquilmador extranjero de ayer y de hoy. Es pugnar por su mantenimiento mañana y facilitar, con el relajamiento de las energías americanas presentes, el triunfo de los que a toda costa están procurando usar las armas de su dominación económicas para arrastrar estos pueblos políticamente inertes a la catástrofe…Lo americano es lo constantemente presente no lo fenecido. Es lo que está llegando, no lo que paso. Es lo que haremos, no lo que hicimos.”.

Claro, de tras de ese nuevo peligro que nos acecha esta, como siempre, Gran Bretaña, hoy, tan descaradamente que – como constantemente lo denuncia el gran pensador boliviano Andrés Soliz Rada- una de las más importantes fundaciones de los predicadores, a sueldo, de la nueva balcanización tiene su sede en 6 Lodge Street, de la ciudad de Bristol. Ayer como hoy –como nos enseño Scalabrini- la diplomacia inglesa sigue siendo el resorte oculto de nuestra historia.

Compartinos:
14 agosto, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

LA CORRUPCIÓN TIENE SU GEOPOLÍTICA – Por Alberto Asseff*

La Argentina perdió su capacidad de asombro, lamentablemente. Los “cuadernos” – como los “bolsos” y “valijas” – están como naturalizados. Para peor, la confianza pública de que la Justicia le dé un garrotazo memorable a la impunidad – matriz indiscutida del saqueo sistemático y persistente en el tiempo que sufrimos– está a nivel del zócalo, para no decir en el quinto subsuelo. Empero, repentinamente irrumpió en la escena una prueba que impulsa una investigación que da la apariencia de ser seria. El país entero – sin reparar en banderías o estamentos – estará más que gratificado si así fuere. Quizás sea la inflexión del camino decadente que venimos transitando desde añares.
El descubrimiento de los “cuadernos” del chofer y sargento retirado coincide con algunos antecedentes como los apuntes que llevaba la cónyuge del expresidente peruano Ollanta Humada – hoy encarcelado-, con la información recabada por el juez federal de Curitiba, Sergio Moro, y otros casos resonantes en toda nuestra América, no sólo la del Sur.
No parece casual que Moro haya hecho un curso intensivo de treinta días en la Harvard Law School – en 1998, dos años después de acceder a la magistratura. Tampoco es irrelevante que su investigación haya empezado con la gigante Petrobras y avanzado – con la Lava Jato – con las grandes constructoras brasileñas – verdaderas corporaciones multinacionales – , con Odebrecht a la cabeza.
Tanto Petrobras como Odebrecht eran rivales de envergadura para fuertes corporaciones planetarias. Golpear a las brasileñas era, para las tradicionales, crucial.
Odebrecht por caso es la constructora del puerto cubano de Mariel, el más importante de la isla. En enero de 2013 el expresidente Lula asistió en La Habana a la Conferencia Internacional “Por el equilibrio del Mundo”- rótulo más que expresivo de la intencionalidad -, organizada por el presidente Raúl Castro.
Petrobras y Odebrecht está claro que eran la vanguardia de una estrategia geopolítica de Brasil que se vincula con una frase trascendental que escribió el Barón de Rio Branco – 1845-1912 – en su testamento político: “Yo hice las fronteras del Brasil; los brasileños harán las de América del Sur”.
Brasil había promovido el grupo de naciones emergentes – BRIC – con Rusia, India y China, al que luego se adunó Sudáfrica. No era ni es una movida geopolítica menor.
Simultáneamente, China llegó con fuerza comercial y financiera a África. Llevan siete cumbres estratégicas sino-africanas. El diálogo es entre Pekin y la Unión Africana. Además, se han realizado innúmeras reuniones bilaterales con Senegal, la hispanohablante Guinea Ecuatorial, Sudáfrica y muchos otros países del continente vecino. China, se sabe, se presenta como “imperio amable”. Sin soldados, su “arma” es el comercio y sobre todo la financiación pues le sobran reservas producto de su portentoso intercambio internacional con balanza favorable.
Los chinos también incursionan desde hace quince años – o más – en la América Latina ofreciendo solventar magnos proyectos de infraestructura que son tan perentorios e indispensables si es que aspiramos al desarrollo. En la Argentina, el más importante es el de las represas La Barrancosa y Cóndor Cliff en el río Santa Cruz. Obras de más de cinco mil millones de dólares, sin omitir que en carpeta hay dos usinas nucleares nuevas y – aunque lejano – el túnel de baja altura para conectar Mendoza con el Pacífico.
Washington algunas veces da la apariencia de aletargarse o interiorizarse para cuidar sólo a lo doméstico. Sin embargo, desde que nació nunca dejó de prestar especial atención a las fronteras – su expansión, obviamente – y a los asuntos hemisféricos y mundiales. No sólo a su seguridad nacional, sino también a sus intereses. Entre éstos se halla que sus empresas grandes hagan negocios en todo el planeta. Porque ellos, lo que ganan afuera lo llevan adentro, al revés de nosotros. De pronto les surgió un gran e inopinado competidor: la corrupción. Empresas de otros países ganaban ‘licitaciones’ o eran adjudicatarias directas de enormes obras, relegando a las propias. La legislación norteamericana es muy estricta, incluyendo los rígidos controles de la SEC, su Bolsa de Valores. No admite cohechos ni sobornos. Ni recibirlos ni darlos, ni adentro ni afuera de EE.UU. Las facturas apócrifas o los fondos ‘negros’ son duramente combatidos. Se sabe, no hay posibilidad de dádivas – darlas o recibirlas, pasivas o activas – sin que medie dinero no contabilizado o, mejor dicho, que se contabiliza paralelamente a los Libros oficiales. En este contexto, una mano invisible decidió allá que había que inhumar la corrupción latinoamericana. Parece que la africana por ahora no está en la mira.
Quizás esto explique la sorpresiva aparición de los apuntes de la corrupción y el desplome de encumbrados dirigentes regionales. Podríamos estar ante la geopolítica oculta detrás del combate a la corrupción.
Bienvenida, ciertamente, esta lucha que tiene como blanco las negruras de las cloacas mafiosas de la putrefacción político-dirigencial. Que se desnuden la hipocresía y la ruindad moral de muchos pontificadores desde tribunas falsificadas, ya que son para sus beneficios, no para orientar a los pueblos. Que se vincule definitivamente la pobreza con el saqueo de los recursos públicos. Y que se depure la política para que de verdad promueva estrategias que nos conduzcan a un mejor estadio del nivel de vida, que nos lleven al muchas veces prometido y siempre postergado desarrollo socio-económico.
Empero, pareciera útil que reflexionemos que una geopolítica está invisiblemente en medio de todo esto y que la corrupción nos castiga por partida doble: nos empobrece y también nos impide ejecutar una gran política para que tengamos más volumen – en todo aspecto – en el mundo.

*Diputado del Mercosur; diputado nacional m.c.; presidente nacional del partido UNIR
www.unirargentina.org

Compartinos:
13 agosto, 2018|Columnas de Opinion|Comentarios desactivados en LA CORRUPCIÓN TIENE SU GEOPOLÍTICA – Por Alberto Asseff*

La prisión de Amado Boudou – Crónica de un final anunciado

Federico González

 

Durante el 2014, mientras era columnista del Diario Perfil, he escrito algunos artículos sobre Amado Boudou, quien entonces era vicepresidente de la Nación Argentina.

La noticia de su detención, durante el día de la fecha, podría remitir a una reflexión retrospectiva sobre el alcance y significado de aquellos textos. No obstante, su transcripción refiere a algo más simple: la crónica de un final anunciado.

 

  1. La sombra de un vicepresidente en desgracia
    Finalmente ocurrió: Amado Boudou fue citado a declarar por el juez Ariel Lijo. Boudou es uno de los funcionarios con peor imagen pública. Luego de su momento de gloria en noviembre de 2011, cuando llegó a medir 48,9 % positivo contra 51,1% negativo, su imagen se desplomó estrepitosamente, situándose en 19,3% positivo contra 80,7% negativo hacia julio de 2012; guarismos muy parecidos a los de fines de 2013.
    ¿Quién es realmente y qué representa? Quizás la mejor manera de explicarlo sea respondiendo a lo último. Si entendemos que un imaginario es un conjunto de creencias y valores atribuidos a algo de modo más o menos racional; éstos podrían ser los que le caben a Boudou:
    1. El arribista carismático
    Simpático, afable, comprador, seductor de eterna sonrisa gardeliana, son aspectos que representarían la fachada luminosa, la mascarada del verdadero político escondido tras el personaje. Cuando la imagen de Boudou entró en desgracia al estallar el caso Ciccone, una vasta poción de la ciudadanía no pudo dejar de percibirlo como un político arribista, inescrupuloso, ambicioso, inteligente y astuto.
    2. El kirchnerista light
    Pintón, elegante, joven fashion del vip marplatense, vecino de Puerto Madero, motoquero y rockero, el ex militante de la UCeDé pronto devino en soldado cristinista al servicio de la causa nac & pop. Como sucede con toda cultura, el kirchnerismo representa demasiadas cosas. Si el menemismo fue un poder para la ostentación y el kirchnerismo de Néstor uno para la acumulación, el cristinismo sería una síntesis narcisista de poder y glamour. En tal sentido, Boudou representa el ícono de un kirchnerismo hedonista que no sólo amasa poder sino que lo disfruta públicamente.
    3. Un capricho de Cristina
    ¿Por qué Cristina eligió a Boudou como vice? ¿Es que no se daba cuenta de que aquel joven tan inteligente como irresponsable le traería problemas? Entre las múltiples aristas de la Presidenta, la dimensión del capricho no resulta menor. La veleidad es una de las formas más narcisistas y peligrosas de ejercer el poder. Porque es esa fuerza que impele a hacer lo que a uno le gusta descuidando lo que debería o convendría. Boudou quizá sea el alto precio de un lujo de la Presidenta.
    4. Un soldado de Néstor
    Boudou ha dado a entender que sólo ejecutó órdenes de Néstor. En ese imaginario que sostiene que la política es la prolongación de los negocios, la idea del “brazo ejecutor” o del testaferro siempre acude a la mente. Quizás no sea casual que Ciccone sea la máquina de fabricar billetes. Boudou sería entonces la consumación de la fantasía y la perversión de Néstor.
    5. Boudou es Boudou
    Demasiado inteligente y ambicioso para ser algo distinto de sí mismo. La síntesis resulta austera, quizá sea la más verosímil: Amado Boudou es un arribista simpático que supo utilizar su sonrisa y su inteligencia al servicio de una ambición personal desmedida. En tal sentido, quizás haya sido el más pragmático de los dirigentes K. Aunque algo salio mal
    *Director de González Valladares Consultores.

 

Fuente: Diario Perfil, 1º Junio de 2014

http://www.perfil.com/columnistas/la-sombra-de-un-vicepresidente-en-desgracia-0601-0068.phtml?utm_source=redir_url_legacy

https://gonzalez-valladares.blogspot.com.ar/2014/06/la-sombra-de-un-vicepresidente-en.html

 

2- Boudou, Néstor y la máquina de hacer billetes

En la edición de PERFIL del domingo pasado aparecen dos magníficos análisis sobre el Boudougate. Por un lado, Julio Bárbaro refiere al sueño de la máquina de hacer moneda como digno de un cuento de Roberto Arlt. Por otro, Carlos Ares sugiere una original hipótesis sobre los roles de Néstor Kirchner y del propio Boudou en la compra de Ciccone. Concretamente: Boudou no habría actuado como mero brazo ejecutor sino que sería el promotor mismo de la idea, al haber tentado a Néstor “tocándole su orgullo”.
El texto de Ares invoca la historia del rey desnudo y e invita a pensar a Boudou como un “farabute” que convence a Néstor de hacerse un traje de billetes. Lo excelso de una buena historia es su capacidad de evocar otras que permitan consolidar un sentido.
Pensé en la tragedia de Otelo, el general moro que sucumbe ante los celos demoníacos que le inocula el ambicioso Yago. Pensé que un hombre, por más poderoso que sea, tiene un punto débil producto de su pasión. Todos podemos convertirnos en esclavos de nuestro deseo. Pensé que la máquina de hacer billete es el anverso obligado de cajas fuertes cuya sola visión produce éxtasis”. Pensé en Avivato, la historieta de Lino Palacios que la Wikipedia define como: “Personaje chanta, de moralidad resbaladiza, vividor, ventajero, pícaro, embustero y observador, capaz de sacar ventaja en cualquier situación”. Recordé la certera expresión de un amigo que invitaba a prevenirse de la “narcitécnica”: esa artimaña manipulativa basada en el simple recurso de tocar el narcisismo del otro. Pensé también en la paradoja de los poderosos: la misma audacia megalómana que les permite conquistar el mundo se transforma luego en su talón de Aquiles. Porque la misma omnipotencia negadora que posibilita el éxito, termina por transformarlos luego en ingenuos vulnerables frente a aduladores inteligentes e inescrupulosos. Yago sabe muy bien dónde tocar a Otelo para conseguir sus ambiciosos fines. Sólo le basta saber por dónde ingresar al alma del moro para así controlarlo.
Un cortesano es el prototipo de un estratega audaz que de, modo sutil, ejerce el poder bajo el disfraz de la lealtad. Por eso los entornos siempre fueron peligrosos para quienes tienen vocación de reyes. Antes de que se desencadene la tragedia de Otelo, Shakespeare le hace decir a Yago: “Yo sirvo al moro, sólo porque yo me sirvo. Sólo porque así me sirve”. Quizá la suerte de Boudou ya esté echada. Como en la caída de Yago, acaso Boudou arrastre a otros. Al fin y al cabo, la política, como la vida, está repleta de viejas historias que vuelven a repetirse.
*Director de González-Valladares Consultores.

 

Fuente: Diario Perfil, 8 Junio de 2014

http://www.perfil.com/columnistas/Boudou-Nestor-y-la-maquina-de-hacer-billetes-20140608-0057.html

https://gonzalez-valladares.blogspot.com.ar/2014/06/boudou-nestor-y-la-maquina-de-hacer.html

 

3-Una graciosa sucesión de azares

Finalmente Amado Boudou se presentó a la indagatoria y declaró. Luego continuó hablando para la TV. Al parecer, convenció poco, casi nada. Quizás algún memorioso de los 70 recuerde el sketch: Jorge Porcel encarnaba al Sr. Spidzicuchi, un buenazo que llegaba un minuto tarde al trabajo porque le pasaban cosas increíbles, pero ciertas. Todo comenzaba con una reunión entre un empleado “chanta” y “langa”, que interpretaba Ernesto Bianco y su jefe. Aquel había llegado tres horas tarde y, cuando se le pedían explicaciones, inventaba historias inverosímiles pero narradas con tanta elocuencia que terminaba por convencerlo. Luego, ingresaba el sufrido Spidzicuchi, quien relataba los infortunios que había padecido realmente. Como en esos desopilantes gags, si algo caracterizaba a su relato era la concatenación de azares que le jugaban en contra. En este caso, el jefe no se convencía y terminaba por sancionar a Spidzicuchi. A la luz de esa analogía, veamos algunas “Spidzicuchiadas” padecidas por el Sr. Boudou: es íntimo amigo de Núñez Carmona, que es amigo de Vandenbroele, quien maneja The Old Fund, que es contratado por Gildo Insfrán, quien paga $ 7,6 millones para reestructurar la deuda de Formosa con el Gobierno nacional, del cual Boudou es ministro y responsable de la negociación.  Quien además elabora un proyecto para ampliar la capacidad de La Casa de Moneda para imprimir billetes. Pero luego bloquea su propio plan. Milagrosamente, la AFIP, a su pedido, concede una moratoria extraordinaria a Ciccone. Casualmente Ciccone pasa a ser controlada por The Old Fund. Boudou niega conocer a Vandenbroele, que vive un tiempo en su departamento de Puerto Madero, donde paga expensas, cable y teléfono. ¡Además, un hermano de Boudou viaja con pasajes pagados por TOF!
Una analogía es una construcción mental que permite comparar cosas disímiles a través de un rasgo común. Como las caricaturas, las analogías son útiles para destacar algún aspecto. Aunque parezca contradictorio, su valor residual es destacar las diferencias:
Como Spidzicuchi, Boudou juega a ser una víctima del azar. Pero la diferencia es que Spidzicuchi era un buenazo sufrido. Boudou parece todo lo contrario. El vice se se asocia más al seductor carismático encarnado por Ernesto Bianco. La diferencia es que éste convencía a un jefe sensible al embaucamiento. Boudou, que ya no convence a nadie, deberá convencer a Lijo. Spidzicuchi era el personaje de un sketch cómico. En cambio el vice es el protagonista de una realidad dramática. Colofón: argumento de un niño que se llevó “sin querer” el útil de un compañerito: “Seño, yo no fui; ¡me lo pusieron en la mochila!”.

*Director de González/ Valladares Consultores.

 

Fuente: Diario Perfil, 15 Junio de 2014

http://www.perfil.com/columnistas/Una-graciosa-sucesion-de-azares-20140615-0037.html

https://gonzalez-valladares.blogspot.com.ar/2014/06/una-graciosa-sucesion-de-azares_15.html

 

4- Lo habían Amado tanto

Durante los últimos días, el vicepresidente Amado Boudou volvió a ser noticia: fue el principal orador en el acto de la Independencia, estuvo a cargo del Poder Ejecutivo por ausencia de la presidenta Cristina Kirchner y, como titular del Senado, recibió al presidente chino Xi Jinping. Mientras, los procesos judiciales en su contra siguen su inexorable curso.

Como contrapartida, en el círculo del Gobierno su presencia resulta cada día más incómoda. ¿Qué hacer con Boudou?, parece la pregunta recurrente que no encuentra una respuesta clara. Sucede que ese interrogante simple esconde otros: ¿qué se quiere, qué se puede, qué conviene hacer?, ¿qué desea realmente la Presidenta?, ¿qué se quiere preservar y qué se teme perder?

Lo cierto es que en el interior del Gobierno pareciera haberse instalado una duda que carcome: ¿por qué seguir pagando un costo político que ensombrece el presente y compromete el futuro? Lo cual justifica conjeturar que el dilema de fondo acaso radique entre el deseo presidencial de no cargar con la responsabilidad de un error de origen y las necesidades de quienes aspiran a ser los continuadores del ideario kirchnerista.

Los planes de la historia. Mientras el Gobierno se debate en esa compleja duda hamletiana y los avances de la Justicia jaquean al vice desde diversos frentes, la figura de Amado Boudou sigue afianzándose como símbolo involuntario de los aspectos más sombríos de la política. Como parábola del apogeo y la caída del poder. De su encanto primigenio y su irreversible decepción. Como prueba palmaria de que mientras algunos dedican su vida a construir poder con paciencia y avaricia, otros se encargan de dilapidarlo licenciosa e inescrupulosamente.

Más allá de su suerte judicial y política, quizás la historia ya esté fraguando para Boudou el sitial menos grato: el del político arribista que con seducción y carisma supo conquistar a una presidenta que hizo del capricho uno de sus tantos modos de ejercer el poder.

Amado Boudou: una moderna versión de Avivato, aquel personaje de historieta que encarnaba al típico porteño vividor y oportunista, tan simpático como inescrupuloso, que terminaba esquilmando a sus víctimas ocasionales. En cada acto, su sello: simpatía, mentira, estafa.

Si el poder kirchnerista es un poliedro, Amado Boudou quizás sea el símbolo de su costado más frívolo y narcisista. El de la sustancia del engaño.
Boudou, el vicepresidente cuya desgracia hoy salpica al corazón del Gobierno. Alguna vez fue amado. Ya no.

PD: Esta semana se cumplieron seis años del famoso voto no positivo con que Julio Cobos, el vice de entonces, le proporcionó al Gobierno el doble beneficio de destrabar el conflicto del campo que lo tenía jaqueado y, adicionalmente, le permitió afianzar esa épica que luego se convirtió en “el relato”, donde el rol de Cobos sería el de una especie de Judas. Mientras que aquel vice salvó involuntariamente al Gobierno, el actual no deja de hundirlo. Mal que le pese al Gobierno, lamentablemente hoy no parece que vaya a existir algún Cobos cuyo gesto pueda “mágicamente” salvarlo de Boudou.

*Director de González Valladares Consultores.

 

Fuente: Diario Perfil, 20 Julio de 2014

http://www.perfil.com/columnistas/Lo-habian-Amado-tanto-20140720-0045.html

https://gonzalez-valladares.blogspot.com.ar/2014/07/lo-habian-amado-tanto_20.html

 

 

Federico González

Director de González y Valladares

Twitter: @fede1234

Compartinos:
10 agosto, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

[VÍDEO] Resumen semanal de Economía: Asignaciones Universal por Hijo

Resumen semanal de economía, esta semana, Asignaciones por Lea Anzalone:

Agradecimiento especial: “El ciudadano se revela”

Compartinos:
3 agosto, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

La corrupción Argentina con sello patagónico

Por Eduardo Conde, presidente Bloque Cambiemos

Entre Néstor Kirchner y Mario Das Neves hay notables coincidencias. Ambos han fallecido. Ambos fueron gobernadores de provincias patagónicas. Ambos repitieron su mandato. Ambos ejercieron la función con enorme poder político. Néstor Kirchner en Santa Cruz. Mario Das Neves en Chubut.

Pero sin dudas, la semejanza entre ambos adquiere singular notoriedad cuando damos cuenta de la corrupción política que engendraron, y en particular de los métodos perversos empleados, lisa y llanamente, para robar.

Cualquier atributo que pueda reconocérsele a ambos personajes, siempre vinculado a la política, se derrumba estrepitosamente cuando hablamos de corrupción.

Se trata de una conducta denigrante, que reduce al ser humano a su mínima expresión, porque el que roba en la política nos roba a todos. Es la forma más perversa de robar.

Si Mario Das Neves hubiera hecho realidad su sueño fantasmagórico de ser presidente de la Nación, hubiese actuado de la misma forma que Néstor Kirchner.

Ahora, a nivel nacional caen en la cuenta los empresarios de la corrupción, los que pagaban las coimas. Exactamente lo mismo viene ocurriendo en la provincia del Chubut.

Una verdadera paradoja. La información registrada en cuadernos y planillas, pone luz sobre los hechos denigrantes, como si los gestores de la maniobra hubieran cultivado juntos el método perverso para robar.

Pero el dato más emblemático, y que también da cuenta de otra semejanza entre ambos gobernantes, es el rol de la justicia cumplido extemporáneamente con ellos, sin posibilidad de juzgarlos.

Ya nada podemos hacer sobre lo ocurrido y el daño provocado. En cambio, siempre estamos a tiempo para transformar la realidad, y es el Poder Judicial el que tiene la responsabilidad primera de generar esa transformación. Debe cumplir con su rol fundamental: controlar la legalidad de los actos de gobierno.

Pero en esta sociedad, ningún objetivo, por elevado que fuere, se cumple si no es por medio de la coerción. Habrá que acudir a los métodos coercitivos del sistema de gobierno, que alude al enjuiciamiento de los funcionarios judiciales y respecto de aquellos que han llegado demasiado tarde al cumplimiento de su deber.

Lamentamos profundamente que en esta región patagónica hayamos tenido la desgracia de engendrar este sello perverso de corrupción que nada tiene que ver con la esencia de sus habitantes.

Recién, cuando la política y la justicia sean puestas entre cuerdas, podremos hablar de un nuevo país.

Compartinos:
3 agosto, 2018|Columnas de Opinion|Comentarios desactivados en La corrupción Argentina con sello patagónico

“Me tiraron un tiro, me muero”: El último mensaje de un ángel en el país de la injusticia

Por Federico Gonzalez, de Federico González & Asociados, Consultor Político

“Me tiraron un tiro, me muero”: El último mensaje de un ángel en el país de la injusticia
Todo hecho es lo que es y es un símbolo de otra cosa.
La crónica siempre se escribe en clave austera: La agente de la Bonaerense Lourdes Espíndola (25) fue baleada en Ituzaingó mientras esperaba el colectivo para regresar a su casa. El último parte médico informó que su estado era irreversible: tiene muerte cerebral. Lourdes Espíndola vivía en pareja con Fernando Altamirano (34) quien también era agente de policía, y era madre de tres hijos
La objetividad del hecho emparenta con otro: horas antes, en Glew, Tamara Ramírez (26), otra mujer de la Fuerza, fue asesinada en un intento de robo.
Lo que sigue, como la vida, refiere a subjetividades y azares.
Encendí el televisor y vi la cara de Lourdes mientras el cronista relataba la noticia. La carita de Lourdes. En lenguaje público debería decir que su rostro era angelical. Pero en mi vivencia interior sentí que se trataba de un ángel. Vi también otra foto de Lourdes con su pareja junto a Fernando y un bebé. Sentí la presencia mágica de una mamá amorosa. Vi luego otras fotos de Lourdes. Aprecié su belleza y sonrisa. Su sonrisa se me hacía una sonrisa del bien. Sentí cariño. Estaba solo y se me escaparon algunas lágrimas. Hubiera querido ser Dios para salvarla. No soy creyente, pero pedí con el corazón que Dios no se la llevara.
Escuché el llanto de Fernando. Y la transmisión de su amor y de sus sueños: “Teníamos sueños, queríamos comprar un terrenito para hacer un dúplex y no vivir toda la vida siendo policías. No quería esperar a terminar así, tengo hijos. Somos una familia, teníamos sueños, teníamos vocación de policía, amamos lo que hacemos. El policía de la provincia de Buenos Aires está todo el tiempo desprotegido”.
Escuché el testimonio de Juan Carlos Espíndola, el papá de Lourdes, quien contó: “Ella desde que estaba en el jardín decía que quería ser policía, ahora tenemos que rezar y pedirle a Dios que salga adelante”.
Lourdes tenía 25 años. Cuando se han vivido muchas décadas, el tiempo pasado mirado en retrospectiva se va como apretujando. Entonces, desde mis 60, los 5 años de aquella Lourdes del jardín y los 25 de la policía trágicamente baleada apenas parecen un rato prolongado. Los niños de mi generación solían decir que cuando fueran grandes serían bomberos o policías. Como Lourdes. A juzgar por las palabras de Juan Carlos, lo que para tantos niños era una mera ocurrencia en Lourdes fue un sueño que se plasmó en realidad. En una de sus tantas sentencias sabias, Oscar Wilde decía: “En este mundo sólo hay dos tragedias: una es no conseguir lo que se desea y la otra, conseguirlo” Quizás la frase refiera al desencanto que la realidad suele devolver al deseo proyectado. Acaso sea una síntesis doliente del destino de Lourdes.
La crónica austera agregaba que Lourdes tenía que ir a buscar a su hijo de seis años, quien la esperaba para cenar. Entonces no puede dejar de pensarse en el detalle de ese niño que habrá esperado el regreso de su mamá. Recordemos, además, que Lourdes era madre de tres niños. La vida puede ser muchas cosas, pero también es la sucesión del conjunto de los detalles vividos. Presencia o ausencias.
La crónica puede ser escueta. Pero la emoción se filtra en sus recovecos. Quien escribe esta nota habría querido tener una hija. Como Lourdes. Pienso entonces en la desolación de Juan Carlos, su papá.
Podría analizar la noticia desde la perspectiva política y social. Cuando me invitan a los medios me presentan como analista político. Confieso que me da cierto pudor. Preferiría ser algo así como un analista de la vida. Aunque suene también presuntuoso.
La muerte de Lourdes produce la tristeza de lo irreparable. Seguramente mañana algún analista político discurrirá sobre inseguridad, culpables y responsables. Después sobrevivirá el silencio, hasta la próxima muerte.
A mí me quedaron resonando las últimas palabras de Lourdes: “Me tiraron un tiro, me muero”
Y los ecos de la tragedia en tres niños y una familia a quienes les arrancaron al Ángel de Lourdes.

Compartinos:
31 julio, 2018|Columnas de Opinion|Comentarios desactivados en “Me tiraron un tiro, me muero”: El último mensaje de un ángel en el país de la injusticia

“Alertas en el Congreso: Hoja de ruta de un iceberg contra la Nación”; por Pablo Davoli

I) AVISTAMIENTO DE ICEBERG EN EL CONGRESO:
I.- En ocasión del acalorado debate en torno al aborto que está teniendo lugar en nuestro país, se han alzado algunas voces denunciando una profunda incidencia en tan grave asunto de poderes invisibles (Noberto Bobbio dixit). Elusivos factores de poder, estos, que estarían desplegando un tenebroso plan estratégico de control poblacional e imperialismo demográfico.
Una de esas voces fue la del presbítero José María Di Paola, popularmente conocido como Padre Pepe, quien, al momento de expedirse sobre el particular en la Cámara de Diputados de la Nación, aseveró sin ambages: no es inocente que este año se instale el aborto desde la política para acercarse a aquel que promueve en todo el mundo el aborto, que es el F.M.I. Acto seguido, recordó que la promoción del aborto constituía un método de control de la natalidad de los sectores sociales más pobres y los países menos aventajados, implementado por Robert S. McNamara y la Fundación Rockefeller; rematando el argumento con un contundente: aborto es Fondo Monetario Internacional y F.M.I. es aborto. ( )
Posteriormente, ya en el ámbito del Senado nacional, otro expositor, José Qarracino efectuó consideraciones análogas a las del célebre cura villero, aludiendo, entre otras cosas, al Population Council, la promoción del control de la natalidad por parte del clan Rockefeller, el Memorándum 200 de Henry R. Kissinger y las actividades de la International Planned Parenthood Federation (IPPF). ( )
Huelga aclarar cuán auspiciosos son tales señalamientos, efectuados -a mayor abundancia- en ámbitos de tamaña jerarquía institucional. Sin perjuicio de ello, menester es añadir que las denuncias valientemente formuladas por sendos expositores, pusieron de manifiesto la punta de un iceberg gigantesco, a cuyo adecuado dimensionamiento pretendemos hacer un humilde (e inevitablemente incompleto) aporte con este modesto trabajo.
II.- En el mismo orden de ideas, menester resulta aquí destacar las lúcidas preguntas y observaciones formuladas por algunos de los muchos integrantes de la Cámara Alta que se oponen al aborto. Así, por ejemplo, las senadoras Silvia B. Elías de Pérez y Olga I. Brizuela y Doria de Daca inquirieron abiertamente a ciertos disertantes -todos ellos, abortistas- por el financiamiento que IPPF había brindado a sus respectivas instituciones.
Las respuestas así obtenidas resultan reveladoras: inquirida al respecto, la doctora Mariana Romero, directora del Centro de Estudios de Estados y Sociedad (C.E.D.E.S.), admitió expresamente haber recibido fondos de parte de la nombrada federación internacional, así como también de otras entidades, como la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y el Banco Interamericano de Desarrollo (B.I.D.). ( ) En la misma jornada, el director ejecutivo de Fundación Huésped (impulsora de la campaña Aborto sin Barreras), doctor Pedro Cahn, fue preguntado por lo mismo, respondiendo que no. Ante la negativa, la senadora Elías de Pérez exhibió reportes financieros de la mentada federación internacional, que daban cuenta de los aportes dinerarios en cuestión. Sintomáticamente, el doctor Cahn nada respondió al respecto. ( )
III.- Tanto las declaraciones del Padre Pepe y José Quarracino, como las atinadas preguntas y observaciones de los legisladores ut supra aludidos, provocaron una notoria sorpresa en diversos ámbitos. En algunos casos, los dichos no sólo fueron tomados con profunda extrañeza; también generaron cierta incredulidad y desconfianza.
Más aún, no faltaron quienes, apelando al viejo ardid de descartar como falso aquello que ni siquiera se ha intentado refutar, quitaron todo crédito a las denuncias en cuestión, apostrofándolas de conspiracionistas. Así de fácil… Lamentablemente, hasta un ex ministro de salud nacional, el doctor Ginés González García, incurrió en esa evasiva actitud, consistente en desechar la posición ajena, no con argumentos auténticos, sino mediante motes descalificadores (cuando no, denostadores) y estigmatizadores. Gramsciana maniobra, ésta, que, si nos atuviéramos a la lógica de sus practicantes, le cabría hasta al ya fallecido Juan Pablo II, quien no trepidó en denunciar una auténtica conjura contra la vida en un revelador documento, la encíclica Evangelium Vitae, del año 1995. ( )
IV.- Más allá de tales reacciones, preciso es sentar aquí que, en rigor de verdad, las acusaciones en cuestión se encuentran muy lejos de constituir una auténtica novedad. A continuación, evoquemos seis ejemplos que permiten fundar sólidamente tal aserción:
1.- Ya en 1971, en su polémico y ultra-publicitado ensayo Las venas abiertas de América Latina, el escritor uruguayo Eduardo Galeano nos contaba:
Son secretas las matanzas de la miseria en América Latina; cada año estallan, silenciosamente, sin estrépito alguno, tres bombas de Hiroshima sobre estos pueblos que tienen la costumbre de sufrir con los dientes apretados. Esta violencia sistemática, no aparente pero real, va en aumento: sus crímenes no se difunden en la crónica roja, sino en las estadísticas de la FAO. Ball dice que la impunidad es todavía posible, porque los pobres no pueden desencadenar la guerra mundial, pero el Imperio se preocupa: incapaz de multiplicar los panes, hace lo posible por suprimir a los comensales. «Combata la pobreza, ¡mate a un mendigo!», garabateó un maestro del humor negro sobre un muro de la ciudad de La Paz. ¿Qué se proponen los herederos de Malthus sino matar a todos los próximos mendigos antes de que nazcan? Robert McNamara, el presidente del Banco Mundial que había sido presidente de la Ford y secretario de Defensa, afirma que la explosión demográfica constituye el mayor obstáculo para el progreso de América Latina y anuncia que el Banco Mundial otorgará prioridad, en sus préstamos, a los países que apliquen planes para el control de la natalidad. McNamara comprueba con lástima que los cerebros de los pobres piensan un veinticinco por ciento menos, y los tecnócratas del Banco Mundial (que ya nacieron) hacen zumbar las computadoras y generan complicadísimos trabalenguas sobre las ventajas de no nacer: «Si un país en desarrollo que tiene una renta media per cápita de 150 a 200 dólares anuales logra reducir su fertilidad en un 50 por ciento en un período de 25 años, al cabo de 30 años su renta per cápita será superior por lo menos en un 40 por ciento al nivel que hubiera alcanzado de lo contrario, y dos veces más elevada al cabo de 60 años», asegura uno de los documentos del organismo. Se ha hecho célebre la frase de Lyndon Johnson: «Cinco dólares invertidos contra el crecimiento de la población son más eficaces que cien dólares invertidos en el crecimiento económico». ( )
2.- En su momento, monseñor Oscar A. Romero y Galdámez (1917-1980), el célebre arzobispo salvadoreño, se quejaba de que los poderes hegemónicos mundiales presionaran a los Gobiernos nacionales para que adoptaran diversas medidas de control demográfico sobre sus respectivos pueblos, entre ellas, el aborto. De hecho, en su diario, monseñor Romero dejó expresamente sentado que no estaba dispuesto a aceptar tan inicuas imposiciones de los poderes imperantes de la economía mundial. ( ) Desde luego, por esta y otras razones, a lo largo de su vida sacerdotal, este paladín de los derechos de los más humildes, quien a la postre sería cobardemente asesinado, mantuvo una línea coherente de oposición al aborto en El Salvador.
3.- Con fecha 28/02/74, el general Juan D. Perón -a la sazón, presidente de nuestro país- suscribió el Decreto n° 659 (derogado en 1987). A través de esta pieza normativa, se reforzaba con medidas concretas la política demográfica que, a fines de 1973, había sido plasmada en el voluminoso Plan Trienal para la Reconstrucción y Liberación Nacional.
Dicha política (al igual que las implementadas entre 1946 y 1955) retomaba el viejo -mas no anacrónico- mandato alberdiano para nuestro país: gobernar es poblar. Es por ello que el mentado plan estratégico, en sus partes relativas a la cuestión demográfica, establecía las siguientes metas: incremento de la natalidad, reducción de la mortalidad, fomento de una inmigración ordenada e integración adecuada de la misma a la comunidad nacional. ( )
Mediante el citado Decreto n° 659, se disponía:
– La prohibición de las campañas de control de la natalidad.
– Un control severo y restrictivo de la venta de anticonceptivos.
– La recomendación de actividades difusión de los riesgos de ciertos métodos anticonceptivos.
En sus fundamentos, el decreto aludía al accionar de intereses no argentinos que desalentaban la consolidación y expansión de las familias, promoviendo el control de la natalidad, desnaturalizando la fundamental función maternal de la mujer y distrayendo a nuestros jóvenes de su natural deber como protagonistas del futuro de la patria.
En Marzo de 1974, el tercer Gobierno peronista creaba la Comisión Nacional de Política Demográfica, en el ámbito del Ministerio del Interior de la Nación. Su misión sería proyectar una política nacional de población e intensificar el crecimiento cuantitativo y cualitativo de la población argentina y su más adecuada distribución regional. ( )
4.- En 1974, en un encendido discurso dirigido a la F.A.O., Pablo VI sentenciaba: es inadmisible que los que controlan las riquezas y los recursos de la humanidad traten de resolver el problema del hambre prohibiendo que nazcan pobres o dejando morir de hambre a niños cuyos padres no encajan en la estructura de planes teóricos basados en puras hipótesis sobre el futuro de la humanidad. En otros tiempos, en un pasado que esperamos haya terminado para siempre, las naciones solían hacer la guerra para apoderarse de las riquezas de sus vecinos. Ahora bien, ¿no es una nueva forma de hacer la guerra imponer a las naciones una política demográfica restrictiva para asegurarse que no reclamarán la parte que les corresponde de los productos de la tierra? ( )
5.- En 1983, el Estado Vaticano presentó al mundo la Carta de los derechos de la familia. El artículo 3 de dicho documento pontificio, en su inciso b, aclara expresamente: En las relaciones internacionales, la ayuda económica concedida para la promoción de los pueblos no debe ser condicionada a la aceptación de programas de contracepción, esterilización o aborto. ( )
6.- En 1988, en su libro Criminología. Aproximación desde un margen, Eugenio R. Zaffaroni planteaba lo siguiente: Uno de los problemas más graves para los países centrales es el aumento de población en los países periféricos y de la propia población marginada en los centrales. La situación de privilegio de las clases medias centrales y de sus proconsulares minorías periféricas, se halla cada día más amenazada por este fenómeno. (…) El control de la natalidad es una solución (cita de Feenberg). (…) Esta ideología no queda en los documentos de meros especuladores de gabinete, sino que se lleva a la práctica y se instrumenta, entre otras cosas, mediante una multinacional de la anticoncepción, el aborto y la esterilización, que controla foros y congresos internacionales. El control de la Segunda Conferencia Internacional sobre la Población por parte de una de estas poderosas multinacionales -la Federación Internacional para la Paternidad Planificada-, fue denunciada (sic) por el Vaticano. La visión que este control genocida proporciona es poco menos que aterradora: islas de “civilización industrial” controlando un mundo en el cual la mayoría de la población muere de hambre y presenta toda clase de taras físicas y psíquicas, como consecuencia de habérsele negado cualquier género de asistencia. (…) Esta verificación prueba de manera irrefutable que la estructura de poder mundial no hesita en programar y en racionalizar la eliminación física de la parte de la población ecuménica y de sus propias sociedades, que perturbe, ponga en peligro o resulte antifuncional al poder, sin preocuparse en lo más mínimo de que se trata de personas. ( )
Estos seis ejemplos que acabamos de consignar demuestran en modo prístino que las denuncias de control poblacional e imperialismo demográfico que han resonado en los solemnes recintos de nuestro Congreso nacional, no han sido extraídas de galera alguna. Y que los agudos interrogantes e inquietudes que algunos senadores han planteado al respecto, lejos están de haber sido antojadizas. Muy por el contrario, se trató de preguntas más que pertinentes.
Con todo, la perplejidad del hombre común es bastante justificable: no todos han tenido la posibilidad de leer los textos recién citados (u otros que apunten en el mismo sentido); es mucha (¡muchísima!) el agua que, a diario, corre bajo el puente (los flujos de información cotidianos constituyen virtuales tsunamis); y las urgencias que implica la dura faena del diario vivir, impone a nuestras mentes su propia agenda. Pero esto le cabe al común de la gente.
V.- Lo que a nosotros más nos llama la atención es la actitud que tomó, por ejemplo, el diario Clarín. La importancia de los antecedentes precedentemente citados (los cuales, preciso es reiterarlo, forman parte de una larga lista de referencias análogas) no impidieron que dicho matutino expresara una dubitable sorpresa ante las declaraciones del Padre Pepe. Y ello, nada menos que en una nota editorial, en la cual nos informa de los dichos del comprometido cura villero, aprovechando la ocasión para reiterarnos, en apretadísima síntesis, una consabida retahíla argumentativa abortista, en la que se jalonan varias observaciones harto discutibles, si no evidentemente falsas. ( ) Todo ello, para, sobre el final, trocar la sorpresa manifestada en los primeros párrafos por un baldón de sospecha ad hominem: En Irlanda, país católico como pocos, a nadie se le ocurrió acusar al FMI en el referendo sobre el aborto. La insólita vinculación del padre Pepe suena a política y apuntada contra el Gobierno. A nosotros, por nuestra parte, nos llama poderosamente la atención que, pese al asombro que las denuncias del Padre Pepe habrían provocado en la redacción del conocido matutino, en su nota editorial no se haya incluido ni una sola línea orientada a dilucidar la veracidad de tan graves acusaciones. Y ello a pesar de que de ellas se había derivado el título mismo del suelto…
VI.- En el presente trabajo, nos proponemos poner de manifiesto, en forma sucinta pero consistente y documentada, que este sórdido asunto es de larga data. Además, tal como ya hemos manifestado, queremos colaborar en la impostergable tarea de mostrar públicamente el iceberg apuntado en los debates del Congreso, en toda su magnitud, gravedad y peligrosidad.
Es por ello que, en el presente trabajo, comprimimos gran cantidad de información alusiva a los principales promotores del control poblacional e imperialismo demográfico, las relaciones existentes entre los mismos y su enorme poder político y económico.
II) LOS MÓVILES DEL ICEBERG:
Los motivos y objetivos que impulsan y guían a los aludidos planes, revisten cierta complejidad. Son varios los por qué y para qué que mueven a este temible iceberg. A nuestro juicio, tales móviles pueden ser reseñados de la siguiente manera:
1.- Gruesos yerros de cálculo y groseras distorsiones teóricas:
Estos errores, en muchos casos, resultan inexcusables (sobre todo, en nuestra época); tanto que, más de una vez, obligan a sospechar de la honestidad intelectual de sus exponentes.
Buen ejemplo de tales desatinos está dado por la prospectiva elucubrada en su Ensayo sobre el principio de la población por el inglés Thomas R. Malthus (1766-1834), clérigo anglicano, erudito en temas económicos y precursor de la Demografía. El paso del tiempo reveló la falsedad de sus lúgubres pronósticos demográficos y económicos. Cabe aquí destacar que, al poco tiempo de haber publicado el nombrado ensayo, Malthus comenzó a trabajar para la poderosísima British East India Company (Compañía Británica de las Indias Orientales), como formador de futuros funcionarios coloniales.
Otro ejemplo harto elocuente, muy similar al de Malthus, proviene de las alarmistas predicciones demográficas que Paul R. Ehrlich (n. 1936) planteara en sus best-sellers titulados The Population Bomb (1968) y The Population Explosion (1970). Al poco tiempo, las tesis de este entomólogo estadounidense fueron refutadas por diversos estudios, como los de Colin G. Clark (1984-1987) y Alfred Sauvy (1898-1990). Con el paso de los años, los hechos concretos terminarían de desacreditar la sombría prospectiva que había diseñado Ehrlich.
No en vano, en 1971, Pablo VI declaraba: Es inquietante comprobar en este campo (se refiere al crecimiento demográfico, sobre todo, en las naciones jóvenes) una especie de fatalismo que se apodera incluso de los responsables. Este sentimiento conduce a veces a las soluciones maltusianas aguijoneadas por la propaganda activa en favor de la anticoncepción y del aborto. En esta situación crítica hay que afirmar, por el contrario, que la familia, sin la cual ninguna sociedad puede subsistir, tiene derecho a la asistencia que le asegure las condiciones de una sana expansión. ( )
Más recientemente, en 1992, un informe medioambiental del World Watch Institute alarmaba a sus destinatarios presagiándoles que, de mantenerse por diez años las tendencias (demográficas, entre otras) del momento, sería irreversible el proceso de eliminación de la vida en el planeta… ( ) Pues bien, como es de público y notorio conocimiento, ya han pasado, no diez, sino 25 años, y todavía estamos acá, junto con nuestros perros, gatos y el largo etcétera animal y vegetal que cabría mentar… Sin ningún lugar a dudas, se trató de una falsa alarma sospechosamente grande…
2.- Aberraciones ideológicas y monstruosidades doctrinarias:
Varios son los casos que nos sirven de ilustración al respecto. Todos ellos, estrechamente vinculados entre sí. A saber:
– El social-darwinismo, iniciado por sir Francis Galton (1822-1911) y Ernst Haeckel (1834-1919).
– El racismo biologicista de Hebert Spencer (1820-1903).
– La eugenesia racista de Margaret Sanger (1879-1966).
– La sociología urbana y ecología social, de indudable cuño social-darwinista, desarrollada por los sociólogos estadounidenses Robert E. Park (1864-1944) y Ernst W. Burgess (1886-1966) desde la Universidad de Chicago alrededor de 1920.
– La ecología humana promovida por el sociólogo estadounidense Amos H. Hawley (1910-2009) en los ’50 y desarrollada posteriormente por el zoólogo también estadounidense James G. Hardin (1915-2003), quien recomendaba evitar asistir con alimentos a las poblaciones más pobres del mundo, a fin de que disminuyera la reproducción de sus miembros, llegando a plantear la enormidad de que arrojar bombas atómicas sobre tales poblaciones sería más benevolente.
– La Deep Ecology (Ecología Profunda), que postula que el hombre constituye una suerte de parásito de la biósfera.
Todas estas escuelas se encuentran atravesadas por la concepción de la evolución por selección, a través de la competencia individualista y la supervivencia del más apto. Asimismo, todas ellas abogan por el control de la natalidad de los inadaptados o indeseables (utilizando la desagradable terminología que forma parte del arsenal ideológico-doctrinario de los autores en cuestión).
3.- Diversos desórdenes mentales:
Aunque parezca mentira, muchas de las personalidades involucradas en el sórdido asunto que aquí nos ocupa, padecían graves trastornos psíquicos (verbigracia, perversiones como la pedofilia y psicosis como la paranoia y la esquizofrenia). Varios son los ejemplos que podríamos citar al respecto; la mayor parte de ellos está dada por encomiados referentes de la corrección política y el pensamiento único.
A guisa de botón de muestra, nos contentamos con evocar aquí el caso de Shulamith Firestone (1945-2012), una de las fundadoras del feminismo radical, enemiga declarada de la institución familiar y apologeta de la pederastia. Firestone manifestó una enfermedad cerebral en 1970 (concomitantemente con la publicación de su obra principal) y pasó varios años recluida en un psiquiátrico antes de morir.
4.- Consolidación a nivel internacional de determinadas hegemonías estatales y afanes imperialistas:
Entran aquí el imperialismo británico (que tuvo su siglo de oro en el XIX) y el imperialismo estadounidense o yanqui (cuyos primeros estertores se produjeron hacia mediados del siglo XIX, pero que hizo su entrada en escena en el escenario mundial luego de la Primera Guerra Mundial).
Con su desarrollo, estos dos imperialismos de corte estatal han incubado en su interior otras formas de imperialismo, más novedosas, sutiles y peligrosas. Fenómeno, éste, que fuera tempranamente avisado, con su reconocida agudeza, por quien fuera una de las figuras políticas clave del imperialismo británico, Benjamin Disraeli, Conde de Beaconsfield (1804/1881).
5.- Preservación de ventajas económicas y privilegios sociales escandalosos:
Vivimos en un mundo atravesado por monstruosas injusticias sociales. Esto es archiconocido. Sin embargo, muchas veces no se advierte con claridad la colosal dimensión que ha cobrado esta brutal anomalía.
En La solidaridad como imperativo político y principio jurídico, artículo de nuestra autoría recientemente publicado ( ), comentamos lo siguiente sobre estas irritantes desproporciones y asimetrías:
En los últimos seis años, los más ricos han visto cómo sus fortunas se duplicaban, al mismo tiempo que las capas más pobres se han empobrecido aún más.
Entre los años 2.010 y 2.015, la riqueza de la mitad más pobre de la población se ha reducido en un billón de dólares, lo que supone una caída del 38 %. Esto ha ocurrido a pesar de que la población mundial creció alrededor de 400 millones de personas durante el mismo período. Mientras tanto, la riqueza de las 62 personas más ricas del planeta ha aumentado en más de 500.000 millones de dólares, hasta alcanzar la cifra de 1,76 billones de dólares. Este proceso de concentración ha llevado a que, en el transcurso del año 2.015, un 1 % de la humanidad lograra acumular más riqueza que el 99 % restante. ( )
Un estudio de la Universidad de Zurich reveló que (…) 147 grandes corporaciones trasnacionales, principalmente financieras y minero-extractivas, en la práctica controlan la economía global. El estudio fue el primero en analizar 43.060 corporaciones transnacionales (…), logrando identificar a 147 compañías que forman una “súper-entidad” que controla el 40 por ciento de la riqueza de la economía global.
El pequeño grupo está estrechamente interconectado a través de las juntas directivas corporativas y constituye una red de poder que podría ser vulnerable al colapso y propensa al “riesgo sistémico”, según diversas opiniones. El “Proyecto Censurado” de la Universidad Sonoma State de California desclasificó esta noticia sepultada por los medios y su ex director Peter Phillips, profesor de Sociología en esa universidad, ex director del aludido proyecto y actual presidente de la Fundación “Media Freedom”, la citó en su trabajo “The Global 1 %: Exposing the Transnational Ruling Class” (“El 1 %: Exposición de la Clase Dominante Transnacional”), firmado con Kimberly Soeiro y publicado en “ProjectCensored.org”.
Los autores del estudio son Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battiston, investigadores de la Universidad de Zurich, quienes publicaron su trabajo el 26 de octubre 2011, bajo el título “La Red de Control Corporativo Global”. (“The Network of Global Corporate Control”) en la revista científica “PlosOne.org”.
Según un libro de David Rothkopf, “Súper-clase: la Elite de Poder Mundial y el Mundo que Está Creando”, la aludida súper-elite oligárquico-plutocrática abarcaría aproximadamente al 0,0001 % (1 millonésima parte) de la población del mundo y comprendería a unas 6.000 a 7.000 personas, aunque otros calculan que se trata de 6.660. Entre ese grupo habría que buscar a los dueños de las 147 corporaciones que cita el estudio de los investigadores de Zurich. ( )
Si esa tendencia se mantiene, las élites mundiales se apoderarán de casi de todos los recursos planetarios y el resto de la población se quedará sin nada, según un experto del portal “VestiFinance”.
Por contrapartida, según las organizaciones “Oxfam” y “Compassion”, aproximadamente la mitad de la población humana (…) vive con 2,5 dólares o menos al día; y más de 1.300 millones sufren pobreza extrema, es decir, viven con 1,25 dólares al día. El 80 % de la población mundial vive con menos de 10 dólares al día (mientras que sólo el 0,7 % de la población mundial controla el 45,6 % de la riqueza del planeta).
Más de 1.000 millones de niños en todo el mundo son pobres. Conforme a datos de UNICEF, 22.000 niños mueren cada día a causa de la pobreza. En todo el mundo, hay 805 millones de personas que pasan hambre. Más de 750 millones de personas no tienen garantizado el acceso a agua dulce… (Páginas 16 a 18).
En ese mismo artículo, dejamos debidamente aclarado que, para colmo de males, esta gigantesca concentración de riqueza se encuentra: en manos de quienes menos la merecen (especuladores, usureros, explotadores del trabajo ajeno, apropiadores de la “plusvalía”; cuya renta extraordinaria tiene por contrapartida la destrucción directa o indirecta de la riqueza producida por otros o bien, de la capacidad de éstos para crear valor y las posibilidades concretas de tal cometido; en suma, actores económicos que resultan, paradójicamente, anti-económicos). (Página 16).
6.- La afiebrada ambición de dominación universal por parte de la mega-élite puesta de relieve en el apartado precedente:
Varios son quienes -de diferente manera, con diversos enfoques y haciendo distintas ponderaciones- vienen señalando la existencia de planes en plena ejecución, orientados a la instalación de un sistema de dominación unificado, de envergadura planetaria. Hablamos de una suerte de gobierno mundial. Pretendido gobierno, éste, cuya instalación fuera públicamente reclamada por el Premio Nobel de Economía (1969) Jan Tinbergen en el Informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de 1994 ( ); el cual ha sido explícitamente anunciado desde las páginas del Financial Times por Gideon Rachman ( ), redactor del citado periódico y que -a mayor abundancia- ha sido expresamente presagiado por hombres altamente influyentes como Jacques Attali. ( )
Un Gobierno que, según Gary Allen y Larry Abraham, estará manejado por la minoría selecta de los banqueros internacionales, súper-ricos y privilegiados (None Dare Call It Conspiracy, 1971). Personajes, éstos, que, según Carroll Quigley, provienen del establishment angloamericano y ya gobiernan indirecta pero efectivamente al mundo (Tragedy and Hope, 1966). En definitiva, ellos constituyen la súper-clase de la que habla David Rothkopf (Superclass: The Global Power Elite and the World They are Making, 2008).
Se trata de los amos del mundo denunciados por Cristina Martín Jiménez (Los amos del mundo al acecho, 2018), que han cimentado y consolidado su terrible poderío a través del imperialismo internacional del dinero tempranamente denunciado y apostrofado por Pío XI (Quadragesimo Anno, 1931). Son los mismos que, ahora, plantean la utopía monstruosa del transhumanismo para convertirse en el homo deus, pregonado por Yuval N. Harari, versión cientificista y tecnocrática de la antigua ambición prometeica.
* En definitiva: estos diversos factores (cómputos mal hechos, esperpentos ideológicos, perversiones aberrantes, ambiciones voraces, etc.), todos mezclados, constituyen una suerte de temible cocktail de móviles viles y canallescos. Este es el combustible innoble que da propulsión a las políticas de control poblacional e imperialismo demográfico. Sentado esto, pasemos -ahora sí- a los antecedentes que, sin pretensión de exhaustividad, nos hemos propuesto reseñar.
III) HOJA DE RUTA DEL ICEBERG: ALGUNOS ANTECEDENTES DE SU EVOLUCIÓN:
Pasemos -ahora sí- a considerar los antecedentes concretos de los planes de control poblacional e imperialismo demográfico que, para sorpresa de tantos, el Padre Pepe, José Quarracino y varios de los senadores pro-vida han tenido la honestidad, el compromiso y el coraje de denunciar públicamente, en el seno del Congreso de nuestro país.
Al respecto, menester es aclarar que renunciamos de antemano a toda pretensión de exhaustividad ya que los antecedentes en cuestión son muchísimos. Es por ello que los antecedentes que a continuación se consignan, constituyen una reseña, cuyas piezas principales se encuentran jalonadas cronológicamente y acompañadas con diversos datos muy precisos, destinados a poner en evidencia el calibre político y la catadura moral de los involucrados en tan sórdido asunto.
Con estas salvedades, veamos:
1.- LIGA AMERICANA PARA EL CONTROL DE LA NATALIDAD:
En 1921 se fundó la American Birth Control League (Liga Americana para el Control de la Natalidad). Su fundadora era Margaret Higgins, más conocida como Margaret Sanger, enfermera, precursora del amor libre y activista feminista y abortista.
Sanger y sus colaboradores estaban profundamente imbuidos de las concepciones fundamentales del social-darwinismo y, en especial, por las ideas eugenésicas de Francis Galton y los postulados racistas de Herbert Spencer. Dos lemas acuñados por Sanger sintetizan claramente su ideario: más hijos para los adaptados; menos hijos para los inadaptados y control de nacimientos para crear una raza pura sangre.
En 1942, la nombrada liga se convirtió en la Planned Parenthood Federation of America (Federación Americana para la Planificación Familiar; PPFA, por sus singlas en inglés).
En 1952, en la India, en el marco de la 3rd International Conference on Planned Parenthood (3era. Conferencia Internacional sobre Paternidad Planificada), la PPFA, junto a otras siete asociaciones similares de diversos países, creó la International Planned Parenthood Federation (Federación Internacional de Paternidad Planificada; IPPF, por sus siglas en inglés); conocida, al día de hoy, como la multinacional del aborto.
Sanger fue presidente de dicha federación internacional hasta 1959.
2.- CONSEJO DE LA POBLACIÓN:
En 1952, el magnate estadounidense John D. Rockefeller III fundó el Population Council (Consejo de la Población). ( ) Más abajo, consignamos la participación de este consejo en diversos proyectos y programas de control poblacional e imperialismo demográfico.
3.- INFORME DE LAURANCE S. ROCKEFELLER:
También en 1952, se dio a conocer un informe demográfico de otro miembro del mismo clan, Laurance S. Rockefeller. En tal reporte se indicaba que EE.UU. contaba con los recursos necesarios para sostener su civilización (es decir, su hegemonía) sólo en el caso de poder contar también con las reservas del Tercer Mundo. ( )
4.- CLUB BILDERBERG:
En 1954, Bernardo de Lippe-Biesterfeld, príncipe de Holanda, David Rockefeller y Józef H. Retinger fundaron el elitista y poderosísimo Club Bilderberg. Todos ellos eran entusiastas partidarios de la instalación de una suerte de Gobierno mundial de cuño tecnocrático y afanosos promotores del control demográfico de la población mundial.
A fin de calibrar adecuadamente la catadura moral de estos personajes, así como la influencia que los mismos eran capaces de ejercer, resulta menester repasar sumariamente algunas de sus referencias curriculares. Veamos:
El príncipe Bernardo fue un acomodaticio personaje de larga y complejísima trayectoria. Moriría públicamente desprestigiado por el escándalo de un soborno que le habría pagado Lockheed, el gigante de la aeronavegación militar. Por su parte, Retinger estaba obsesionado con la idea de un Gobierno mundial cuyo paso previo debía ser una estructura estatal supra-nacional europea. Fundó el Movimiento Europeo. En el marco del mismo, en Mayo de 1946, junto con Paul von Zeeland, creó la Liga Europea de Cooperación Económica; organismo, éste, en el cual, paradójicamente, participaron de manera activa varios miembros destacados del oligárquico establishment estadounidense; entre otros: John McCloy (CFR, Club Bilderberg y Chase Manhattan Bank), Averell Harriman (CFR, Club Bilderberg, Pilgrims, The Order), George Franklin (CFR, Club Bilderberg, Trilateral Commission), John Foster Dulles (CFR, Club Bilderberg), William Wiseman (socio de la Banca Khun&Loeb), M. Leffingwelle (socio de la Banca Morgan) y los infaltables Nelson y David Rockefeller. Retinger también fue el artífice del Congreso de Europa, creado en Mayo de 1948; del cual surgiría, un año después, el Consejo de Europa (a la luz de estos antecedentes, no puede sorprender el informe confidencial que elaboraría la Comisión Europea durante el mandato de Jacques Delors, según el cual 15 multinacionales se repartirían el famoso mercado único europeo – -).
Respecto del magnate David Rockefeller, recientemente fallecido a los 101 años de edad, aprovechamos aquí para señalar algunos puestos clave que ocupó a lo largo de su extensa vida. A saber: presidente vitalicio del influyente Council on Foreign Relations (Consejo para las Relaciones Exteriores); fundador y presidente vitalicio de la poderosa Trilateral Commission (Comisión Trilateral); presidente honorario vitalicio de la Americas Society (Sociedad de las Américas); miembros de las juntas directivas de la Harvard University, The University of Chicago, la Columbia University y la New York University; y accionista y directivo de la empresa petrolera Exxon-Mobil y el J. P. Morgan – Chase Manhattan Bank, entre centenares de corporaciones multinacionales a las que pertenece este planificador y promotor del proceso vulgarmente conocido como globalización. ( )
5.- WORLD WILDLIFE FUND:
En 1961 se fundó el World Wildlife Fund (Fondo Mundial para la Vida Silvestre), hoy denominado World Wide Fund for Nature (Fondo Mundial para la Naturaleza). Entre sus fundadores se encontraban importantes figuras de la política mundial: el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, Bernardo de Lippe-Biesterfeld (príncipe de Holanda), sir Julian Huxley (presidente de la Sociedad Eugenésica de Londres), Louis M. Bloomfield (representante de la sucursal canadiense de la citada sociedad eugenésica) y los conservacionistas sir Peter M. Scott y Edward M. Nicholson.
Desde sus inicios, WWF ha cooperado estrechamente con múltiples organizaciones dedicadas a problemas ecológicos, ambientales y demográficos; el grueso de ellas -si no todas- empeñadas en implantar el control demográfico a nivel planetario y partidarias del aborto como instrumento eficaz para ejercer dicho control. ( )
En 1981, WWF conformó un bloque unificado con National Parks and Conservation Association, Natural Resources Defense Council, Enviromental Action, Population Crisis Committee, Population Reference Bureau, Zero Population Growth, Population Action Council e International Parent Parenthood Federation, para influir en el Congreso de EE.UU. a fin de que se sancionaran leyes que impusieran planes de control poblacional. ( )
En una reveladora entrevista concedida a la revista People (publicada en la edición de fecha 21/12/81) el príncipe Felipe agitaba el fantasma de la superpoblación mundial: nos dirigimos a un gran desastre… No sólo para el mundo natural, sino para el mundo humano. Cuanta más gente haya, más recursos consumirán, habrá más contaminación y más guerra. Advirtiendo: no tenemos otra opción. Si (la población) no se controla voluntariamente, habrá que controlarla involuntariamente mediante un aumento de las enfermedades, el hambre y la guerra. ( )
Desde hace ya varios años, WWF integra una compleja red, llamada Earth Day Network, junto a otras organizaciones promotoras del control demográfico y defensoras del aborto. Entre ellas: Population Action International, ya mencionado, Women’s Environment and Development Organization, Humane Society International, National Wildlife Federation y Earth Justice Legal Defense Fund, Earth Council.
En el Consejo Internacional de esta vasta red, han revistado personajes como:
– Maurice F. Strong (empresario minero y petrolero; co-fundador del Foro Económico de Davos; su meteórica carrera contó con el decisivo impulso de David Rockefeller – -; funcionario de Naciones Unidas, llegó a desempeñarse como Secretario General Adjunto de dicha institución internacional; dirigió la organización de la I Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, de 1972).
– Gro Harlem Brundtland (ocupó el cargo de primer ministro de Noruega; llegó a desempeñarse como directora de la Organización Mundial de la Salud, a partir de 1998; presidió la comisión encargada de preparar la I Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, ut supra referida, y la I Conferencia Mundial de Población, de 1974; en 1983, se hizo cargo de la Comisión de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo; se cuenta entre los más acérrimos y feroces promotores de la contracepción, el aborto y la eugenesia como medios de control del volumen demográfico de la humanidad; su voz ha resonado con fuerza y acritud en la Conferencia sobre Población y Desarrollo de El Cairo, de 1994; también en la Conferencia sobre la Mujer de Beijing, de 1995, donde planteó abiertamente el derecho al aborto sin restricciones). ( )
– Klaus Töepfer (partícipe del Programa para el Medio Ambiente).
– Nafis Sadik (destacado miembro de IPPF, a quien hacemos referencia más abajo). ( )
6.- CLUB DE ROMA E INFORME MEADOWS:
En 1968, bajo los auspicios del clan Rockefeller ( ), se reunieron en Roma 35 personalidades (investigadores, científicos y políticos) procedentes de 30 países, con el objeto de analizar la problemática medioambiental, haciendo foco en los fenómenos demográficos, energéticos, alimentarios y políticos vinculados con aquélla. Nacía así el Club de Roma, que se formalizaría dos años después.
En 1972, en el marco de una conferencia de Naciones Unidas celebrada en Estocolmo, dicho club presentó su primer reporte, titulado The Limits to Growth (Los límites al crecimiento). El mismo también es conocido como Informe Meadows, dado que la dirección de las investigaciones (que también contaron con el financiamiento del clan Rockefeller) estuvo a cargo de Donella H. Meadows, del MIT. El reporte postula la tesis político-demográfica del crecimiento cero. ( )
Según algunos autores, con el transcurso de los años, el Club de Roma lograría posicionarse como la institución más importante del mundo que promueve el proyecto de despoblación malthusiano. ( ) Actualmente, entre los miembros más destacados de esta influyente organización, se cuentan: Mijaíl Gorbachov, ex Jefe de Estado de la ya extinta Unión Soviética; Juan Carlos I de España y su cónyuge Sofía de Grecia y Dinamarca, reyes de España entre 1975 y 2014; Beatriz I de los Países Bajos, reina de Holanda entre 1980 y 2013; es hija del ya citado príncipe Bernardo, fundador del Club Bilderberg, perteneciendo ella misma a tan elitista conciliábulo); Felipe Leopoldo Luis María de Sajonia-Coburgo-Gotha, rey de los belgas; así como también varios de los descendientes directos de la nefasta Nobleza Negra veneciana, cuyos orígenes se remontan al siglo XII. ( )
A lo dicho, cabe añadir que el Club de Roma comparte proyectos y programas de acción con la Trilateral Commission (a la que nos dedicamos más abajo) y el Aspen Institute. ( )
7.- ROBERT S. MCNAMARA EN LA PRESIDENCIA DEL BANCO MUNDIAL:
También en 1968, Robert S. McNamara asume la presidencia del Banco Mundial. Cargo, éste, en el que se desempeñaría hasta 1982. En su siniestro currículum, el flamante presidente exhibía antecedentes tan notables como los siguientes:
– Hacia fines de la Segunda Guerra Mundial, secundado por el general Curtis E. LeMay, dirigió los bombardeos incendiarios masivos de ciudades japonesas, sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Imperio del Sol Naciente agonizaba (en su autobiografía, McNamara confesaría abiertamente que, en una sola noche, calcinaron a 100.000 civiles; admitiría, asimismo, haberse convertido en un criminal de guerra que gozaba de la impunidad que da la victoria militar). ( )
– En 1960 se convirtió en el primer presidente de Ford Motor Company que no pertenecía a la familia del fundador de la destacada empresa automotriz.
– Entre 1961 y 1968, encabezó el Departamento de Defensa de EE.UU. Como tal, llevó a cabo la innoble tarea de presentar al Congreso de su país, las pretendidas pruebas del supuesto ataque norvietnamita a fuerzas militares estadounidenses en el Golfo de Tonkín. Se trataba del tristemente célebre incidente del Golfo de Tonkín, uno de los tantos casos de false flag attacks. Gracias al amañado ardid, el Presidente de EE.UU., Lyndon B. Johnson, obtuvo plenos poderes para dirigir la fatídica Guerra de Vietnam según su propio criterio y arbitrio. Huelga aclarar que, bajo la cobertura de semejante cheque en blanco concedido al Poder Ejecutivo estadounidense, las fuerzas armadas del coloso norteamericano batieron records en la perpetración de crímenes de guerra (el grueso de los cuales quedaría impune).
Pues bien, una vez encaramado en la presidente del Banco Mundial, 1968, McNamara se hizo cargo del Banco Mundial, comenzó a desplegar una generosa política de empréstitos hacia los países del tercer mundo. Eso sí, los alcances de tal oferta financiera estaba deliberada condicionada a la efectividad demostrada por los Gobiernos de los países subdesarrollados y en vías de desarrollo en la implementación de diversas medidas de control demográfico de sus respectivas poblaciones.
Lejos estaba McNamara de disimular tal condicionalidad. En un revelador artículo recientemente publicado, Claudia Peiró nos recuerda que, al momento de asumir su cargo en el Banco Mundial, el flamante presidente declaró públicamente que el rápido crecimiento demográfico es una de las mayores barreras que obstaculizan el crecimiento económico y el bienestar social de nuestros Estados miembros. Concepto, éste, que reiteraría en su inmediata visita a Buenos Aires, hacia fines de 1968. En la ocasión, McNamara habló abiertamente del condicionamiento de los empréstitos al control demográfico (al poco tiempo, entrevistado por Bernardo Neustadt, el general Juan D. Perón calificaría la postulación como un disparate, aclarando que la Argentina necesita más población y no tiene por qué limitar su natalidad). ( )
En rigor de verdad, McNamara no hizo más que llevar al plano del Banco Mundial una pauta que, ya en 1966, había adoptado formalmente el presidente Johnson para las ayudas económicas del Gobierno de Washington destinadas a los países del tercer mundo. A partir de allí, otros países ricos como Japón, Suecia y el Reino Unido también empezaron a dedicar grandes sumas de dinero a reducir las tasas de nacimiento del tercer mundo. ( )
Con el paso del tiempo, el Banco Mundial se ha pronunciado en diversas ocasiones en favor del aborto. Desde la entidad se alega que el acceso al aborto mejora la capacidad de las mujeres de actuar en la esfera económica. Más concretamente, en 2007, el Banco Mundial aprobó una política de salud que promovía abiertamente el aborto a nivel mundial.
8.- CONFERENCIA INTERNACIONAL DE IPPF:
En 1969, la IPPF celebró una conferencia internacional en Dacca. En la ocasión, se fijó el objetivo de reducir a la mitad la población del tercer mundo. Apuntando en tal dirección, se definieron múltiples medidas, muy diversas entre sí. Por ejemplo:
– Impuesto sustancial al matrimonio y a la familia numerosa.
– Reducción de los beneficios de la seguridad social a las familias numerosas.
– Uso de esterilizantes en fuentes de agua o bien, en productos de primera necesidad (verbigracia, la sal).
– Aborto para embarazos no deseados.
– Esterilización obligatoria en determinados sectores sociales. ( )
A lo largo de los años, la IPPF desarrolló una estrecha conexión con varios organismos de Naciones Unidas. Tanto que, amén de colaborar con ellos, muchos de sus miembros pasaron a ocupar importantes cargos en los mismos. Así, verbigracia, Nafis Sadik llegó a ocupar la dirección ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP), entre 1987 y 2000. Posteriormente, siguió desempeñándose dentro de la organización, como asesora de la Secretaría General. Asimismo, llegó a dirigir el Centro para los Derechos Reproductivos y Políticas Públicas de Nueva York. ( )
También ha sucedido a la inversa: de algún organismo de Naciones Unidas a la IPPF. Por ejemplo: el doctor Halfdan Mahler, cuando, a principios de los ’90, dejó su cargo como director general de la O.M.S., pasó a ser director general de la IPPF. ( )
9.- EL TESTIMONIO DE GLORIA M. STEINEM:
En 1969, Gloria M. Steinem, una de las principales referentes de la segunda ola del movimiento feminista estadounidense, publicó un artículo sobre el aborto en New York Magazine, donde tenía una columna. Explicó que su carrera como militante feminista había tenido su origen en un gran clic que experimentó luego de haber abortado, al advertir que ello no le causaba ningún tipo de culpa.
Steinmen acuñó la expresión libertad de reproducción, indicando que tal libertad formaba parte esencial de la liberación femenina. Tan convencida estaba de ello que, por aquellos años, solía decir que sólo sería recordada por la formulación de aquella consigna.
En 1972, Steinem, junto a Dorothy Pitman Hughes, fundó una revista feminista: Miss Magazine, también conocida simplemente como Ms. Recientemente, en uno de sus libros, la ya octogenaria activista ha admitido que aquella publicación fue financiado por la CIA. ( )
10.- INFORME DE JOHN D. ROCKEFELLER III:
También en 1972, John D. Rockefeller III presentó al presidente de EE.UU. -a la sazón, Richard M. Nixon- un reporte de la Rockefeller Commission titulado Population and the American Future.
Entre otras cosas, el informe aportaba una estructura argumentativa que sirviera para brindar una apariencia de legitimidad al aborto, ocultando -al mismo tiempo- el objetivo de control demográfico que motivaba su vigorosa promoción por parte del Gobierno norteamericano. Dentro de aquel deshonesto andamiaje discursivo, se encuentran los siguientes argumentos:
– Que el aborto es el derecho de la mujer de determinar su propia fertilidad.
– Que sólo deben ser traídos al mundo los hijos que se desean.
– Que hay que determinar cuándo termina la vida potencial y cuándo comienza realmente la vida humana.
– Que la prohibición del aborto va en contra de la libertad de la mujer.
– Que dicha prohibición también perjudica la justicia social (en relación a ello se afirma que las mujeres ricas abortan en condiciones seguras, mientras que las mujeres pobres lo hacen en condiciones que no lo son).
– Que el aborto es un tema de salud pública que se debe resolver solamente entre el médico y la paciente. ( )
Más allá de la opinión que nos merezcan estos argumentos (por nuestra parte, pensamos que constituyen gruesas falacias, aderezadas en varios casos con datos falsos), resulta oportuno aquí destacar el enorme éxito que ha tenido esta compleja maniobra propagandística elucubrada por la Rockefeller Commission. En efecto, a más de cuarenta años de su reporte, el arsenal discursivo propuesto en el mismo, constituye la columna vertebral de la retórica abortista en los más diversos ámbitos institucionales, sociales y países.
Por lo pronto, fue con este arsenal discursivo que la delegación estadounidense desembarcó en la Conferencia de Bucarest, a la que nos referimos seguidamente.
11.- CONFERENCIA DE BUCAREST:
En 1974 se celebró la Primera Conferencia de Población, organizada por Naciones Unidas, también conocida como Conferencia de Bucarest. Había tenido como antecedentes la Conferencia de Roma de 1954 y la Conferencia de Belgrado de 1965, las cuales habían contado con los auspicios de la citada organización internacional. Pero fue recién en la Conferencia de Bucarest que se logró reunir a representantes de todos los países que participan de Naciones Unidas.
En la Conferencia de Belgrado ya se había planteado el uso de anticonceptivos como remedio para modificar las curvas de crecimiento demográfico. Paralelamente, se alteró de manera arbitraria la definición del embarazo con la deliberada intención de legitimar la utilización indiscriminada de anticonceptivos hormonales, toda vez que ya se conocía que los mismos, en ciertas dosis y determinados casos, podían impedir la implantación uterina del óvulo fecundado (vale decir que se trataba de anticonceptivos potencialmente abortivos). ( )
En la Primera Conferencia de Población (o Conferencia de Bucarest), la delegación estadounidense postuló un Plan de Acción Mundial para mejorar la calidad de vida. El mismo contemplaba diversos métodos para imponer a los países la reducción de sus tasas de natalidad: obligar a las mujeres a trabajar fuera del hogar; ofrecer esquemas de incentivos y frenos a las parejas, según el número de hijos que tengan; etc.
Los países en vías de desarrollo rechazaron enérgicamente la adopción de tales medidas (nuestro país, en aquel entonces presidido por el general Juan D. Perón, ejerció un papel fundamental en la articulación de esa oposición). ( ) Sin embargo, se logró imponer los postulados ideológico-doctrinarios fundamentales del aludido Plan de Acción Mundial: la (supuesta) necesidad de limitar el número de la población mundial y el principio de la calidad de vida (el cual, ya en los ‘90, terminaría subordinando, condicionando y limitando al derecho a la vida; terrible paradoja, ésta, que se tornaría explícita con el nuevo paradigma de la salud impulsado por la Organización Mundial de la Salud).
Cabe aquí recordar que, en vísperas de la Conferencia de Bucarest, el pontífice romano, Pablo VI, advirtió que en dicha reunión se jugaba el futuro de la humanidad. ( )
12.- MEMORÁNDUM N° 200:
Con fecha 10/08/70, el presidente estadounidense Richard M. Nixon expidió una directiva ejecutiva encargando al Departamento de Estado la elaboración de un estudio sobre el impacto del aumento de la población del tercer mundo en la seguridad nacional de EE.UU. En la norma, dicho aumento demográfico era definido como una amenaza.
Hacia fines de 1974, el Departamento de Estado culminó la tarea encomendada. Así nació el Memorándum de Estudio de Seguridad Nacional n° 200 (NSSM-200), titulado Implicancias del Crecimiento de la Población Mundial para la seguridad de los EE.UU. y sus intereses de Ultramar. El Secretario de Estado Henry A. Kissinger, antiguo colaborador de Nelson Rockefeller, lo suscribió en fecha 10/12/74. Se trataba de un informe secreto, que sería desclasificado en fecha 03/07/89.
En fecha 16/10/75, Kissinger elevó a Gerald R. Ford, nuevo ocupante de la presidencia de su país, un memorándum confidencial para que oficializara el reporte de marras. Ford lo aprobó rápidamente. Acto seguido, con fecha 26/11/75, el Consejo Nacional de Seguridad emitió el Memorándum de Seguridad Nacional n° 314, adoptando como doctrina oficial los diagnósticos, los pronósticos y las recomendaciones del informe en cuestión.
Este otro memorándum fue suscripto por Brent Scowcroft, sucesor de Kissinger como asesor de seguridad nacional. Cargo, éste, que volvería a ocupar en 1989, bajo la presidencia de George H. W. Bush. En el medio, se había desempeñado como vicepresidente de la empresa Kissinger Associates. Al igual que Kissinger, Scowcroft es miembro del influyente Council on Foreign Relations (Consejo para las Relaciones Internacionales) y la Trilateral Comission (Comisión Trilateral), fundada en 1973 por iniciativa del recientemente fallecido David Rockefeller. Asimismo, como Kissinger, asiste a las reuniones del elitista y poderosísimo Club Bilderberg, fundado –tal como ya hemos indicado- con el concurso de Józef Retinger, el príncipe Bernardo de Lippe-Biesterfeld y David Rockefeller.
A grandes rasgos, en el Memorandum n° 200 se plantea y propone lo siguiente:
– Que los intereses de seguridad de EE.UU. (vale decir, su posición de hegemonía) podían verse afectados por:
– El cambio potencial en el equilibrio de la influencia política y hasta el poder militar en el mundo en desarrollo, derivado del crecimiento poblacional de los países en vías de desarrollo. ( )
– Un posible incremento de la gravitación política internacional de otros países (debido al incremento demográfico de los mismos, su eventual industrialización, etc.).
– La obstrucción del acceso de EE.UU. a los recursos minerales de los países del tercer mundo, que se requerían para usos industriales y militares (el ensanchamiento poblacional provocaría aquella obstrucción si implicaba un aumento de la demanda interna de tales recursos; o bien, si se convertía en un factor de desestabilización socio-económica).
– Que, a los efectos de preservar sus intereses (es decir, su hegemonía), EE.UU. necesitaba:
– Ejercer su liderazgo en los asuntos referentes a la población mundial.
– Reducir la natalidad en los países del tercer mundo; muy especialmente, en aquellos donde el coloso norteamericano tenía intereses estratégicos (Brasil Colombia, Egipto, Filipinas, India, México, Nigeria, etc.).
– Que, en orden a ello, se recomendaba:
– Influir en los líderes de otras naciones y motivar a los dirigentes locales para que aceptaran las actividades del planeamiento familiar:
– Educación para la contracepción (la educación será considerada como un instrumento para llegar a índices de natalidad más bajos y no como un derecho cultural de la población – -).
– Propaganda contraceptiva (explícita o encubierta) a través de los medios masivos de comunicación social.
– Difusión de los métodos anticonceptivos.
– Aceptación y promoción del aborto inducido (algunos hechos sobre el aborto deben ser tenidos en cuenta: ningún país ha reducido su crecimiento poblacional sin recurrir al aborto – -).
– Posible asignación preferencial de excedentes alimentarios a los Estados más permeables y efectivos en el control del volumen de su propia población.
– Incrementar los fondos destinados al control poblacional (hacia principios de los ’90, los aportes de EE.UU. para el control demográfico constituían el 80 % del total mundial).
– Aumentar los aportes realizados a las agencias multilaterales, a fin de mantener los intereses económicos y políticos del país.
– Promover el cambio de los preceptos religiosos y mandatos culturales de los pueblos, toda vez que los mismos -por regla general- tornan inviables las políticas de control de la natalidad.
– Que la promoción del control demográfico en terceros países debía hacerse de manera disimulada. Para ello, se proponía:
– Presentar las políticas de control de la natalidad como si fueran derechos individuales o bien, de la pareja.
– Integrar el planeamiento familiar con los servicios de salud.
– Diversificar las fuentes de las actividades orientadas al control poblacional, así como los actores involucrados en el mismo (abarcando múltiples organizaciones gubernamentales, internacionales y no-gubernamentales; entre ellas, O.N.U., USIA y USAID).
– Reeducar naturales de los países en los que se quiere aplicar las políticas de control demográfico.
– Que, más allá de los lineamientos estratégicos precedentemente reseñados, cabía la posibilidad de tener que aplicarse programas obligatorios, que implicaran medidas de carácter inocultablemente totalitario, los cuales debía considerarse como alternativa. ( )
13.- INFORME EBERSTADT:
En 1991, Nicholas Eberstadt, ex investigador de la Rockefeller Foundation y miembro del influyente American Enterprise Institute, confeccionó un informe para la Conferencia del Ejército de EE.UU. sobre Planificación a largo plazo. En dicho reporte se sostiene que: si estas tendencias (demográficas) continúan por una o dos generaciones, las consecuencias podrían ser enormes para el orden político internacional y el equilibrio de fuerzas en el mundo. ( )
14.- EL NUEVO PARADIGMA DE LA SALUD Y EL CONSENSO DE BELLAGIO:
A principios de los ’90, la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) cambió sustancialmente el paradigma de la salud que venía sosteniendo desde sus inicios. Ya en 1987, el entonces director general del organismo, el ya citado Halfdan Mahler (luego, director general de IPPF), anunciaba una nueva cultura sanitaria. Pero fue con una nueva cabeza, el doctor Hiroshi Nakajima, entusiasta defensor de la privatización de los sistemas de salud, que el nuevo paradigma de la salud cobró forma definida. ( )
De acuerdo con esta nueva concepción, el derecho a la salud se encuentra expresamente condicionado y supeditado a las exigencias fundamentales del desarrollo socio-económico. De esta manera, se desconoce a la prerrogativa de marras la jerarquía y los alcances que le atribuye la Declaración de Derechos Humanos de 1948.
Como consecuencia de esta novedosa concepción, el accionar de la O.M.S. ha quedado supeditado a la siguiente pauta estratégica: determinar y jerarquizar las medidas prioritarias para atender las necesidades básicas para el desarrollo: añadiéndose: y luego elegir y poner en práctica las que sean compatibles con los recursos a mano y que tengan probabilidades de éxito. ( )
Desde luego, todo esto conduce necesariamente a priorizar la atención de la salud de las personas que se encuentran en edad activa y se hallan dotadas de capacidades económicamente útiles. Se rompe así con la universalidad que la mentada convención de 1948 adjudicaba al derecho aquí involucrado, el cual -según dicho instrumento internacional- no debe estar subordinado a distinciones de raza, religión, opiniones políticas o condición económico-social. También se vulnera crasamente el tan declamado (y poco abonado) principio jurídico de la pars debilis.
En consonancia con lo antedicho, se encuentran las crudas y crueles expresiones (tan elocuentes como irritantes) del doctor Nakajima dirigidas al Consejo Ejecutivo de la entidad en su 87° reunión: la O.M.S. está presionada a ser selectiva, y a concentrar los recursos en unas pocas actividades eficaces que prometan resultados ostensibles a bajo costo, ya que los recursos son limitados… Por ejemplo, en supervivencia infantil poco sentido tendría para un niño sobrevivir a la poliomelitis tan sólo un año, para morir de paludismo al año siguiente, o no tener un crecimiento que le permita llegar a ser un adulto sano y productivo… ( )
Como es obvio, esta nefanda concepción es eminentemente materialista, utilitarista y, por ende, excluyente; implica renunciar a todo intento de brindar soluciones globales definitivas a los problemas sanitarios fundamentales; pero, además, conduce al abandono de quienes en peor estado o situación se encuentran.
Inspirada por su nuevo paradigma, la O.M.S. redobló su empeño en las campañas abortistas. Asignó prioridad a los proyectos de salud reproductiva, que contemplan al aborto. Asimismo, esta horrorosa práctica quedó incluida en otros programas de la entidad, como -paradójicamente- el de salud materno-infantil, el de maternidad sin riesgo y el de maternidad segura. Programas, éstos, que se desarrollan en conjunto con UNICEF, FNUAP, PNUD, Banco Mundial, IPPF y el Population Council que, como hemos indicado más arriba, fuera fundado por John D. Rockefeller III, allá por 1952. ( )
En 1992, los países integrantes de la O.M.S. adhirieron al nuevo paradigma de la salud postulado por este nefasto galeno, obligándose a implementarlo en sus regímenes sanitarios nacionales.
Más concretamente, en 1995, la O.M.S. celebró con IPPF, Family Health International y (¡¿cómo no?!) la Rockefeller Foundation el así llamado Consenso de Bellagio. En la entente, estos apóstoles de la humanidad decidieron dar vigorosa promoción a la anticoncepción de emergencia, eufemismo, éste, bajo el cual se pretende encubrir el aborto de la persona por nacer antes de que se produzca su anidación uterina. ( ) Cabe aquí recordar que, en la Conferencia de Belgrado de 1965, sin fundamento científico alguno, se había redefinido al embarazo, señalando dicha implantación como evento inicial del mismo.
15.- INICIATIVA MUNDIAL SOBRE NECESIDADES DE ANTICONCEPTIVOS Y GESTIÓN LOGÍSTICA EN PAÍSES EN DESARROLLO:
Desarrollada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) a lo largo de los años ’90, esta iniciativa mundial constituye uno de los ejemplos más elocuentes del compromiso de dicho organismo internacional con el control demográfico en el tercer mundo, así como también del involucramiento y la colaboración de otras entidades en tales planes, tal como preveía el Memorándum n° 200.
En efecto, en la página 25 del Informe Anual 1997 del mentado organismo internacional, puede leerse lo siguiente:
La Iniciativa Mundial se ha beneficiado debido a la estrecha colaboración y cooperación con países en desarrollo y donantes, con el Banco Mundial y con organizaciones no gubernamentales internacionales, como la Fundación Rockefeller, el Population Council (fundado por John D. Rockefeller III, tal como ya hemos indicado), la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF) y el Programa de Tecnología Apropiada para la Salud (PATH). ( )
16.- FUNDACIÓN BILL Y MELINDA GATES:
En 1994, el magnate Bill Gates y su cónyuge, Lelinda Gates, fundaron la conocida O.N.G. que lleva sus nombres: The Bill and Melinda Gates Foundation. Esta entidad brinda ingente apoyo financiero a diversos programas de control demográfico, dentro de los cuales se contempla la promoción del aborto.
Desde sus inicios, la Fundación Bill y Melinda Gates ha beneficiado con millones de dólares a la IPPF, el Fondo de Población de Naciones Unidas. ( )
17.- ASAMBLEA GENERAL SOBRE LA INFANCIA:
En 2002, en el marco de la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la Infancia, se le concedió participación a IPAS, una empresa comercial que ofrece servicios de aborto a nivel global, invocando en su website los mandatos de la Conferencia sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994) y de la Cuarta Conferencia Mundial sobre las Mujeres (Beijing, 1995). Los vendedores de IPAS ofrecían catálogos de sus productos (entre ellos, un Aspirador Manual Endouterino, conocido por sus siglas en inglés: MVA y en castellano: A.M.E.U.). Todos ellos vestían camisetas verdes con una inscripción que reclamaba derechos reproductivos para los niños. La publicidad repartida afirmaba: Uso del instrumental de AMEU a nivel mundial. El instrumental de AMEU se ha utilizado en programas de salud para miles de mujeres y es distribuido mediante una red en todo el mundo, para mejorar los servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo la planificación familiar y facilitar el acceso de la mujer a servicios de salud en donde se encuentren más limitados, particularmente los que están dirigidos a grupos más “desprotegidos”, como las adolescentes. El equipo es provisto por el Alto Comisionado para los Refugiados, la O.M.S., la UNICEF y el Fondo para la Población, en los campos de refugiados de Bosnia, Afganistán y África Central. ( )
18.- LA O.N.U. Y LA COERCIÓN ESTATAL ANTI-NATALISTA EN CHINA:
Ya a principios de los ‘90, el doctor Michel Schooyans, profesor de la Universidad Católica de Lovaina, había denunciado públicamente que el Fondo de Población de Naciones Unidas brindaba su apoyo a las políticas de esterilización forzada y aborto coercitivo del régimen totalitario de la República Popular China. ( )
A su turno, Steven Mosher, presidente del Population Research Institute, también acusó al Fondo de Población de Naciones Unidas de contribuir con las políticas totalitarias de control compulsivo de la natalidad aplicadas por el Gobierno de Pekín. ( )
En 2004, Riccardo Cascioli, periodista experto en cuestiones demográficas, acusó al Fondo de Población de Naciones Unidas, así como a determinas organizaciones no gubernamentales, de contribuir con los programas de aborto compulsivo en el gigante asiático y otros países del mundo.
De hecho, en diversos ámbitos de la sociedad civil estadounidense, se habían reunido pruebas tan contundentes sobre el particular y la presión social había cobrado tanta fuerza que el entonces presidente George W. Bush se vio forzado a retirar el aporte de su país a la agencia de O.N.U. involucrada. ( )
Más de 10 años después, se volvió a producir una situación similar. Tan grande fue el escándalo que la Administración de Donald Trump, cuyas bases electorales son predominantemente pro-life, también se vio obligado a dar una nueva vuelta de timón, en contra de las imposiciones del Deep State (Estado profundo) norteamericano ( ). El 03/04/17, mediante un comunicado oficial, el Departamento de Estado de EE.UU., a cargo de Rex Tillerson, informó que, por disposición del presidente, el Gobierno norteamericano planeaba dejar de financiar al Fondo de Población de las Naciones Unidas. Según se aclaraba expresamente, la decisión obedecía al involucramiento del dicho fondo en las prácticas coercitivas de planificación familiar, que incluían el recurso al aborto forzado y la esterilización involuntaria en China. Supuestamente, los fondos en cuestión, que ascendieron a 32,5 millones de dólares en el ejercicio fiscal del 2017, serían atribuidos a otros programas de salud mundiales. ( )
IV) EL IMPERIALISMO DEMOGRÁFICO EN ARGENTINA:
Por su notable protagonismo y decisivo liderazgo pro-vida, contrario a toda tentativa de control poblacional e imperialismo demográfico, Argentina constituye un enemigo de singular importancia para los poderes (no tan) invisibles que promueven aquella nefanda agenda. En tal sentido, múltiples y variadas han sido las maniobras que se han desplegado en contra de nuestro país (el cual es, dicho sea de paso, un país grande, rico en recursos naturales y sub-poblado). Tanto es así que resulta ímprobo reseñarlas en los estrechos márgenes del presente trabajo.
Sin embargo, es dable ensayar aquí algunas observaciones que ilustran bastante bien cómo los aludidos poderes han operado (y siguen operando) en nuestra contra. A saber:
– La embestida de opiniones consultivas, informes y dictámenes negativos, provenientes de distintos organismos de Naciones Unidas; así como también de los comités correspondientes a distintas convenciones internacionales de derechos humanos.
Así, verbigracia, pocos días antes de que la Cámara de Diputados votase el proyecto de ley todavía en trámite legislativo, el Comité por los Derechos del Niño de las Naciones Unidas emitió un informe sobre Argentina que, en sus conclusiones, instaba a nuestro Estado para que asegure el acceso a abortos seguros y servicios de cuidado post-aborto de calidad a las adolescentes. ( )
– A la embestida doctrinaria recién señalada, se ha sumado otra similar, proveniente de poderosas O.N.G. de envergadura planetaria. Estas O.N.G. -preciso es destacarlo- constituyen una suerte de compleja súper-estructura con forma de red, que se nutre de los inagotables fondos de las fuerzas motoras de la así llamada globalización y funge como mascarón de proa para muchas de sus estrategias, encubriendo sus verdaderos objetivos.
Para poner sólo un ejemplo, atinente a nuestro tema, cabe 12/06/18, justo en un día antes de la sesión de la Cámara de Diputados en la que se iba a tratar el proyecto de aborto, Human Rights Watch, del banquero George Soros, declaró formalmente desde Washington que nuestro país debía despenalizar el aborto (nótese el tono imperativo), así como ampliar las posibilidades de practicar esta terrible práctica homicida. ( )
– En 2003, cuando el entonces presidente Néstor C. Kirchner visitó oficialmente Washington DC, su par estadounidense, George W. Bush, le entregó a guisa de presente protocolar una edición original de la obra Principios de Economía de Thomas Malthus. Extraño regalo, éste, que, a la luz de toda la información volcada en el presente trabajo, adquiere peculiar significación (al menos, hipotética, pero alto grado de verosimilitud y cierta proximidad a la certeza).
– Según ha trascendido, a lo largo de la última década, la International Planned Parenthood Federation transfirió una cantidad equivalente a más de 5 millones de dólares, a varias organizaciones locales que han protagonizado los reiterados intentos de despenalizar el aborto en Argentina. Entre tales entidades, se destacan FUSA y Católicas por el Derecho a Decidir. También, aunque en menor cuantía, han sido beneficiarias de la ayuda de IPPF: CEDES, Asociación Civil Pro Amnistía (filial de Amnistía internacional), Fundación Huésped, Fondo de Mujeres del Sur, Universidad de Palermo, C.E.L.S., FEIM Argentina y Centro de Estudios Sociales y Políticos. ( )
Según sus propios reportes financieros, desde 2008, IPPF entregó millones de dólares a varias organizaciones. Específicamente, CEDES recibió parte de estos fondos en 2008, 2014 y 2015. En total, US$.190.202 ($.4.752.387, en promedio). Cabe aquí destacar que, el 23/05/18, esta entidad organizó el encuentro Evidencias y argumentos de salud pública para la legalización del aborto en Argentina, junto con el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género y la Red de Acceso al Aborto Seguro Argentina. Por su parte, Fundación Huésped recibió dinero de IPPF en 2009, 2010 y 2015. En total, US$.84.000 dólares ($.2.302.818, aproximadamente). ( )
– A principios del corriente año, Margo Thomas, una ex funcionaria del Banco Mundial, visitó nuestro país con motivo de los preparativos para la cumbre del G20. En el marco de una entrevista para El Cronista Comercial, aseveró sin hesitar: el acceso al aborto mejora la capacidad de las mujeres de actuar en la esfera económica. ( ) Como ya hemos indicado ut supra, se trata de una consigna del Banco Mundial.
Huelga aclarar que, con esta intervención a la vista, cobra mayor verosimilitud la asociación entre la promoción del aborto y los intereses del F.M.I. que el Padre Pepe efectuara en su encendida alocución citada ab initio (es cierto que el Banco Mundial y el F.M.I. son entidades financieras diferentes; pero no menos cierto es que se trata de instituciones hermanas, ambas nacidas de Bretton Woods, que suelen actuar en tándem).
V) A GUISA DE COLOFÓN:
No podemos terminar el presente trabajo sin señalar un par de llamativas coincidencias. A saber:
– Un par de semanas después de que el presidente Mauricio Macri inaugurara el corriente año legislativo, brindando explícitamente su visto bueno en relación a la habilitación del debate legislativo sobre el aborto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, visitó Buenos Aires (hacía más de 10 años que ningún director gerente del F.M.I. venía a nuestro país). Lo hizo unos días antes de que tuvieran lugar las reuniones del G-20; supuestamente, porque quería disfrutar la belleza de este país y para ver por mí misma las reformas y la profundidad del compromiso que tiene este gobierno de llevar el país adelante. Una vez arribada, Lagarde expresó -sin mayores aclaraciones- que se estaban tomando decisiones acertadas. ( )
– El mismo día en que la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley sobre aborto, el Gobierno elevó al F.M.I. la carta-intención destinada a tomar el crédito stand-by que actualmente se encuentra bajo estudio en el citado organismo financiero internacional.
Huelga aclarar cuán sospechosas resultan estas coincidencias, a la luz de los múltiples antecedentes que forman parte de ese temible iceberg del control poblacional e imperialismo demográfico cuyo avistamiento ha sido gritado por valientes voces en los salones del Honorable Congreso de la Nación… Esas alarmas siguen resonando fuertemente, alertando a los argentinos todos… El que tiene oídos para oír, oiga…

(*) Pablo J. Davoli nació en Rosario (Provincia de Santa Fe), en 1975. Es abogado y profesor universitario. Ha escrito varios libros y decenas de artículos sobre diversos temas filosóficos, políticos y jurídicos.

Citas:

[1] Conforme: Metalli, Alver. ¿Qué tiene que ver el Fondo Monetario Internacional con el aborto? Diario La Stampa (edición en castellano). 31/05/18. Disponible aquí: http://www.lastampa.it/2018/05/31/vaticaninsider/qu-tiene-que-ver-el-fondo-monetario-internacional-con-el-aborto-BU6x6S4oU3msPzkililIuL/pagina.html (compulsa de fecha 22/07/18).

[1] El vídeo de la exposición de José Quarracino en el Senado se encuentra disponible aquí: https://www.youtube.com/watch?v=DFGhCTdF6PQ (compulsa de fecha 27/07/18).

[1] Conforme:

Vídeo PLENARIO INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO 10-07-18. Canal de YouTube Senado Argentina. Publicado en fecha 10/07/18. Disponible aquí: https://www.youtube.com/watch?v=MBtfR5X-Cas (compulsa de fecha 29/07/18). Más específicamente: tramo de 03:24:40 a 03:29:28.

– Vídeo Directora del CEDES reconoce el financiamiento Internacional de la Planned Parenthood. Canal de YouTube Ignacio Nieto. Publicado en fecha 17/07/18. Disponible aquí: https://www.youtube.com/watch?v=lzxoRFwnafE (compulsa de fecha 29/07/18).

[1] Conforme:

Vídeo PLENARIO INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO 10-07-18. Canal de YouTube Senado Argentina. Publicado en fecha 10/07/18. Disponible aquí: https://www.youtube.com/watch?v=MBtfR5X-Cas (compulsa de fecha 29/07/18). Más específicamente: tramo de 01:13:15 a 01:14:30.

Vídeo Pedro Cahn, director de Fundación Huésped, niega la evidente. Canal de YouTube #NadieMenos. Publicado el 11/07/18. Disponible aquí: https://www.youtube.com/watch?v=cYuU5gm3l5o (compulsa de fecha 29/07/18).

Mariana, Escalada y Ronconi, Agustín. IPPF, un huésped oculto. El Disenso. 15/07/18. Disponible en: http://www.eldisenso.com/informes/ippf-un-huesped-oculto/ (compulsa de fecha 15/07/18).

Cabe aquí aclarar que en este artículo se brinda cuantiosa información sobre este sórdido asunto, que permite profundizar en el mismo.

[1] Conforme: Juan Pablo II. Evangelium Vitae. Punto 12. Disponible aquí: http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_25031995_evangelium-vitae.html (compulsa de fecha 27/07/18).

[1] Galeano, Eduardo. Las venas abiertas de América Latina. Siglo XXI Editores. México, D.F. 2004. Páginas 19 y 20. Disponible aquí: https://static.telesurtv.net/filesOnRFS/news/2015/04/13/las_venas_abiertas_de_amxrica_latina.pdf (compulsa de fecha 14/07/18).

[1] El Plan Trienal para la Reconstrucción y Liberación Nacional puede ser consultado aquí: http://www.ruinasdigitales.com/revistas/Plan%20Trienal.pdf (compulsa de fecha 28/07/18).

[1] Los datos relativos al Decreto n° 659/74 han sido extraídos de las siguientes fuentes:

Felitti, Karina A. La política demográfica del tercer Gobierno peronista: justificaciones, repercusiones y resistencias a las restricciones al control de la natalidad (1973-1976). Trabajos y Comunicaciones. 2004-2005 (30-31). Disponible aquí: http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/11508/Documento_completo.pdf?sequence=1&isAllowed=y (compulsa de fecha 28/07/18).

Nota de redacción. A procrear, ordena el General. Revista Ñ (diario Clarín). 06/08/14. Disponible aquí: https://www.clarin.com/rn/ideas/procrear-ordena-General_0_HyK36ccw7l.html (compulsa de fecha 28/07/18).

Peiró, Claudia. La política pro-vida de Perón en 1974, olvidada por sus seguidores. Diario Infobae. 03/03/18. Disponible aquí: https://www.infobae.com/sociedad/2018/03/03/la-politica-pro-vida-de-peron-en-1974-olvidada-por-sus-seguidores/ (compulsa de fecha 28/07/18).

[1] Pablo VI. Discurso ante la FAO. 09.11.74.

[1] Disponible aquí: http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/family/documents/rc_pc_family_doc_19831022_family-rights_sp.html (compulsa de fecha 21/07/18).

[1] Zaffaroni, Eugenio R. Criminología. Aproximación desde un margen. Ed. Temis. Bogotá. 1988. Páginas 46 a 48. Disponible aquí: https://colectivociajpp.files.wordpress.com/2012/08/criminologc3ada-aproximacic3b3n-desde-un-margen-zaffaroni.pdf (compulsa de fecha 21/07/18).

[1] Verbigracia: que el aborto inseguro pega sobre todo en los más pobres; que, si bien no hay registros al respecto, los abortos clandestinos son muchísimos; que, en los países que legalizaron el aborto, la cantidad de abortos no subió y la mortalidad materna bajó; que prácticamente no hay muertes por abortos donde está permitido y que acá tenemos índices de África.

[1] Disponible aquí: http://w2.vatican.va/content/paul-vi/es/apost_letters/documents/hf_p-vi_apl_19710514_octogesima-adveniens.html (compulsa de fecha 21/07/18).

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 34.

[1] Disponible aquí: https://www.ncn.com.ar/la-solidaridad-como-imperativo-politico-y-principio-juridico/.

[1] Conforme: 62 personas poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial. Oxfam. 18/01/16. Disponible aquí: https://www.oxfam.org/es/sala-de-prensa/notas-de-prensa/2016-01-18/62-personas-poseen-la-misma-riqueza-que-la-mitad-de-la.

[1] Conforme: Carmona, Ernesto. 147 corporaciones controlan la economía del mundo occidental.

IADE. 24/10/12. Disponible aquí: http://www.iade.org.ar/noticias/147-corporaciones-controlanla-

economia-del-mundo-occidental.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Páginas 153 y 154.

[1] Conforme: Rachman, Gideon. And now for a world government. Financial Times. 09/12/18. Disponible aquí: https://www.ft.com/content/e293625b-9709-3813-aaee-d8c69e242096 (compulsa de fecha 21/07/18).

[1] Conforme: Corradini, Luisa. “En 2050 habrá un gobierno mundial”, asegura Jacques Attali. Diario La Nación. 01/12/04. Disponible aquí: https://www.lanacion.com.ar/658930-en-2050-habra-un-gobierno-mundial-asegura-jacques-attali (compulsa de fecha 21/07/18).

[1] Conforme: artículo El complot contra las poblaciones del tercer mundo. Revista Palabra. N° 324. Madrid. Marzo de 1992. Página 74. Extraído de: Morelli, Mariano G. El aborto, ¿delito o derecho? La cara oculta del imperialismo demográfico. Cumbre Ediciones. Rosario. 1995. Página 31.

[1] Conforme: Villalpando, Waldo L. Estado y Población. Bases para una política poblacional. Ed. Plus Ultra. Buenos Aires. 1978. Página 184. Extraído de: Morelli, Mariano G. Obra citada. Página 32.

[1] Estas 15 multinacionales, según Metapedia, son: Allianz A.G., Mediobanca, Lazard Partners, S. G. Warburg, Lambert Group, Swiss Re., Credit Suisse, Shearson, Credit Lyonnais, Deutche Bank, National Nederlandem, Barklays Bank, Assicurazioni Generale y Zurich Insurance.

[1] Conforme: Salbuchi, Adrián R. El cerebro del mundo. De la globalización al Gobierno mundial. Ediciones del Copista. Córdoba. 2010. Páginas 420 y 421. Páginas 420 y 421.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. El desarrollo sustentable. La nueva ética internacional. Ed. Vórtice. Buenos Aires. 2003. Páginas 10 y 11.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 11.

[1] Reproducido por: Jones, Alan B. Cómo funciona realmente el mundo. Ed. Segunda Independencia. Buenos Aires. 2004. Página 161.

[1] Conforme: Corbett, James. Maurice Strong: globalista, oligarca petrolero y “ecologista”. 31/01/16. Disponible aquí: https://eklektikos.liberty.me/maurice-strong-globalista-oligarca-petrolero-y-ecologista/ (compulsa de fecha 17/07/18).

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Páginas 23 y 24.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 11.

[1] Conforme: Morelli, Mariano G. Obra citada. Página 32.

[1] Conforme: Morelli, Mariano G. Obra citada. Página 32.

[1] Conforme: Estulin, Daniel. El club de los inmortales. Grupo Zeta. Buenos Aires. 2014. Página 28.

[1] Conforme: Estulin, Daniel. Obra citada. Página 28.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 32.

[1] Conforme: Feinmann, José P. Un criminal en la niebla. Diario Página 12. 03/09/04. Disponible aquí: https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-1630-2004-09-03.html (compulsa de fecha 15/07/18).

[1] Conforme: Peiró, Claudia. La política pro-vida de Perón en 1974, olvidada por sus seguidores. Diario Infobae. 03/03/18. Disponible aquí: https://www.infobae.com/sociedad/2018/03/03/la-politica-pro-vida-de-peron-en-1974-olvidada-por-sus-seguidores/ (compulsa de fecha 22/07/18).

[1] Conforme: nota de redacción. El control demográfico, ¿una herramienta de los ricos? BBC Mundo. 29/10/11. Disponible aquí: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/10/111028_control_demografico (compulsa de fecha 15/07/18).

[1] Conforme: Morelli, Mariano G. Obra citada. Página 36.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 11.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 46.

[1] Conforme: vídeo Liberalizacion (sic) femenina promovida por la Fundacion (sic) Rockefeller (entrevista del periodista Alex Jones al cineasta Aaron Russo). Disponible aquí: https://www.youtube.com/watch?v=uaxj_y1Mpno (compulsa de fecha 08/07/18).

[1] Conforme: Quarracino, José A. Aborto, “le pressioni” della Banca Mondiale sull’Argentina. La nuova Busso la Quotidiana. 25/04/18. Disponible aquí: http://www.lanuovabq.it/it/aborto-le-pressioni-della-banca-mondiale-sullargentina (compulsa de fecha 22/07/18).

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 28.

[1] Sobre este tema y otros conexos, recomendamos el artículo La política pro-vida de Perón en 1974, olvidada por sus seguidores de Claudia Peiró, ya citada ut supra.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Páginas 27 y 28.

[1] Morelli, Mariano G. Obra citada. Página 33.

[1] Reproducido por: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 29.

[1] Reproducido por: Martín Jiménez, Cristina. Los amos del mundo al acecho. ¿Uruguay en la agenda del Club Bilderberg? Ed. Planeta. Montevideo. 2015. Página 327.

[1] Conforme:

– Jones, Alan B. Obra citada. Páginas 160 y 161.

– Morelli, Mariano G. Obra citada. Páginas 32 y 33.

– Sanahuja, Juan C. Obra citada. Páginas 29 a 34.

[1] Artículo Sólo es cuestión de tiempo. Diario La Capital. Rosario. 04/09/94. Página 10. Extraído de: Morelli, Mariano G. Obra citada. Página 33.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Páginas 45, 46 y 49.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 47.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 48.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 49.

[1] Conforme: Sanahuja, Juan C. Obra citada. Página 50.

[1] Ver: https://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/annual_report97_spa.pdf (la negrita es nuestra).

[1] Conforme:

Blakinski, Thaddeus. Bill Gates propone registro de natalidad universal en apoyo al control demográfico. Notifam. 20/01/11. Disponible aquí: http://notifam.com/2011/bill-gates-propone-registro-de-natalidad-universal-en-apoyo-al-control-demografico/ (compulsa de fecha 29/07/18).

Sanahuja, Juan C. Bill Gates, ¿filántropo o mercader de la muerte? Noticias Globales. 22/09/13. Disponible aquí: http://www.noticiasglobales.org/comunicacionDetalle.asp?Id=1626 (compulsa de fecha 29/07/18).

[1] Conforme: Brañas, Elena. ONU. Cumbre de los Niños. La UNICEF en el negocio del aborto. Noticias Globales. 23/05/02. Disponible aquí: http://www.noticiasglobales.org/comunicacionDetalle.asp?Id=555.

[1] Conforme: Morelli, Mariano G. Obra citada. Página 37.

[1] Conforme: Baklinski, Thaddeus. Artículo citado.

[1] Conforme: nota de redacción. El Fondo de la ONU para la Población promueve el aborto. Habla el periodista Riccardo Cascioli, experto en demografía. Bioética Web. 20/09/04. Disponible aquí: https://www.bioeticaweb.com/el-fondo-de-la-onu-para-la-poblaciasn-promueve-el-aborto-habla-el-periodista-riccardo-cascioli-experto-en-demografasa-20-sept-2004-2/ (compulsa de fecha 26/07/18).

[1] A quienes deseen introducirse en el conocimiento del Deep State en EE.UU., recomendamos nuestro artículo La tesis del “Estado profundo” en Estados Unidos de Norteamérica, disponible aquí: http://www.pablodavoli.com.ar/ateneocruzdelsur/intranet/articulos/La%20Tesis%20del%20Estado%20Profundo%20en%20Estados%20Unidos%20de%20Norteamerica.pdf.

[1] Conforme: E.R.P. EU dejará de financiar el Fondo de Población de la ONU sobre el aborto. El economista. 04/04/17. Disponible aquí: https://www.eleconomista.com.mx/internacionales/EU-dejara-de-financiar-el-Fondo-de-Poblacion-de-la-ONU-sobre-el-aborto-20170404-0041.html (compulsa de fecha 26/07/18).

[1] Conforme: Roffo, Julieta. Un informe que menciona a la Argentina. La ONU recomendó garantizar la práctica segura del aborto para las menores. Diario Clarín. 06/06/18. Disponible aquí: https://www.clarin.com/sociedad/onu-recomendo-garantizar-practica-segura-aborto-menores_0_HkhZBlIxQ.html (compulsa de fecha 26/07/18).

[1] Conforme: nota de redacción. Argentina debe despenalizar el aborto. Human Rights Watch. 12/07/18. Disponible aquí: https://www.hrw.org/es/news/2018/06/12/argentina-debe-despenalizar-el-aborto (compulsa de fecha 26/07/18).

[1] Conforme: De Cárdenas, Nicolás. Planned Parenthood ha invertido 5 millones de dólares en promocionar el aborto en Argentina. Actuall. 21/05/18. Disponible aquí: https://www.actuall.com/democracia/planned-parenthood-ha-invertido-5-millones-dolares-promocionar-aborto-argentina/ (compulsa de fecha 26/07/18).

[1] Conforme: nota de redacción. Organizaciones que promueven aborto en Argentina recibieron dinero de Planned Parenthood. Aciprensa. 13/07/18. Disponible aquí: https://www.aciprensa.com/noticias/organizaciones-que-promueven-aborto-en-argentina-recibieron-dinero-de-planned-parenthood-14405 (compulsa de fecha 26/07/18).

[1] Conforme: nota de redacción. Aborto legal y economía: El Banco Mundial en el centro del debate. Urgente 24. 20/03/18. Disponible aquí: https://www.urgente24.com/275268-aborto-legal-y-economia-el-banco-mundial-en-el-centro-del-debate (compulsa de fecha 26/07/18).

[1] Conforme:

Diamante, Sofía. Apoyo del FMI a las políticas del Gobierno. Diario La Nación. 15/03/18. Disponible aquí: https://www.lanacion.com.ar/2117322-apoyo-del-fmi-a-las-politicas-del-gobierno (compulsa de fecha 29/07/18).

Nota de redacción. Christine Lagarde y Nicolás Dujovne dictaron una conferencia en la Universidad Di Tella. Website de la Universidad Torcuato Di Tella. 15/03/18. Disponible aquí: https://www.utdt.edu/novedades.php?id_novedad=2881 (compulsa de fecha 29/07/18).

Compartinos:
30 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

EL PELIGRO DE SER ESPEJO DE SIRIA – Por Alberto Asseff*

La ‘grieta’ viene de lejos. En los últimos tiempos, además de tributar a los intereses político-electorales de los principales contendientes, ha sido motivo de variopintos comentarios de índole política, pero no se avanzó sobre su naturaleza geopolítica ya que es una nueva amenaza para el país.
La Argentina es uno de los espacios políticos más importantes del mundo, con tres climas, otras tantas morfologías territoriales – continental-andina, pampeana-fluvial y patagónica-marítima-, con reservorios de agua dulce- al este y al oeste -, con 6.200 km de litoral oceánico, con una plataforma de más de 2 millones de km2, dotada de riquezas ictícolas y mineras, con la posesión antártica desde 1904 – ¿a quién le podrán decir que se vaya luego de más de un siglo de ocupación pacífica, sin que preexista población autóctona?-, un humus pampeano que configura una de las cinco praderas del planeta, con una esplendorosa clase media – al margen de que suele ser veleidosa -, una mano de obra calificada – a pesar del decaimiento de la cultura del trabajo, sobre todo con el gobierno anterior- y cien atributos más, como el litio – el oro blanco del s.XXI – o el cobre – ¿por qué habría sólo al oeste de los Andes? Es la octava superficie estatal del mundo, entre 206 que existen.
¿Cuál es el motivo para que hace noventa años– quizás más – hayamos detenido nuestro ascenso, ese que avizoraban todos los pensadores que aproximaban a nosotros, desde Ortega a Toynbee, pasando por Clemenceau? Este interrogante exige una respuesta con coraje, desprendida de toda concesión a lo ‘políticamente correcto’, pues es hora de disociar la política – la ‘buena’ que necesitamos – de cualquier tentación demagógica. A esta altura de la decadencia argentina es momento de terminar con la mentira. La causa de nuestra declinación es el desencuentro permanente, con simultánea ausencia de objetivos compartidos. Es la exacerbación constante de las disputas. Revisemos a vuelo de pájaro los últimos noventa años, a partir del nefasto golpe del 6 de septiembre de 1930. En esa primera década bajo análisis, por un lado el fraude del sector dominante enfrentado a quienes – proscriptos – les enrostraban ser ‘infames’. No criticaban. Hablaban de infamia. En la década siguiente, la confrontación fue fogoneada para que existiesen dos bandos, uno, el pueblo, el otro, la oligarquía ‘gorila’. En los cincuenta, luego del golpe de 1955, por un lado, los ‘democráticos’ y por el otro, la ‘resistencia’, embrión de la guerra intestina. En los sesenta, los golpistas ‘modernizadores’ contendiendo con la política ‘vetusta’. En los setenta, la ‘guerra revolucionaria’ contra la represión ilegal desde el Estado con un plan económico basado en el seguro de cambio gratuito – ‘la tablita’ –que impulsó la deuda externa y la Argentina ‘financiera’ que marginó a la ‘productiva’. En los ochenta, la división continuó con los trece paros generales, las asonadas y la hiperinflación – con alguna significativa presencia de un personaje nativo en el Fondo Monetario para decir ‘no presten más a la Argentina ’-que condujeron a la retirada anticipada del Dr. Alfonsín. En los noventa, en medio del festival de la venta de las ‘joyas de la abuela’, se incubaba la peor crisis del s.XX que estalló en 2001, llevando la pobreza a más del 50% y al default. En el primer decenio del nuevo siglo, la grieta siguió agudizándose. Por una parte los ‘derechos humanos’, como sustento legitimador de un proyecto populista, por la otra, los institucionalistas. En este segundo tramo del nuevo siglo, el antagonismo es entre un ‘gobierno de ricos’ versus un pueblo empobrecido que ‘clama por fusilar al presidente en la Plaza de Mayo’ ¡Nada menos!
En todo este tramo de la historia hubo un elemento siempre en ascenso: la corrupción impune.
Noventa años de discordias con apenas algún tibio intento de concordia. Décadas de creciente fanatismo y correlativo apartamiento de ponerle racionalidad a nuestras querellas. Si el otro es un enemigo que quiere enajenar la Patria o quitarnos todos los derechos no hay acuerdo posible. Si la opció, los reclamantes – que bordean la ley y que son fronterizos de la sedición – son ‘una caterva de dirigentes clientelistas’ que plantean demandas que son propias de la magia y no de la gestión de gobierno, tampoco es asequible sentarse a una mesa para examinar y racionalizar las diferencias. Y dar soluciones, algo que suele minimizarse, increíblemente.
Con el decreto que amplía, precisándolos, los roles de los 80 mil militares –hoy arrumbados en escritorios, casi vegetando, sin funciones – tenemos una muestra palpable, aunque patética. Más allá de que el 70% del país quiere que sus militares defiendan efectivamente a la Argentina, se introducen mistificaciones como ‘no queremos que los militares vuelvan a las calles’. El decreto establece que, además de repeler amenazas foráneas paraestatales – lo cual es estrictamente correcto-,hasta ahora restringido a sólo agresiones estatales extranjeras, les encomienda la custodia de bienes estratégicos como una usina nuclear. Toda la Nación tiene una idea coincidente de que un atentado en Atucha sería una inenarrable catástrofe. Y que prevenirlo con un patrullero de la comisaria de Zárate – que habría que saber si dispone de nafta –sería un dislate. Si la Inteligencia detecta una amenaza no es ‘militarizar’ la seguridad, sino dotarla de más equipamiento y poderío para prevenirla y/o reprimirla – verbo que es de la lengua y que es legítimo cuando se ejecuta con la ley en la mano. Es la Seguridad Ampliada.
Siria se desunió minada por las facciones intestinas – sunitas, alawitas, chiitas, kurdos e incontables sectas más, agravado por el llamado ‘califato’ fundamentalista- y externas – iraníes, israelíes, rusos, turcos, norteamericanos. Así, de ‘faro de la cultura árabe’ devino en país devastado, con miles del muertos y dos millones de expatriados. La Argentina debe mirar ese espejo. Porque no obstante que acá no hay guerra religiosa, indigenismo insurgente- salvo el ‘mapuchismo’ minúsculo, pero agrandado por la inacción judicial-, lucha racial ni ninguno de esos ominosos factores bélicos, pareciera que nos ingeniamos para revivir el anticlericalismo, las reivindicaciones indígenas, el resentimiento de clases sociales y la lucha casi ‘a muerte’. Da la impresión que nos cautiva y atrapa la desunión. Y que somos incapaces de querernos un poco entre nosotros mismos. Así, la división, no sólo nos aleja de las soluciones a la constelación de problemas que sobrellevamos, sino que se erige en una amenaza nueva, a la par del narcotráfico, el ciberataque o el terrorismo. Es que la desunión argentina atrae a aquellos poderes – estatales o no – que saborean con apropiarse de los recursos. No omitamos que un poder importante está emplazado en nuestro espacio marítimo y que ya existen dudosos establecimientos foráneos en las puertas de la nueva joya que está en Añelo, Neuquén.
Es inadmisible que las palabras entre nosotros sean misiles, en vez del instrumento para entendernos. Si aspiramos a levantar a la Argentina hay que trabajar empeñosamente por el encuentro. El desencuentro persistente nos ha venido frustrando y hoy es un peligro latente, prenuncio de males mayores.

*Diputado del Mercosur y presidente de UNIR
www.unirargentina.org

Compartinos:
30 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

Y los necios me llamarán Fascista – Por Federico Addisi*

Pero no lo soy. Aunque los conceptos que he de verter así le parezcan a la progresía dominante.
He de decir que si la Argentina quiere romper sus cadenas que impiden su desarrollo y defender sus recursos naturales; sólo puede lograrse a través de la Defensa Nacional.
Aumentar exponencialmente el presupuesto para la Defensa.
Con dicho aumento deben construirse nuevos cuarteles en las zonas despobladas de nuestro país. Esto genera empleo. Y es sabido que alrededor de las guarniciones se crean pueblos. Lo cual dinamiza la economía de la región. Con fuerzas militares en donde hoy no hay nada alejamos cualquier peligro de secesión u ocupación. No es nada novedoso. De esto modo fue nuestro país ampliando fronteras. A fuerza del gauchaje y la milicada con la línea de fortines.
Para contar con el personal idóneo debe volver a darle sentido a la carrera militar. Manejar las hipótesis de conflicto tanto con Inglaterra que ocupa nuestro territorio, como con lo atinente a la defensa de los recursos naturales. Y por supuesto aumentar los sueldos y el armamento.
También urge reimplantar el servicio militar obligatorio, para que haya soldados que aprendan  a amar y defender a su Patria.  Para lograr una mayor integración social. Y para inculcar valores y disciplina.

Fomentar de una buena vez, y ese salto hacia lo industrial y tecnológico ha de repercutir en todas las áreas, la fabricación de aviones propios (reapertura de la fábrica de Córdoba, donde supo existir el Pulqui); Fabricaciones Militares; y desarrollo de la industria pesada. Por supuesto que se ha de incluir la reactivación del Proyecto Cóndor y todo lo atinente a energía atómica.

Para integrar aún más las regiones y abaratar los costos de traslado de mercaderías, construir de una buena vez la red ferroviaria troncal y salir del sistema radial colonial que nos somete hacia el puerto de Buenos Aires.

Por supuesto que todo esto no sólo genera empleo, industrializa al país, integra regiones, implica poblamiento de zonas hasta hoy desérticas,  sino que se dota a nuestra Nación de un poder militar necesario para la situación geopolítica que se avecina. Para realizarlo es necesario y urgente denunciar los llamados “Acuerdos de Madrid”, con Inglaterra.

Y repito. Lo mío no es fascismo. Es peronismo. Así se expresaba el General: “Las dos palabras “Defensa Nacional” pueden hacer pensar a algunos espíritus que se trata de un problema cuyo planteo y solución interesan e incumben únicamente a las fuerzas armadas de una Nación. La realidad es bien distinta. En su solución entran en juego todos sus habitantes, todas las energías, todas las riquezas, todas las industrias y producciones más diversas, todos los medios de transporte y vías de comunicación, etcétera, siendo las Fuerzas Armadas únicamente, como luego lo veremos en el curso de mi exposición, el instrumento de lucha de ese gran conjunto que constituye “la Nación en armas”.

(*) Historiador revisionista. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad del  Salvador. Además es Diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y en Relaciones  Internacionales (UAI). Publicó “San Martín, Rosas, Perón. Un homenaje a Fermín  Chávez” (2008); “Estévez. Vida de un Cruzado” (2009); “Raúl Scalabrini Ortíz. Sus libros  y sus enseñanzas” (2009); “Aportes al Bicentenario” (2011); “Historia de la Revista del  Instituto Juan Manuel de Rosas” (2013). Es columnista en “Noticias del Congreso  Nacional”. Como historiador, pensador y periodista siempre se manifestó estrechamente vinculado al Pensamiento Nacional y a la Doctrina Nacional del Justicialismo. Actualmente es el Director de Cultura de la Fundación Rucci de la Confederación General del Trabajo.

Compartinos:
27 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

NOTA DE OPINIÓN – EL FUTURO, YA LLEGÓ

Por Guillermo Castello, diputado provincial Cambiemos

Recientemente presentamos un proyecto de ley para habilitar en la Provincia de Buenos Aires el funcionamiento de empresas de redes de transporte, siendo Uber la más conocida de ellas pero no la única, ya que existen a la fecha otras como Cabify, Lyft, Easy Taxi, etc.

Ante la fuerte polémica que generó nuestro proyecto y las múltiples inexactitudes que se han difundido, algunas por malicia y otras por ignorancia, parece imprescindible realizar algunas precisiones.

En primer lugar, las destinatarias del proyecto no son empresas de transporte sino de intermediación digital entre el pasajero y el conductor. Esta modalidad de las plataformas electrónicas y aplicaciones, a través de las cuales se conectan el usuario de un servicio con el prestador o el comprador de un bien con el vendedor, forma parte de lo que se conoce como “economía colaborativa” y está, literalmente, revolucionando el mundo tal como lo conocemos. El futuro que tantos previeron, ya está entre nosotros.​

Mercadolibre, que no es una tienda, Airbnb, que no es un hotel, PedidosYa, que no es un restaurant ni una rotisería, DeMotores, que no es una concesionaria, Zonajobs, que no es una consultora de recursos humanos ni una empresa de trabajo eventual, Zonaprop, que no es una inmobiliaria, son todas aplicaciones que vinculan compradores con vendedores o usuarios con prestatarios, y acrecientan el poder del consumidor al poner a su disposición mucha más información para comparar precios y calidad de los productos o servicios, sin depender de ningún intermediario, ni permiso o licencia gubernamental.

Todas estas empresas y sus modalidades de servicios se encuentran amparadas por nuestra Constitución Nacional, que garantiza los derechos de propiedad, de ejercer industria lícita y de comerciar. La misma Constitución que garantiza la protección de los intereses económicos de los consumidores y de la libertad de elección de los mismos, a la vez que ordena proveer a la defensa de la competencia contra toda forma de distorsión de los mercados.

Ninguna de estas actividades tiene una legislación específica ni requiere autorización estatal alguna porque no están prohibidas, y por lo tanto son lícitas de acuerdo al principio según el cual “Todo lo que no está prohibido está permitido” que, una vez más, recepta nuestra Constitución Nacional.

A pesar de ello, y en el ámbito del transporte de pasajeros, creímos conveniente presentar un proyecto de ley con el propósito de zanjar todas las discusiones jurídicas sobre el tema y habilitar de una buena vez esta nueva opción de transporte y de trabajo para los bonaerenses.

Nuestro proyecto establece que los conductores deberán cumplir con toda la legislación aplicable en materia de tránsito y seguridad (contar con licencia profesional de conducir, VTV, certificado de antecedentes penales, seguro obligatorio, vehículo en perfectas condiciones, no viajar más de 8 horas seguidas o doce interrumpidas por día, observar las normas de antigüedad, radicación y capacidad que establezca la autoridad, etc.) a la vez que hace responsable a la empresa de exigir y controlar dicho cumplimiento, encontrándose impedida de asignar viajes al conductor que no observe la ley.

El texto es de suma claridad cuando estipula específicamente que los titulares, conductores y las empresas, serán responsables solidarios por los daños que ocasionen durante la prestación de dicho servicio a los usuarios o terceros.

En el aspecto impositivo, uno de los que más han sido criticado con ostensible ignorancia o indiferencia por el proyecto, establecemos con toda claridad que los conductores deberán acreditar su inscripción ante los organismos tributarios y previsionales, a la vez que obligamos a las empresas a inscribirse ante la autoridad pertinente, constituir domicilio en la provincia de Buenos Aires y cumplir con todas las disposiciones reglamentarias, entre las cuales, obviamente, se encuentran las tributarias. Ello sin contar con la obligación de tributar impuestos nacionales conforme lo dispuesto por la reciente reforma tributaria nacional.

En este punto cabe recordar que los pagos de servicios bajo estas modalidades se realizan íntegramente de forma electrónica, de manera tal que todas las operaciones quedan registradas, aumentando y facilitando la recaudación fiscal y eliminando la informalidad característica que puede verse hoy, por ejemplo, entre los taxistas.

Salta a simple vista que las críticas al proyecto han sido absolutamente falsas y obedecen en realidad a una posición corporativa de quienes temen, infundadamente a la luz de lo que ha ocurrido en el mundo, perder su trabajo, o de quienes, en el arco político, sólo pretenden atacar al actual gobierno provincial.

Nuestro rol como legisladores es el de velar por el interés general y no por el de un sector específico o una corporación, por más poderosa que sea. Queremos más opciones para los pasajeros, más empleo para los conductores, más seguridad para la comunidad y más formalidad para el fisco.

A la fecha, miles de compatriotas se han inscripto para ser conductores y más de 2 millones (5 % de la población total argentina) se han registrado como usuarios sólo en una de las empresas, por lo que cabe agregar a los registrados en otras plataformas y en las que en el futuro aparezcan de aprobarse nuestro proyecto.

Debemos modernizar una legislación que es obsoleta, anterior a internet y a los celulares y en algunos casos a la aparición de la computadora, que es completamente incapaz de adaptarse a nuevas épocas y desafíos.

Debemos cambiar nuestra cultura proclive a las corporaciones y adversa al progreso y a la libertad, y ser progresistas en serio.

Debemos pasar de una Argentina corporativa a una competitiva.

El progreso es inexorable y debemos elegir si queremos promoverlo o entorpecerlo. No debemos legislar pensando en nuestros padres sino en nuestros hijos. En el futuro y no en el pasado.

El futuro llegó. Es hoy.

Compartinos:
25 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

“La ley de Aborto sigue haciendo crujir Cambiemos”, Por Federico Addisi

Por Federico Addisi

Es de público conocimiento que la media sanción otorgada a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en Diputados, trajo serias “heridas” en la bancada oficialista. Situación que se repite en las conversaciones previas que se llevan adelante en el Senado. Allí hay tres posturas: una mayoritaria que está por el rechazo del proyecto; otra que introduciría modificaciones con lo cual volvería a la Cámara de origen, y los que están a favor de la ley.

Pero este clima de divergencias se expresa, a tono con las épocas que nos tocan, en las redes sociales, en especial en el grupo de W App que nuclea a los diputados del Gobierno. Allí se pasan factura diariamente. Eduardo Amadeo expresó “que no todos estaban contentos con el resultado pero que fue una fantástica experiencia democrática”, mientras que Cornelia Schmidt se quejó “de los modos y las formas” en que se llegó al resultado de la votación. Apoyando esta posición se sumó Lucila Liermann que profundizó la queja agregando que las maneras también hacen a la confianza.

En este marco el jefe del interbloque Mario Negri tuvo que hacer gala de toda su cintura política para mantener la unidad del espacio.

Pero como si todo esto fuera poco, Marcos Peña expresó que de aprobarse la ley el Presidente Mauricio Macri no la vetaría; mientras que en el otro extremo, nada menos que la Gobernadora Maria Eugenia Vidal en el Tedeum realizado ayer en La Plata se mostró con militantes “pro vida” y con el pañuelo celeste que los identifica.

Ante semejante división en la coalición de gobierno, desde NCN, volvemos a destacar que el tratamiento de la presente ley, no obedece en absoluto a un plan de Durán Barba para dividir y distraer a la sociedad, ni nada que se le parezca, sino que como lo señalara el Padre Pepe en las audiencias en diputados, todo esto responde a las exigencias de los organismos multilaterales de crédito; FMI y Banco Mundial. Y como denunciamos en una columna de opinión en este portal, también es requisito del G-20.

Compartinos:
10 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

La solidaridad como imperativo político y principio jurídico

Por Pablo Javier Davoli (*)

El fundamento antropológico de la vida social:
En virtud del carácter gregario de la naturaleza humana, la comunidad aporta el marco necesario e indispensable para la existencia y el desarrollo del hombre. Ella constituye el escenario dentro del cual cada uno de nosotros existe, desarrolla su potencial, especifica su identidad y despliega su vida, entablando múltiples y diversos lazos sociales. Lazos, estos, que nos atraviesan y nutren, contribuyendo a nuestra propia y diferenciada constitución singular. Es por ello que el proyecto de vida particular de cada persona humana sólo adquiere viabilidad y sentido pleno en el contexto de un proyecto comunitario, adecuadamente orientado al Bien Común.
Las comunidades sanas y vitales están constituidas por hombres y mujeres de personalidad definida y vigorosa. Ahora bien, las personalidades definidas y vigorosas sólo pueden forjarse en el entramado de relaciones interpersonales sanas y bajo una atmósfera social cargada de vitalidad.
A ello debe añadirse una organización de carácter cooperativo que resulte eficiente como tal. Sin dudas, esta es una de las condiciones fundamentales para que se produzca el aludido proceso sinérgico de mutuo robustecimiento entre la comunidad y cada uno de sus integrantes. En efecto, tanto el logro de los intereses individuales como el de los intereses comunes depende de la colaboración (directa e indirecta) que los miembros de la comunidad sepan prestarse recíprocamente; es decir, del desarrollo de relaciones interpersonales bien organizadas en forma cooperativa.
De todo ello se deriva la realización del bien común, es decir, del bien del “nosotros” comunitario, del cual participan los bienes particulares del “yo” de cada integrante de la misma comunidad. Un bien común que, visto desde la perspectiva del “yo” singular aparece como el conjunto ordenado de las condiciones sociales necesarias para el logro de la plenitud y la felicidad humanas.
En tal sentido, se ha afirmado: “la vida institucional se hace plena y sus beneficios alcanzan a todos (el bien se convierte verdaderamente en ‘bien común’) sólo cuando las personas ejercen actos de benevolencia y de solidaridad, en un sentido amplio, realizando y ayudando a realizar como si fueran propios los intereses de otros que, por su condición real, no pueden dar para recibir o hacer para que otros hagan por ellos, en la medida estricta de lo considerado equitativo para una relación cooperativa”. ( )
En suma: no hay “yo” (ente con consciencia del ser y de sí mismo) sin el “tú” (sociabilidad originaria) ni el “nosotros” que los dos primeros constituyen. Y, consecuentemente, el bien particular del “yo” singular carece de sentido si no viene acompañado del bien particular del “tú” singular ni del bien común del “nosotros” que los agrupa. Así las cosas, el bien propio no es ajeno al bien común; ni tampoco este último es extraño al primero. Por el contrario, se implican mutuamente. Tanto es así que puede aseverarse, sin temor a exagerar, que “el mejor bien de la persona singular es el bien común”, de allí su supremacía ontológica y moral. ( ) No en vano, en ocasión del Primer Congreso Nacional de Filosofía argentino, el entonces presidente Juan D. Perón (1.895/1.974) supo señalar que “la plena realización del ‘yo’, el cumplimiento de sus fines más sustantivos, se halla en el bien general”. ( ) Indicación, ésta, que se encuentra en plena consonancia con una de las más célebres consignas políticas del fundador del movimiento justicialista: la “finalidad suprema” de toda acción de Gobierno es “la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación” (siendo sus fundamentos la soberanía política, la independencia económica y la justicia social). ( )
El “divorcio” del hombre con la comunidad:
La Modernidad (así como también su “detritus”, denominado “modernidad crepuscular”, “modernidad líquida” o simplemente “posmodernidad”) ha desconocido la mutua implicación y el carácter eminentemente complementario que poseen ambas dimensiones de la vida humana: la particular y la comunitaria. El pensamiento moderno incurrió en la falacia de plantear de manera antitética la relación entre lo individual y lo social. ( )
Una vez cometido tan grosero yerro antropológico, no quedó más que optar por alguno de los dos extremos que se abrieron como únicas alternativas: el individualismo atomizador y el colectivismo absorbente. El primero aportó su base al liberalismo y a una rama del anarquismo; en tanto que el segundo hizo lo propio con el marxismo y otra rama anarquismo.
Por lógica consecuencia, ninguna de tales alternativas propició la realización del bien común. Al contrario, entorpecieron seriamente su consecución, multiplicando -en su despliegue histórico- sufrimientos de todo tipo, a millones de hombres, en las comunidades más diversas.
En el origen de esta problemática encontramos al individualismo antropológico (como concepción del hombre) y cultural (como actitud vital, talante y modalidad existencial) legados por la Modernidad. Legado, éste, del cual también forma parte un concepto de libertad “ciego” y anárquico, vaciado de todo contenido ético y desembragado de toda finalidad superior, que se ha convertido en la “regla sin regla” que preside la conducta de muchos de nuestros contemporáneos.
Este desafortunado legado de la Modernidad se ha traducido en un relativismo radical (tanto en el campo de las ideas como en el de la conducta privada y pública de los hombres) que abarca diversos órdenes, pero que exhibe sus costados más elocuentes y catastróficos en el plano ético. Se trata de un relativismo absoluto, de fondo nihilista, cuya cuna está en el liberalismo y su divisa más elocuente, en el marxismo. De hecho, este relativismo radical es el único aspecto del sistema ideológico marxista que ha logrado sobrevivir luego del calamitoso fracaso de los ensayos socio-políticos inspirados en el mismo, adquiriendo una extraordinaria difusión en el contexto de la globalización liberal-capitalista. Se trata de lo que algunos denominan “marxismo cultural”, cuya gravitación es enorme en los ámbitos más diversos: instituciones escolares, claustros universitarios, medios de prensa, mundo artístico, etc.
Se observa cómo este proceso tiene su origen en la Modernidad: “el hombre se concibe como un ser solitario, que no admite pertenencia que lo vincule decisivamente con nadie, que le ponga las cadenas de una pertenencia sustantiva. Ya ha roto con Dios a través de su orgulloso dominio de la razón, que le permite ‘mirarlo desde arriba’, como una hipótesis descartable. Y con la naturaleza, a la que ha desencantado radicalmente y convertido en objeto de apropiación. Ahora rompe la solidaridad con todos los hombres: ni familia ni patria”. ( )
No está de más recordar aquí cómo, aún rodeado por las corrientes modernas que todavía dominaban el pensamiento y la vida de Occidente, una mente lúcida como la de Alexis Henri Charles de Clérel, Vizconde de Tocqueville, más conocido como Alexis de Tocqueville (1.805/1.859) ( ), denunciaba abiertamente al individualismo como factor de “destrucción de las sociedades”. ( ) Al mismo tiempo, aquel eminente jurista y politólogo normando, de quien el filósofo alemán Wilhelm Dilthey (1.839/1.912) afirmaría que “ha sido el mejor analista político desde Aristóteles y Maquiavelo”, resaltaba al “espíritu comunal” como “gran elemento de orden y tranquilidad”; reclamando, asimismo, de sus contemporáneos cualidades morales, sentido de las responsabilidades y pasión por el bien público ( ) como principios de acción y reglas de conducta usual, diametralmente opuestas a la idea del “sano egoísmo individual” que había pregonado, en la centuria precedente, Adam Smith (1.723/1.790), padre del liberalismo económico, como motor del dinamismo de la economía. ( ) / ( )
Los fundamentos antropológicos de la solidaridad:
A efectos de redescubrir a la solidaridad y reinstaurarla como principio rector -natural y justo- en la conformación de las interacciones humanas que constituyen el entramado comunitario, el primer paso a dar consiste en recuperar (no sólo a nivel intelectual sino también a nivel vivencial) el sentido de la propia naturaleza gregaria y de la consecuente interdependencia de los hombres entre sí. Hablamos de reivindicar (tanto a nivel teórico como a nivel práctico) el complejo plexo comunitario conformado por los cuantiosos y variados lazos sociales que nos atraviesan y aglutinan, descubriendo en nosotros mismos el aporte que los mismos hacen a nuestra propia identidad personal, así como su incidencia en el derrotero -feliz o desafortunado- que siga nuestra existencia.
Ello, para, acto seguido, comprender e internalizar de manera profunda y cabal la ineludible responsabilidad de cada uno en el bienestar del conjunto. La respuesta a esta responsabilidad será la solidaridad, ya no como mero sentimiento de condolencia ante las penurias del prójimo, sino como “la determinación (racional) firme y perseverante de empeñarse por el bien común: es decir por el bien de todos y cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos”. ( )
Tomás de Aquino (1.224/1.274) señalaba que las personas somos, en cierto sentido, deudoras, por el solo hecho de existir. Deudoras, en primer lugar, de nuestros padres, quienes nos dieron la vida. Deudoras de nuestros antepasados, de quienes proviene el complejísimo acervo hereditario que sienta las bases de nuestra identidad personal, única e irrepetible. Y deudoras también de la Patria en la que hemos nacido y de todos aquellos que integran la comunidad dentro de la cual desarrollamos nuestro proyecto de vida personal. Desde esta singular perspectiva, la solidaridad puede ser asumida como la respuesta adecuada a una suerte de profunda deuda existencial que cada uno de nosotros posee con su familia y su comunidad nacional.
La lógica anti-solidaria del liberalismo capitalista:
En el plano socio-político:
La lógica rectora del liberalismo capitalista se encuentra en abierta y directa contradicción con las exigencias de solidaridad que se desprenden de la propia naturaleza humana. Así las cosas, el sistema ideológico liberal-capitalista postula un modelo teórico esencialmente anti-natural, propiciando la instalación de un orden de cosas gravemente nocivo para el ser humano.
En efecto, el liberalismo capitalista es una construcción ideológica edificada sobre una concepción antropológica equivocada, eminentemente individualista, que desconoce la enjundia, la estrechez y la profundidad de los lazos sociales. Lazos, éstos, que -como ya ha sido subrayado- contribuyen a la constitución de la personalidad singular de cada hombre y en cuyo fortalecimiento se juegan las posibilidades de felicidad y plenitud del mismo.
En efecto, según la concepción antropológica sobre la que se apoya el liberalismo capitalista, el ser humano es, ante todo y por sobre todo, individuo. Supuestamente, no necesita de los demás para alcanzar la felicidad y la plenitud personales; sólo acude a ellos (a los demás) por razones de conveniencia personal, directamente referidas a la satisfacción (o a una mejor satisfacción) de necesidades de orden material; trabando relaciones puramente extrínsecas y, por ello mismo, esencialmente contingentes, mudables, sustituibles e, incluso, negociables.
Sobre dicho basamento, el liberalismo capitalista ha construido una idea ficticia de la comunidad. Idea, ésta, groseramente superflua, de carácter sustancialmente mercantil. Según esta noción (mejor expresada en la palabra “sociedad”), la comunidad no es más que una invención puramente racional y voluntaria de los hombres; vale decir, un artificio derivado de su solo arbitrio, instrumentado en un hipotético “pacto social” o “contrato social”, sin base ni asidero en la naturaleza humana sino motivado fundamentalmente por razones egoístas y utilitarias.
La finalidad de la sociedad, primero, y del Estado, después, sería, entonces, asegurar el mayor radio de acción posible para el libre albedrío individual, en el marco de un “libre mercado”, al que concurren movidos por su propio egoísmo, para negociar entre sí el intercambio de bienes y servicios, de acuerdo con sus respectivos intereses, necesidades y deseos. Este intercambio se materializa a través de contratos particulares basados en el principio (absolutizado) de la “autonomía de la voluntad”; correspondiendo al Estado garantizar el cumplimiento de aquellos acuerdos de voluntad, a través de las tres funciones que el liberalismo capitalista le reconoce: justicia, seguridad y defensa.
Desde luego, la garantía de cumplimiento que el Estado liberal brinda a los contratos particulares es completamente ajena a la evaluación de la justicia intrínseca (o no) de sus respectivos términos. Ello así, toda vez que el liberalismo capitalista supone que, de la “libre concurrencia”, motorizada por el egoísmo de cada “competidor” en el “libre mercado”, se derivan acuerdos justos que “derraman” bienestar general.
Como se ve, todo gira en torno a las libertades individuales; en el modelo político-social liberal, todo está dispuesto para la satisfacción de las mismas. La función del Gobierno se limita a velar por el mantenimiento del orden externo de las relaciones; a partir de allí, hombres y mujeres quedan librados a su propia suerte. Se trata, en suma, de asegurar ámbitos de libertad personal, del mayor tamaño posible, para que cada uno haga lo que le plazca dentro de los mismos, según sus propios objetivos y deseos.
A partir de tales postulados, el liberalismo capitalista hace promoción (directa o indirecta, según sea la variante que tomemos en cuenta) del egoísmo, esto es: del principio opuesto a la solidaridad. Porque, mientras, por un lado, se propugna que “mi derecho termina donde comienza el del vecino”, por el otro, a modo de contra-reglas, se propone que:
– Sólo debo preocuparme por mí mismo (“hacer la mía”).
– Mi conducta debe estar motorizada por el “afán de lucro” y orientada hacia la “maximización” de mi propia utilidad.
De manera que si mi prójimo enferma, se funde o pasa hambre, ello no constituye un “problema mío”; ni siquiera cuando tales padecimientos hayan resultado de la acción que he desplegado en el “libre mercado”. No en vano, se ha sostenido que dicho ámbito, así concebido, en el fondo constituye una suerte de versión economicista del bestial “estado de naturaleza” elucubrado por Thomas Hobbes (1.588/1.679). ( )
A ello debe añadirse que, como la prosperidad constituye un asunto privativo del “libre mercado”, las aludidas desgracias tampoco constituyen un problema que deba preocupar al Estado ni, mucho menos, provocar su intervención.
A la luz de esta postura, tales circunstancias no generan obligaciones políticas que pesen sobre el Estado ni deberes cívicos o sociales a cargo del ciudadano, basados en la solidaridad y que, “a caballo” de la misma, involucren y comprometan a los demás miembros de la comunidad organizada respecto de la mala fortuna del afectado.
Así las cosas, el liberalismo capitalista ha diseñado un modelo de Estado (calificado como “gendarme”) que, partiendo de una falsa concepción de la igualdad, presume “a priori” que de la persecución egoísta del “beneficio individual” se deriva el “bienestar general”, prescindiendo de la suerte que, en la realidad de los hechos, toque a los diversos miembros de la comunidad. Se trata de un Estado que es indiferente, “agnóstico” y “desertor”; que se encuentra excesivamente limitado en sus funciones y potestades, manteniéndose al margen de lo que acontece en varios de los planos más importantes de la vida social (económico, cultural, educativo, etc.). Y cuya confesa “no intervención”, en la realidad de los hechos y como bien observara Arturo Enrique Sampay (1.911/1.977), se traduce en una forma de intervencionismo en favor de los más fuertes (de los que el Papa Pío XI dijera, en fecha tan temprana como 1.931, en su celebrada “Quadragessimo Anno”, que muchas veces no eran sino los más inescrupulosos moralmente).
En el plano socio-económico:
En el terreno económico, el liberalismo capitalista parte de otra premisa que también es falsa, según la cual la mera suma de los bienes individuales da por resultado el bien común (aquí reducido, en rigor, a simple bienestar general en el plano material).
De acuerdo con ello, del enriquecimiento de uno de sus miembros, se deriva necesariamente un mayor enriquecimiento para el conjunto de la sociedad, por “obra y gracia” de la “mano invisible” que se atribuye al “(libre) mercado”.
Dicha “mano invisible” constituye un hipotético atributo auto-regulativo del mercado, de actividad y funcionamiento automático (cuasi mágico). Dicha capacidad auto-regulativa operaría a través de la “ley de la oferta y la demanda”, generando bienestar general objetivo, a partir de las acciones individuales desplegadas por los actores económicos, en procura subjetiva de sus respectivos beneficios utilitarios, dentro de un contexto de competencia recíproca.
Vale decir que estaríamos en presencia de un mecanismo capaz de arrojar beneficios sociales (frutos solidarios) a partir de conductas individuales egoístas (es decir, contrarias al principio de la solidaridad). Resulta llamativo advertir que tal concepción asigna al “libre mercado” una potestad análoga a la que el pensamiento teológico cristiano atribuye a la Divina Providencia: la capacidad para extraer algo bueno a partir de algo malo. Potestad, ésta, de la cual la sabiduría popular argentina da ilustrativa cuenta, de manera metafórica, a través de algunos de sus refranes, que enseñan que “no hay mal que por bien no venga” y que “Dios escribe derecho en renglones torcidos”. ( )
Este reciclaje conceptual no debe sorprendernos. En su fondo, las concepciones paradigmáticas del pensamiento moderno constituyen secularizaciones de múltiples nociones metafísicas y teológicas. No resulta difícil advertir la huella nocional clásica y medieval -a guisa de molde vaciado de su sentido originario- en las bases de ideas típicamente modernas. Como tampoco resulta difícil apercibirse del fervor de tipo religioso (otrora aplicado a la conquista espiritual del Cielo) con el que la burguesía se lanzó a conquistar económicamente el mundo; o bien, del papel sustitutivo de la metafísica y la religión, que han jugado las malogradas utopías modernas.
Así, desde la perspectiva ideológica liberal (la que, como todo el pensamiento moderno, es esencialmente antropocentrista e inmanentista), el “libre mercado” aparece ocupando -en el contexto de la vida social y el decurso histórico- el lugar central otrora reservado a Dios; la “mano invisible” que el liberalismo capitalista atribuye al “libre mercado” (en rigor de verdad, una idea mítica) constituye un remedo mundano y secular de la Divina Providencia, tal como la teología cristiana la ha descripto; la “ley de la oferta y la demanda” adquiere la jerarquía tradicionalmente reservada a los “mandamientos” divinos. Siendo por ello mismo que se ha tendido a subordinar respecto de ella a todos los demás principios y preceptos (religiosos, morales y/o jurídicos).
De este modo, el egoísmo queda exonerado de los tradicionales reproches éticos y jurídicos que se le habían cargado. Ya que, “por obra y gracia” de la “mano invisible” del “libre mercado”, los comportamientos egoístas pasan a ser funcionales respecto del bien común (supuestos factores del bien común, muy a su pesar).
Como consecuencia de lo precedentemente expuesto, la institución de la propiedad privada experimenta una monstruosa hipertrofia, que la desnaturaliza y desconoce su función social, alejándola de su auténtica finalidad y tornándola disfuncional respecto del bienestar general. La absolutización del derecho de propiedad privada implica la vulneración de sus condiciones tradicionales, referidas a las vías de su adquisición, las modalidades de su ejercicio y los límites a su acumulación.
Al momento de pensar la economía, el liberalismo capitalista hace una doble institucionalización del egoísmo. Por un lado, parte del supuesto antropológico negativo según el cual los hombres sólo se mueven para la satisfacción de sus propios afanes, intereses y apetitos. A la luz de ello, el hombre no es un ser naturalmente social, sino naturalmente individualista, que tiende siempre a buscar y maximizar su propio beneficio.
Por el otro lado, gracias a la “mano invisible” del mercado, el egoísmo pasa a tener efectos positivos, independientemente de lo que pensemos de él. Con lo que, por reprochable que todavía nos pueda parecer desde el punto de vista moral, no debe ser eliminado, antes bien, es bueno que sea promovido… Si con Nicolás Maquiavelo (1.469/1.527) se había producido la ruptura entre la política y la moral; con el pensamiento económico capitalista liberal se provocó el divorcio en la moral y la economía.
Sin embargo, la realidad de los hechos no tardó en exponer la falsedad de estos planteamientos, arrojando resultados concretos diametralmente opuestos a los presagios que se habían formulado. Lejos de producirse el progreso esperado y de desparramarse el bienestar prometido, desde -aproximadamente- mediados del siglo XIX en adelante, las injusticias sociales se extendieron y agravaron, colocando a muchas comunidades nacionales al borde de la guerra civil y la disolución social (consecuencias, éstas, a las que el socialismo marxista -que es otro producto de la Modernidad y, en cierto sentido, hijo del liberalismo capitalista- aportó lo suyo). ( ).
Paralelamente, durante el siglo XX, algunos regímenes políticos nuevos tuvieron la creatividad y la valentía de diseñar e implementar modelos económicos basados y articulados sobre principios diametralmente opuestos a los propuestos por el capitalismo liberal (según los casos, solidarios, conciliatorios, cooperativos, comunitarios, corporativos, de reivindicación del trabajo, de cierta planificación estatal, etc.). Contra todas las sombrías predicciones de los economistas liberales, muchos de dichos regímenes cosecharon éxitos económicos y sociales de gran importancia, causando la sorpresa del mundo entero (máxime en aquellos casos en los que tales éxitos habían sido alcanzados en poco tiempo).
Frente a tamaño desplante de la realidad, los partidarios de la ideología liberal-capitalista salieron al cruce de las encendidas críticas que -tal como era de prever- comenzaron a elevarse desde los más diversos ámbitos, ensayando diferentes explicaciones. Para ello, buscaron argumentos que resultaran de alguna utilidad, más allá de las propias fronteras ideológicas, dando lugar así a interesantes combinaciones en el “maravilloso mundo de las ideologías”.
Uno de los casos más interesantes está dado por la aplicación de concepciones darwinistas (provenientes de la Biología; hoy, inmersas en una profunda crisis, incluso, dentro de su área científica originaria). Aplicación, ésta, de la que se derivó la explicación según la cual la pobreza no sólo es inevitable sino que, paralelamente, resulta funcional y, a la postre, positiva, porque forma parte de un proceso de “selección natural” que se produce dentro del mercado (aquí, nos topamos con una nueva “mano invisible”, menos “generosa” y más severa que su versión primigenia). Pero con el desprestigio paulatino que fueron sufriendo las ideas de cuño darwinista, al que no fueron ajenos los perversos efectos que se derivaron de las mismas en el campo político-social, esta versión fue dejada de lado, ensayándose nuevas construcciones ideológicas que sirvieran para apuntalar las viejas ideas liberales originarias, tan golpeadas por los hechos… ( )
Así, por ejemplo, apenas asumió Ronald W. Reagan (1.911/2.004) a la Presidencia de los E.E.U.U., se comenzó a pregonar “científicamente” que, para ayudar a las clases medias y a los pobres, se debían reducir los impuestos a los ricos… Según los propulsores de esta peregrina teoría, en donde se combinan el absurdo y el cinismo, los ricos invertirían en fábricas el ahorro de los impuestos. En el mismo sentido, llegó a aducirse, con más cinismo que disparate, que “si se alimenta el caballo con avena de sobra, algunos granos caerán en el camino para los gorriones” (otros expresarían el mismo concepto con aquello de que “cuando la copa de los ricos se llena, el sobrante desborda y cae para los pobres”).
Arthur Laffer (1.940-) puso su “grano de arena”: inventó una curva que nadie sabe de dónde obtuvo (al respecto, John Kenneth Galbraigth, con ironía de buena ley, asegura que Laffer trazó la curva a mano alzada, sobre una servilleta de papel durante una cena en Washington). Según el “descubrimiento” de Laffer, si se aumentan los impuestos, obviamente sube la recaudación fiscal. Pero, afirma Laffer, ello sólo es verdad hasta cierto punto, pasado el cual, a mayores impuestos, menor recaudación. De ahí deduce que, cuando se ha llegado a ese punto (y asegura que la mayoría de los países ya llegaron) si se rebajan los impuestos aumenta la recaudación. Quedaba “científicamente” justificada la rebaja de impuestos a los ricos para ayudar a los pobres, pues con ello no sólo no se sufriría déficit fiscal sino que engordarían las arcas del Estado y la inversión privada. ( )
Al poco tiempo, otro economista estadounidense, George F. Gilder (1.939-), señaló que, en su concepto, el crecimiento económico era inevitablemente elitista, en el sentido de que aumentaba la fortuna de los ricos, exaltando a unos cuantos hombres que podían producir más riquezas. Según Gilder, las inequidades económicas no sólo son inevitables, sino que, además, son necesarias y positivas (lo mismo que su incremento), puesto que, sin ellas, no habría aumento de la riqueza.
A ello, el mismo autor agregó que la pobreza también es buena desde la perspectiva particular de quienes la sufrían. Porque, según explicaba, la misma constituye el acicate que el pobre necesita para superar su propia situación. Proposición, ésta, a la que ha aportado otro economista de renombre, Charles A. Murray (1.943-), no obstante su carácter falaz y de encontrarse rayana en la hipocresía más irritante. Según Murray, la culpa de la pobreza reside en el Estado de Bienestar, en la legislación social, en las políticas de asistencia social, dado que ¡tanta ayuda! anula la iniciativa privada y la voluntad de trabajo de los pobres. Siendo por ello que reclama la inmediata eliminación de todo el andamiaje institucional relativo al bienestar social (debiendo mantenerse solamente, por razones humanitarias, la asistencia médica a los desocupados). (Lo aquí dicho, desde luego, no importa en modo alguna la defensa de algunas políticas puramente asistencialistas, las cuales sí pueden producir ese efecto desmoralizante. De hecho, generalmente, la implementación de las mismas sirve a modo de “parche” de un orden de cosas signado por la injusticia social; se trata, en estos casos, de una concesión del “sistema” hacia los pobres, tendiente a evitar entrar en crisis y a impedir la remoción de las estructuras injustas).
En nuestras latitudes, las ideas antedichas tuvieron un temprano exponente en el polémico Domingo F. Sarmiento (1.811/1.888), quien, bajo la influencia del libertario y evolucionista Herbert Spencer (1.820/1.903), llegó a aseverar: Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios. De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos? Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer. ( )
Tal como era previsible, de la aplicación de semejantes esperpentos ideológicos, se ha derivado un escenario de hechos concretos que desmienten a la creencia en esa justiciera “mano invisible” y aquel promisorio efecto “derrame” que se atribuye al mercado, reduciéndolas a ideas míticas. La fatídica dinámica que el capitalismo liberal imprime a la economía constituye una dolorosa marcha:
– Que multiplica las inequidades, a su paso.
– Se dirige hacia la concentración de la riqueza.
– En manos de quienes menos la merecen (especuladores, usureros, explotadores del trabajo ajeno, apropiadores de la “plusvalía”; cuya renta extraordinaria tiene por contrapartida la destrucción directa o indirecta de la riqueza producida por otros o bien, de la capacidad de éstos para crear valor y las posibilidades concretas de tal cometido; en suma, actores económicos que resultan, paradójicamente, anti-económicos).
– Incumpliendo con su promesa de bienestar general expandido y atentando contra su propio principio de “libre concurrencia”.
Basta con leer los últimos informes internacionales “Oxfam” y “Compassion” para advertir con claridad el escandaloso daño que ha provocado el capitalismo liberal, en su momento de mayor extensión y despliegue (es decir, en nuestra época, signada -precisamente- por la globalización de dicha sistema).
En los últimos seis años, los más ricos han visto cómo sus fortunas se duplicaban, al mismo tiempo que las capas más pobres se han empobrecido aún más.
Entre los años 2.010 y 2.015, la riqueza de la mitad más pobre de la población se ha reducido en un billón de dólares, lo que supone una caída del 38 %. Esto ha ocurrido a pesar de que la población mundial creció alrededor de 400 millones de personas durante el mismo período. Mientras tanto, la riqueza de las 62 personas más ricas del planeta ha aumentado en más de 500.000 millones de dólares, hasta alcanzar la cifra de 1,76 billones de dólares. Este proceso de concentración ha llevado a que, en el transcurso del año 2.015, un 1 % de la humanidad lograra acumular más riqueza que el 99 % restante. ( )
Un estudio de la Universidad de Zurich reveló que un pequeño grupo de 147 grandes corporaciones trasnacionales, principalmente financieras y minero-extractivas, en la práctica controlan la economía global. El estudio fue el primero en analizar 43.060 corporaciones transnacionales y desentrañar la tela de araña de la propiedad entre ellas, logrando identificar a 147 compañías que forman una “súper-entidad” que controla el 40 por ciento de la riqueza de la economía global.
El pequeño grupo está estrechamente interconectado a través de las juntas directivas corporativas y constituye una red de poder que podría ser vulnerable al colapso y propensa al “riesgo sistémico”, según diversas opiniones. El “Proyecto Censurado” de la Universidad Sonoma State de California desclasificó esta noticia sepultada por los medios y su ex director Peter Phillips, profesor de Sociología en esa universidad, ex director del aludido proyecto y actual presidente de la Fundación “Media Freedom”, la citó en su trabajo “The Global 1 %: Exposing the Transnational Ruling Class” (“El 1 %: Exposición de la Clase Dominante Transnacional”), firmado con Kimberly Soeiro y publicado en “ProjectCensored.org”.
Los autores del estudio son Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battiston, investigadores de la Universidad de Zurich, quienes publicaron su trabajo el 26 de octubre 2011, bajo el título “La Red de Control Corporativo Global”. (“The Network of Global Corporate Control”) en la revista científica “PlosOne.org”.
Según un libro de David Rothkopf, “Súper-clase: la Elite de Poder Mundial y el Mundo que Está Creando”, la aludida súper-elite oligárquico-plutocrática abarcaría aproximadamente al 0,0001 % (1 millonésima parte) de la población del mundo y comprendería a unas 6.000 a 7.000 personas, aunque otros calculan que se trata de 6.660. Entre ese grupo habría que buscar a los dueños de las 147 corporaciones que cita el estudio de los investigadores de Zurich. ( )
Si esa tendencia se mantiene, las élites mundiales se apoderarán de casi de todos los recursos planetarios y el resto de la población se quedará sin nada, según un experto del portal “VestiFinance”.
Por contrapartida, según las organizaciones “Oxfam” y “Compassion”, aproximadamente la mitad de la población humana (o sea, más de 3.000 millones de personas) vive con 2,5 dólares o menos al día; y más de 1.300 millones sufren pobreza extrema, es decir, viven con 1,25 dólares al día. El 80 % de la población mundial vive con menos de 10 dólares al día (mientras que sólo el 0,7 % de la población mundial controla el 45,6 % de la riqueza del planeta).
Más de 1.000 millones de niños en todo el mundo son pobres. Conforme a datos de UNICEF, 22.000 niños mueren cada día a causa de la pobreza. En todo el mundo, hay 805 millones de personas que pasan hambre. Más de 750 millones de personas no tienen garantizado el acceso a agua dulce. La diarrea a causa de la falta de agua y las malas condiciones sanitarias e higiénicas matan a 842.000 personas al año, o aproximadamente 2.300 personas al día. En 2.011, la cantidad de niños de cinco años o menos, a los que se les diagnosticó cese de crecimiento y desarrollo debido al hambre crónico, fue de 165 millones. El hambre es la principal causa de mortalidad en el mundo y mata a más personas que el sida, la malaria y la tuberculosis en conjunto.
Según el informe “Oxfam”, para combatir la pobreza se necesitarían 60.000 millones de dólares al año, o menos de una cuarta parte de las ganancias de las 100 personas más ricas del mundo. ( )
Estos son, en apretada síntesis, los frutos amargos, dramáticos y trágicos arrojados por el capitalismo liberal en su etapa de mayor desarrollo: la singular globalización que nos ha tocado ver y padecer. Este es el horroroso panorama socio-económico nos presenta el mundo de hoy, un mundo moldeado por las brutales fuerzas triunfantes del capitalismo liberal, a “imagen y semejanza” del “sano egoísmo” que las mueve. Estos son los “éxitos” más notables del “sistema” en cuestión…
A lo dicho, menester es añadir que el alegado “eficientismo” atribuido al “libre mercado” (“eficientismo”, éste, referido ante todo a la producción, la oferta y la prestación de bienes y servicios económicos) tampoco se verifica en los hechos concretos, ni siquiera en aquellos lugares ni con aquella gente en donde y con quienes el capitalismo liberal -supuestamente- “funciona bien”. Veamos, al respecto, un caso tan ilustrativo como elocuente: a raíz de la horrorosa agonía seguida de muerte que le tocó a la ex modelo estadounidense Rebeca Zeni en uno de los establecimientos de la cadena de hogares geriátricos de “PruittHealth” (la nonagenaria estaba siendo literalmente comida de adentro hacia afuera por “garrapatas duras”), “Infobae” -remitiéndose a “The Washington Post” comentó lo siguiente:
“Según el Washington Post, la muerte de Zuni alerta sobre cómo los hogares geriátricos, cuyos dueños son grandes compañías, sacrifican la salud de sus residentes con el fin de minimizar costos y maximizar sus ganancias. Además, el diario, afirma que estos lugares tiene calificaciones muy bajas en lo que se refiere al cuidado de los ancianos y son más proclives, en comparación con los geriátricos sin ánimo de lucro y los estatales, a ser decretados con ‘serias deficiencias’”. ( )
¡Esa es la funcionalidad del egoísmo respecto del bienestar general! ¡Esa es la eficiencia del “libre mercado”, ese “Frankenstein” movilizado por la energía de los “sanos egoísmos individuales”! ¡¿Pero es que, acaso, cabía esperar otra cosa de una actitud tan vil?!
Más allá de la aleccionadora casuística que podemos ensayar sobre el particular, es importante resaltar que también desde el análisis matemático se ha podido establecer una relación favorable entre eficiencia y cooperación económica, así como también entre eficiencia e intervención estatal en la economía. Al respecto, nos explica el economista Walter Graziano:
“…si la globalización fue posible de alcanzar, ello ha sido gracias a que los medios de comunicación más importantes del mundo, verdaderos socios de la elite globalista, distribuyeron entre la población mundial una incesante propaganda librecambista. Se lo ha hecho casi como una profesión de fe. Vastas poblaciones del mundo creyeron entonces a pie juntillas que si los gobiernos se abstienen de intervenir en la economía y se limitan a otorgar el máximo de libertad económica posible sin ningún tipo de interferencia estatal, se alcanza el máximo bienestar social posible. Esa presunción, basada íntegramente en la teoría económica clásica de Adam Smith, fue demostrada como incorrecta en la década de 1950 por el matemático John Nash, hecho que fue silenciado en una amplia gama tanto de foros académicos como de medios de comunicación. Aún hoy, frente a los crecientes problemas de pobreza y marginalidad que la globalización ha producido en gran cantidad de países, muchos, sobre todo economistas, dudan todavía de esta cuestión, preguntándose si es o no así. Al respecto cabe aclarar que Smith pensaba que si se garantiza el máximo posible de libertad a los mercados la economía alcanza el máximo grado de bienestar general, el ‘óptimo de todos los óptimos’, que es el único equilibrio posible en su línea de pensamiento. Nash demuestra que, en cambio, en los llamados ‘juegos no cooperativos’ -y los regímenes de ‘competencia perfecta smithsoniana’ lo son- y en el mundo real no existe un único punto de equilibrio para cada mercado sino la posibilidad de ‘equilibrios múltiples’. En otras palabras, según los descubrimientos de Nash, nada garantiza que el accionar de los mercados en libertad total converja al mayor bienestar general, sino que puede ocurrir todo lo contrario o incluso puede que el equilibrio final se encuentre en el máximo bienestar para sólo uno de los participantes en el juego. Para Nash existen intereses sectoriales específicos que, en caso de que un gobierno no los pueda controlar, logran imponer al resto de la sociedad sus estrategias, alcanzando para ellos mismos su máximo bienestar posible pero condenando al resto de la sociedad a condiciones de mucho menor bienestar general que el que sería posible con regulaciones gubernamentales adecuadas. Este saber, como hemos dicho, se silenció por completo durante décadas, y las teorías librecambistas de Smith y David Ricardo han ocupado el centro de la escena desde mucho antes de concluir la Guerra Fría”. ( )
En los planos moral y religioso:
Tal como ya ha sido anticipado “ut supra”, el liberalismo capitalista llega a la aberración de elevar al egoísmo al rango de virtud. Temerario aserto, éste, que aparece explícitamente postulado, por ejemplo, en el libro titulado “La virtud del egoísmo”, de Alisa Z. Rosenbaum, más conocida como Ayn Rand (1.905/1.982), y Nathaniel Blumenthal, más conocido como Nathaniel Branden (1.930/2.014).
Semejante promoción del anti-valor en cuestión, el egoísmo, constituye una verdadera subversión ética que ha arrojado efectos gravemente nocivos sobre planos muy diversos de la realidad (principalmente, a nivel social, cultural, político, económico, familiar y psíquico). Por lo pronto, groseras injusticias sociales, que desgarran a la mayoría de las sociedades nacionales, en su interior, distorsionando, paralelamente, las relaciones de las mismas entre sí.
Se trata, en otras palabras, de una peligrosa impostura moral que proyecta terribles consecuencias (ya concretadas y a concretarse todavía) sobre dimensiones muy variadas de la vida humana. Tanto es así que, incluso, ha llegado a tener repercusiones en el plano religioso. Por ejemplo, en otro libro de la citada autora Rand, “La Rebelión de Atlas”, a través del relato ficticio que contiene, en el que se enfrentan los líderes de la sociedad civil (en particular, los empresarios) al Gobierno (el “malo” de la historia), sin que las masas desempeñen papel importante alguno, se exponen los fundamentos “éticos” del liberalismo capitalista llevado a sus extremos. A su manera, el libro constituye una suerte de manifiesto que los actuales dueños y directivos de las grandes corporaciones multinacionales utilizan como “soporte moral” o “fuente de legitimidad” de sus planes tendientes a la globalización de signo capitalista.
Entre quienes han reconocido su tributo a la controvertida autora, no sólo se encuentran hombres muy poderosos y conocidos como Alan Greenspan (1.926-), ex Presidente de la Reserva Federal de EE.UU., varios de los asesores del Presidente George W. Bush (1.946-), sino también líderes de cultos luciferinos como Anton S. LaVey (1.930/1.977), en cuya “Biblia Satánica” se expone una cosmovisión inspirada en las ideas de Rand. ( )
Desde esta perspectiva, el liberalismo capitalista se presenta, más allá de las intenciones que han movido a sus distintos partidarios, como un episodio más del complejo y escalonado proceso de la revolución ideológico-cultural antropocéntrica de la Modernidad.
El egoísmo como factor desintegrador de la sociedad y de la persona:
El egoísmo conspira contra el fortalecimiento de los lazos sociales; debilita e, incluso, descompone los vínculos que mantienen la cohesión del tejido social. Pero no es sólo la sociedad la que se ve perjudicada por la acción disolvente de tan pernicioso agente. Sino que, desde el punto de vista del hombre en tanto persona individual, la rotura de los lazos sociales provocada por el egoísmo empobrece la propia personalidad y contribuye a la deshumanización de la persona humana (esto es: la desnaturaliza). Queda así expuesta la grosera falsedad de otro de los dilemas comúnmente planteados por el pensamiento moderno (en muchas de sus diferentes versiones y corrientes), cual es la supuesta oposición entre individuo y sociedad. Porque, tal como acabamos de exponer, de la degradación de los lazos constitutivos de la sociedad, se deriva directamente el empobrecimiento de la personalidad y la distorsión de los elementos constitutivos de la misma.
Dicho esto mismo con otras palabras, las crisis de la sociedad tienen su reflejo inmediato en la vida de los individuos. Vale decir que, si a la sociedad le va mal, al individuo no le puede ir mejor.
Esto se ve claramente en el actual estado de tristeza colectiva que se ha instalado y difundido en ciertas sociedades posmodernas. Tristeza, ésta, que, a nuestro entender, guarda directa relación con los problemas derivados del egoísmo asumido como actitud vital y regla de vida.
La alarma psicológica:
Tales efectos nocivos sobre los hombres individualmente considerados han sido puestos de manifiesto por algunos estudios efectuados por los psicólogos Gerard Schmitt y Miguel Benasayag. Estudios, éstos, que han sido volcados en su libro “La época de las pasiones tristes”. Obra cuya primera conclusión indica que la mayoría de los que se atienden en los servicios psiquiátricos franceses son personas cuyo sufrimiento no tiene un verdadero y propio origen psicológico sino que reflejan la tristeza difusa que caracteriza a la sociedad contemporánea, atravesada por un sentimiento permanente de inseguridad y precariedad. ( )
Según ambos autores, el sentimiento de tristeza imperante tiene su origen en la “muerte de Dios” ( ) y del optimismo teológico que visualizaba al presente como redención y el futuro como salvación; así como en el posterior fracaso y derrumbe de los sustitutos modernos de Dios (la “diosa razón”, el cientificismo positivista, el ideal del “progreso indefinido”, la utopía de la “sociedad comunista”, etc.).
Causa, ésta, que se ubica en instancias más profundas que el tema que nos ocupa, pero que guarda íntimas conexiones con el mismo. Puesto que, “muerto” el Padre de la Humanidad, “asesinado” por sus propios hijos, éstos pierden el sentido de su mutua hermandad, de las implicancias de tal vinculación y de los compromisos derivados de la misma.
Pero, además, tal como advirtiera el sacerdote católico José Kentenich (1.885/1.968), fundador del Movimiento Apostólico de Schönstatt, con la “muerte” de Dios, comienza a enervarse y desintegrarse todo el “organismo de vinculaciones” (con los otros, con la riqueza, con la naturaleza, etc.) en el que el hombre participa y se conforma. Destruido dicho “organismo” el hombre ya no se “conforma” sino que se “deforma”, atrofiándose espiritual y psíquicamente, si no también físicamente. ( )
La caotización del “organismo de vinculaciones” lleva indefectiblemente a su ruptura. De la cual se deriva el aislamiento de la persona y el empobrecimiento y la distorsión de su personalidad. En síntesis, tal como advirtiera, por su parte, Gilbert K. Chesterton (1.874/1.936), si quitamos lo sobrenatural, no nos quedará ni lo natural (incluyendo, claro está, a lo humano). ( ) Llamativamente, desde el extremo mismo del derrotero seguido por la revolución antropocéntrica, se ha arribado a conclusiones casi idénticas: Paul-Michel Foucault (1.926/1.984) llegó a afirmar que no sólo Dios había “muerto”, sino que también “el hombre ha muerto”.
Huelga decir que esta epidemia de tristeza guarda directa relación con la soledad en que se encuentra sumido el hombre posmoderno, “insectificado” en las grandes urbes, despersonalizado entre sus masas, azuzado por la regla impiadosa de la competencia que impera en el “libre mercado”, incapaz de construir lazos sociales profundos, sólidos y estables.
Podemos encontrar más información ilustrativa en los estudios sobre la salud mental de la población de más de catorce países efectuados por los doctores R. Kessler, de la Universidad de Harvard, y T. B. Ustun, de la Organización Mundial de la Salud. Según dichos estudios, en promedio, el 10 % de la población padece trastornos mentales. Este promedio ha sido extraído a partir de, por ejemplo, el 8 % correspondiente a la sociedad italiana y el 26,40 % registrado entre los estadounidenses. ( )
Ahora bien, de acuerdo con esos estudios, las dolencias más comunes son las siguientes: ataques de pánico, fobias y “stress” postraumático. Problemas, éstos, que dejan traslucir una novedosa forma de miedo: el miedo al otro. El otro como amenaza y como factor de perturbación. Este miedo impide la profundización de los vínculos afectivos y sociales; imposibilita toda confianza y empatía; coloca al otro en una insuperable ajenidad; contribuye a fortalecer la propia reclusión; y, de este modo, hecha las bases para su propio incremento; generando una suerte de círculo vicioso.
A guisa de colofón:
La solidaridad constituye una de las condiciones primordiales del Bien Común.
La recuperación de la solidaridad como valor y principio rector de las relaciones humanas depende, en gran medida, del re-descubrimiento de nuestra propia naturaleza.
Vale decir que, ante todo, el desafío de recuperar la solidaridad como eje organizador de la vida comunitaria requiere de una renovación espiritual, cultural, moral y académica que barra con los residuos antropocéntricos, individualistas y relativistas que las principales corrientes del pensamiento moderno han dejado tras de sí, tras haber sufrido su propia ruina (porque, dicho sea de paso, ¡¿qué es la posmodernidad sino la crisis de la Modernidad, su “cadáver”, sus “ruinas” desparramadas en un gran caos?!).
La recuperación de la solidaridad no pasa por un asistencialismo más o menos prolijo y generoso. Asistencialismo que, tal como hemos insinuado más arriba, termina resultando funcional al orden de cosas inicuo que la Modernidad ha instalado. Dicha recuperación requiere de un cambio radical, sistémico, estructural, que comienza en la percepción misma que tengamos de nosotros mismos (esto es: de quiénes somos, de dónde venimos, para qué estamos y hacia dónde vamos) y termina en el sistema político y el ordenamiento jurídico.
Se trata de recuperar la solidaridad para el saneamiento y el fortalecimiento de los vínculos sociales; inspirados en el ideal de crear una comunidad con el máximo de comunión interior en los ideales y el máximo de participación de todos en la consecución de los mismos; de una comunidad en donde el uno esté en el otro, con el otro y para el otro. Puesto que sólo una comunidad así es digna del hombre y sólo los hombres idealistas y solidarios son dignos de tan feliz comunidad.
(*) Abogado. Profesor de Sociología del Derecho y Filosofía del Derecho en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Abierta Interamericana (U.A.I.). Profesor de Derecho Político y Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del Rosario (U.C.A.). Autor de decenas de artículos y varios libros.

Compartinos:
2 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

Lectura para un debate impostergable: “Terrorismo Internacional- RAM” por Pablo Anzaldi

*por Pablo Anzaldi

El nuevo libro de Federico Gastón Adissi- prolífico autor e historiador revisionista, entrañable amigo- es un informe urgente sobre un conflicto que explota en las narices de la comunidad argentina con la muerte de Santiago Maldonado, producida en un episodio que el activismo de todo el arco progresista definió como una desaparición forzosa, pero que la aparición posterior de su cadáver y la investigación jurídica desmintió. Por cierto, el caso Maldonado expuso el traslado hacia la República Argentina de una estrategia insurgente de baja intensidad que desde hace años se desarrolla en la Patagonia chilena.

En ese sentido, el libro de Adissi es una herramienta eficaz para una urgente toma de posición. Adissi muestra una serie de citas irrefutables acerca de que los mapuches no son un pueblo precolombino y que, en la medida en que la República Argentina se constituye asumiendo la heredad del Virreinato del Río de la Plata, carece de fundamento histórico una reivindicación autonomista o soberanista. Desde la perspectiva nacionalista popular- no progre- podemos señalar que Adissi tiene su punto fuerte en la elucidación de una estrategia impulsada por la ONG Enlace Mapuche Internacional con sede en Bristol, Inglaterra, y la suficiente capacidad operativa para moverse en la Organización de Naciones Unidas. El conflicto mapuche, generalizado en Chile, más acotado en Argentina, se inscribe en las tensiones geopolíticas globales, en la lucha persistente de la diplomacia y la inteligencia británica por la balcanización iberoamericana. Lucha que encuentra un punto de máxima colonización mental cuando en nombre del antiimperialismo se adopta en la República de Bolivia una Constitución que impone su condición multinacional, sentando las condiciones para la futura fragmentación, lo que fuera denunciado por Andrés Solíz Rada quien, junto con Guido Chávez de los Ríos, fundase la izquierda nacional boliviana.

El libro denuncia la estrategia de desintegración, balcanización y destrucción de los Estados Nacionales. Por cierto, algunos sectores dominantes en la globalización financiera y las grandes Empresas Trasnacionales prefieren negociar el petróleo, el gas y la materia prima que fuere con tribus encerradas sobre sí mismas y no con Estados. La desintegración de Libia, Irak y Siria muestran el rostro sangriento de esa estrategia; la fractura catalana- segregacionista, racista y supremacista – , su versión pacífica. Son modelos análogos que conviene tener en consideración.

Sobre esta base mi posición particular presenta alguna diferencia, acaso subsanable, con el planteo y quizás el tono de esta importante obra de Federico Adissi. Interesa subrayar la coincidencia en un aspecto decisivo: la comunidad argentina es histórica y políticamente soberana. El Estado argentino debe asumir una política para preservar el orden público y la paz en los caminos, pero debe distinguir nítidamente entre RAM y argentinos mapuches o descendientes de mapuches. Más allá de que le caben las generales de la ley en cuanto a protección de derechos subjetivos en el Estado Argentino, no puedo dejar de reconocer que son muchas las generaciones de argentinos que se asumen así y así han sido reconocidos por las comunidades locales. A diferencia de los argentinos que provenimos de la inmigración europea, muchos de los descendientes de mapuches habitan montañas, valles y campos que alguna vez enseñorearon sus

ancestros. En ese sentido, sin menoscabo del ejercicio de la soberanía argentina sino más bien al contrario, como una reafirmación, , entiendo que deberían expropiarse parte de las inmensas tierras de Benneton – casi un millón de hectáreas- y entregarle la propiedad colectiva- generalizando experiencias que ya existen- , familiar o individual para su explotación económica no sólo a argentinos descendientes de mapuches sino también a argentinos sin más, para que el suelo patagónico sea repoblado como tierra de trabajo y bienestar.

La gran cantidad de excluidos sociales que habitan las ciudades de Bariloche, Esquel, Bolsón, etc constituyen un ambiente social proclive a ser explotado desde una estrategia insurgente mapuche y es deber del Estado impedirlo.

Pero la realidad es que ya casi nadie habla el mapudungún, su utilidad para inteligir algo del gran patrimonio intelectual, científico, filosófico, literario, etc., es muy limitada y la gran plasticidad de la lengua española para absorber palabras de todas las culturas es parte de su fuerza, curiosamente a punto de morir en la península ibérica, pero rebosante de salud en América.

En conclusión, siguiendo las enseñanzas del Gral. Perón contra el comunismo de antaño, hay que suprimir las causas sociales de los conflictos de esta naturaleza.
[12:34, 18/7/2018] Federico Addisi: El autor es Pablo Anzaldi

Compartinos:
2 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

La defensa de la vida, último katechon

Alberto Buela (*)

El término griego katecon que debe castellanizarse como katechon

y pronunciarse katéjon, es el participio presente del verbo katecw

(katécho) que significa significa: retener, agarrar, impedir.

Es el apóstol San Pablo en su segunda carta a los Tesalonicenses, versículos 6 y 7, quien lo utiliza por primera vez como idea de obstáculo, de impedimento, a la venida del Anticristo.

Esta parte de la carta es conocida desde siempre como el Apocalipsis abreviado, pues allí San Pablo nos habla de dos tipos de katechon. En el versículo 6 usa una frase con el pronombre neutro to, que traducimos por lo, y en el versículo 7 utiliza el pronombre masculino ho, que traducimos por el.

Al haber utilizado San Pablo en dos versículos seguidos y continuos vocablos personales –ho- como impersonales –to- para referirse al mismo participio substantivado katechon como el obstáculo o el impedimento, muchas han sido a lo largo de la historia las hipótesis para explicar la frase. Hay opiniones para todos los gustos.

Para los autores clásicos aquello que detiene la llega del anticristo era el Imperio Romano y sus instituciones. Hoy lo que queda de ese imperio es el derecho romano en las leyes de los pueblos. Así cada vez que se conculca, que se anula una ley nuestra fundada en el derecho romano estamos contribuyendo a la venida del anticristo con todos los males que eso supone.

Desde la restauración democrática (1983) para acá, en Argentina estamos anulando paulatinamente lo poco que quedaba de la legislación romana: hace unos años se anuló el matrimonio entendido como la unión de un varón y una mujer para procrear, hoy se intenta anular el derecho a la vida del niño por nacer y mañana será el derecho a la eutanasia y pasado el derecho a la zoofilia y así ad infinitud hasta que seamos transformados en homúnculos.

Eliminar el derecho a la vida es un plan del gobierno mundial que nació a mediados del siglo XX, y que está vinculado al control de la natalidad, como quieren los organismos internacionales de dicho gobierno.

Si se derrumba este katechon=obstáculo todo estará permitido, pues que tiene el hombre de mayor requisito primario que la vida. Sin vida no existe actividad posible.

El crimen de miles y miles de niños por nacer va a repercutir ante las puertas del cielo, pues reclamarán su lugar al negárseles el bautismo. Y con cada crimen se liberará un demonio en este valle de lágrimas, que es el mundo en que nos toca vivir.

¿Quién podrá gobernar así, montado en estos crímenes y con tantos demonios sueltos?

Se me dirá que esto es pura especulación teológica, de la que ni la Iglesia habla. Pero es lo que está ahí, presente, en la sana meditación sobre estos temas.

Compartinos:
2 julio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

Reforma Universitaria: “Una revolución educativa” por Mario Fiad

Por Mario R. Fiad

Este 15 de junio se celebra el centenario de uno de los acontecimientos más importantes en la historia de nuestro país, la Reforma Universitaria de 1918, se convirtió en un hito histórico que no distinguió fronteras y unió las banderas de los estudiantes de toda América Latina.

Este acontecimiento, que se convirtió en una verdadera revolución, necesitaba de un contexto social y político que lo permitiera. Nuestro país estaba transitando su primer período de gobierno democrático. En 1912 el Congreso había aprobado la llamada Ley Sáenz Peña, que establecía el voto universal, secreto y obligatorio. Esto permitió que la Unión Cívica Radical, encabezada por Hipólito Yrigoyen, ganara las elecciones de 1916, y terminara con un extenso período de gobiernos conservadores en nuestro país.

La presidencia de Yrigoyen cambió sustancialmente la composición social de nuestro país. Durante su gobierno se empezaron a contemplar derechos laborales, jubilatorios, y en materia de salud. Y en este contexto de ampliación de derechos, la educación no podía quedar afuera.

En este escenario de cambios sociales impulsados por el gobierno, fue que se produjo una de las revoluciones más importante de nuestra historia. Encabezada por un grupo de estudiantes que rechazaban la continuidad del régimen conservador en la Universidad de Córdoba, se elevó un reclamo exigiendo que el sistema educativo acompañara los cambios que se estaban dando a nivel social en nuestro país. Un cambio que apuntaba a una sociedad y, particularmente, a una universidad más accesible e inclusiva para todos.

Este reclamo, este grito, esta revolución, traspasó fronteras; lo que comenzó como una huelga de estudiantes, se convirtió en la exigencia de toda una sociedad, y posteriormente de todo un continente que se embanderó detrás del Manifiesto Liminar para exigir una universidad autónoma, accesible, y justa en más de 15 países.

Si bien el proceso fue largo, y los resultados no fueron inmediatos, el legado que nos dejó esta revolución perdura hasta la actualidad. Uno de los más significativos es el hecho de poder disponer de 47 Universidades Públicas y Gratuitas en nuestro país.

Por último, este clima de conmemoración y recuerdo sobre la importancia de nuestras universidades, me lleva a preguntar por la situación actual de nuestro sistema educativo. Al igual que hace cien años, ¿No estamos ante un contexto que amerita cambios en la educación de nuestros niños?

Considero que la educación es la columna vertebral de toda sociedad. En los últimos años se produjeron cambios sociales, pedagógicos, tecnológicos, entre otros, que afirman la necesidad de un cambio en el paradigma educativo.

En este sentido, al igual que hace cien años, desde un gobierno radical estamos buscando dar respuesta a los cambios sociales. Creo que en Jujuy elegimos el camino correcto; empezamos a desarrollar un Pacto Social por la Educación que involucra a todos los actores, con el cual buscamos mejorar y actualizar nuestro sistema educativo para satisfacer las necesidades de nuestros niños y jóvenes.

Creo que no hay mejor forma de conmemorar el Centenario de la Reforma Educativa, que dar respuestas a las necesidades y a los cambios que se producen en nuestra sociedad, por eso celebro y espero que el Pacto Social por la Educación, sea el inicio de un nuevo paradigma en la educación en Jujuy, y se convierta en un modelo a seguir por el resto de nuestro país.

Compartinos:
21 junio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

“Los peronistas le decimos sí a la vida” por Peronistas por la vida

*por Mariano Pinedo. Alejandro Fernandez. Damian Descalzo. Tomas Richards.

Peronistas x la Vida está conformado por compañeros y compañeras de distintas vertientes del movimiento nacional justicialista, que ante el tratamiento de la ley que legalizaría el aborto en la Argentina y adscribiendo al principio de “salvar las dos vidas”, elaboró un documento político al que están adhiriendo miles de dirigentes y militantes de todo el País.

Este documento sostiene que “no podemos admitir la teoría del mal menor cuando se trata de una vida. No al menos desde el peronismo, que es esencialmente humanista”.

El argumento de la salud pública que avala el discurso sobre la legalización “oculta que las principales causas de mortandad materna en la Argentina son otras y están ligadas en forma directa a la decadencia del sistema de salud público y a las condiciones socio económicas de las madres”, además el 87,2% de las causas de mortalidad materna se producen por causas evitables diferentes al aborto.

Resulta más fácil para los defensores del sistema liberal aprobar esta ley antes que desarrollar e impulsar políticas que tiendan a una mayor igualdad social. En este sentido, “el aborto legal no es un remedio a la falta de oportunidades y la pobreza. La solución al problema de la injusticia económica y social debe darse implementando políticas de prevención, contención y justicia sociales y de distribución del ingreso y la renta.” Por todo esto, “no podemos dejar de alertar que la legalización del aborto impactará sobre la vida de los más pobres y débiles, en lugar
de respetar sus redes de amor y crear la casa que nos cobije a todos, al decir de la compañera Evita”.

Finalmente, la legalización del aborto, “no puede escindirse de disputas de envergadura geopolítica en torno al control poblacional y el diseño del orden mundial neo liberal”, ligado al control de los recursos naturales. En palabras de Juan D. Perón, estos “oscuros intereses internacionales” se ven plasmados en las presiones de los organismos internacionales de crédito.

No es casual que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional se produzca al mismo tiempo que el intento de legalizar el aborto en nuestra Patria.

Peronistas x la Vida convocamos a todos los hombres y mujeres de nuestro movimiento a defender la vida, la paz y una civilización de amor para que no se instale en nuestra Argentina “la cultura del descarte”.

La presentación de este pronunciamiento político se llevará a cabo el día lunes 11 de junio a las 18 hs. en el Centro Cultural “El gran lío” sito en Viamonte 1550, CABA.

*por Mariano Pinedo. Alejandro Fernandez. Damian Descalzo. Tomas Richards.

Compartinos:
10 junio, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

Jauretche y la necesidad revisar la historia para construir el futuro

*Por Marcelo Gullo

Al cumplirse un nuevo aniversario de la muerte de Don Arturo Jauretche creemos conveniente recordar su compromiso con el Revisionismo histórico. Sin el conocimiento de una historia auténtica, repetía sin cesar Don Arturo, es imposible el conocimiento del presente y el desconocimiento de presente lleva implícita la imposibilidad de calcular el futuro. Lo de “ahora” – nunca se cansó de repetir Jauretche- no se puede resolver sin entender, previamente, “lo de antes”. Importa destacar quefue el rescate de la figura histórica de Juan Manuel de Rosas – quien fuera el objetivo táctico principal del primer revisionismo histórico- el elemento que le permitió a Jauretche articular, definitiva y sistemáticamente, su pensamiento: “De mí, puedo decir que sólo he integrado mi pensamiento nacional a través del revisionismo, al que llegué tarde. Sólo el conocimiento de la historia verdadera me ha permitido articular piezas que andaban dispersas y no formaban un todo.” [1]

Desde su conversión al revisionismo histórico, Jauretche se convirtió en uno de los más agudos y perseverantes predicadores de ese “revisionismo histórico” y de la reivindicación de la figura del Brigadier Juan Manuel de Rosas. Fruto directo de esa incansable prédica, fue su libro “Política Nacional y Revisionismo histórico”, un texto que Jauretche construyó con los apuntes de dos conferencias que pronunciara en la sede central del Instituto Juan Manuel de Rosas y en la filial “Fuerte Federación” de la ciudad de Junín en la Provincia de Buenos Aires. En dicho libro, Jauretche afirma: “El revisionismo histórico se ha particularizado en un momento de la historia argentina: el que va del año veinte a Caseros, aunque cada vez se extienda más, hacia atrás y hacia adelante. Su pivote ha sido la discusión de la figura de don Juan Manuel de Rosas y su momento. Explicaremos que no podía ser de otra manera porque es figura clave; tan clave, que la falsificación de la historia hubo de hacerse tomándolo como pivote a la inversa. Nada se puede entender sobre esa época ni lo que ocurrió más adelante, sino se trata de entender lo que significó Rosas.” [2]

En su libro “Ejército y Política” – escrito poco después del derrocamiento del General Juan Domingo Perón el 16 de setiembre de 1955 -, Arturo Jauretche, tratando de explicar el significado histórico de Rosas afirma: “La PATRIA GRANDE resurge por la aparición, en Buenos Aires, de una tendencia opuesta a los directoriales y unitarios, cuya expresión política es Rosas. Esta tendencia, que no se divorcia del pasado hispanoamericano, tiene la concepción política de la PATRIA GRANDE, es celosa del mantenimiento de la extensión, y si bien representa las tendencias predominantes del puerto, comprende la necesidad de una conciliación con los intereses del interior y representa los primeros pasos industrializados del país, en la economía precapitalista del saladero, que es propia.”[3]

Más adelante en el tiempo, en su libro “Política Nacional y Revisionismo histórico” – al que ya hemos hecho referencia -, Jauretche le contesta a aquellos historiadores que, para negar la figura de Rosas argumentan que el Restaurador mantuvo tercamente en sus manos el control de la Aduana tal como habían hecho antes los unitarios y que la verdadera figura que expresó el federalismo, por aquellos días , fue el gobernador de Corrientes, Pedro Ferré, que: “La necesidad de mantener la aduana para conservar el poder unificador que exigía la permanente guerra internacional, como garantía del orden en peligro, es cosa que se olvida, se le impuso cualquiera fueran sus puntos de vista teóricos. Anótese en cambio la ley de aduanas que significó la defensa de la industria del interior, que reverdeció bajo su influencia restableciendo el trabajo estable y organizado en las provincias. Se pretende reeditar un viejo argumento falsificador, presentando a Rosas como a un unitario vestido de colorado, para lo que es necesario aceptar que los cándidos federales se engañaban. Por el contrario éstos eran políticos realistas; tal vez para ellos Rosas no fuera lo más federal pero era lo más aproximado a un federal que podía dar Buenos Aires, pues la opción eran los rivadavianos y sus continuadores. Es cierto que un antirrosista, Don Pedro Ferré, intelectualmente era el federal más profundo, pero éste, en los hechos, actuó siempre a favor de los unitarios, y en política son los hechos y no las ideas abstractas, los que valen.”[4]

Evaluando la figura política de Rosas y la política económica aplicada durante sus gobiernos, Arturo Jauretche afirma: “…con la Ley de Aduanas, de 1835, intentó realizar el mismo proceso que realizaban los Estados Unidos: frenó la importación y colocó al artesanado nacional del litoral y del interior, en condiciones de afirmarse frente a la competencia extranjera de la importación, abriéndole las posibilidades que la incorporación de la técnica hubiera representado, con la existencia de un Estado defensor y promovedor, para pasar del artesanado a la industria.”[5]Esto y no otra cosa es lo que han intentado realizar, en esencia, una y otra vez todos los gobiernos nacionales y populares desde Rosas a nuestros días. Se comprende, entonces, porque Don Arturo nunca se cansó de repetir que, sin el conocimiento de una historia auténtica, era imposible el conocimiento del presente y que el desconocimiento de presente lleva implícita la imposibilidad de construir el futuro.

Compartinos:
12 mayo, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

El G 20 impulsa el aborto por Federico Addisi

*por Federico Addisi

Hace un tiempo desde esta columna de NCN señalábamos que la política exterior del Presidente Macri esta acorde a los centros de poder mundial. Y puntualizamos en los ejes que enumeró al lanzar el G 20 cuyo corolario será la cumbre de presidentes hacia fines de año en Buenos Aires.
Es oportuno recordar lo que decíamos entonces: “Argentina propuso tres ejes temáticos, a saber: – El futuro del trabajo. – Infraestructura para el desarrollo. – Futuro alimentario sustentable (…) abordaremos brevemente el tópico del llamado “futuro alimentario sustentable”. El mismo, entendido en clave del supracapitalismo que venimos analizando, no es otra cosa que la vuelta del neo malthusianismo. Esta es la teoría del economista T. Malthus que sostiene que la población crece en proporción geométrica mientras que los alimentos lo hacen en aritmética. Esto ocasionaría un desfasaje entre la creciente población y los cada vez mas escasos alimentos. ¿Y cuál era la propuesta para solucionar este “problema”?, pues Malthus no dudaba en las bienaventuranza de las hambrunas, las pestes, la guerra y todo aquello que pueda eliminar hombres de la faz de la tierra. Incluso sostenía que el Estado nada tenía que hacer por aquellos más desvalidos (cualquier semejanza de lo que acontece hoy día con niños y ancianos NO ES COINCIDENCIA). Pero incluso fue más allá y proclamó el beneficio de que las clases más bajas de la sociedad no se reproduzcan. Famosa es su frase: “Parece que es una de las inevitables leyes de la naturaleza que algunos seres humanos sufran de miseria. Estas son las personas que, en la gran lotería de la vida, fracasarán”. Hoy en día el Informe Kissinger mediante, sus seguidores -como lo es el eje atlantista del G 20- podemos apreciar esta filosofía en la imposición del control de natalidad, y más llanamente, del aborto. El acceso del Presidente Macri a tratar la interrupción del embarazo en el Congreso como así también lanzar un plan de anticoncepción a gran escala van en línea con lo antedicho”.
Nunca más certeras nuestras palabras toda vez que se dio a conocer las recomendaciones del W20, una especia de foro de mujeres del G20 que elabora conclusiones y propuestas para la cumbre de mandatarios “para lograr la equidad de género en la Argentina”.
Susana Balbo, líder del W20, leyó las conclusiones de la jornada, que incluyen más de 15 recomendaciones de políticas públicas locales para lograr la equidad de género. Estas son algunas de ellas:
– Garantizar servicios públicos y privados integrales de salud sexual y reproductiva para todos los y las adolescentes, jóvenes y adultos.
– No criminalizar el aborto.
Este último punto es “política de Estado” del Gobierno de Macri, aunque éste se haga el desentendido proclamando su oposición al tema pero dejando liberado el debate en el plano legislativo.
Aprobado o desaprobado, el proyecto de ley del aborto demuestra una sola cosa. Mauricio Macri ya cumplió los mandatos del Nuevo Orden Mundial

Compartinos:
26 abril, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

Manual de zonceras de los cultores del aborto por Catalina Fernandez

ZONCERA 1: estar en contra de la legalización es el discurso hegemónico. Afirman que es hegemónico fundándose en el hecho de que lo sostuvo durante todo este tiempo el estado argentino y la Iglesia. Refuto que esto constituya un discurso hegemónico. Estados Unidos y la Comunidad Europea  lo tienen legalizado desde hace mucho tiempo.  Que los países centrales lo tengan legislado, es mucho más importante en términos de hegemonía cultural, política y de opinión en el orden mundial, a que un país como Argentina, inscripto en la periferia, haya planteado otra filosofía lo que, claramente, no genera discurso a nivel mundial. No por ahora.
Los sistemas confesionales (porque no es solo la Iglesia Católica), casi todos en contra del aborto, están en retroceso en el mundo. La mayoría de los seres humanos no suscriben ya a una matriz de ideas ligadas a la religiosidad ni a un sistema moral derivado de esta.
No es el hegemónico, puesto que si así fuera no me encontraría con las miradas de sorpresa y condena de todos y todas. Esto nos muestra una construcción sobre el imaginario de los argentinos/as,  impuesta por los medios como discurso único, políticamente correcto y progresista: no hay otra forma de abordar lo que sucede más que legalizar lo que sucede.
Los generales mediáticos, la mayoría han puesto este debate como central y, en casi todos los casos, con una posición inclinada a favorecer la legalización y a insinuar que cualquier otra postura es autoritaria. Como bien sabemos,  la opinión pública en todas las grandes urbes las forman estos medios, lo que vendría a explicar las miradas asombradas cuando se intenta esbozar otra mirada y a explicar el porqué de la condena. A mí, en cambio, lo que me sorprende es la falta de criticismo con el discurso unívoco mediático.
Entiendo que los medios son parte del poder económico mundial y actúan según sus directrices. Algunos, en el debate caliente de redes, mencionaron ya sea argumentando a favor o en contra, a la ONU, el Banco Mundial y la OMS, organismos internacionales que intentan uniformar las normas en todos los países, por lo menos de los denominados occidentales, pasando por encima de las culturas y la autodeterminación de los pueblos, como promotores de la legalización del aborto. Hay más: ya mencionamos a los países centrales y tenemos que agregar a la Fundación Soros, la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller, todos lobbistas en pro del aborto. El Informe Kissinger de 1974, memorando de seguridad nacional 200, y el informe de la Comisión Rockefeller de 1972, conocidos por todos los que se precien de peronistas, sobre el tema del control de la población en el tercer mundo, son herramientas que se ocultan en el debate. Al entender Estados Unidos que el desarrollo poblacional era una amenaza para su seguridad nacional, trazaban distintas estrategias para su control. Entre otras, el memorando secreto decía: “Ningún país ha reducido su población sin el recurso del aborto”. Esto forma parte del pasado?. De ninguna manera, las fundaciones antes mencionadas siguen siendo generosas inversoras de todo lo que sea control poblacional. No es un secreto que los países imperiales demostraron siempre una preocupación “digna de encomio” por las tasas de natalidad en los países periféricos, por cuestiones que tienen que ver, obviamente, con el control de los recursos naturales y su distribución. Para ellos sobra una parte del planeta, y somos nosotros, y de nosotros, los más pobres. Por eso, las firmes posiciones políticas de Perón al respecto. En 1973, Perón decía que Argentina estaba “siendo sometida a un sutil plan exterior de LARGO ALCANCE para despoblarla de hombres y mujeres en edad útil” apoyado en una campaña psicológica y material.  De este pensamiento, nacen las posiciones argentinas en las Conferencias de Población, en las que se opone a la visión demográfica de los países centrales. Esas voces se repiten geopolíticamente en la actualidad. En el caso de Latinoamérica, tanto Ortega en Nicaragua, como Correa en Ecuador, Chávez en su momento,  se pronunciaron en contra de la legislación pro aborto.  A estas voces se agregan la de algunos países no occidentales y no liberales en términos culturales. Y si nuestro pensamiento tiene que ser pensamiento situado, lo primero que me interrogo es por qué todos estos presidentes se han opuesto. Es triste que esa eugenesia social sea bandera ahora de algunos sectores del movimiento popular como si se tratara de enarbolarla en aras de la libertad, cuando en realidad replican y reproducen la agenda de los grupos trasnacionales para América Latina. Dato de color: Recordemos que el hijo de Bush le trajo a NK el libro de Malthus como regalo.

ZONCERA 2: Queremos la legalización por las mujeres humildes que mueren en abortos clandestinos.
Esto me suena a que esa cosa espantosa repetida por un  sector de la sociedad argentina, de que las madres en las villas se embarazan para cobrar la AUH, lo que no resiste el menor análisis, es secundada desde el progresismo liberal de la PEQUEÑA burguesía, por “matemos pobres legalmente porque sino se nos mueren las madres en abortos clandestinos”. Sería interesante conocer la opinión de esas mujeres, por demás luchadoras, sobre el tema, porque las voces que más se escuchan son las del sector que se arroga su representación. Por lo general, cuando he hablado con ellas, existe una sola razón para que se planteen abortar: no poder dar de comer al niño por venir.
Vemos que para el imperio la solución es simple: que no se reproduzcan los pobres. Para nosotros, inscriptos en OTRA línea de pensamiento, debería ser más complejo, debería ser pensando en términos de justicia social, para que nadie aborte por razones tan terribles como la indignidad en la que viven. Además me pregunto, qué decisión está tomando la mujer que aborta porque no tiene las condiciones para llevar adelante un embarazo y un hijo. Es la falsa libertad del sistema capitalista: la libertad de morirse de hambre, al decir de Perón. En este caso, la libertad de abortar el hijo que en realidad querría tener. Me parece terrible que muchas se dediquen más a hablar de las que quieren abortar por razones personales (no lo quería, mi cuerpo es mío) que a la realidad trágica de las mujeres que quieren ejercer la maternidad y se les dificulta hacerlo.

ZONCERA 3: Es de raíz popular la lucha por la legalización del aborto.
La exaltación de los derechos individuales es impuesta desde la agenda filosófica liberal global.  Los movimientos populares siempre se dedicaron a la lucha por las mayorías; y de ninguna forma han alcanzado sus objetivos frente al sistema capitalista mundial, que hoy es más cruento y anticivilizatorio que nunca. En cambio, la defensa de los derechos de las minorías, por sobre los de una comunidad situada, fue parte siempre de la agenda que se propugna desde las usinas de pensamiento dominante. Y yo me pregunto por qué. Y, perdón, me respondo: por un lado, para que dejemos de lado los ejes principales de la lucha, para fragmentar y dividir, pero también porque esta agenda forma parte de la sociedad global que intentan crear, pasando por encima de la cultura más profunda de los pueblos. No estaría mal recordar (porque evidentemente en el camino a muchos se les olvidó) que el individualismo a ultranza es liberal, filosofía que es la base del sistema capitalista, y NO forma parte doctrinaria del peronismo, nuestro movimiento nacional. Por el contrario, este se plantea el equilibrio entre las necesidades del individuo y los de la comunidad en la que habita. Esto es, por ejemplo, la propiedad en función social. Los que reducen la discusión sobre el aborto a una cuestión personal, cometen una equivocación de carácter liberal. Ninguna demanda está escindida de qué tipo de Estado queremos construir, que nos conviene en términos políticos como Estado, y que filosofía sustenta ese Estado. De hecho el Estado peronista intentó cambiar la matriz filosófica del estado liberal en la Argentina. Este punto, que se toca con el anterior, es parte de la discusión. Porque entiendo que la presión por instaurar este individualismo o sectorialismo a ultranza y la preocupación por la sobrepoblación de los países periféricos, forman parte de la agenda imperialista, y están íntimamente ligadas entre sí. Como parte de un movimiento antiimperialista tengo la obligación de preguntarme qué es lo que pretenden. Y por qué este debate es parte del sistema de ideas de los lobbistas internacionales del capitalismo mundial. Baste como ejemplo, que en realidad la legalización en Estados Unidos fue propugnada por los sostenedores de la eugenesia social, y no una conquista de los movimientos feministas. Leánse sino las declaraciones de Osborn y el caso de Mary Doe
.
ZONCERA 4: Como existe, hay que legislarlo.
Nos encontramos frente a reaccionarios y sostenedores del statu quo. Eso es creer que la ley es unidireccional, que la ley solo interpreta realidades y no es capaz de crear y transformar. Entonces no hay posibilidad de un estado político que cambie el statu quo de la sociedad injusta. La ley transforma realidades. Por eso es más importante pensar un sistema de leyes justas que protejan a todos los seres humanos y no acotarnos a lo que el sistema mundial nos impone. Que en síntesis es matemos pobres en forma legal. ¿No es mejor tener un estado que proteja a los vulnerables, que proteja la natalidad, que, en el caso que sea no deseada (insisto, este punto es más atribuible a un sector de la clase media que a los humildes) genere un sistema de adopción justo para que esos seres puedan vivir y vivir con amor?.

ZONCERA 5: si el niño es no deseado mejor que no exista.
Sobran las palabras.

ZONCERA 6: Sostener la vida desde la concepción es de derecha.
Como peronista detesto esa malformación que nos hace discutir como si estuviéramos parados en París, en 1789, mirando la asamblea nacional francesa. Macri es liberal. Por eso abrió esta discusión. Porque es liberal y también porque quiere desviar la Argentina hacia esta dicotomía que no es menor. Ese es el estilo Rockefeller y el estilo Kissinger, no solucionemos el problema con creación superadora donde todos puedan ser felices; eliminemos a los pobres, la sociedad del descarte. La legalización del aborto es de liberales; la realidad es incontrastable. De liberales de izquierda y de liberales de derecha, como bien lo señalan hoy los rusos. Y también todos los que se oponen al manejo actual del mundo.
Me parece que darle una mirada más política al tema en cuestión es necesario para todos los que se consideren cuadros políticos. No me resigno a que no inventemos, a que no pensemos, a que no busquemos un marco de justicia para todas las vidas existentes y por existir en este país maravilloso.

CATALINA FERNANDEZ RIVERO

Compartinos:
13 abril, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

El reproche de los derechos por Mario Mintz

He decidido escribir sobre el tema remuneración de los Legisladores Nacionales, para aclarar conceptos más que cifras, sobre las mencionadas sumas que se difunden día a día en la popular prensa argentina. Se rasgan las vestiduras diciendo y hablando de la Inmoralidad por la alternativa de los pasajes convertidos en dinero. Que los diputados tienen que trabajar más, que son vagos e inoperantes y una catarata de disparates e insultos infundados sobre quienes nos representan para tomar decisiones políticas y legislativas. “Deben ganar lo que gana un maestro”, dice un sector de la izquierda que con sus utopías solo maneja ideales irrealizables. Algunos en los medios se desesperan con esa información en resaltar su propio protagonismo e ignorancia más que la noticia en sí. Con ese árbol quieren ocultar el bosque.

En publicaciones anteriores de nuestra revista editada en papel a fines del 2016 el lector podía encontrar los parámetros y comparaciones con las dietas de los legisladores internacionales y ver el atraso que tenían los propios dentro de la región, por lo pronto repetirlas ahora sería una redundancia y antología periodística. Aún en estos días los nuestros están por debajo de la mayoría de los parlamentarios del mundo. No dejo de ver que nuestra sociedad, nuestros trabajadores, también lo están, y ni hablemos de nuestros jubilados que cobran el 30 % a valores iguales de lo que cobra un jubilado europeo. Nuestras pymes, asfixiadas de cargas impositivas, de pobreza estructural y la desocupación y millones de planes sociales y etc.etc.etc.  Eso nos convierte en tierra fértil para el propósito de la desinformación.

En Argentina se suele dar un estigma sobre esas dietas y los privilegios. Yo lo llamo el reproche de los derechos. Cuando alguien puede algo que nosotros no, ahí aparece.

Reprochamos hasta que lo obtenemos.

Es la norma, y es el deseado prestigio inalcanzado desde hace años, son los representantes de la sociedad argentina, o quien critica esta actitud de canjear los pasajes por dinero, si se le diera en su empresa, si tuviera la posibilidad, ¿ no lo haría?

¿Por qué somos tan mal pensados? ¿Todo es corrupción o deseo que así sea? ¿Por qué no pensar que si viaja en automóvil puede usarlo para pagar el combustible? ¿Se tiene real idea de lo que es cumplir la función legislativa en un país desarmado y peleado constantemente por dos proyectos a los que no les interesa el bienestar común sino la conquista del poder?

Hacer silencio desde aquí seria consentir lo que se informa erróneamente y con calidad de escándalo sobre lo que habitualmente y en forma sistemática llega a la espiral informativa de nuestro país y genera un desprestigio innecesario y cruel… que lo torna peligroso ante las opiniones del funcionamiento de la democracia. Se la desgasta innecesariamente. Es un acto de injusticia moral.

A mediados del año pasado por resolución del presidente de la Cámara Dr. Emilio Monzo, se duplicaron los gastos de representación de los diputados nacionales y los montos que recibían para utilizar en pasajes, a pedido de casi todos los presidentes de bloque, a excepción del bloque renovador que critico la medida. Oportunismo político o demagogia conceptual, lo cierto es que los disidentes igual cobraron el beneficio.

Los legisladores nacionales no cobran sueldo, reciben una remuneración llamada Dieta que está compuesta por una suma fija, más 20 Pasajes aéreos y 20 terrestres con valores promedio cada uno de un tramo a la provincia de Córdoba, Gastos de representación que brinda y fija la Presidencia de la Cámara según la ocasión en que se utilicen, y una cifra del 14 % sobre su dieta por desarraigo para aquellos diputados o senadores que tengan su residencia a más de 100 kms del Congreso Argentino.

Un dato para destacar es que la remuneración de los legisladores se actualiza con las paritarias de sus empleados. En épocas no muy lejanas los empleados legislativos ganaban de acuerdo a lo que cobraba el legislador y sus aumentos se producían cuando el legislador se aumentaba sus remuneraciones. Ese porcentaje se trasladaba al personal. Hoy, atribuible seguramente a los esfuerzos y negociaciones de los líderes sindicales de APL, el legislador se aumenta con los porcentajes de incremento del sueldo del personal.

Único caso en el mundo donde los empleados con “sus decisiones” manejan las dietas de los integrantes electos constitucionalmente de las Cámaras.

Podría en esta columna llenarlo de números que no serán nada más que eso, la esencia no es cuánto gana o cobra un legislador, la esencia es como se produce un cambio en las leyes que protejan al ciudadano, que le marquen las pautas de convivencia social y moral, que se produzca educación y cultura para bajar la pobreza. Que el periodismo informe a fondo sobre los problemas del país y no que sea un escándalo si transformo lo suyo ( los pasajes) en dinero. Pitrola, referente del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) , se subió a la corriente de los dichos de la prensa y dijo en una radio “Una diputada como Carrió que los canjea todos por dinero, este año va a reunir sólo en el rubro pasajes 480.000 pesos. Ella lo discutió conmigo y me dijo que no le alcanzaba para pagar la tarjeta, es absurdo que el pasaje se canjee por dinero si no se usa, ¿Por qué el Estado tiene que pagar un pasaje que no se usa?”. Cuando escuche esas palabras en la boca de Néstor pensé , – esta Carrio, siempre con sus ironías, – También imagino que lo peligroso es que no fuese una ironía de Carrio. Es necesario recordar que Néstor Pitrola, no fue reelecto en estas últimas elecciones como Legislador, y lo remarco no como antecedente a su falta de capacidad y honradez, actos indiscutidos por toda la comunidad política, sino porque es la misma sociedad la que apoya en este caso los canjes de la Dra .Elisa Carrio. El resultado de las urnas fue terminante: Carrio 51 % Pitrola 4 %.

Para Pitrola son pasajes, y no son moneda de cambio, para Carrio parte de la dieta, dos formas diferentes de distinguir la realidad.

La constitución les da derecho a los Legisladores a percibir una Dieta mensual. La suma fija, los pasajes, los gastos de representación, los gastos por desarraigo son los elementos que componen esa dieta. También le da obligaciones, que son la de generar bienestar social, cuidar los bienes del patrimonio nacional y sobre todo generar bases de educación, salud, justicia, dignidad. No busquemos camorra, no rompamos los equilibrios, no desinformemos. Los números son lo de menos, solo valen las actitudes. Y seguramente algunos confunden como mostrar esa crítica a los resultados lentos del congreso argentino. Se conforman con la bagatela de escandalizarse. Me gustaría que la prensa no banalice más las actitudes y   le informe a la ciudadanía, como se discute una ley y como nuestro país corre riesgo de estar inmerso en la tirantez de dos proyectos de Nación, que hace apocalíptico el pensamiento de creer que nunca se solucionara.

Mario Mintz

Compartinos:
29 marzo, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments

“Extraña forma de entender el servicio público”, por Pamela Verasay

Para constituir una república es condición necesaria, no suficiente, la división de los poderes. Un principio rector de la obra de John Locke* es la situación donde los poderes se controlan entre sí, logrando salvaguardar la soberanía entregada por el pueblo.

Dentro de esta separación de poderes, el Poder Judicial presenta en su organización, una serie de condiciones y tratamiento particulares que lo distingue de los otros dos, es que quienes pensaron la organización de nuestro país, sostuvieron que los jueces para impartir justicia debían tener características especiales y por lo tanto prerrogativas especiales que acompañaran ese cargo para el cumplimiento de sus obligaciones. Los jueces deberían ser probos, idóneos e independientes de cualquier influencia que pudiera condicionar su labor; deberían tener dedicación exclusiva, sin que ninguna otra actividad pública o privada pudiera distraerlo de su vital función, con una sola salvedad, los administradores de justicia están habilitados para enseñar, pues consideraban que la actividad docente de un juez garantizaba la excelencia y la mejora constante en el mismo sistema.

Ante tanta responsabilidad, estas prerrogativas se pensaron no como una compensación, sino como herramientas para garantizar las condiciones de independencia, transparencia y equidad en el dictado de los fallos. Algunas de estas fueron un sistema pétreo para las remociones, fueros especiales, retiro o jubilación voluntaria, remuneración acorde al alto cargo e intangibilidad de sus haberes, entre otros. Con el devenir de la historia, muchas de estas prerrogativas se fueron ampliando de acuerdo a las interpretaciones de los mismos actores judiciales; así fue que la “intangibilidad” se transformó en la exención de todo tipo de impuestos y cargas sociales; la posibilidad de tomarse licencia cuando lo consideran necesario, se transformó en la discrecionalidad de asistir a cuanta convención, capacitación o charla que se pueda dar en el mundo; la posibilidad de dictar su propio calendario de trabajo devino en licencias anuales y la paralización del sistema judicial durante un mes y medio; el tener un salario acorde a la función se transformó en la posibilidad única de indexar y actualizar sus haberes de forma automática sin el requisito de discutir ni acordar con otros los poderes. Y así podríamos seguir describiendo como, a mi entender, se pasó de un sistema de garantías para la administración de justicia independiente a un esquema de privilegios que no tiene justificación.

Hoy nos enteramos de que el Señor Juez de la Suprema Corte Omar Palermo, ganó una beca muy prestigiosa para poder ir a estudiar a Alemania y con tal fin tomará una licencia de seis meses. Sería conveniente reflexionar sobre el sentido de la oportunidad y el mensaje que se le transmite a la sociedad, que critica y desconfía de los privilegios del Poder Judicial. Ausentarse durante 6 meses con la excusa de perfeccionarse es por lo menos, cuestionable. ¿Cómo puede ser que un miembro del máximo tribunal se toma el tiempo de buscar, postular, acceder a los requisitos, estudiar y desarrollar las propuestas para ese post doctorado sin desatender sus obligaciones?, tratándose de una persona que está en la cumbre de todo el sistema judicial de la Provincia.

Si muchos ciudadanos cuestionamos la licencia otorgada al Juez Palermo, es para proteger al Poder Judicial, es probable que el accionar del Juez haya causado más perjuicios que beneficios a los ciudadanos mendocinos. Su exégesis del abolicionismo es una promesa de impunidad a favor del delincuente. No obstante, esta opinión sobre su labor, el Juez de la Corte tiene un compromiso con los ciudadanos para impartir justicia, ya que forma parte de una de las tres cabezas en las que se divide el poder del estado. Uno pudiera esperar, diferencias profundas al margen, una mayor compresión de su parte por la importancia del lugar institucional que ocupa, pero el Juez tiene una extraña forma de comprender el servicio público, una bastante egoísta y enfocada en su persona.

La deformación de las condiciones especiales, devenidas en beneficio personal, dañan a un poder fundamental de la República, si siente que el máximo cargo no está a la altura de sus expectativas personales no estaría de más un paso al costado.

*Jhon Locke: Filósofo, pensador y teórico político del Siglo XVII, autor de una valiosa bibliografía entre esta: Dos tratados sobre el gobierno civil, en el segundo de los tratados desarrolla la teoría de la división de los poderes del estado, en poder legislativo, ejecutivo y judicial.

PAMELA VERASAY

Senadora Nacional por Mendoza (UCR-Cambiemos)

Compartinos:
29 marzo, 2018|Columnas de Opinion|0 Comments
Load More Posts